martes, 7 de diciembre de 2010

El enlace...


Me gustaría ser una reportera objetiva para escribir una crónica  ... Supongo que empezaría destacando el frío de la ermita, la edad de los contrayentes, la sencillez de la ceremonia, las personas que acompañaron a Raquel y a Artur...que no llegaron a cuarenta. Fue una boda íntima, como ellos querían.

Pero no soy reportera ni la boda de mi hermano con Raquel la puedo explicar como si fuera una crónica aséptica. Ese es el problema ... o la ventaja. Recuerdo cuando escribí ese post que salió solo, sin pensar...

Ya está. Y por poco no está porque en ese momento de la ceremonia, justo cuando se formulan las palabras que suponen el enlace... a Artur se le fue el santo al cielo y dijo con voz potente . "Yo, Raquel..." El tío duro y seguro, Arturo, estaba como un flan.  No sé si el reportero gráfico, mi hermano Juan Emilio, captó la instantánea de la cara de guasa del Rector de Torreciudad. Vuelta otra vez...  "Yo, Artur...", que se oyó entre las risas de todos los que estábamos en la ermita.

Antes de llegar ... parada en El Tozal para un café caliente; no notábamos los pies. Abracé  a mi hermano pequeño. Choteo general. Gracias, Artur. "Dejadla... Que si no me achucha se muere... " .Tantos años de confidencias, sinsabores... alegrías porque esta sí que sí... y luego no...  Con ese abrazo se lo dije todo. Soy feliz porque eres feliz. Te quiero tanto que quiero mucho a quien tú has elegido por esposa: Raquel...

Raquel... Cuando entró del brazo de su padre, preciosa...  sonriente. Si las miradas pudieran oírse, creo que Artur hubiera silbado...¡¡¡guapa!!!  Por fin... Después de veinte años ... Los he visto más rápidos. 

Don Javier (quien lo conoce sabe que no se anda con florituras ni cursiladas...) les/nos habló del Amor y del amor. De la donación mutua. De la felicidad  de ambos que pasa por el querer con y a través del otro. Como diría mi amiga del alma, amarse es co-ser.

Sí, quiero. Dos adultos, Raquel y Artur,  que cuando afirman "en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad... todos los días de mi vida", saben sobradamente la carga de cada palabra... Que cuando dicen "siempre"... conocen la fuerza de lo que implica "por siempre", "hasta siempre".

Perdonad. Todavía estoy tocada. Veía a mis padres, ya mayores, con una sonrisa que me la conozco... especialmente la de mi madre. Y los padres de Raquel, saboreando cada minuto, cada gesto de su hija que , de paso sea dicho, temblaba de frío. Cachis...Nadie llevaba un abrigo blanco.

La firma de los testigos ... En fin... Yo no sé si esto es habitual, pero allí firmarmos todos los que quisimos, incluso Pableras (el hijo de mi hermano José Mª) ,  el más pequeño de la familia. Ya puestos, "yo también me apunto". Pues claro que sí.


Aperitivo y comida en el Tozal. También "sencillo", dijeron. Los que no sabían lo que significa comer en Aragón  tenían ganas de buscar en el diccionario la definición del vocablo. Estoy pensando en Mariapi, Modestino y mi "partenaire"... Contad lo que es realmente comer en vuestra tierra... Te levantas de la mesa que no te puedes menear.

Escribiría mucho, pero no es posible. Si lo hiciera, esto no sería un post.

Solo un último apunte. Este va para Juan Emilio. Gracias, guapo. La cámara de fotos no paró. Y él es hermano del novio. A veces, Jou,  se nos olvida que tú también puedes cansarte de llevar siempre la cámara colgando. Salvo algún relevo de María, para que tú también salieras, no paraste.

