sábado, 8 de agosto de 2009

Blogs vecinos


Ayer leía una entrada del blog de Modestino. Abordó un tema interesante, necesario. Aquí la friki, como me llaman mis hijos con cariño (más les vale que sea con cariño... ;))), le dio vueltas. El hecho de abunden delincuentes cada vez más jóvenes, casi unos críos, me preocupa.


Te dejo aquí un aspecto de la educación de los chavales que considero importante, Modestino. Llevas toda la razón. El Estado sólo puede poner parches... La base y el peso debe recaer en los padres. Tenía ya algo escrito y lo añado.


Los estudios más recientes apuntan al diálogo y a la familia. Ahí se engendra y ahí se resuelve. Detectar la causa no significa haber dado con la solución. Ante los problemas reales no sirven las recetas abstractas. Necesitamos ayuda, orientaciones prácticas para poder marcarnos objetivos concretos.


Con este propósito, releía hace poco un artículo de J.A. Arregui. El autor advierte que se incide en el esfuerzo y la exigencia como un valor básico, pero se olvida que tan connatural al ser humano es la tendencia de no querer hacer y dilatar lo que hay que hacer porque no me apetece como querer en el momento algo y exigir obtenerlo !ya! porque me apetece. «Es una pedagogía falsa y peligrosa(...) Es falsa porque espontáneamente la mayoría de los hijos ni estudian, ni se comportan en la mesa, ni se levantan por la mañana, ni dejan de insultarse ni pelear. Y es peligrosa porque los adolescentes que pegan palizas a los inmigrantes también son espontáneos; y, además, unos bestias».


Enseñarles a esperar. Se puede empezar desde el momento en que el pequeño de un año monta un espectáculo en la calle porque quiere este muñeco !ahora! y la respuesta es 'no'. Después, será la bolsa de chucherías, y si le decimos 'no' hay que arrastrarlo literalmente y la gente nos mira -!pobre niño!-, pero no dejamos que nos la cuele. Más adelante nos las tendremos con nuestra hija de diez años que nos presiona para que salgamos a las diez de la noche de casa porque se le han gastado las pilas del 'discman', y decidimos que 'no'; escuchamos sus argumentos y le explicamos que mañana no es demasiado tarde. Y las botas de marca que nuestro adolescente necesita 'urgentemente' cuando sólo queda un mes para las Navidades, y 'no'; nosotros también estamos esperando la extra.


Educarlos en la espera. Para que entre lo que desean y el momento en que lo obtienen exista un impás que les permita ponderar si esas necesidades son verdaderas o responden al instinto de saciar el primer impulso. Una chica y un chico que se han acostumbrado a esperar dirán más fácil 'no' cuando les ofrezcan un porro, porque sabrá calibrar las consecuencias; y podrá detenerse y pensar antes de agredir, física o verbalmente, a un compañero .


La espera da frutos valiosísimos: constancia, acabar lo que se empieza, superar las dificultades. NO para poder llegar al SÍ de los proyectos personales a largo plazo. Enseñarles a esperar para que sus decisiones dependan de ellos mismos. Porque el ejercicio de la espera hace fuerte la musculatura de la libertad.


Si no se acostumbran a tomar distancia entre el estímulo y la respuesta... a calibrar... a encontrar ese parénteis para razonar... no sé dónde vamos a poder hacer palanca para sacarlos del lodo.

18 comentarios:

misideascotidianas dijo...

"Si no se acostumbran a tomar distancia entre el estímulo y la respuesta... a calibrar... a encontrar ese parénteis para razonar... no sé dónde vamos a poder hacer palanca para sacarlos del lodo"

Saber esperar. Hacer palanca. Educar, educar, educar....¡¡¡¡Ahhhhhhhhhhhhhhh!!!

Qué cosa más interesante y más dificil.

Supongo que para enseñarles a esperar, tenemos que esperar nosotros los primeros. Y uno llega a cierta edad y dice "qué caramba, porque yo lo valgo" Y vencida por la tentación, caes y ellos anota que anota en su bloc de datos-contra padres:)

Besos.

