miércoles, 14 de marzo de 2012

"Y yo también..."


O... "Y yo tampoco". Más o menos van así las respuestas del 99% de los receptores cuando un emisor no se ciñe al mensaje meramente informativo. "Hoy hace sol...", "Parece que la primavera se adelanta", "Están de obras por los alrededores del Carrefour". La denominada función representativa es epidérmica, evidente. Cabe  solo la respuesta "sí" o  "no"...  o, como mucho, un  "ya lo sé" con retintín de enterao. 

El tema varía considerablemente si el emisor cambia la función representativa por la emotiva. A veces buscamos  al interlocutor porque tenemos necesidad  de abrirnos en canal; el peso o la carga es demasiado pesada o cargante. Los fardos de cada uno se aligeran con una conversación de dos; tres suelen ser multitud. Las funciones del lenguaje se ven ya en la Primaria, se vuelven a repasar en Secundaria y dale que te pego en el Bachillerato. Luego dicen que estudiar lengua no sirve para nada... Por supuesto que sirve... distinto es que no vayamos más allá de unas páginas del manual con sus ejercicios correspondientes. 

- Estoy en racha y no precisamente de la buena. Igual es algo generalizado, pero parece que alguien me pisa  con el zapato y no levanto cabeza... Y...
-Uyyyyyyyssssss... Yo también. 

Este burdo ejemplo que no tiene más trascendencia, deja de ser burdo y aséptico en la vida real. Escarbaba en la parcela del cerebro donde deben de estar almacenadas las causas de las actitudes humanas... ¿Qué nos pasa que no sabemos ESCUCHAR... en silencio? Si nuestra respuesta es inmediata enmendando la plana con una vivencia propia... una de dos... y de tres: o pensamos solo en nosotros mismos o nos importa un carallo lo que corroe por dentro al prójimo o hemos nacido con sordera emocional. 

Mira, tú... Si te busco es porque te necesito; sí, oye, como suena, TE NECESITO. No puedo solo con esto. Hemos departido mucho, compartido bastante, peleado codo con codo en algunas ocasiones. Nos hemos reído, nos hemos sentado alrededor de una mesa con un café y otro... tantas horas que podríamos casi casi haber arreglado el mundo. Hoy quería hablar... Por una vez quería hablarte... largo y tendido... del "yo y mis circunstancias". Nada del otro mundo, que incluso en lo circunstancial somos poco originales... posiblemente nada de lo que no hayas vivido en algún momento de tu existencia... 

Cómo cuesta "dar cancha"... emplear la inteligencia para ser algo más que una pared de frontón que devuelve todas las pelotas... trabajar con la imaginación para cambiar la perspectiva del "yo también" con un movimiento-giro de 180º  que supone emplear el "tú". 

Pasa que, aparentemente, a nadie le pasa nada hasta que nos da por pegar el oído y detectar un cambio de voz... un caminar cansado... Y somos tan cafres que no nos viene bien "perder el tiempo" para prestar las manos y achicar agua.  Demasiadas veces clasificamos a los seres humanos con un criterio dudoso: el brutico este que las canta... y el encantador de voz melódica; el que no se corta un pelo  y ojo que no se te cruce... y el que apenas levanta la voz ni para bien ni para mal. Y cuando el pan es pan y el el vino ídem, cuando el receptor -da igual que sea bronco o melódico- es de ley... escucha  escuchando. No corta el rollo como el que va de sobrado porque "yo también" ... "y más". Y el escuchado tal vez vuelva a caminar con paso ligero. Aunque sea durante unas horas.  



20 comentarios:

Driver ejercitandose dijo...

Va.
Probando, uno, dos.
Probando.
...
Va.
Sí, sí.
...
¿Se me oye?
¿Se me oye bien?
...
Va.
Sí, sí.
Hola.
...

Te escucho a tí (¡bien, ni he pronunciado ni yo, ni yo tampoco, ni yo también!; igual tengo cura y aprendo al fin).

Sí, sí; te escucho.
Dale.
.

Sara M. dijo...