Antes de volver a Tarraco, el microbús nos llevó a Santuario. La familia de Raquel no había estado nunca. Gracias otra vez. A la vuelta, entre el revoltijo de emociones ... me preguntaba cómo es posible que expliques una y otra vez el Retablo, la galería de las Vírgenes  de todos los puntos del Planeta, la capilla de la Sagrada Familia... como si fuera la primera vez.  Con este punto de sorna que no has perdido... Ya ves, se me cae la baba con los tres. Y sin haberlo pensado me salió un pareado.

Va por los dos...







40 comentarios:

tomae dijo...

...primer! felicidades a los dos!
(luego vuelvo sunseta)

pater familias dijo...

Muchas felicidades para tu hermano y su mujer (y a ti por la parte que te toca)

Driver dijo...

Una boda es como una colección de imágenes que giran y giran.
La niña pequeña que hace de paje, las amigas de la novia, las hermanas de la novia, la novia, la madre de la novia, la abuela.
Tú eres tú, pero si recuerdas...
Fuiste la niña pequeña que hace de paje, la amiga de la novia, la novia, la madre de la novia, la abuela.
...
Una boda es como una colección de imágenes que giran y giran.
Y la cámara te atrapa, dejándote descansar unos años en el libro de recuerdos.
Hasta que la rueda vuelve a girar.
Mientras que bailas con un novio.

Eternamente.

sarracena infiel dijo...

Bieeeeeeeeeennn, hedbanna ... muy bonito..

Te falla la música ¡Il Divo! mmmmpppppfffffffffff; ya puestos:

http://www.youtube.com/watch?v=NQKpNMjfYbI

Como cursilería pertinaz, gana por goleada ...

sunsi dijo...

Tomae... el primer tiene premio... Pienso en algún día que os dejéis caer por Tarraco y tomarnos algo en casa, al estilo aragonés, con los recién casados. ¿Hace?

sunsi dijo...

Gracias, pater. Muchas gracias. Ahora estarán ya en Lanzarote. Raquel trabaja más horas que un reloj. Espero que descansen.

Un saludo cordial.

sunsi dijo...

Es cierto Driver. Es una rueda. Cuando eras un diminuto observador de una ceremonia que todavía no entendías... Cuando te tocó ser el testigo y ya estabas en capilla... Cuando eras tú el centro de todas las miradas y, afortunadamente, como te colocan delante, no te enteras demasiado... Y luego siguen los amigos, los hermanos, los primos. Hasta que llega un día que entras con la novia... tu hija...o con el novio...tu hijo... Y ellos repite la misma historia que tú has vivido.

Me pido desde ya el segundo baile con mis hijos... cuando llegue el día... si llega, claro.

Gracias, camarada.

tomae dijo...

Hace Sunseta, y con ganas de felicitaros a todos, ya sabes el aprecio, pude hablar con Artur y enviarle un abrazo! ...estaré encantado de saludar a tu nueva hermana, Recuerdos a tus papis y a todos!!!

Hace ... ¿la bebida típica aragonesa es el zumo de lagarta?

sunsi dijo...

Es terriiiible tenerte tan presente cuando escribo un post emotivo, sarracena.

Vamos a ver, infiel e impenitente. Ya sé que "Il Divo" no es santo de tu devoción, pero la que propones... Vuélvela a escuchar... Que la novia parece que no quiere casarse y que resulta que llora, pero no de alegría. Pobre... Y por dentro canta "Ave María". Ojo. Que me parece muy bien que le dé por cantarle a la Virgen. Pero los tiros van por otro lado. Que la chiqueta "radiante y blanca" de la canción parece que tenía otros planes.

Con Dios... y gracias por lo de bieeeen. He superado la prueba del algodón jeje.

Con Dios, hedbana.

sunsi dijo...

Fantástico, Tomae. Hace. Supongo que Artur estaría muy contento de que lo llamaras.