¿Soy la Primera?

Pues quiero un café y dos horas de conversación:)

Luisa

Sunsi dijo...

Eres la primera Luisa...¡Premio... virtual!. Sí... como dice Sarracena, eso es ponerse en plan Loreal. Y porque yo lo valgo y ya he hecho suficiente... me relajo . "Ah... ¿Tú sí y yo no? Y unas narices... tomo nota y me adelanto en el tiempo" "Yo a mi 13... 15... 19 ... también lo valgo" Y ya la hemos pifiado. No hay tregua. Llevas toda la razón, Luisa.

Besos calurosos a ti y al Sur. ¿Cómo lo llevas? ¿Qué tal el hermano blanco de Bob Marley? No se me va de la cabeza...

sarracena infiel dijo...

Se educa desde que nacen, ya en la cuna, hay que aprender a que estamos educando y formando.

Es mucho más fácil claudicar que mantener una incómoda postura, a veces contra ¿nosotros mismos?

Es muy fácil confundir la firmeza con la antipatía y la autoridad con el autoritarismo.

En realidad, educar a nuestros hijos es la historia de nuestra propia educación, esto es, educándoles estamos educándonos, en esas virtudes y en esos valores en los que pretendemos que crezcan (tenacidad, constancia, paciencia, generosidad ....)

Educamos con lo que e por todo que enseñamos y más, mucho más, con lo que omitimos, ocultamos, eludimos.....
con nuestro comportamiento inconsciente.


Así, nos demandarán más que por lo que hayamos hecho (mal o bien)con lo que hemos dejado de hacer por inconstancia, pereza, vagancia, falta de caridad, soberbia; o sea, jsto aquello que pretendemos que dominen y eduquen.

Menudo papelón, menuda responsabilidad.

katt dijo...

Sin comentarios. Sunsi, me ha encantado el post. (Y que madre más MÁS que tengo, madre mía.. se me cae la baba de gozo y alegría)

sarracena infiel dijo...

Mmmmmmmmmpppppppppppppffffffffffffffffffffffffffffff, gggggggggggrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrffffffffffffffffffff, huuuuuuuuuuuuuuummmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm.

Joé, joé, joé..................

Mamarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

Aprendiz dijo...

Muy buena entrada Sunsi.

Hay muchos padres, no sé si más blandos que cómodos o viceversa, que todo se lo dan a los hijos pequeños, si no a la primera, a la segunda o da igual porque al final hacen lo que el niño quiera, y lo peor de todo es que el niño acaba riéndose de los padres, y cuando un niño llega a eso, que podemos esperar ya...

Muy interesante eso de la espera para razonar, porque yo siempre lo había visto más desde un punto de vista de disciplina.

Blancael dijo...

Educar¡¡, vaya palabra más compleja¡¡, y para mí la más importante respecto a los hijos, es fundamental, y creo que es lo que mejor podemos dejarles para el futuro, nada material, una buena educación, y que sean personas buenas ....
No es fácil, cada día decir no, no, no, no, alguna vez si, sino pobrecitos¡¡¡,, pero así aprenden, y creo que al final lo acaban valorando,.
Que tal la operación?, bien no?
espero que sí, o al menos eso me dijo Blanca.
un beso y a seguir educando¡¡¡,jeeejeje

Sunsi dijo...

Perdón por el retraso...

Sarracena. Pero qué bien puntualizas. Y haces referencia a un aspecto que tiene su aquél (esto lo dice mucho Mireia... me hace gracia...): las omisiones. Lo que haces, lo que no haces, lo que dices, lo que te callas... lo que deberías haber sicho, lo que debrías haber callado... Me estoy estresansoooo. Me voy a tomar un Malibú.

Si te he de ser sincera... yo hago muchas cosas que no haría ... porque creo que lo de Fray ejemplo es fundamental.

