jueves, 31 de julio de 2008

martes, 29 de julio de 2008

HARTA DE MALAS NOTICIAS


Recuerdo la época del Diari de Tarragona. Mi artículo iba pegado , casi literalmente, al de Gustavo. Gustavo cuenta historias algo surrealistas que te hacen sonreír. Rescato de aquella época un pedacito de un artículo. Sólo pretendo que mi entrada de hoy sea una especie de antídoto de tanta mala noticia.




"Hoy quería contarles una historia, distinta de las que cuenta Gustavo, que va de compañeros y ventanas. Así me la enviaron y tal cual la relato.


Dos hombres, ambos muy enfermos, ocupaban la misma habitación de un hospital. A uno se le permitía sentarse en su cama cada tarde, durante una hora, para ayudarle a drenar el líquido de sus pulmones. Sólo esa cama daba a la ventana de la habitación. El otro hombre tenía que estar todo el tiempo boca arriba. Los dos charlaban durante horas.


Cada tarde, cuando el hombre de la cama junto a la ventana podía sentarse, pasaba el tiempo describiendo a su vecino todas las cosas que podía ver desde ella. El hombre de la otra cama empezó a desear que llegaran esas horas en que su mundo se ensanchaba y cobraba vida con todas las actividades y colores del mundo exterior. La ventana daba a un parque con un lago. Patos y cisnes jugaban en el agua mientras los niños lo hacían con sus cometas. Grandes árboles adornaban el paisaje y se podía apreciar una bella vista de la ciudad. Mientras el hombre de la ventana describía todo esto con minucioso detalle, el del otro lado de la habitación cerraba los ojos e imaginaba la escena.


Pasaron días ... semanas.


Una mañana, la enfermera entró con el agua para bañarles y encontró el cuerpo sin vida del hombre de la ventana, que había muerto plácidamente mientras dormía. El otro hombre pidió ser trasladado a la cama que daba a la ventana. La enfermera lo cambió. Se aseguró de que estaba cómodo y salió de la habitación.



Lentamente y con dificultad, el hombre se irguió sobre el codo, para lanzar su primera mirada al mundo exterior... y se encontró con una pared blanca. Cuando la enfermera entró de nuevo, el hombre le preguntó por qué razón su compañero muerto describía cosas tan maravillosas como irreales. La enfermera le explicó que el hombre era ciego y que no habría podido ver ni siquiera la pared. "Quizá sólo quería animarle a usted".



La historia se titula “Compartir”. Compartir es un verbo que desbarata la lógica matemática. El dolor compartido divide entre dos la pena, pero cuando lo que se comparte es la felicidad el dos multiplica. Como el hombre de la cama junto a la ventana, podemos quedárnosla o “ir a medias”.


El de la cama junto a la ventana fue a medias con su compañero de habitación hasta el último día. Cada día es hoy y hoy es presente, obsequio. ¿Por qué no operar con la lógica del amor?.



Pensaba que de cuando en cuando podríamos aparcar –aparcar no es sinónimo de olvidar-la violencia que nos envuelve, el malhumor justificado, los acontecimientos que nos angustian, nuestros miedos reales... y seleccionar alguna buena noticia de las que no salen en los informativos. Y decirse “hoy voy a ir a medias”, “multiplicaré o dividiré según convenga”.



“Ir a medias” con nuestros habituales: los que nos topamos recién salidos de la cama, los que nos ponen o nos cobran la gasolina, los colegas del trabajo y de los minutos del café , los de la cola del súper, los que están al otro lado del teléfono...


Y contagiar el “ir a medias” con los que hemos ido a medias. ¡Quién sabe! Tal vez se ponga de moda vivir desdoblando lo que nos hace sentir bien y replegando lo que enturbia las relaciones humanas. Suena utópico, pero ¡quién sabe!


¿Recuerdan la canción?. “Si tú eres así, qué suerte que ahora estés junto a mí”.


Que pasen un buen domingo ( martes) , a poder ser compartido. Y un saludo multiplicado o dividido – según convenga- a mi compañero de página.""






lunes, 28 de julio de 2008

MICROCUENTO DE DRIVER

EL ARTE DE NAVEGAR ENTRE LOS ASTROS.




Conferencia de Pedro Duque, astronauta español, en la Universidad Politécnica de Madrid.


Escucho una compleja disertación sobre la técnica empleada por los humanos para navegar por el sistema solar. Una especie de partida de billar, donde las bolas son los astros, el tapete el espacio, las naves espaciales la bola negra y las leyes de la mecánica la explicación al movimiento.
Salgo al aparcamiento y me encuentro al conferenciante con una rueda pinchada.Le ayudo a cambiarla. Acabamos los dos con las manos llenas de grasa.


Le pregunto cómo se ve la Tierra desde el espacio.…


Se le iluminan los ojos.


Y me cuenta el momento más feliz de su vida.


A trescientos cincuenta kilómetros de altura. Orbitando. Escuchando a Vivaldi.


Me dice que la Tierra se ve como una burbuja azul que flota en el cosmos. Que el agua domina el conjunto. Que la desembocadura del Nilo es un cuadro impresionista. La costa este americana por la noche , un baile de luciérnagas. El Mediterráneo, verde y azul a la vez. Los Alpes reflejan luz. Arabia una manta amarilla con motas verdes. Amazonia un estallido.