¿La bebida típica de Aragón? Zumo de Lagarrr Ta diría que más pega en Asturias ... cantando aquello de "patria querida y de mis amores".
Esto habrá que preguntárselo al jefe...o a Modestino que entiende de buenos caldos o a Mariapi. Me informo. De todas formas, como la familia de la novia es asturiana, mira tú qué casualidad, igual el zumo que propones viene como anillo al dedo.

Estaremos en contacto.

Gracias, broder jr.

Suso dijo...

¡Felicidades!

La verdad es que hace que no veía a Artur unos quince años y, oiga está igual

No sé, me parece que se ha precipitado en eso de casarse

Modestino dijo...

Muchas felicidades a Artur y Raquel vía blog. Y sí, comer en Aragón tiene su miga ...

sunsi dijo...

Una precipitación... oye... Esta chiqueta le ronda por la mientes desde hace 20 años.

Igual, lo que se dice igual, Suso... no está. Pero sí te digo-será amor de hermana- que le ha pasado como al buen vino. La edad le sienta muy bien.

Mil gracias. Se alegrará mucho cuando vuelva y lea los comentarios.

sunsi dijo...

Modestino. Muchas gracias de su parte.

Lo de Aragón, en nuestra familia es algo que parece que tira y tira. José Mª se casó con hija de zaragozana... yo con oscense... el fotógrafo lleva allí más de media vida y el que quedaba se casa es esta tierra.
O sea que, quien más quien menos, sabemos lo que es una comida aragonesa. No es broma, Modestino... No sabíamos cómo levantarnos de la mesa. Y, por lo visto, habían eliminado un plato...

Un saludo y muchas gracias, jurisconsulto.

ana dijo...

Muchas felicidades!!!

Hombre Suso... eso de precipitarse... imposible!!!! una vez pasados los 40, es imposible!!!
...qué quieres que te diga!!!
(qué gracia me ha hecho) jajajaja.

Y la música... pues eso, onomatopeya Sarracena... ;)

http://www.youtube.com/watch?v=S25tlrvqP_8

lolo dijo...

Que bien, Sunseta. Felicidades a los novios y toda la familia. Tan pequeño, íntimo... me gusta. Lo viviríais intensamente.

Y ahora quiero una foto de tus tacones; no hace falta que salgas tú, sólo de tus tacones. Quiero pasar envidiaaaaaaaaaaaa.

No me extraña que aún no hayas digerido. Me ha gustado cómo lo cuenta Driver; en realidad las cosas importantes y buenas se repiten y se repiten.

Nicolás dijo...

Muchísimas felicidades a la pareja. Y mucha felicidad durante el matrimonio, que durará hasta que la muerte los separe... De corazón, les deseo lo mejor.

Saludos.

sunsi dijo...

Ana... Si se descuida...Recuerdo el día que vino a casa y me dijo "¿estás bien sentada?...quería contarte que me caso. Todavía no digas nada que luego voy a casa de papá y mamá y se lo cuento..." Yo, con las ganas que tenía de gritar ¡vivan los novios! y muda. Fue este mes de agosto. "¿Qué te parece?" "Pues qué me va a parecer, hijo, ¡¡¡que ya era hora...!!!"

Tú y Sarracena siempre con el tema de las músicas. Bien bonita que es la canción que he colgado, oye. Me tenéis fritaaaaa;-))))))))))))))))

Esta vez no la cambio. ¿Qué le pasa a la de Il Divo? ¿Eh? No querrás que plante una de ... de... ¿cómo se llama ese señor que tú sacas siempre? ¿ves como tengo amnesia? Espera que voy a tu blog.
(...)¡¡¡Bruce Springsteen!!! Ese...

Mira que me ha costado escribir con poco algodón... Al menos la música. Tened compasión de mi faceta meliflua y azucaradaaaaaaaaaa.;)))))

Un beso, leonesa.
PS. Ahora ya sé lo que es pasar frío, frío.

sunsi dijo...

