sábado, 11 de diciembre de 2010

Pánico escénico


No sé si sabéis que en Cataluña, los alumnos de 2º de Bachillerato realizan un trabajo de investigación que deben exponer ante un tribunal y el resto de sus compañeros. Les va mucho en ello. Es el 10% de la nota del Bachillerato. Hace unos días me pidieron que diese una sesión sobre cómo hablar en público para que puedan preparar la exposición. Durará toda la mañana de hoy y parte de la tarde.  



¡¡¡Hablar en público!!! Mi punto flaco. Esta mañana lo pensaba. En el fondo, me han hecho un favor. Para explicarles cómo se habla en público me he tenido que preparar a conciencia, empleando los mismos recursos que les voy a exponer.

Sé que la información es solamente un 30% del mensaje. Para que el receptor capte el 100% de lo que queremos transmitir nos hacen falta las manos ... abiertas , la mirada directa..., el gesto, una sonrisa.... huir de la monotono, hacer las pausas oportunas... He encontrado en Saber hablar, de Mario Clavell, una serie de ejercicios muy apropiados para lograr que adquieran seguridad.

Pero nos topamos con el problema de la timidez ... ¿Cómo se salva? Cuando uno está completamente agarrotado ... ¿cómo puede conseguir relajarse? Parece ser que una de las claves es respirar correctamente. La respiración debe ser integral. Consiste en inspirar llenando el espacio intercostillar y la barriga. Los efectos son casi mágicos. Prolonga la capacidad de hablar durante más tiempo, con voz clara y relaja los músculos del cuerpo...¡oído cocina! Montserrat Caballé pasó ocho meses ensayando y ahí la tenemos. Envidiable.

Otra clave: los ejercicios de la mandíbula inferior moviéndola a ambos lados. Preferible a solas para que nadie piense que se nos ha ido la bola. Esta vez, el objetivo es la rela jación del rostro.

Y visualizar, por último, la situación que viviremos con todo lujo de detalles. Conseguimos que trabaje el hemisferio derecho, llamado también holístico. Algunos lo tenemos bastante oxidado y no es cuestión de desaprovechar un arma fabulosa de nuestra mente. Es sencillo... Se trata de vivir en la mente aquello que nos da pánico, que tememos hasta el punto de pensar que no vamos a ser capaces de realizarlo y modificar nuestra conducta. Ver ... o vernos a nosotros mismos en el momento que echaríamos a correr porque no aguantamos ser el centro de todas las miradas... visualizar incluso la ropa que llevaremos, las caras que sabemos que nos mirarán y nos enjuiciarán en el lugar  exacto del temible evento... Los humanos somos los únicos que podemos vivir dos veces: la primera en la mente y la segunda pisando el suelo que ya hemos asimilado en el cerebro.

Pues allá voy. Espero que les sirva.


28 comentarios:

Driver Guan dijo...

¡Pero mujer!
¡Esto se avisa, por Dios, y voy a dar el curso contigo!
Mira, TAN SOLO, para que veas lo que NOS HEMOS PERDIDO POR NO AVISARME, un cuento para una amiga que iba a presentar una tesina en público, y tenía miedo escénico.
...
La próxima me avisas.
Simplemento lo íbamos a bordar.
Tan sólo una aclaración sobre el cuento.
Mi amiga Maria Jesús es la que presenta una tesina; su padre, una gran persona, en su juventud fue defensa del Real Murcia club de fútbol.
Ella le quería mucho.
Y yo le envié este cuento la víspera del examen público.
...
VEINTE SEGUNDOS.-

Yo tenía una amiga con un corazón de tigre, pero no lo sabía.

El cuatro de junio de mil novecientos noventa y ocho, María Jesús Bazaco, natural de Valladolid y vecina de Murcia, se levantó relajada, muy relajada.

Introdujo dos tostadas en el microondas, calentó la mermelada en el fuego de la cocina y vertió la leche en el tostador.
Y todo ésto lo hizo relajada, muy relajada.
No estaba nerviosa, para nada.