Y no hay fronteras.…

Apretamos la última tuerca.


Pedro se marcha a su casa, feliz con sus recuerdos.


Yo sigo conduciendo.

Atentamente.

Driver.

viernes, 25 de julio de 2008

Don Bernabé Tierno:un clásico

Lo he leído en la revista "Padres y colegios". Es breve y puede dar alguna idea . Las vacaciones son muy largas y a veces necesitamos refrescar la memoria.


El decálogo que ofrezco a continuación puede ser una guía sencilla y eficaz, si somos capaces de aplicarlo. Está en línea con la psicología educativa positiva que practico desde hace tiempo.

1.-Jamás convertirse en otro adolescente, imitando sus actitudes desafiantes, su inmadurez, sus desplantes o sus malos modos. Hay que situarse en un nivel superior, dando a entender al educando que sólo le escucharemos si se comporta de la forma educada, respetuosa y tranquila con que nosotros lo hacemos.


2.-Al adolescente le tranquiliza saber que los educadores también fuimos adolescentes y cómo nos comportábamos, los problemas que teníamos y las discusiones que manteníamos con nuestros padres. Tener con ellos estas confidencias ayuda a que nos cuenten sus problemas y nos vean más cercanos.



3.-El adolescente necesita ejemplos vivos de calma, de autocontrol, de madurez y de capacidad de diálogo. Aprenderán a respetar y a ser coherentes de nuestro respeto y coherencia.



4.-Darle ejemplo de empatía, de comprensión y de buen entendimiento, poniéndonos en su lugar y dándoles la razón en algunas cosas es primordial. El adolescente necesita sentirse valioso y capaz y que se lo reconozcamos los adultos.



5.-Jamás se debe corregir en público a un adolescente, pues dado su gran sentido del ridículo, susceptibilidad e inmadurez y suspicacia no perdonaría jamás nuestra actitud. Mejor las reconvenciones en privado.



6.-Hay que dejar “la pelota” de la responsabilidad en su campo; que tome sus decisiones y cargue con las consecuencias de sus actos es fundamental para que no pueda librarse de responsabilidades. Añadir a esto el que nos vean limitados y con defectos y que sepan que también los adultos nos equivocamos.



7.-Dejarle claro al adolescente que le apreciamos y queremos incondicionalmente, pero que eso no significa que no le exijamos responsabilidad y autodisciplina. Tiene que aprender a hacer muchas cosas que no le gustan, pero son necesarias para su formación.



8.-Formar hábitos desde la infancia: ser ordenado, hacer amigos, saber respetar, organizarse, ser responsable, etc. Hacerse cargo de sí mismo y estar al mando “de su propia vida”.



9.-Enseñarle a buscar soluciones y alternativas, escucharles, ser dialogantes, llegar a pactos y acuerdos, encontrar siempre puntos de encuentro y jamás mostrarnos como en posesión de la verdad.



10.-Esperar siempre lo mejor del adolescente, creer y confiar en él. Admitir sus críticas y puntos de vista sin perder la calma y jamás perder con ellos el sentido del humor. Trabajar con ellos el contenido de mi último libro Los pilares de la felicidad, de la editorial Temas de Hoy.

Un comentario que merece un post

OTRO MINICUENTO DE DRIVER




EL SALTO



La alegría. En estado puro. Era ella.





Todas las ciudades del mundo tienen una avenida donde salta una niña.Las baldosas de la avenida eran blancas y azules. Una baldosa azul y tres baldosas blancas. Una y tres. Azul y blanca.


El camino de casa al colegio pasaba por la avenida bicolor. Era el mejor momento del día. La niña del cuento se disponía a cruzarla. Se concentraba, pues cada día lo hacía de una forma.


Los lunes de una en una; azul-blanca-blanca-blanca-azul.


Los martes de a dos sin retroceso; azul-blanca, blanca-blanca, azul-blanca…


Los miércoles de a dos con retroceso, azul-blanca, blanca, blanca-blanca, blanca, blanca-azul, azul…


Jueves, día de libertad, sin orden: blanca o azul, azul o blanca, blanca o azul, azul o blanca.


Viernes, con ritmo: blanca y azul, azul y blanca, azul y/o blanca, blanca y/o azul.


Sábado: no hay colegio pero toca también. Blancas con blancas.Azules con blancas.


El cielo azul.Las nubes.Blancas.


Las niñas de los cuentos aprenden solas las canciones de la vida.Cantan entre los huertos las melodías de los colores.Precipitan los ritmos ancestrales.


La educación oficial se concentra en la tabla de los contenidos y los continentes.


La educación natural se fija en las tablillas rojas del vallado de la casita, en la bisagra verde de la cancela, en las baldosas bicolores de las avenidas.


Los papás de la niña del cuento, la matricularon en un colegio donde el ejercicio físico era muy importante.Al final de cada trimestre se organizaban competiciones deportivas, donde las ganadoras eran dignificadas con las hojas de los laureles de un bosque que se extendía alrededor de la ciudad.


