viernes, 31 de diciembre de 2010

Faltan unas horas ...


...para entrar en 2011. Nuestra cultura hoy se viste de tiros largos porque mañana es su cumpleaños. Si os soy sincera, no sé muy bien qué escribir. Que sea un FELIZ AÑO...esto... por supuesto. Os lo deseo a todos los que entráis en la república, tanto si dejáis huella como si pasáis para leer lo que dice esta señora que a veces está alegre, otras indignada, otras pastoril, otras de fiesta, otras pelín triste... otras... depende...

Así que, voy a ser muy tradicional. Esta tradición que instintivamente nos lleva a desear cosas buenas y plantearnos buenos propósitos.

Deseo para todos y para mí:
-Fe en el hombre... en la humanidad que puebla todos los puntos del Planeta. Fe... necesaria para creer que algún día esos focos que arden se pueden apagar y llegue la Paz definitiva.

-Esperanza aunque a través del catalejo divisemos muchos puntos negros. ¿Quién nos dice que no lloverá café en el campo?...Esperanza con raíces trascendentes, con miras que van más allá de nosotros mismos. Y llevar esperanza donde hay enfermedad, sufrimiento. No hace falta ir demasiado lejos. Estamos rodeados.

-Caridad, que supera la mera justicia humana...que nos lleva a ver las carencias de nuestros ancianos, coetáneos, jóvenes, niños... Y subsanarlas con nuestra pequeña aportación, aunque creamos que es minúscula y tampoco hay para tanto.

-Y que cada hogar tenga lo necesario para vivir. Digo necesario; se entiende que las pijadas sobran. No están los tiempos para permitírnoslas. Y si las tenemos... que caigan en otras hogares donde se les niega el pan y la palabra.

La Felicidad , creo, es un boomerang. La encuentras si no la buscas. Llega cuando nos desprendemos de nuestro YO y centramos la vida en los OTROS.

¿Propósitos? Bueno...Este punto es muy personal. Yo, como soy una impúdica rematada, os cuento unos cuantos:
-No dejar de fumar. No... claro. Lo haré cuado quiera y porque quiero.

-Ralentizar la lengua... Saltar a la mínima de cambio es molesto para mi familia y mis amigos.

-No obviar nunca la presunción de inocencia. Me parece fundamental para que nuestra convivencia sea acogedora y cada cual se sienta cómodo... sin pensar qué pensará porque otro dijo algo y me ha salpicado.

-Salud, un poco más de salud para llegar donde todavía no llego.

-Estabilidad emocional que revierta en los ciudadanos de la república real.

Y otros temas que no queda bien escribir y se quedan entre el Jefe y yo.

Qué rápido ha pasado el 2010. Que el 2011 transcurra lento si la dicha es buena...y a la velocidad del rayo si , en lugar de café, llueve a cántaros ... y los chuzos son más ácidos que el pomelo.

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!



miércoles, 29 de diciembre de 2010

Los verdaderos inocentes.



Y ellos, tú y yo... siguen/seguimos recibiendo noticias poco alentadoras. Recortes y subidas. Sí. Así se saca el país adelante... Restando y volviendo a restar.

2011 llega con poca luz. Quizá habrá que descolgar de una pared aquellos quinqués que creíamos jubilados y solo tienen una función decorativa: crear un ambiente rústico en casas grandes con varios ídem.

No sé...  No creo que sea descabellado. Tampoco volver a colar los pies en una mesa camilla  con brasero. Ni apagar los radiadores y abrigarse con esos jerseis de lana gordos que usaban los abuelos.

2011 llega con el el oro negro por las nubes .Y una solución podría ser menearse a pie o con bici... De paso no contaminamos... y tampoco tenemos que cerrar los ojos cuando nos pesamos en la balanza... o cuando impactan en la retina esas caras  de niños, mujeres, hombres que saben lo que significa pasar hambre.