Bajó al garaje a por el coche, con las llaves equivocadas, el móvil sin batería y las chancletas de la playa.
Relajada, muy relajada.

Llegando a la Universidad se encontró a una amiga, que para tranquiilizarle tuvo la feliz idea de invitarle a un café.-
Fue tan efusiva que le derramó el expreso, sobre la blusa blanca, un manchón grande.

“Gracias amiga, gracias”.

Asi que se encontró en el pasillo de la Universidad, con chancletas, móvil y manchón.

“Esto lo arreglo yo”.

Como buena relaciones públicas que es, mi amiga fue al Departamento de Educación Física, y cómo no, encontró a un amigo de Eduardo, que era un conocido de la Federación, que tenían conocidos de cuando el Sella, que …

Que le dejó ropa limpia.
Y cuando digo ropa limpia, digo ropa limpia.

El cuatro de junio de mil novecientos noventa y ocho, se leían dos tesis en la Universidad de Murcia. La primera versaba sobre Física Nuclear, y fue leída por Rigoberto Pérez, muchacho de gran porvenir en el escalafón funcionarial.

La segunda…


La segunda no. La segunda no fue leída por Rigoberto.

Que le dejó ropa limpia.Y cuando digo ropa limpia, digo ropa limpia.

Cuando Maria Jesús Bazaco entró en el Aula Magna con el uniforme del Real Murcia, las expresiones de estupor sólo fueron superadas por los gestos de pavor de los miembros del Tribunal.

Ella sabía que el mayor peligro de ese día consistía en quedarse en blanco; pero nunca sospechó lo cerca que anduvo de la expulsión por lo inapropiado de su indumentaria. Afortunadamente no existía ningun precedente, y al fin y al cabo tenía que ver con el contenido de su tesina. El deporte olímpico.

El Presidente del Tribunal alzó su potente voz, y comunicó:
“Puede empezar , señorita.”

Anónimo dijo...

Llegado el momento de la verdad, ella sabía que si se bloqueaba mandaría al carajo el trabajo de dos años. Así y en el más estricto cumplimiento del mas profundo de sus miedos, ella cumplió absolutamente todas las previsiones.
Y quedó bloqueada, completamente bloqueda.

Los dosciento veintisiete amigos que la habían asesorado en los últimos dos años, le habían regalado trescientos catorce consejos e/o indicaciones sobre lo que debería hacer en ese preciso momento.
Como era de prever, nada le sirvió.

El cuatro de octubre de mil novecientos cincuenta y seis, el Real Murcia se enfrentaba al Fuengirola en partido de vuelta del Ilustre y Muy Real Campeonato de Liga.

Maria Jesús buscaba una referencia.
Lo único que encontró en los últimos veinticinco años eran notas.
Y ella necesitaba referencias.

A los treinta y dos minutos de la segunda parte, viendo que las posibilidades de clasificación eran remotas, la defensa del Real Murcia decidió coger las riendas del partido. Su primera decisión fue dejar al portero solo.

En el silencio del Aula Magna, los segundos eran años. En la cabeza de Maria Jesús sus años pasaban como segundos.

El defensa Bazaco decidió tomar como referencia la portería contraria.
Sus compañeros de defensa le siguieron. Los delanteros de su propio equipo decidieron mantenerse al margen de aquel extraño movimiento táctico. El portero al sentirse solo y abandonado, se conformó con gritar desesperado.

María Jesús sólo tenía una lección bien aprendida. Su padre le enseño que en este mundo hay dos tipos de personas: las tristes , y las que tienen algo que hacer.

Y ésa era la única referencia.

En contra de todos los principios hasta entonces conocidos en el mundillo del fútbol, el defensa Bazaco lanzó un balón a la banda izquierda que , en realidad iba dirigido a él mismo.
Esa posibilidad cogió por sorpresa a la defensa del otro equipo, a la delantera, a su propia defensa e incluso a ambas directivas.