La niña del cuento tenía unas piernecillas de goma, pues de tanto saltar, sus músculos se habían plastificado para siempre.


Cada vez que tenía que coger algo de la alacena, procuraba que estuviera en el último estante, para así, obligarse a saltar.Si estaba paseando con una amiga y jugaban a coger flores, siempre se lanzaba a por las más altas.


La niña del cuento corto se dirigió con sus papás al festival deportivo del colegio.Como la niña de la ciudad rodeada de laureles era pequeña, sus profesores le habían encomendado la tarea de llevar agua a las niñas mayores.Así que la niña del cuento iba y venía con sus botellas de agua mineral, de un lado para otro. Saltando.


Las niñas mayores, los papás de las niñas mayores y los profesores contratados por los papás de las niñas mayores, se tomaban las competiciones muy en serio.


Las niñas para hacerse mayores se tienen que responsabilizar, dominar sus emociones y disciplinarse.


Para conseguir este objetivo nada mejor que competir. Competir para ganar.


Las niñas mayores de la ciudad donde había avenidas bicolores, saltaban para ganar. Así que la técnica consistía en coger carrerilla, lanzarse a toda velocidad, elevarse sin pisar la raya blanca y caer en el cajón de la arena, lo más lejos posible de la marca blanca.


Tan fácil y tan complicado a la vez.


Conforme avanzaba la competición, los aledaños de la pista se poblaban de niñas tristes que habían sido eliminadas. Las unas por pisar la raya blanca, las otras por no alcanzar la marca de 180 cm considerada como mínima.


La tensión aumentaba conforme la marca de clasificación era mayor.Con los 185 cm una niña mayor con cabellos rubios lloró amargamente. Con los 190 cm una oleada de adrenalina se apoderó de la tribuna de los padres. Con los 200 cm los profesores del colegio empezaron a sentir que estaban en las Olimpiadas.


Al final de la competición se entregaron los premios a las ganadoras y se recogieron las lágrimas de las perdedoras.


La niña pequeña de nuestro cuento se había pasado la tarde llevando agua a las niñas mayores, a las que lloraban y a las que estaban muy serias.


Había algo que no comprendía. Si saltar era tan divertido, por qué no había ni una cara alegre.


Tenía que hacer algo al respecto.Tal vez las grandes decisiones de la historia se tomaron así, de una forma sencilla.


Si la Tierra es redonda, navegando hacia el este, volveré por el oeste.Si la manzana cae sobre mi cabeza, será porque algo la atrae.


SI LO BELLO ES EFIMERO, LA BELLEZA ES ETERNA.


La niña le dijo a su padre que mirara. Se dirigió a la pista para saltar con alegría. Se concentró como cuando tenía que pasar por la avenida bicolor.Tomó carrerilla, batió alegremente la zancada y voló.


Blanca-blanca-blanca-blanca-blanca.Azul.


La alegría.


En estado puro.


Era ella.

La felicidad por la ruta del amor







Ayer colgué alguna pincelada del pensamiento del Doctor Serrano. Hoy, como cada día, me ha llegado un e-mail con noticias del Santo Padre. El Papa trasciende; no se queda anclado en el individuo. Incide, una vez más, en lo que está siendo la tónica de su pontificado : el amor... y el Amor.


Pensaba que cualquier cosa, cualquiera, incluso la más insignificante, la que pasa desapercibida a los ojos de los hombres, puede conjugarse con el verbo amar. Hacer lo que sea, pero amando. Y las cosas, que antes eran globos pequeños, se hinchan hasta poder lanzarlos. Cada "tontería"- o lo que el mundo califica como tontería- , hinchada con amor, es un globo que vas soltando . Y sube hasta que desaparece de nuestra vista. Amar o no amar; esta es la cuestión.



El Papa y el amor
24/07/2008


Abrirse "a la fuerza del amor de Dios" para transformar el mundo. Ha sido una de las peticiones de Benedicto XVI dirigida a los jóvenes en la vigilia de la Jornada Mundial de la Juventud.


"Madurad vuestra fe a través de vuestros estudios, el trabajo, el deporte, la música, el arte. Sostenedla mediante la oración y alimentadla con los sacramentos, para ser así fuente de inspiración y de ayuda para cuantos os rodean".


Después de confesar a los jóvenes que se sentía “muy feliz” por estar con ellos, les recordó que "la vida, no es un simple acumular, y es mucho más que el simple éxito"."Estar verdaderamente vivos es ser transformados desde el interior, estar abiertos a la fuerza del amor de Dios. Si acogéis la fuerza del Espíritu Santo, también vosotros podréis transformar vuestras familias, las comunidades y las naciones".


Refiriéndose a los dones del espíritu, alentó a los jóvenes a reconocerlos: "Liberad estos dones. Que la sabiduría, la inteligencia, la fortaleza, la ciencia y la piedad sean los signos de vuestra grandeza".


El discurso del pontífice ha sido calificado por Giovanni Maria Vian, director de "L'Osservatore Romano", diario de la Santa Sede, como "uno de los más bellos del pontificado".




miércoles, 23 de julio de 2008

Gracias.