La inocentada de los polis es una cosquilla en el dedo meñique del pie comparado con las que nos ha gastado el ejecutivo. 2011 llega con medidas que a algunos ni les rozan la piel y a otros les taladra la dermis hasta vaciar sus estómagos. 

Me queda una duda. Cuando se suprima la ayuda de los que ya han sobrepasado el tiempo del paro... cuando no haya en muchas neveras y despensas nada que comer... ¿Se contemplará el hurto famélico?

Cerca ya del 2011. ¿Podremos decir próspero año nuevo?






Gracias, MO. Es eso lo que que quería trasladar al blog ¡¡¡Dios, qué impotencia...!!!

domingo, 26 de diciembre de 2010

Corresponsal... FELICES NAVIDADES


Es un niño-grande que aún cree que en Navidad se puede recuperar la ilusión de la infancia. El niño-grande hace días que sueña que es 24 por la noche y colocarán a Jesús en el pesebre. Ha convencido a su hermana pequeña para que el 25 recite un verso después de comer. No lo tiene claro; la moco de la casa suele rajarse en el último momento. Pasó toda la mañana del 22 –el de la lotería, que a ellos nunca les toca – revolviendo en el trastero, buscando panderetas y zambombas. Esta semana se ha puesto pesadísimo porque no encontraba ningún CD de villancicos. Al final fue el abuelo quien le dio cuatro cuartos para que se comprase uno. Después buscó la ayuda de Mr. Google para recopilar las letras. Hizo copias para todos.

Ayer se reunió la familia. Llegaron en cuenta gotas. “¡Feliz Navidad!”. La mesa estaba de foto. El centro adornado con piñas naturales, una cuantas bolas plateadas en un cenicero tan grande que parece una cazuela. La abuela sacó los cubiertos de plata y la vajilla de fiesta. El tió se portó bien: turrones de jijona, botellitas de chocolate, bombones, piñones... y una sorpresa para cada uno. Siempre se hace tarde. Y la abuela a recalentar el caldo. Parece mentira lo que cuesta sentarse en la mesa, sobre todo los más pequeños: hay que ponerles dos o tres cojines para que no se les caiga la sopa encima.

¿Ya están todos? Uno, dos, tres... ocho, nueve, diez... doce , trece... Sobra una silla y unos cubiertos y unos platos y una servilleta. La abuela ha contado mal. “¡Abuelaaaaa!, ¡que sobra una sillaaaaa!”.

El abuelo y el niño-grande intercambian una mirada de complicidad. Hay una figura del Belén que conoce la intención de este hombre con alma de niño; sabe que le cuesta hablar en público y que este año quiere aportar su grano de arena. Hace tiempo que quiere hacerlo. Se va a tragar la vergüenza y este año sí.... de este año no pasa. El niño-grande se levanta. Colorado hasta las orejas. El abuelo le echa un capote y pide silencio. “Esta silla no sobra”. Todos las miradas están pendientes de las palabras, del gesto , del personaje más tímido de la casa que sigue de pie. Traga saliva y respira hondo. “Esta silla vacía está preparada para muchas personas. No las he podido traer porque no caben. Pero les he guardado un sitio para que no las olvidemos. En este hueco querría sentar a todos los que no podrán pasar las Navidades como nosotros. No comerán pavo o capón o langostinos o lubina a la sal ... o la sopa de la abuela. Nadie les regalará nada. Algunos lo pasarán en un hospital. Otros no recibirán postal ni SMS. No tendrán muchas cosas que parecen normales y que ya no valoramos. Tal vez ni siquiera puedan resguardarse del frío…”

En el comedor solo se oye la respiración de los mayores y el ruido de cubiertos de los pequeños. El niño-grande no quiere largar un sermón... únicamente pretende que la alegría de la Navidad no sea hueca como un globo que se pincha con un simple roce; que la comida tan rica que la abuela lleva preparando hace días no acabe como el rosario de la aurora, poniendo verde al fulano de tal que fíjate... y zutano de cual que mira por dónde... El niño-grande sólo pide que al menos durante unas horas el pensamiento de los que están sentados en la mesa sea “Paz a todos los hombres de buena voluntad”. No lo dice él; lo dijo el ángel cuando anunció a los pastores la Noticia.