El silencio del estadio se rompió con la quebrada voz de su compañero, al grito de: “ Mía!”.

Sola ante el peligro. Vestida con el uniforme del Real Murcia por fuera. Con el legado de su padre , por dentro.

El defensa Bazaco tenía de pronto la posición, el silencio del público, la cara de terror del portero contrario, la pelota, y las ganas de romper el instante de una patada.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡Goooooooooooool!!!!!!!!!

María Jesus Bazaco por primera vez en su vida se dio cuenta que lo único que tenía que hacer , era imitar a su padre.

Yo tenía una amiga con un corazón de tigre, pero no lo sabía.

Modestino dijo...

Soltura, relajación, importar un huevo lo que pìense quien te escucha ... es muy fácil decirlo, por supuesto, pero para vencer el pánico escénico hay que salir bien seguro de lo que uno quiere decir y olvidarse de matices y de darle vueltas a la cabeza.

ana dijo...

Sí, sí... la verdad es que tienes que pensar en que lo que piensen los demás te ha de importar un bledo. Y yo eso lo conseguí; tenía más que claro que yo iba a contar mi perspectiva... Iba con el tema preparado, con soltura, y había practicado en casa. Lo había leído en alto muchas veces, aprendido, cronometrado el tiempo, el tono, las pausas... parecía hablado. Tenía en mi mente el evento...

... pero yo me había imaginado de pie delante de un atril... y la estructura del escenario no era esa. Estuve sentada delante de una mesa y así lo tuve que hacer. Quedo como leído... Ese estar sentadita me bloqueó un poco, la verdad.

No es nada fácil hablar en público. Como ocurre en la vida... nada es como se ha imaginado. En esta lides es así... jajajaja.


Saludos.

Ánimo y a por todas!
;)

Anónimo dijo...

Yo creo que lo importante es pensar que estas con un grupo de amigos en el salon de tu casa y que hablas de cosas que crees en ellas y que el convencimiento dependerá de lo que verdaderamente quieras transmitir. Gánatelos con un golpe de efecto y luego.... todo rodado.
Tu puedes y se que lo harás muy bien. Ya nos contarás.

tomae dijo...

Hola Sunseta! Hablar en publico dices... sé que cuesta, tengo un ejercicio preparado para perfeccionar el tema de la vocalización... te lo cuento porque es apropiado para estas ocasiones y apto para estas fiestas...veras.

Te pones 3 polvorones (si son de la estepa mejor) y sin tragarlos, empiezas ha decir frases... por ej.

"En Pamplona las lagartas pamplonicas se pavonean publicamente con pomposidad y boato"

...puedes repetir esta frase tantas veces como quieras, por ej.300 veces pero si quieres 400 tambien puedes...


Cuando acabes el ejercicio, limpias el espejo de motas de polvorón (porque mejor que lo hagas sola) y verás que cómodo resulta luego hablar...

¿me lo contarás?

Una abrazo Sunseta!

Ana, princesa del guisante dijo...

Tenía una profesora de universidad que era muy buena, muy dulce. Alguna vez habíamos tomado café con ella, y nos confesó que apagaba la luz al entrar en el aula no para las transparencias (hablo del pleistoceno) sino para no ser vista, se moría de vergüenza.

Mi consejo es que tires de la confianza que da el conocimiento: tú sabes, ellos no. Como con tus hijos. Un beso

Zambullida dijo...

Yo tengo o tenía el mismo problema. Y, para acabar cuanto antes, hablaba a toda velocidad y la gente se reía. Horroroso.

Ahora he logrado más o menos solventarlo. Un buen consejo es el de tomae, digno de pasar a los anales de la Oratoria.

Seguro que te sale bien. Ya nos contarás.

Zambullida dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sunsi dijo...

Driver Guan... Me he quedado con una incógnita. ¿Mª Jesús consiguió desbloquearse...? ¿Salió a la luz su corazón de tigre?