Le he pedido permiso a Driver si podía publicar un comentario suyo. Cree en la gratuidad de la literatura, como los trovadores medievales... y me ha dicho que sí. No sé si Driver considerará que mi interpretación coincide con el fondo de su relato. Pero me conforta pensar que el hombre, como las gaviotas, puede amar a su Creador ... rezar desplegando sus alas como una ofrenda, haciendo todo aquello para lo que ha sido creado.

La gaviota agradece la brisa del mar, los últimos rayos del sol, el descanso al acabar la jornada, el espléndido panorama que su Creador le regala cada día. Y después vuela. Vuela libre, vuela agradecida de ser capaz de volar alto. Su agradecimiento es su pregaria. Su pregaria es contemplativa, sosegada. Su pregaria es sencillamenente decirle a Dios ¡Gracias!.

Gracias también a ti, Driver.

"Si le preguntas a las gaviotas por las leyes que rigen la aeronavegabilidad, ninguna te responde. Resulta imposible entablar con ellas una conversación sobre las leyes de Newton. Son gaviotas.

Pero si te acercas al atardecer a cualquier puerto de la costa, puedes aprender a rezar.

Es cuestión de mirar detenidamente....Cuando la Gran Bola Amarilla roza la línea del horizonte, estas aves se situan en las barandillas de los paseos, en los mástilles de los veleros, y esperan.

Las masa de aire recalentadas por el poniente dejan espacio a los frescos volúmenes de las capas altas de la atmósfera; corre el viento fresco del atardecer.Y en esos momentos son cuando las gaviotas rezan. Alzan el pescuezo, sienten la brisa, y tras una jornada donde el Creador les ha regalado vida y alimentos, extienden sus alas, se dan impulso y vuelan majestuosamente. Trazan sobre el puerto trayectorias de agradecimiento, círculos de respeto, espirales sentidas.

Son justas con su Creador....

Las buenas gaviotas son libres. No dejan de rezar ni un sólo día."

lunes, 21 de julio de 2008

Laicismo en los medios de comunicación

Noticias del corazón, sucesos, la crisis (perdón, la recesión), el lío que se traen Zp y Rajoy y etc,etc, etc. Pero del Papa en Australia, nada. O sea, si eres católico, te interesa saber lo que ha dicho Benedicto XVI a los jóvenes y a los no tan jóvenes.... ¡ah!.. se siente... estamos en un país laicista ( no confundir con laico). Hay libertad para todo. Pero si eres católico practicante (eso también hay que especificarlo), sigues casado con el mismo cónyuge, tienes hijos y contemplas la posibilidad de tener más... buf. Estás apañado.

¿Pero de qué vas, antediluviano? Pues voy de libre y sin complejos, voy de creyente de mis creencias que quiere saber qué dice y dónde lo dice el líder de mi religión. Gracias, internet. Si no fuera por ti...


Jóvenes, profetas de una nueva era20/07/2008

Construir sobre bases sólidas: es la consigna que el Papa ha dejado a los miles de jóvenes que lo han escuchado en la homilía de la misa de clausura de la Jornada Mundial de la Juventud. La invasión pacífica y de fe en Sydney finalizó con la cita en Madrid para el próximo 2011.


Construir sobre bases sólidas: es la consigna que el Papa ha dejado a los miles de jóvenes que lo han escuchado en la homilía de la misa de clausura de la Jornada Mundial de la Juventud. La invasión pacífica y de fe en Sydney finalizó con la cita en Madrid para el próximo 2011.


Benedicto XVI fue exigente con los jóvenes. Construid, dijo, "una nueva era en la que el amor no sea ambicioso ni egoísta, sino puro, fiel y sinceramente libre, abierto a los otros, respetuoso de su dignidad, un amor que promueva su bien e irradie gozo y belleza.Una nueva era en la cual la esperanza nos libere de la superficialidad, de la apatía y el egoísmo que degrada nuestras almas y envenena las relaciones humanas.


Queridos jóvenes amigos, el Señor os está pidiendo ser profetas de esta nueva era, mensajeros de su amor, capaces de atraer a la gente hacia el Padre y de construir un futuro de esperanza para toda la humanidad".


Para ver el vídeo y encontrar más información audiovisual

domingo, 20 de julio de 2008

¡Esta es mi Tere!