Muchas gracias , lolo. Colgué precisamente la foto sacada desde el coro para que se viera lo que tu dices: la ermita, pequeña... Una boda íntima. Mi hermano, el reportero, que no paró... Dudo que haya hecho una foto de mis pies.

Teniendo en cuenta el frío, la opción del tacón mediano se agradecía. Le diré a mi ciudadana que haga una fotografía aunque no sea del día. Pensará que estoy de la bola.

Este Driver...A mí también me ha gustado muchísimo su enfoque. En el "Sí , quiero" empieza una historia de dos vidas que dan vida, una vida que algún día también dirá "Te quiero a ti..." A raíz de su comentario pensaba que es en ese preciso momento donde nace un nuevo hogar... una nueva familia. Es una forma de ver lo que ha sido y es la historia de la humanidad, el lugar en el que dos empiezan a construir la raíz de la sociedad. Ya sé que hay personas que no creen en el matrimonio... en la donación mutua ... en ese refugio de cariño donde cada uno vale porque es y es amado...querido como es. Gran invento este cauce del amor humano.

Me hubiera gustado tener una grabadora para recoger las palabras de la homilía. No se oía ni siquiera la respiración. Aprovecho para darle las gracias al sacerdote. Fue marino mercante antes de ordenarse. Se le nota. Al pan pan y al vino vino.

Cómo me he enrollado. Perdona.

Que siga girando... eternamente.

Un beso lolo, hedbana.

sunsi dijo...

Gracias de su parte, Nicolás. Ahora están en "la luna". Cuando aterricen leerán los comentarios y seguro que los agradecen.

No se lo he dicho a ninguno de los dos, pero Artur sabe que este post lo escribiría. Tanto la entrada como los comentario son otro regalo. Para siempre... Dios te oiga.

Un saludo afectuoso. Gracias por venir.

Driver I dijo...

Mi querida Sunsi:

Supongo que los novios volverán, y creo bastante probable que vayan a tu casa, con fotos y recuerdos de su viaje.

Es más, seguro estoy de la intensidad de tus abrazos cuando vuelvas a ver a tu hermano.

La pregunta es:
¿Qué tipo de regalo extraño pueden recibir una pareja de recién casados?

¿Quién tendrá valor de leerles un cuento?

Tú misma, amiga, tienes las respuestas a estas endiabladas preguntas.

Tal vez lo puedas presentar como una anécdota de un amigo, al que le ocurren cosas extrañas.

STROMBOLI.


De cada cuatro personas que recogen chapapote, dos representan el cincuenta por ciento.
El veinticuatro de diciembre del 2.002, Juan Sánchez, mariscador y seguidor del Depor, se levantó a las cuatro y media de la mañana.
Se preparó un café muy cargado, cogió el cubasquero y una pala; se dirigió a su Ría.
Si el año hubiese sido normal, por aquellas fechas estarían en plena faena.
Aquel año no había sido normal, y por aquellas fechas le habían hecho una faena.
De cada veinte toneladas de chapapote extraídas del mar, cuatro representan un veinte por ciento.
Si Juan hubiese puesto atención a las noticias de aquellos días, si hubiera leído la prensa o hubiese escuchado las explicaciones de los políticos, Juan se habría cabreado profundamente; él no estaba en disposición de perder su atención. Necesitaba estar concentrado, absorto.
Tan temprano no había nadie.
Mejor -pensó-
Estuvo media hora concentrado hasta que salió el sol.
Una hermosa media hora que aprovechó intensamente en conseguir un profundo estado de paz. La mente dentro de ti y mirando hacia dentro.
A las cinco treinta y ocho de la mañana, se descorrió el telón de aquel día de Navidad.
Cuando los primeros rayos del sol iluminaron su playa, la oscuridad dejó paso a una tenue claridad.
Y así, un día más se pudo ver la maldita maldición otra vez.
La playa que ayer estaba limpia, hoy estaba negra.
Juan se esforzó en no perder su estado de concentración, sabía que no lo podía perder en todo el día, sabía que cuando llegaran los militares y los voluntarios el bullicio le podía perturbar.
Así que bajó a su playa, empuñó su pala, miró al cielo con cierta complicidad difusa y empezó a baldear.
Modulaba el ritmo para no agotarse . Necesitaba dosificar sus fuerzas. Precisaba trabajar ocho horas seguidas.
De cada cien paladas, veinticinco son una cuarta parte.
Entre el cielo y la playa, un hombre luchaba para no perder lo único que nadie le podía robar. Aquello que le mantenía vivo. Su dignidad.