De repente sale del comedor. En todas las casas hay quien se mofa hasta de la sombra que pisa y esta gran familia no va a ser la excepción. “¡Mira tú este! ... el abogado de las causas perdidas... ”. Ni tiempo de que alguien le siga el juego que el niño-grande ya ha regresado. Trae un sobre lleno de papelitos. Los saca de uno a uno. Los lee despacio y los va dejando en la silla vacía. “Los que no tienen casa”. “Los que viven en países en guerra”. “Los que están solos”. “Los inmigrantes que no se han podido reunir con su familia”. “Los enfermos”. “Los que hoy también trabajan”.... En el comedor de la abuela no cabe un alfiler. En la silla vacía se han sentado miles. Y han estado presentes en la reunión familiar ...

El esfuerzo del niño-grande no fue baldío. Ayer la comida supo a Gloria. Bueno... la pequeña se rajó. Entraba dentro de los cálculos. Y tuvo que recitar el verso el personaje que vació su corazón para que el corazón de los suyos pudiera llenarse. Un peculiar corresponsal que quiso cubrir una noticia tan vieja, tan nueva: el nacimiento del Niño Dios. El abuelo, el maestro-abuelo jubilado, que se las sabe todas, le pasó un libro de tapas muy gastadas. “Este. Recita este… de Góngora… que es precioso. ” .


“Cuando el silencio tenía

todas las cosas del suelo

y coronada de hielo

reinaba la noche fría,

en medio de la monarquía

de tiniebla tan cruel,

caído se le ha un clavel

hoy a la Aurora del seno.

Qué glorioso que está el heno,

porque ha caído sobre él!”

¡FELICES NAVIDADES!

 
Otro corresponsal.  Mi hermanillo desde Torreciudad...
video

jueves, 23 de diciembre de 2010

Lo que queda por barrer


Dicen que le dijeron que se lo dijo...  y llegó a mis oídos.  Paz y Amor, que llega el Niño Dios. Queda tan poco para el Nacimiento... y comprensión y una sonrisa ante el cansancio de preparativos ...que todos estén a gusto.

Qietoparao... Estoy aspirando la casa y me olvido de aspirar el corazón. Es que quedan resquicios. Solamente he pasado la mopa y queda polvillo entre los pliegues y los recovecos. Son esas pequeños lastres que se pegaron como el chicle y tengo que rascar un poco más. Un poco más. Y darle al politus. Cuento todavía, más o menos, con 32 horas. Creo que sí. Que la Paz y el Amor no son palabras huecas... y menos estos días. Si no... ¿el ángel pasará de largo? "A los hombres de buena voluntad", dice. Un esfuerzo para el perdón, para un borrón sin que, ni siquiera al trasluz, se pueda leer ni una sola palabra de agravio.

Hay cosillas por barrer... Me repliego chutando. El alma limpia para asistir a la llegada del Niño.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Análisis de un buen spot.



"Todos nos quejamos de tener una madre que insiste en que vayamos a comer los domingos,
de un padre que nos trata como si nunca hubiéramos crecido,
de un hermano que se empeña en seguirnos a todas partes.
Nos quejamos de un amigo que no para de llamar,
de un vecino que siempre pasa a vernos,
de una novia que pregunta en qué piensas
o de un novio que nunca lo pregunta.
Y de pronto llega Navidad
y pensamos qué sería de nosotros sin ellos.
Y entonces comprendemos,
ellos son el regalo.
¿Qué vas a hacer esta Navidad?"

Todas las imágenes de fondo que aparecen en el anuncio son abrazos. Abrazos de todos a todos. El abrazo como símbolo de los deseos de paz, de fraternidad, de felicidad… de todo aquello que representa la Navidad.