Ahí donde la ven, es madre de cuatro hijos. Además de maestra, va dando conferencias sobre educación y de lo que le echen, programa y dirige actividades para críos de primaria y domina las nuevas tecnologías como nadie.
La conozco desde los 13-14 años y les aseguro que es la bomba. Chapó,Terete.
"Teresa Olloqui, maestra de Educación Infantil y Primaria experta en nuevas tecnologías aplicadas a la educación:
"La tecnología educa a nuestros hijos, con o sin nuestra intervención"
¿Qué pasa cuando metes un ordenador en clase?
Esta es la pregunta que hace más de una década comenzaron a formularse los profesores y profesoras que integran el llamado Proyecto Grimm. Un grupo de docentes a los que une un compromiso con la educación y que, como ellos mismos dicen, tuvieron la "osadía de llevar un ordenador a un aula de Infantil".
Desde entonces y hasta ahora, el Proyecto ha ido creciendo con los materiales, herramientas y actividades que han ido creando sus integrantes; entre ellos, uno muy especial: la doctora Xinxeta, una actividad ideada por Teresa Olloqui, maestra de Educación Infantil y Primaria del colegio Aura de Tarragona, que se configura como un espacio donde, tanto padres como profesores y, sobre todo, los niños pueden aprender a utilizar la Red de forma fácil, divertida y atractiva.
Olloqui, desde su cercana experiencia diaria en las aulas de Infantil y como colaboradora desde sus orígenes del Proyecto Grimm, nos desvela las claves para lograr una correcta integración de las nuevas tecnologías en las clases de los más pequeños.
Autor: Por MARTA VÁZQUEZ-REINA
Fecha de publicación: 16 de julio de 2008
¿Es posible educar sin tecnología en el mundo actual o forma ya parte de nuestra cultura?
Los niños nacen rodeados de ella por lo que, nos guste o no nos guste, la tecnología educa a nuestros hijos, con o sin nuestra intervención.
¿Cuál es la orientación que se les debe dar a las nuevas tecnologías de la información (TIC) en las aulas de Educación Infantil? ¿Se trata de enseñar a los niños a usarlas o de aprovecharlas para el aprendizaje habitual?
La tecnología no tiene que considerarse como una materia más que debemos trabajar, sino como un recurso adicional en la práctica educativa que sirve de ayuda en las tareas docentes. Se trata de aprovechar todas sus ventajas para conseguir unos aprendizajes más motivadores y poder llevar al aula procesos, actividades, simulaciones o informaciones que de otra manera sería imposible. Esto lo conseguiremos cuando realmente integremos estos recursos tecnológicos en las actividades de enseñanza y aprendizaje en las aulas de Infantil.
¿Son un recurso complementario o necesario en la educación de los más pequeños?
Hoy en día debemos hablar de la tecnología como un recurso imprescindible, ya que pertenece al mundo de los niños; se puede decir que se encuentra al mismo nivel que se han estado utilizando otros recursos como la pizarra, el lápiz, el papel...
¿Qué tal aceptan los más pequeños la introducción de las TIC en la enseñanza?
Los pequeños no las han de aceptar, lo ven como algo normal, puesto que, como he dicho anteriormente, la tecnología forma parte de su mundo, están rodeados de ellas y por tanto no se extrañan de su uso en las aulas. Lo raro en este caso sería que no se usaran las tecnologías; sería como cerrar las aulas al mundo.
¿Cuáles son las materias o competencias curriculares que más se benefician de las TIC en Educación Infantil?
La utilización de las TIC beneficia a todas las áreas de Educación Infantil. Por una parte, ayuda a los niños a desarrollar el conocimiento de sí mismos y la autonomía personal, ya sea a través de videos, juegos interactivos sobre un tema concreto o simulaciones. Por otra parte, en lo referente al medio físico, natural social y cultural, Internet es una gran ventana abierta al mundo con acceso inmediato a toda la información, en la que podemos encontrar juegos y contenidos que ayudan a los pequeños a entender mejor el mundo que les rodea.
¿Y en el área del lenguaje?
Gracias a las tecnologías, nunca ha sido más fácil que ahora encontrar buenos recursos útiles para el aula que ayudan a desarrollar capacidades de comunicación y representación como la lectura, la escritura, la atención auditiva o la discriminación visual. Al mismo tiempo, estas tecnologías permiten al profesor crear los recursos más adecuados para sus alumnos con programas sencillos y fáciles de utilizar como Jclic y Hot potatoes, o favorecer el aprendizaje de segundas lenguas través de juegos creativos con pronunciaciones muy buenas que se pueden encontrar en Internet.
¿De qué forma pueden colaborar los padres con la escuela en el uso de las tecnologías?
Formando a sus hijos en el uso y para el uso de estas tecnologías, igual que lo hacían hasta ahora con la televisión.
Muchos profesores como usted son capaces de crear su propio material educativo basado en las TIC, ¿es muy difícil llegar a ese nivel de conocimientos?
Los profesores al principio necesitan un nivel de usuario y cursos de formación en los que se les explique cómo utilizar de forma didáctica estas nuevas herramientas. Posteriormente, para poder crear su propio material, se requieren unas horas de dedicación y no querer aprenderlo todo a la vez; es cuestión de ir aprendiendo a hacer cosas a medida que se necesitan. Evidentemente, el uso de estos recursos implicará que cada vez se tengan más ideas y se necesiten más conocimientos, pero no podemos querer abarcarlo todo. Por otro lado, en Internet hay muchos repositorios desde los que se pueden bajar infinidad de actividades y aplicaciones muy útiles creadas por profesores, por lo que no siempre es necesario que nosotros creemos nuestros propios materiales.
¿Qué le diría a un profesor para animarle a usar las TIC en el aula de Infantil?
Que mire a sus alumnos; mire su clase y el año en que vive. Si está enseñando de la misma manera y con los mismos métodos que le enseñaron a él hace 30 años...
Una de sus experiencias en el aula ha sido con la utilización del video como recurso de aprendizaje.
¿Cuál es su valoración de esta herramienta?
El vídeo permite a nuestros alumnos visualizar situaciones, procesos, ser creativos, trabajar la expresión, la pronunciación, analizar situaciones...; la conclusión es que el video en clase se convierte en una gran herramienta educativa para los docentes.
¿Existe algún límite en el uso de las TIC en Educación Infantil o todo son ventajas?
Ha de ser simplemente una herramienta más. Los niños no pueden estar todo el día conectados a un ordenador. Es, simplemente, un recurso y una actividad más que se integra en el proceso de enseñanza-aprendizaje. No sustituye, se integra.