……………………………………………………………………………………

sarrcena infiel dijo...

Je, je, je

Biela dijo...

En todo matrimonio que ha durado más de una semana existen motivos para el divorcio. La clave consiste en encontrar siempre motivos para el matrimonio.
Robert Anderson

El amor abre el paréntesis, el matrimonio lo cierra.
Victor Hugo (1802-1885) Novelista francés.


El amor es ciego, pero el matrimonio le restaura la vista.
Georg Christoph Lichtenberg (1742-1799) Profesor de física y científico alemán.

El matrimonio y la familia cristiana edifican la Iglesia. Los hijos son fruto precioso del matrimonio.
Juan Pablo II (1920-2005) Papa de la iglesia católica.

Un matrimonio feliz, es una larga conversación que siempre parece demasiado corta.
André Maurois (1885-1967) Novelista y ensayista francés.

El matrimonio debe ser una relación ya de simpatía o ya de conquista.
George Eliot (1819-1880) Seudónimo de Mary Anne Evans. Novelista británica

Driver II dijo...

El Driver y María estaban repostando en una gasolinera de la Texaco.
Tras unas horas de inquietante oscuridad mental, Driver seguía sin saber cómo decirle qué a María.
La llegada a la gasolinera le relajó. Aquel olor a goma quemada le era tan familiar, que al tropezarse con la bandera del gordo michelín, le saludó con entusiasmo.
“Salud, tío”.
María se dirigió al gasolinero.
“Lleno, por favor”.
La mujer que sabía tocar el piano preguntó por dónde se iba a Stromboli.
El hombre que dispensaba gasolina le explicó por dónde se iba a Strómboli.
Driver supo en ese momento que el tiempo se le acababa.
“Si una mujer coge la iniciativa, estás jodido”, le había dicho el Gordo en más de una ocasión.
“Date por jodido , Driver” – masculló para sí-.
“¿Qué dices? “– preguntó la mujer que amaba la música-.
“Nada, nada, que nos vamos a Strómboli”