Llegamos al final. Es el clímax que coincide con lo que quiere transmitir Coca-Cola. Se inicia con una expresión clásica en los relatos y que suele preceder al desenlace: “y de pronto…”. Lo que llega de pronto es la Navidad. Este final del anuncio se hace más intenso y cambia el ritmo para que asimile más despacio con el empleo de la polisíndeton: “y pensamos...” “y entonces comprendemos”. Es la línea que siempre, de una forma u otra, nos presenta Coca-Cola: resaltar las cualidades humanas, todo lo que hay de humano en los acontecimientos de nuestra vida.

Con la interrogación retórica “¿Qué sería de nosotros sin ellos?” la idea de Coca-Cola es hacer hincapié en que todas las personas que forman parte de nuestra existencia son necesarias para nuestra felicidad. La felicidad son también todos Ellos. Con el pronombre “Ellos” se está refiriendo a la madre, al padre, al hermano, al amigo, al vecino, a la novia y al novio. La anadiplosis cierra el anuncio con un final redondo, empleando también el recurso clásico de Coca-Cola, la metáfora, en este caso impura “Ellos son el regalo”. Una frase poco común en la sociedad de consumo en la que estamos inmersos. El obsequio no es siempre algo adquirido. Nosotros podemos ser el regalo con nuestra actitud positiva, con una sonrisa el día de Navidad, con todo lo bueno que puede dar la persona de sí misma. Con este mensaje, Coca-Cola se aleja de los anuncios clásicos de las fiestas navideñas.

La pregunta queda suspendida en el aire. “¿Qué vas a hacer esta Navidad?”. Aunque no esperamos una respuesta, parece sugerir que hay que volver a repasar todos esos personajes que han salido en el anuncio que en Navidad merecen el obsequio de nuestro abrazo. Porque Ellos son nuestro regalo.

(gentileza de mi ciudadana María. Parte de su "treball de recerca")

viernes, 17 de diciembre de 2010

Ropopompón...



Nunca están vacías. Aunque los hombres no puedan percibirlo. Esas manos que llevan una sonrisa que no nos apetecía, la oración por aquel hombre que un día vimos sufriendo, aquella conversación que se alargó porque un hermano estaba solo, el perdón cuando creímos que nos habían humillado, el abrazo para el que nunca fue abrazado...

Así nos presentamos después del largo camino, 365 días, y miramos al Niño que ha nacido en un establo. Nos emocionamos como el tamborilero. Y Le enseñamos  las manos. "No tengo nada más". Y Jesús, que es Dios, ve lo que nadie ve. Y cantamos un canto de Amor al Redentor. Ropopompón... El niño abre los ojos y nos regala un guiño.

Navidad... no somos tontos. Sabemos que Jesús prefiere esas manos llenas de detalles que no se venden en los supermercados. 

¿Entonces?

jueves, 16 de diciembre de 2010

Ser bloguer@...


... y no morir en el intento. Ya sé. Frase manida. Como "Crónica de loquesea anunciada". Pero en este caso le va ni que pintada.

El asunto funciona, más o menos, así. Abres un blog y no las tienes todas. "¿Me quedaré sin ideas algún día?" Con vivir hay suficiente para que afloren. Comprobado. Sigues... Son los primeros meses y la ventanita te absorbe demasiado. Creo que ya he explicado alguna vez que durante dos años no tuve comentarios.  Lo pienso y, sinceramente, creo que fue muy positivo. Ni idea de quién me leía. Escribir con libertad... Quizá por eso a veces se me escapan "neuras" demasiado personales. Empecé sin conciencia de que existían lectores.