Jo, yo me sientofatal , porque es verdad que no puedo evitar "soltar mi rollo". No sé si surtirá mucho efecto, pero llevo ya mucho tiempo acordándome de Momo.

tomae dijo...

Yo también estoy de acuerdo con lo que dices Sunsi; de todas formas para redundar en ese "yo también" quería añadirte algo. Es aquello de los códigos lingüisticos, aquellos que en el que en un simlple "yo también" hay insertado un CCC (código cómplice común) vamos una CCC (contraseña carambólica compartida) que es aquella forma de comunicar entre tú y yo ese "yo también" con el tono, modulación, y proyección CCC para que tú me comprendas y yo pueda emitir cualquier tipo de mensaje en el que todos piensan lo mismo pero que tú y yo sabemos lo que nos queremos decir...

Estoy convencido que existe un lenguaje interpersonal entre dos personas que se conocen bien, es lo que también se denomina LACA -Lenguaje común amistoso- porque aunque aparentemente pueda parecer que a uno (seas tú o yo) le están tomando el pelo, -de ahí el nombre de LACA- quien tiene sintonía con su interlocutor, si es mutua y hay amistad; cualquier cosa que nos digamos sin aparente importancia puede contener aquellos CCC que comentaba, para que ambos sepan en que estado están.

¿Ves? muchos pensaran que no he dicho nada, pero creo que el mensaje lo he enviado lo suficientemente claro conciso y comunicativo - con todas sus CCC-

Bss!!

Modestino dijo...

El egoismo humano es común a los humanos. Sí, has contado algo bien real, parece que si encontramos alguien que lo pasa mal nos fastidia no pasarlo igaul de mal o peor.

Armando Manzanero: un Don Juan muy bajito.

sarracena infiel dijo...

Ves? Sabes escribir sin ser algodonosa en absoluto.

Bien, hedbanna, bien por ti

YO TAMBIEN quiero escribir asi

YO TAMBIEN quiero ser tan inteligente

YO TAMBIEN quiero ser tan humana

YO TAMBIEN quiero ser rana (pero me quedé en lagarta)

YO TAMBIEN quiero saber escuchar

YO TAMBIEN quiero saber entender

susana dijo...

Yo pensaba que funcionaba aquellos de "mal de muchos...", pero está bien, no te diré nada.;) Un beso.

MO dijo...

Ole tu...ole tuuuuuu!
Nos vemos este finde? Pa escucharnos a vicenda.
Besote

meloenvuelvepararegalo dijo...

Me has hecho pensar no tanto en quien habla, que lo hace por necesidad de comunicar -ahí estoy totalmente de acuerdo con lo expuesto-, sino en aquel que no dice nada (estoy pensando en una reunión familiar o de amigos donde todos nos conocemos) realmente no quiere decirnos nada? O ese silencio es una manera de comunicarse... no nos tiene suficiente confianza? no nos quiere hacer cargar con sus desdichas?
Bufff, es fundamental entender el lenguaje para saberse comunicar.
Interesante post, Sunsi,

paterfamilias dijo...

Hace tiempo que tengo en la cabeza escribir un post sobre esos "amigos" con los que te pasas la vida escuchando sus "problemas" y cuando, por una vez que lo estás pasando mal, acudes a él (sólo para desahogarte), no te hace el más mínimo caso.

Pero, claro, tú lo has escrito magistralmente (quizá no pasé de unos cuantos ejercicios en clase de Lengua)

Un abrazo

sunsi dijo...

Oye... se te oye, camarada. No me digas que te lo vas a tomar al pie de la letra, chico... Tú sabes a qué me refiero. Yo también caigo en lo mismo. Quien más quien menos intenta colocar su historia particular, Driver. Y las tuyas son, además de gratis, fantásticas.

Atenta la mente...;-)

sunsi dijo...

¡Vaya, Sara M! Lo último que pretendía es que precisamente tú te sientas fatal. Solamente es una reflexión. Igual me he pasado un poco... ¿Por qué te acuerdas de Momo?

Esperando ansiosa tu respuesta, te mando un beso grande como una oreja.

sunsi dijo...