……………………………………………………………………………………

Aquel pueblo italiano a la orilla del mar era blanco.
El mar que bañaba aquel pueblo blanco era muy azul.
Las piedras del volcán que estaba junto al pueblo blanco, que era bañado por un azul muy de mar, eran piedras de un negro tan negro que reflejaban el blanco en el azul, y el azul en el blanco.
María y el Driver pasearon por el muelle, comieron en una taberna y se sentaron en un banco.
En la placita de aquel pueblo blanco de piedras negras, había una iglesia de color iglesia.
Junto a la iglesia del pueblo blanco había un parque de color parque.
En el parque del pueblo blanco con piedras negras había una niña amarilla.
La niña amarilla del pueblo bañado por un mar, de color muy de mar, se les acercó y les preguntó una pregunta de color inocente.
“ Hola, ¿sois novios?”
María miró a la niña e imaginándose la cara de circunstancias que el Driver mantendría en ese momento, respondió a la niña:
“Sí, somos novios”
La niña amarilla se marchó a jugar con su muñeca negra a la plaza del pueblo blanco.
Driver se sintió obligado a decir algo al respecto, pues aquella era la primera noticia que tenía sobre el estado de sus relaciones sentimentales.
El destino le echó una mano, y cuando estaba abriendo la boca para decir algo, aunque no sabía exactamente qué, un estruendoso estallido de campanas verdes rompió el silencio.
La plaza se empezó a llenar de parroquianos severos, de niños arreglados, de señoras de buen y mejor ver, de dos curas, de un vendedor de helados, de una pandilla de adolescentes y de dos familias que endomingadas hasta arriba esperaban a unos novios.
A los pocos minutos, siguiendo la más arraigada de las tradiciones, el novio llegó montado en una jaca. Descabalgó y ató las riendas en el banco donde estaban sentados Driver y Martía.
Se aproximó a uno de los dos grupos de familiares, que apiñados en la escalinata, esperaban ver lo que ya tenían grabado en la mente de tanto desearlo.
El novio, vestido de negro con una especie de traje regional, se acercó al se supone que sería su suegro. Sacó una navaja del bolsillo, se la entregó al padre de su futura, e inclinándose delante de él, le ofreció su cuello con una ligera inclinación de la cabeza.
El suegro abrió parsimoniosamente la navaja, miró al cielo, miró a su mujer, y reprimiendo el claro deseo de cortarle el gaznate a aquel mozuelo que le iba a robar a su hija, sintió que al menos durante unos segundos había tenido su vida en sus manos. Con eso se daba por satisfecho. Guardó la navaja, abrazó al mozo y dejó que la fiesta continuara.
Dentro de la iglesia el cura ofició una corta ceremonia, ya que el padre de la novia, un antiguo brigadista de la Guerra Mundial, había negociado una duración máxima de veinte minutos.
“No piso una iglesia desde el 25 de marzo de 1944; tengo sólo una hija; le doy veinte minutos, ni uno más”.

Driver III dijo...

El cura oficiaba a cuatro mil quinientas vueltas; si en un repecho de la ceremonia bajaba la velocidad, la mirada del padre de la novia le hacía meter tercera y subir a cinco mil setecientas, ya cerca de la marca roja.
Una vez acabada la ceremonia, la gente salió a la plaza y se dirigió a una pradera donde las mujeres de negro del pueblo blanco, habían preparado unas mesas con unos hules rojos.
Driver y María observaban desde el banco.
En un indeterminado momento de una alborotada algarabía, la novia se acercó a la pareja de forasteros del banco, les miró fijamente, se fijó en los confusos ojos del Driver, absorvió la cálida mirada de María, se acordó de cuando llegó a Milán y era una forastera; y como estaba contenta y feliz, se permitió hacer lo que le hubiera gustado que alguien hubiera hecho por ella. Tomó su ramillete de novia, se lo entregó a María con una dulce sonrisa, luego se quedo plantada delante del Driver, y entonces fue cuando ocurrió.
La novia blanca del pueblo blanco le apretó un fuerte guantazo a un forastero con pinta de camionero.
Aquel golpe no aclaró para nada las ya de por sí confusas ideas de Driver, sino que más bien le cabreó, le cabreó profundamente.
María se quedó perpleja, el Driver estaba petrificado y cabreado a la vez.
El novio se dio cuenta del movimiento general que había protagonizado su actual señora, y no se sabe muy bien, si por solidaridad con ella, si motivado por las dos copas de vino siciliano que llevaba ya en el cuerpo, o simplemente por que María estaba como un queso; el caso es que se acercó a María y le apretó, así sin venir a cuento, delante de ciento ochenta invitados, a veintidos minutos de estar casado, y con un par, un enérgico y a la vez sensual beso en la boca.
Las mujeres de negro del pueblo blanco ni hablaban español, ni italiano, ni inglés ni ningún idioma comunitario. Maldita la falta que les hacía. Aquellas mujeres observaban los acontecimientos y reían, reían con la ingenua complaciencia con la que ríe una anciana con sangre latina.
El brigadista de la Guerra Mundial se acercó al Driver con la doble intención de evitar, por una parte, la más que probable reacción de aquel confuso forastero cuya novia acababa de ser públicamente morreada, y por otra hacerle comprender algo que parece ser era muy importante.
Para esa doble función se plantó delante de Driver, cogió un guijarro del suelo y de una forma convulsiva empezó a darse a sí mismo suaves golpes en la frente con el susodicho guijarro. A continuación acercaba el pedrusco a la frente del Driver, y presionándolo sin prisas pero sin pausas, lo frotaba en la frente de aquel muchacho del barrio de Los Angeles de San Rafael, con la sana intención de transmitirle un mensaje de gran trascendencia.