Luego me trasladé a bloguer. Ya tenía una comentarista: mi querida amiga Antonieta, que se estará riendo desde el cielo... Y llegó Driver ... y Mariana (¿dónde te has metido?). Con el blog nuevo, "Educar de oficio" (Mireita...), empezaron a entrar en la vieja república. Entonces sí. Lo que escribía sabía quién lo leía  y empezó ese toma y daca que me ha enriquecido mucho, que me ha ayudado- fundamentalmente- a suavizar aristas dogmáticas absurdas. Y al fondo... en el horizonte, la mirada de sarracena que la tengo en el cogote cuando echo demasiado azúcar.  No obstante, la línea fue la misma. Escribir lo que me ronda, un poco de todo... Y fui encontrando blogs que, por alguna razón, visitaba todos los días: Modestino, Máster en Nubes, El caballero inactual, Alberto... Algunas de las personas a las que ya me unía una amistad virtual montaron sus propias ventanas: Ana leonesa, Katt, lolo, Nata... ¡ahora Driver...gentileza de Tomae! Y de esas ventanas llegué a otras: Luisa-fuguilla...Mater-Mariapi...Princesa-Pesoleta...¡Broder-Tomae!... y Monty, Zambullida, Opinador, Marinilla, Mª Dolores... (perdón si me dejo a alguien) como una onda expansiva. Algunas de ellas dejaron de ser palabras....  Ese paso de lo virtual a lo real ha engrosado el número de mis amigos de verdad. Sí... tú y tú... y también tú. Lo sabéis de sobras. Y personas-amigas  con las que ahora me une una muy buena amistad ... MO, Martapiesdescalzos, Bego, Eulàlia, Blanca (Bihoth), Xavier G... Sigo con la intriga porque no conozco a Nicolás, a Biela. Ha dado mucho de sí la república...
Al principio decía..."y no morir en el intento", aunque sea una dulce y acogedora "muerte", porque no llego. Ahora ya sí que no...

Quizá porque no entiendo un post con comentarios sin contestar a cada uno, teniendo en cuenta quién es cada uno. Y si me salto a alguien ...pues es un feo. Si alguna vez no os contesto es que se me ha pasado. A veces lo hago con escapadas mientras preparo la cena o recojo la ropa o ... Quien deja huella merece que le responda sin lugares comunes, que le conteste a ella o a él. Así que... me retraso. Y ahora ya me es difícil pasar todos los días por vuestras casas. Antes no me sucedía. Tal vez porque los blogs "vecinos" eran pocos.

Postear. Aquellos tiempos de una entrada diaria forma parte del pasado. Las circunstancias cambian y en la república real siempre hay ciudadanos . Solamente me queda una que todavía va al cole. Muy pocos ratos de soledad y de silencio. Es tan verdad la afirmación "menos es más"...  "Porque si hay que ir se va, pero ir por ir es tontería", como decía el humorista. Escribir por no perder comba... eso no.

Intentaré seguir siendo fiel a unos cuantos principios:
Postear... con una premisa: dejar la puerta abierta a otras opiniones. Postear... sin faltar al respeto.
Postear... en conciencia, con honestidad. 
Postear... con la máxima cercanía posible.

Y espero poder seguir haciéndolo... aunque el ritmo no sea el mismo. 
Porque  al blog (que es fundamentalmente los que entráis) le debo una parte importante de mis alegrías, reflexiones... muchas risas. Le debo haber aprendido un poco más a saber del otro a través de las palabras; a entender que confrontación no es enfrentamiento... que es posible disentir respetando.  

Vaya.. esto es lo más parecido a un balance.


Me llamo Sunsi y tengo un blog que titulé "Pensar de Oficio". Cerca de la  Navidad... esta estancia tiene también sus deseos:  que  sea un lugar en el que quepa todo el mundo, un espacio en el que todos se sientan a gusto, bien acogidos... como un diálogo alrededor de una mesa camilla.  Estos días, alrededor del Belén.

Mi agradecimiento a tod@s. Felices...preparativos. Ya falta poco para el 25.






No he podido evitar colgar esta melodía que me ha regalado MO. Gracias, Bella ragazza.

martes, 14 de diciembre de 2010

Copiona

El post de Tomae me ha puesto los dientes largos... Una entrada relajada viene bien. Antes de escribir la que tenía prevista, "Cómo ser bloguer@ y no morir en el intento", un poco de música... por favor.