Tomae...¿Este comentario va en serio o, efectivamente, me tomas el pelo? La LACA no la he estudiado. ¿Hiciste máster el lenguaje cibernético broderiano? ¿Fue cuando aquel affaire de prescuezo mientras el barondillo se devengaba o en las conclusiones de la tesis del Amercio Coadyuvante? Si no es mucho pedir, ¿me pasas los apuntes? Y ya que abuso de tu generosidad, si me incluyes las claves del CCC te estaré eternamente agradecida.

Border... A mí también me encanta Dalí;-)))))))))))))

sunsi dijo...

¿Recuerdas aquella canción de Cecilia, Modestino? Querer ser la novia en la boda, el muerto en el entierro, el niño en el bautizo... Creo que este ego a punto de aflorar lo llevamos todos. Lo que es una lástima es que nos impida colocarnos por un rato en el lugar del otro para que el otro pueda reposar en el amigo que escucha y comprende.

jajaja...Armando Manzanero... Sí es bajito; nunca se me hubiera ocurrido tildarlo de Don Juan ¿Lo era?;-)

Un saludo y gracias, jurisconsulto.

sunsi dijo...

Llego a tu comentario, querida Sarri, y no sé si ir al médico o mandarte una ambulancia. ¿Esto ha sido el efecto de un "deliruim tremens"? Me he puesto colorá.

¿Puedo decirlo? Va... sí...

Hoy Sarracena y Capitán cumplen 27 años ... Tal día como hoy, hace 27 años pasaron por el altar y Capitán dijo "Sí quiero" y ella igual contestó "Y yo también".

Te mando esta canción, que sé que te arrebata. Gracias, hedbana... no siempre sarracena impenitente...¡

sunsi dijo...

Ah... no... Susana... Dilo, por favor. Exprésate, que me he quedado con la intriga... Me quedo esperando, ¿vale?
Un beso

sunsi dijo...

MO... Olé la Ragazza piú Bella. Me empiezo a entrenar . Empiezo a tener la oreja moradita de tanto estirarla. Quién empieza ¿Tú o yo? ¿De cuánto tiempo disponemos? ¿Con cafelito o mojito? ¿En terracita o cocina para poder fumar?

Guapa. Pega un silbidito... Muacs.

sunsi dijo...

Pues la pelota está ahora en mi tejado porque tú también me has hecho pensar, Tere. Admiro a las personas tan prudentes que se sellan la boca para no trasladar al otro sus problemas. Hay gente muy sufrida, con una capacidad de sacrificio que es para sacarse el sombrero... Pero me parece que también hay gente que no cuenta por miedo a no ser comprendido o por temor a que se desmonte una seguridad que solo es aparente.

Luego también hay que contar con la personalidad. Los que tienden a la extroversión creo que necesitan "sacar" para que no se pudra el dolor o las dudas... La parte positiva es que cuando sacan se liberan. Sin embargo, el introvertido sufre más porque le cuesta compartir...

Un tema de debate muy rico. Muchas gracias, Tere. Un beso "regalado" con cariño.

sunsi dijo...

Observo que has entrecomillado "amigos", Pater. Me parece que quien no es capaz de estar contigo cuando te hace falta... igual es colega u otra cosa... pero amigo-amigo...Me da que no. Lo de magistralmente lo tomo como aquello que se dice "... me lees con buenos ojos...". Eres buena gente, Pater. Apuesto a que tienes muy buenos amigos-amigos...

Gracias y muchos recuerdos a A. & tropa... También al que parece que toma el pelo;-)))

pacita.. dijo...

Ay si Sunsi es que no me doy cuenta y suelto mi rollo sin dejar terminar al otro ....pero esto me pasa desde pequeña ,no sé si podre rectificarrrrrrr!!!!

Campanilla dijo...

Me has hecho pensar Sunsi, porque a veces alguien que realmente tiene un problema gordo, y lo suelta sin cesar, se nos hace muy pesado. Es una cuestión de paciencia y amor. Alguna vez, también nos tocará a nosotros dar la vara... Besos cariño.