Driver IV y fin dijo...

Por mucho que se esforzaba Driver, el mensaje no llegaba a su cerebro; así que se dejó llevar por los acontecimientos, se mezcló junto a María con el gentío, comieron, bebieron y bailaron .
Aquellos parroquianos de Strómboli les saludaban como si fueran paisanos suyos de toda la vida. Les felicitaban con la misma energía con la que felicitaban a los novios recién casados. Bebían y reían con ellos.
Los acontecimientos que siguieron a la fiesta son de imposible descripción, ya que entran directamente en la intimidad de nuestros protagonistas. No seré yo el que se ponga a hablar de noches de vino y rosas; no estoy aquí tecleando para describir lo que pasa entre dos seres humanos cuando la vida se desboca. No, ése no soy yo.
Solo diré que Driver y María se encontraron desayunando al día siguiente en el único hotel que había en el pueblo, en compañía de los novios, y que Driver tenía una enorme resaca .
Una vez que los novios se despidieron, María se fijó que tanto Driver como ella llevaban en el cuello un hasta hoy extraño collar de piedras volcánicas.
María se dirigió al camionero:
“Driver, creo que esta gente nos ha casado por algún rito desconocido para mí”
“María, ¿ no habremos firmado algo sin darnos cuenta?”
“Driver, yo no he firmado nada; de todas formas no me hace falta firmar nada. A mí me vale así”.
Driver se tocó la mejilla golpeada por la novia italiana, se frotó la frente raspada con el guijarro del brigadista, pensó que ya eran muchos golpes en tan poco tiempo y respondió a María.
“ María, a mí también me vale”.
....
Entre el cielo y la playa, un hombre luchaba para no perder lo único que nadie le podía robar. Aquello que le mantenía vivo. Su dignidad.

MO dijo...

Hola Sunseta,
me alegro q todo haya ido de miedo.
cuándo me paso a ver las fotos?

besiños.

Por cierto, il divo, ppfffffff!!! cusha:

http://www.youtube.com/watch?v=FwWL8Y-qsJg&feature=related

pazvalldosera dijo...

Bueno Sunsi,por fín he logrado entrar en este blog,(me ha costado mucho este avance de la ciencia)solamente felicitarte por la boda de Artur¡¡¡¡.me alegro mucho por él y por tus padres .un abrazo cariñoso MªPaz

Mariapi dijo...

Sunsi, gracias por esta crónica, cómo se nota que quieres mucho a tus hermanos...¡Felicidades, a los novios y a ti!
Te dejo un link que deja una idea aproximada del concepto "comer" que tenemos por mi tierra...Un besico.

http://www.youtube.com/watch?v=KJ53zrIcRm8&feature=related

sunsi dijo...

Querido amigo Diego. Afortunadamente te conozco y sé cómo lees los cuentos. Muchas gracias por este regalo... Extraño y original título: "Stromboli". Espero saber darle la entonación que tú le darías...

Gracias, camarada.

sunsi dijo...

MO, Bella ragazza... A ti, que te tengo cerca, te puedo contar más cosas. No era plan de enrollarme como una persiana en un post.
Fue... MUY BIEN. Muy emotivo. Mucho, Marteta. Luego miraba la mano de Artur con la alianza y me parecía tan raro...