Caray...qué subidón de autoestima. Dedicado a mis dos mujercitas:

lunes, 13 de diciembre de 2010

Explicar lo inexplicable.


Son las dos de la madrugada. No puedo dormir ... y escribo porque me suena un run-run y necesito depositarlo en alguna parte.

Es el sufrimiento y la enfermedad de muchas personas a las que quiero. Gente buena, muy buena. Una y otra vez esa pregunta que me formuló una adolescente, llorando: "¿Por qué Dios lo permite?" "No puedo responderte. No soy Dios". Pero ahí ronronea como un lamento la pregunta. Y recuerdo la frase del Evangelio: "Toma la cruz y sígueme".

"Sígueme". Te quiero. No te alejes. A pesar de tanto barullo y desconcierto sigo estando contigo. No te preocupes. Tengo un regalo para ti. Acércate  un poco más; te puedo dejar un rato esa cruz con la que Te demostré que te amo tanto.

"¿Por qué a tanta gente buena?" ¿Y si fuera porque palpar el dolor nos libera de la superficialidad, de la deshumanización, de la incomprensión, de la indiferencia? ¿Y si se trata de un abrazo protector del Padre que quiere impedir que nos hundamos en el lodo... que nos cueste menos mirar al cielo?

Me voy a la cama. Recuerdo ese villancico. "Dime, niño...¿de quién eres y si te llamas Jesús?" "Soy amor en el pesebre y sufrimiento en la cruz" . Me voy a la cama y lo canto. Y asoma una Luz amable que se proyecta en unas piezas que, aparentemente, no encajan. Gracias, Dios.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Pánico escénico


No sé si sabéis que en Cataluña, los alumnos de 2º de Bachillerato realizan un trabajo de investigación que deben exponer ante un tribunal y el resto de sus compañeros. Les va mucho en ello. Es el 10% de la nota del Bachillerato. Hace unos días me pidieron que diese una sesión sobre cómo hablar en público para que puedan preparar la exposición. Durará toda la mañana de hoy y parte de la tarde.  



¡¡¡Hablar en público!!! Mi punto flaco. Esta mañana lo pensaba. En el fondo, me han hecho un favor. Para explicarles cómo se habla en público me he tenido que preparar a conciencia, empleando los mismos recursos que les voy a exponer.

Sé que la información es solamente un 30% del mensaje. Para que el receptor capte el 100% de lo que queremos transmitir nos hacen falta las manos ... abiertas , la mirada directa..., el gesto, una sonrisa.... huir de la monotono, hacer las pausas oportunas... He encontrado en Saber hablar, de Mario Clavell, una serie de ejercicios muy apropiados para lograr que adquieran seguridad.

Pero nos topamos con el problema de la timidez ... ¿Cómo se salva? Cuando uno está completamente agarrotado ... ¿cómo puede conseguir relajarse? Parece ser que una de las claves es respirar correctamente. La respiración debe ser integral. Consiste en inspirar llenando el espacio intercostillar y la barriga. Los efectos son casi mágicos. Prolonga la capacidad de hablar durante más tiempo, con voz clara y relaja los músculos del cuerpo...¡oído cocina! Montserrat Caballé pasó ocho meses ensayando y ahí la tenemos. Envidiable.

Otra clave: los ejercicios de la mandíbula inferior moviéndola a ambos lados. Preferible a solas para que nadie piense que se nos ha ido la bola. Esta vez, el objetivo es la rela jación del rostro.