Me voy a cenar... Jesús... reventadito de la odisea... Ha llegado hace poco y dudo que haya dormido algo en dos días. A la mesa ... que acabarán por tirarme el ordenador por la ventana. Luego sigo.

Con Dios, hedbana

Sunsi dijo...

Ya se te puede caer, Carmina. Es de Ley. Sin revés ni engaño. Aunque yo , a veces, tiemblooooo...

Me alegro que esta vez estemos de acuerdo. Nos separa una generación... Es inevitable que tengamos diferencias. Y, además, soy más vieja que tu madre. Díselo... que se pondrá contenta de que lo reconozca en público...

Besiños

Sunsi dijo...

Sarracena, hija, que menudos piropos... Tómate un Malibú y pasa del Vichy...De todas formas, fijo que has engordado unos quilos. Ésa es tu Katt.

Sunsi dijo...

Hola, Aprendiz.Me cuesta un poco mencionarte con este pseudónimo...
Pero si es el que has elegido...
Yo también he pasado por muchas fases. Una de las cosas que peor llevé fue la cuadrícula. Llega un momento en el que te das cuenta de que no exsiten fórmulas, que cada familia y cada hijo es un mundo. Y no vale el café para todos...

Gracias por pasarte . Un abrazo

Sunsi dijo...

Blanca... ¿Cómo estáis? Hasta los topes de gente en tu casa...¿no?;)
El plan era descansar. A ver si lo consigues.

En la educación... como tú dices: un toma y daca. Ni un cuartel niuna pensión. El No rotundo siempre es tan peligroso como el permisivismo. Qué ejercicio de equilibrio...

La operación, bien. Veremos cómo no turnamos por las noches y durante el día... De los cuatro, sólo uno vive en Terrassa. A ver...

Gracias por todo. Un beso y descasa, por favor.

Alfonso Carlos dijo...

No puedo estar mas de acuerdo con lo que dices. Vivimos en la era de la informacion...exceso de informacion. Pero la informacion sin formacion puede ser un arma peligrosa

Muchos besos

Alfonso C ( de con cariño )

Anónimo dijo...

Sunsiiiii, holaaaaaaaaaaaaaaaa... Tambien yo me acuerdo y leo a veces... Disfrutad mucho, es un verano unico, eso seguro. Besos a todos,me siento como lanzando una botella al mar con el mensaje, o gritando desde este lado del mapa,apa,apa......

Sunsi dijo...

¿Puedo abreviar un poco más, Alfonso C.? Me encanta mi blog... No pienses mal...Me encanta esta república independiente por los que entráis. Porque siempre aportáis alguna cosa más. Información y formación. Da para un post, Alfonso.Pero si lo pensamos un rato... también tiene que ver con el tiempo, las prisas......Ese paréntesis, ese kit-kat para asimilar, para hacer tuyo algo que te alimenta el ser y necesitas para crecer y madurar...No da tiempo. Una cosa detrás de otra sin apenas respirar.

Yo también estoy completamente de acuerdo contigo. Si tienes tiempo y ganas. échale un ojo al libro Elogio a la lentitud, de Carl Honoré. Yo no lo he terminado todavía... Me atrapó Mal de escuela de Daniel Pennac. Aunque sólo sea pra darnos un baño de sosiego... vale la pena leerlo poco a poco.

Un saludo matutino

Sunsi dijo...

Anónimo... Eres Lolo, ¿verdad? Mira que te echo de menos... Me he reído tanto contigo y con las aventuras y desventuras de tus ciudadanos... ¿Cómo estás? ¿Como la carbonilla? Ya te contaré lo único que está siendo este agosto.

Besos...esos...esos...sos...sos...os...os...sssssss

Aprendiz dijo...

Puedes llamarme Beatriz, que es mi nombre. Soy poco original y no se me ocurrió nada mejor que Aprendiz jajajaj ;p

Besos

Modestino dijo...

Hatsa hoy no he leído esta entrada: gracias por la cita y de acuerdo con todo.