Pero qué manía os ha entrado con Il Divo... Bien bonita que es la canción... Entre Sarri, Ana y tú ...Menudas.

Nos vemos y, cuando tenga fotos,te llamo.

Besitos, bella.

sunsi dijo...

¡Pacitaaaa...! Qué ilusión me ha hecho verte por escrito... Fue muy emotivo todo. A Artur le hará mucha ilusión leerte en el blog.

Qué lejos quedan nuestras bodas, hija. Me decía Inma que en las de Plata tendríamos que hacer algo el trío... con maridos, claro. jajajaja... Siempre y cuando "Don J" no saque el monopoli, que se sabe todas las respuestas y quedamos como lelas. Viejos tiempos. ¿Te acuerdas? Pobre Anita, que la llevábamos de acá para allá...

Gracias por hacer un esfuerzo y penetrar en los avances de la ciencia.

Un beso muy muy fuerte, Mari Paz.
Gracias otra vez.
Nos llamamos...¿vale?

sunsi dijo...

Hala pues... mañaaaaa.
Gracias por el vídeo, Mariapi. He esperado a verlo con el jefe. Me he reído....Sí, señora. No un huevo... media docena , "y es flojico".

Sí los quiero mucho, para qué te voy a engañar. A los tres. Se me cae la baba literalmente. Al reportero gráfico lo veo menos, aunque me llegan continuamente noticias de él. Pero en la comida nos sentaron junticos y aproveché.

Un beso, Mater.

Bego dijo...

Un millon de felicidades para los novios!!
Besito

Anónimo dijo...

ssher plonulcial
ssstrlomblolli hip!

eeessstlombori! hip!
srombolíliip! hil!

viva los novioshhh!
viva losh noviash!

yl que gualpa sshta la noviashh!!
sunseta,

viva shotromvolihh!!!
hic! hic!

joe que gueno eshtá er licorl

de la garrrta!

sssstrombilón! hic! hic!

sunsi dijo...

Gracias, Bego...
Espero verte pronto para poderte explicar.

Un beso para la más elegante...

sunsi dijo...

Ei, Anónimo. Que no sé si eres el broder pequeño o el mayor. Si lo sé no saco copas...

Pero cómo estás, Madre mía. Un café bien cargado y a dormiiiiir.

sunsi dijo...

Biela. Perdona. No te había visto. Y esta vez te has lucido en la elección de las citas. Muchas gracias.

A ver... Si me tuviera que quedar con una...

Esta. Una metáfora preciosa:
"El amor abre el paréntesis, el matrimonio lo cierra".

Gracias de nuevo, Biela.

Un afectuoso saludo para ti y tus citas

MERCE dijo...

Hola Sunsi, vaya sorpresa. Todavía no había entrado en tu bloc. Me ha encantado la crónica periodística de la boda de Artur. Felicítale de mi parte. Es un gran tipo y se merece ser feliz. Por cierto, yo he encontrado mi felicidad absoluta siendo madre.... que cursi no???? es la verdad, que voy a decir. Ser madre a los 40 es una bendición no????Un abrazo

sunsi dijo...

Mercè...Quina alegria que entris al blog!
Sí es un gran tipo. Mi hermanillo cuarentón. ¿¿¿Cursi??? ¿¿¿Tú, cursi??? Si no sabes ni lo que significa, guapa. Te vi pletórica con tu criatura este verano. Destilas felicidad por los cuatro costados.

¿Te acuerdas de cuando éramos alumna-profe? ¿Y de aquella notaza de literatura que no dabas crédito? "Esta chica escribe muuuuuy bien" Ei...que el tiempo me ha dado la razón. Para mí es un honor que te haya gustado la crónica.

Espero que saques la nariz a menudo y que opines. Gracias, guapa.

PS. Aún me confundo y llamo a tu hermana con tu nombre. Es gordo, ¿eh?... Hay gente que deja huella;))))

Bsssssssssssssssssssssssssssssssss