Y visualizar, por último, la situación que viviremos con todo lujo de detalles. Conseguimos que trabaje el hemisferio derecho, llamado también holístico. Algunos lo tenemos bastante oxidado y no es cuestión de desaprovechar un arma fabulosa de nuestra mente. Es sencillo... Se trata de vivir en la mente aquello que nos da pánico, que tememos hasta el punto de pensar que no vamos a ser capaces de realizarlo y modificar nuestra conducta. Ver ... o vernos a nosotros mismos en el momento que echaríamos a correr porque no aguantamos ser el centro de todas las miradas... visualizar incluso la ropa que llevaremos, las caras que sabemos que nos mirarán y nos enjuiciarán en el lugar  exacto del temible evento... Los humanos somos los únicos que podemos vivir dos veces: la primera en la mente y la segunda pisando el suelo que ya hemos asimilado en el cerebro.

Pues allá voy. Espero que les sirva.


martes, 7 de diciembre de 2010

El enlace...


Me gustaría ser una reportera objetiva para escribir una crónica  ... Supongo que empezaría destacando el frío de la ermita, la edad de los contrayentes, la sencillez de la ceremonia, las personas que acompañaron a Raquel y a Artur...que no llegaron a cuarenta. Fue una boda íntima, como ellos querían.

Pero no soy reportera ni la boda de mi hermano con Raquel la puedo explicar como si fuera una crónica aséptica. Ese es el problema ... o la ventaja. Recuerdo cuando escribí ese post que salió solo, sin pensar...

Ya está. Y por poco no está porque en ese momento de la ceremonia, justo cuando se formulan las palabras que suponen el enlace... a Artur se le fue el santo al cielo y dijo con voz potente . "Yo, Raquel..." El tío duro y seguro, Arturo, estaba como un flan.  No sé si el reportero gráfico, mi hermano Juan Emilio, captó la instantánea de la cara de guasa del Rector de Torreciudad. Vuelta otra vez...  "Yo, Artur...", que se oyó entre las risas de todos los que estábamos en la ermita.

Antes de llegar ... parada en El Tozal para un café caliente; no notábamos los pies. Abracé  a mi hermano pequeño. Choteo general. Gracias, Artur. "Dejadla... Que si no me achucha se muere... " .Tantos años de confidencias, sinsabores... alegrías porque esta sí que sí... y luego no...  Con ese abrazo se lo dije todo. Soy feliz porque eres feliz. Te quiero tanto que quiero mucho a quien tú has elegido por esposa: Raquel...

Raquel... Cuando entró del brazo de su padre, preciosa...  sonriente. Si las miradas pudieran oírse, creo que Artur hubiera silbado...¡¡¡guapa!!!  Por fin... Después de veinte años ... Los he visto más rápidos. 

Don Javier (quien lo conoce sabe que no se anda con florituras ni cursiladas...) les/nos habló del Amor y del amor. De la donación mutua. De la felicidad  de ambos que pasa por el querer con y a través del otro. Como diría mi amiga del alma, amarse es co-ser.

Sí, quiero. Dos adultos, Raquel y Artur,  que cuando afirman "en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad... todos los días de mi vida", saben sobradamente la carga de cada palabra... Que cuando dicen "siempre"... conocen la fuerza de lo que implica "por siempre", "hasta siempre".

Perdonad. Todavía estoy tocada. Veía a mis padres, ya mayores, con una sonrisa que me la conozco... especialmente la de mi madre. Y los padres de Raquel, saboreando cada minuto, cada gesto de su hija que , de paso sea dicho, temblaba de frío. Cachis...Nadie llevaba un abrigo blanco.

La firma de los testigos ... En fin... Yo no sé si esto es habitual, pero allí firmarmos todos los que quisimos, incluso Pableras (el hijo de mi hermano José Mª) ,  el más pequeño de la familia. Ya puestos, "yo también me apunto". Pues claro que sí.


Aperitivo y comida en el Tozal. También "sencillo", dijeron. Los que no sabían lo que significa comer en Aragón  tenían ganas de buscar en el diccionario la definición del vocablo. Estoy pensando en Mariapi, Modestino y mi "partenaire"... Contad lo que es realmente comer en vuestra tierra... Te levantas de la mesa que no te puedes menear.