La humillación tiene rostro de adolescente.

El artículo no se refiere a una escuela española, pero les aseguro que es absolutamente extrapolable. Si se deciden a leerlo, háganlo desde una perpectiva autocrítica. Me estoy refiriendo a los padres, claro está. A padres con adolescentes que les hace "mucha gracia" las "graciosidades" de sus hijos en el aula.
Ojalá podamos llegar a conclusiones del tipo :
-Todos (los profes también) tienen derecho a la presunción de inocencia.
-Los chavales explican la versión que más les conviene y es necesario oír las dos partes.
-Una hora de clase no es, ni de lejos, una hora de oficina.
-Los profesores son la autoridad en el aula. No somos quién para arrebatársela.
-ETC.
¡Humille, tarambana, humille!
La dictadura adolescente avanza sin diques en las escuelas secundarias. En Buenos Aires y en Mendoza hubo esta semana dos casos para estudiar en detalle.
>A Fondo 07.07.2008
Salvaje. Con un celular fue filmada esta tristísima secuencia que transmitieron los canales porteños. En él una profesora es sometida a todo tipo de humillaciones y agresiones por un estudiante desatado.

http://www.diariouno.com.ar/contenidos/2008/07/07/noticia_0034.html



Ese video que sirvió para expulsar en Buenos Aires a un alumno de secundaria debería ser de visión obligatoria en todo el país. En esa filmación, obtenida con un teléfono celular, un muchachón de 1,90 de estatura humilla y agrede de las maneras más lamentables a una profesora durante varios minutos. Es tal el grado de violencia que el estudiante ejerce sobre la docente, que llega un momento en que la visión se torna insoportable para el espectador desprevenido.
Pegue, que es gratis.
La primera pregunta que surge al ver las imágenes es: ¿se animaría el tontón ése a hacerle lo mismo a un profesor varón? Uno también inquiere: ¿soportaría tal lapidación esa docente si supiera que puede denunciar con éxito estos atropellos ante sus directivos y sus supervisores?
Punto de inflexión, se busca.
El video ha generado un debate que debería ser muy bienvenido si realmente sirviera para hacer un click en la historia de la educación argentina. Pero, conociendo el paño, mucho me temo que todo vuelva a quedar en la mera indignación momentánea. Más que los gobiernos, los que tendrían que empezar a cambiar son los padres de los alumnos, sobre todo los que tienen hijos en la secundaria. Hace rato que la mayoría de estos han desertado del ejercicio de la patria potestad en lo relativo a la educación de sus hijos. Son los padres de este crápula del video los que deberían hacerse cargo de la conducta antisocial de su hijo.
Es la casa, chambón.
Hay que repetir hasta el cansancio que los aspectos educativos básicos, sobre todo los que tienen que ver con el respeto hacia el otro, hacia los mayores o hacia nuestros maestros, se aprenden en la casa. En la escuela se recibe instrucción sobre diversos temas y, con mucha suerte, se refuerzan los valores esenciales aprendidos en la familia.
Incubadora de ideas.
Junto con la difusión del polémico video ya han vuelto a aparecer las explicaciones de supuestos sabiohondos marca FLACSO (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales) o similares que tratan de suavizar el accionar del tarambana en cuestión. Esas “criaturitas de Dios” que zamarrean a profesoras, que las gritonean, que les hace todo tipo de insinuaciones sexuales ante 30 compañeros, son las que, según nuestros ideólogos educativos, hay que mantener a toda costa en el sistema educativo para no “desmoralizarlos” ni “ estigmatizarlos”.
Pobrecito, sólo copia.
Algunos de esos especialistas ya han salido a recitar que el chico del video debe haber actuado así porque no hace más que copiar el mundo de los mayores. Sobre todo, aseguran los sabelotodos, en un país como el nuestro acostumbrado a una Presidenta que vive crispada, a un ex presidente que insiste en seguir en ejercicio, y a piqueteros, ruralistas y transportistas que cortan rutas y cercenan derechos a mansalva, como el de desabastecer de alimentos.
Gracias, ya compré.
¿Saben qué? Cada vez me cuesta más comprar esas “revelaciones” que traspolan tan fácil y groseramente los hechos. La educación argentina, en verdad, viene en picada desde mucho antes de que Cristina se crispara e, incluso, de que existieran los piqueteros. Son más de 20 o 30 años en los que se viene minando la educación con tonteras como esas de que el alumno aprende solo, que hay dejarlo escribir con errores, que el maestro es poco menos que un actor secundario que sólo debe ayudar a que el chico “saque” o “elija” su propio forma de aprehender los conocimientos.
Made in Mendoza.
Lo ocurrido con ese triste video porteño debería ser el inicio para cambiar muchas cosas en la escuela secundaria. Al igual que en Mendoza donde, por fin, un director de escuela secundaria se animó a dejar libre a un alumno por haber amenazado con “hacer mierda” a una profesora. La primera reacción de las autoridades educativas, y sobre todo de la corporación de los supervisores (quienes tienden a tapar cualquier problema para sacarse el fardo de encima) fue la de no avalar la decisión del director Alberto Spinello, de la escuela Scalabrini Ortiz, de Godoy Cruz.Este directivo había decidido dejar libre al alumno agresor, quien ya cargaba con un cúmulo de amonestaciones. Enterado del caso, fue el propio gobernador Jaque el que le pidió a la directora general de Escuelas, Iris María Lima, que se ocupara personalmente de estudiar la situación. Con toda la información en la mano, el Gobierno decidió avalar al director, a todas luces un tipo valiente.
¿Y si...?
Nadie niega el valor del diálogo y de la convivencia. Pero está visto que esas armas no son la panacea. Por el contrario, usar sólo esas herramientas hasta ahora no ha solucionado mucho. ¿Y si probáramos con un poco de rigor? De lógico y sensato rigor. ¿Y si los mayores volviéramos a no tener miedo a fijar las normas y los alumnos a saber que tienen que cumplirlas? ¿Es tan difícil entender que la escuela no es un ámbito democrático sino un espacio donde se aprenden los valores democráticos pero en el que para aprender hay que respetar un régimen jerárquico? ¿Volverán alguna vez los doctos en educación a tener criterio y sentido común?
Ejercicio ciudadano.
Tómese, si gusta lector, el trabajo de ingresar a la página web de la mencionada FLACSO. Trate de informarse de las diversas tecnicaturas, diplomaturas, posgrados y licenciaturas en educación que se allí se venden. Es tal el palabrerío vacuo y apolillado con que se venden esos cursos, que da vergüenza. Es tan reiterativo y poco original el discurso que utilizan, hay tanto lugar común, tanta reiteración grandilocuente, que no es difícil descubrir que detrás de todos esos supuestos expertos hay (para mi gusto, claro) un extendido y potente chanterío. Uno no puede entender cómo aún existen docentes que se encandilen con tanta nadería. Nadería que no sólo ha desjerarquizado la educación argentina sino que ha tirado al bombo a los propios docentes.
Manuel de Paz

jueves, 17 de julio de 2008

Si te hubiera conocido...

... cuando oí por primera vez esta canción, te la hubiera cantado a ti. Si algo tiene la generación OT es que rescatan aquellas viejas melodías con las que soñamos con un hipotético amor, con un amor que todavía no tenía silueta, ni nombre.

Para ti, como si fuera entonces.

Ratos de café





















La imagen habla sola.

Unos amigos, con un café humeante en cualquier velador, son el símbolo del diálogo. Ya sé... el corazón ...pelín cursi. Pero mira, a veces las cursiladas -lo que la gente llama cursiladas- son verdades como puños.

Con una taza de café hemos contado aquello que nos ha liberado; lo teníamos encima como una carga insoportable. El gusto amargo de un café bien cargado -el de los cafeteros-cafeteros- ha sido el empujón que necesitábamos para compartr una decisión... y tomarla.

Me vienen a la memoria cafés terapéuticos con mi amiga Esther. ¿Recuerdas las tardes de los martes? Y los cafés de Mercat del Camp, frente a la escuela, compartiendo problemas y buscando soluciones. Ana y María siempre a punto para organizar algún sarao. Y ese café pendiente de hace... buf... siglos con Antonieta.

Y el café solo en soledad, con un cigarrillo, viendo amanecer en tantas noches de insomnio. Y el que me acompaña cuando escribo. Y el que me trae a la cama mi marido cuando estoy pocha. Y el que le llevo yo a él cuando , reventado de trabajar sin tregua, le funciona como un despertador.

A todo esto, en el fondo, la imagen es ese café de media tarde para tomarlo , aunque sea virtualmente, con todo el que entre en mi blog. Ofrecer un café es lo mismo que decir: "Sé bienvenido y hasta la próxima"
Posted by Picasa

¿De qué no quejamos?

video

Este vídeo me lo ha mandado Miguel Aranguren. Realmente, esto es amor. ¿Están de acuerdo?.

Dios le dé larga vida a este ser generoso, que vive para que su nieto siga viviendo.

lunes, 14 de julio de 2008

INDIFERENCIA CERO

Dios ¡que no me sea indiferente! Ni el dolor , ni la injusticia, ni los espaldas mojadas...! Pero yo le pido más a Dios. Unas manos pedigüeñas con las que poder agarrar su Amor para poder amar. Unas manos vacías de todo lo que no me ate demasiado para poder abrazar. Le pido a Dios esta noche que me dé tiempo para aprender a ser útil... aunque sea sólo un poco. Útil, con unos brazos laaaargos para arropar. Disculpad la confidencia. La noche tiene eso. Parece que no importe demasiado que te descubran.