Escribiría mucho, pero no es posible. Si lo hiciera, esto no sería un post.

Solo un último apunte. Este va para Juan Emilio. Gracias, guapo. La cámara de fotos no paró. Y él es hermano del novio. A veces, Jou,  se nos olvida que tú también puedes cansarte de llevar siempre la cámara colgando. Salvo algún relevo de María, para que tú también salieras, no paraste.

Antes de volver a Tarraco, el microbús nos llevó a Santuario. La familia de Raquel no había estado nunca. Gracias otra vez. A la vuelta, entre el revoltijo de emociones ... me preguntaba cómo es posible que expliques una y otra vez el Retablo, la galería de las Vírgenes  de todos los puntos del Planeta, la capilla de la Sagrada Familia... como si fuera la primera vez.  Con este punto de sorna que no has perdido... Ya ves, se me cae la baba con los tres. Y sin haberlo pensado me salió un pareado.

Va por los dos...







sábado, 4 de diciembre de 2010

¿Derechos? ¡¡¡Dónde acaban!!!


Decreto de  Estado de Alarma. De nuevo los controladores con huelga de brazos caídos. Cobran, a pesar del recorte, mucho más de lo que perciben sus compañeros de la UE. En puente...por supuesto. Y esta vez sin avisar previamente. ¿Por qué no los despiden YA?

El 6 de octubre de 1888, fecha del Real Decreto que dispuso la publicación del Código Civil en La Gaceta de Madrid, se regula la forma en la que deben de ejercerse los deberes ¿Acaso lo han olvidado?  Lo reproduzco. Vale la pena saber  qué hay y, aunque parezca mentira, hace muchísimos años que fue escrito. Y no está de más recordar que "La ignorancia de las leyes no excusa de su cumplimiento" (art. 6.1 del Código Civil).  Ahí entra el maltratado derecho de huelga. ¿Derecho sin deber? ¿Desde cuándo?...

Artículo 7º. del Código Civil:

1. Los derechos deberán ejercitarse conforme a las exigencias de la buena fe.

2. La ley no ampara el abuso del derecho o el ejercicio antisocial del mismo. Todo acto u omisión que por la intención de su autor, por su objeto o por las circunstancias en que se realice sobrepase manifiestamente los límites normales del ejercicio de un derecho, con daño para tercero, dará lugar a la correspondiente indemnización y a la adopción de las medidas judiciales o administrativas que impidan la persistencia en el abuso.



jueves, 2 de diciembre de 2010

Un favor...

a todos los que os pasáis por la república habitualmente o recaláis de cuando en cuando ...

Mañana por la mañana operan a una amiga de mi ciudadana pequeña. Hace unos días le han detectado un tumor cerebral. Tiene 15 años. Se llama Blanca. Es chiquitita... una cara de muñeca con unas cuantas pecas bien repartidas... vital... con brío. Sus padres son médicos y estoy segura de que en estos momentos les gustaría saber mucho menos de medicina.

Me dice mi ciudadana que ha hablado con ella y está sufriendo... Le ha pedido oraciones. Y yo os las pido a vosotros. Las necesita. Ayer, su grupo de catequesis de confirmación escribió esta plegaria. Os la paso, traducida al castellano.

María, Madre Nuestra, ayuda, guía y reconforta a nuestra amiga Blanca durante este camino de sufrimiento.
Nosotros ponemos nuestro trabajo y oraciones en tus manos para que la acerques a JESÚS y, con esta sencilla oración, solo te pedimos que se cumpla la voluntad del PADRE. AMÉN.

Hoy, algunas de sus  amigas pasarán la noche velando y orando por turnos ante el Santísimo.  La quieren. Mucho.

PS. Blanquita, peque... este es mi grano de arena para que haya más personas que sepan que has pedido plegarias. ¡¡¡Dios te bendiga!!!

Ya sé que no puedes escucharla, pero ojalá un ángel te pueda cantar al oído esta canción. Me han chivado que te gusta.