SUCEDIÓ EN GUERNICA

Rememorar el terror, el hambre, el miedo, la muerte... nos puede ayudar a recordar que hubo un pasado que no debe volverse a repetir. Todos podemos aportar una gota de paz. Hay gotas azules que emanan sosiego; hay gotas grises que colocan la razón donde reina la sinrazón; hay gotas verdes que miran hacia un futuro mejor; gotas rojas -no son de sangre- que lucen como las rosas e invitan a leer antes de tomar una decisión; y gotas blancas, silenciosas, que callan lo que no es necesario decir; y gotas lilas, locuaces, que dicen lo que no hay que callar.

Todos, todos brotamos con un color . Lo podemos guardar para que no se derrame o esparcirlo para que bañe nuestro ambiente y lo transforme poco a poco.

¿Apostamos por una sociedad civilizada, respetuosa, en paz?

A PROPÓSITO DE LAS VACACIONES


Cuelgo un viejo artículo, EL OCIO CREADOR. Tiempos aquellos... vamos a rescatarlos.


No quisiera caer en el tópico de que en Septiembre nos reponemos del estrés de las vacaciones. Pero cuando el río suena, agua lleva. Nos preocupa tanto llenar el tiempo libre que cualquier cosa sirve. No, no lo conseguimos. Pretendemos descansar y otra vez se nos olvida que llevamos la quinta puesta. Nos cuesta reducir la marcha. Nos esforzamos tanto en “desconectar” y “cargar pilas” que acabamos agotados. ¿Es posible que no sepamos exactamente en qué consiste descansar?. No sería extraño que ésa fuese la causa del denominado “síndrome post-vacacional”.

Hacer y hacer . He aquí la cuestión. El dolce far niente no está tan mal si le damos la vuelta y lo convertimos en ocio creador. Hay muchas maneras de parar, de dejar de “producir” para dedicarnos a trabajar el ser. Lo único que necesitamos es olvidarnos durante un mes de algunas horas de televisión, echar las prisas en el contenedor de la esquina y buscar ese oasis de paz que todos llevamos dentro y no hemos sabido descubrir.

¿Cuál fue la última vez que reservamos un “palco” para presenciar el espectáculo de un atardecer de verano?. Esos instantes, cuando el sol se retira porque ya ha cumplido su misión, son el mejor momento para triturar las tensiones, propias y ajenas, lanzarlas al aire… que se las lleve la brisa y queden definitivamente enterradas en el ocaso. Quizá tampoco recordemos la última vez que nos tumbamos en la hierba, envueltos por la sombra de un árbol, y viajamos en el vagón de un buen libro… Y conocimos a esos nostálgicos personajes que se nos colaban en el alma, con sus historias inventadas y vueltas a inventar. ¿Y madrugar… para pasear?…con los primeros rayos de luz por la orilla del Mediterráneo, sintiendo –notando- cómo las olas atrapan la planta de los pies. Una amiga me envió un decálogo que decía, entre otras cosas, que “el placer ( el contacto con la arena mojada) recompensa más que el sueño”. ¿Y aquella vez - ¡buf!…hace tantos años- que nos escapamos del ruido para escuchar el silencio?. El silencio. “Después de la palabra, la segunda potencia del mundo”, decía Lacordaire. Se puede intentar de nuevo y recuperar los tesoros que nos tiene reservados. Y hacer del silencio una necesidad para saber encontrar en el futuro pedazos de silencio todos los días. El silencio DICE, el silencio HABLA… dentro. Si escuchamos, posiblemente resolvamos más de una incógnita. Y quizá los tiros del tan ansiado reposo veraniego vayan por ahí. Cambiar durante un tiempo el frenético hacer por el cultivo sosegado del ser. ¿Recordamos cuándo fue la última vez que nos dedicamos sencillamente a contemplar?. Nuestra retina absorbe todo lo que le ponemos delante; hace fotografías y las clasifica en el álbum de la vida. ¿Por qué no buscar lo que la naturaleza nos ofrece, todo lo que aún no hemos sido capaces de destruir con nuestras manos torpes y nuestra inteligencia limitada?.

La Belleza, la Bondad, el Bien que se ocultan en las pequeñas cosas …son gratis, nos permiten soñar con los ojos abiertos y nos regalan el mejor descanso.

domingo, 13 de julio de 2008

¿POR QUÉ ME HE MUDADO?

Porque necesitaba mudanza. La primera razón me la guardo. La segunda es porque necesitaba sumergir el blog en mi Mediterráneo, que oliera a salitre, que se empapara, se refrescara y saliera limpio, con gotas frescas, de todos los colores del arco iris.

A veces mudarse es una forma de empezar de nuuevo, con lo bueno que tiene el poso de lo antiguo y la frescura de lo recién estrenado.

Si la fórmula no funciona, siempre se pueede retroceder.

Como estreno blog, hay dos personas a las que quiero nombrar explícitamente. Siempre han estado ahí y no pasan sin dejar rastro. Buenas noches, Antonieta y Mariana.


Me he mudado

Para quien quiera consultar las antiguas entradas, podéis encontrarlas aquí:
http://sunsi.weblog.net/

¿Renovarse o morir?... Mejor renovarse.
Un abrazo a todos.