Si vivieras un poco más cerca... Pero ya me dirás tú cómo se pondría la Ministra si echo mano de tus habilidades cada vez que me atasco. Que la Ministra es buena...pero seguro que algún día me diría: "Sunsi, sácate las castañas tú sola, que ya eres mayorcita".

Qué ganas tengo de una "trobada" con vosotros, con sarri y capitán, con tomae y esposa, con analeonesa, con... como aquella vez que en Madrid hiciste magia blanca... de Madrid al cielo...

Añoranza, chico. Ya ves...

Gracias, camarada.

sunsi dijo...

Gracias, Modestino. Es, más o menos, lo que les dije. Salió bien. Había poca gente. Los adolescentes se rajan sin previo aviso...

Es curioso. Hasta los 40 años dediqué tanto tiempo al día a dar clases con aulas llenas... en institutos con alumnos que lo último que deseaban era asistir a una clase de lengua. Se me había olvidado. Casi toda una vida a pie de aula y ayer con pánico en el cuerpo. Es cierto el refrán que dice: Quien tuvo, retuvo.

Un saludo, jurisconsulto.

sunsi dijo...

Si señora... Estar sentado es un problema, Ana. Creo que jamás he dado una clase sentada. La silla ... ni siquiera para los exámenes.

Cuando visualizas previamente una sesión sin silla y te la colocan, no puedes llenar el espacio escénico ... la gesticulación se limita a la cara y las manos. No es , ni de lejos, lo mismo.

Gracias, Anita. Salió bien y me reencontré con tantos años en los que fui feliz intentado transmitir a los alumnos el amor por la lengua, el poder de la palabra, de las ideas...

Besos, leonesa.

sunsi dijo...

Hola, Anónimo. Muchas gracias. Lo que cuentas lo aprendí de mi padre: de cómo entres el primer día en una clase, de esos primeros instantes, depende todo el curso. No exajeraba. Es así. Conseguir que un grupo de personas no pestañeen mientras tú hablas no se improvisa. Depende de , como tú dices, el golpe de efecto de los primeros minutos... de intercalar ejemplos que ayudan a que no decaiga la atención... He tenido el mejor maestro. Pero, a veces, salen a flote inseguridades...En mi caso, que llevaba tiempo sin exponer en público.

Entré diciendo con voz potente mientras me enfrentaba con sus miradas: Tú conoces mejor que nadie el contenido de tu trabajo. Nadie sabe de este tema más que tú. Repítelo...

Un saludo y gracias de nuevo...

sunsi dijo...

Tomae... Menos mal que no tenía en casa polvorones...ni esteparios ni todo lo contrario jajajajaja ...

También sirve poner un boli o similar entre los dientes e intentar hablar durante un rato. ¿Recuerdas a Rosa de OT? No sé...es más limpico este sistema, ¿no crees? El día que te toque a ti, ni se te ocurra lo de los polvorones si no tienes a mano un buen limpiacristales. Me imagino a tu Moni amenazándote con una gorra. Te veo camino de Pamplona caminando... y llamando a tu broder pidiendo auxilio;-))))))

sunsi dijo...

Eres una brujilla buena, pesoleta. O , tal vez, tenemos telepatía. Justo lo que dices me lo estuve repitiendo varias veces: me lo he preparado a fondo, sé qué tengo que explicarles y es eficaz para que aprendan a exponer... ¡Fuera los miedos!

Lo de tu profe... Cómo la comprendo; no te haces idea. Nadie se cree que soy tímida.¡¡¡Nadie!!! Bueno... excepto mi madre. Parece una paradoja, pero ¿sabes cómo la venzo? Hablando. Por eso acababa extenuada después de una hora de clase. Contra la timidez...darlo todo en el aula. Llegué a no pesar... Era empezar el curso e ir perdiendo tallas... Esa es otra película que mejor no recordar. Algún día, cuando me importe un bledo absolutamente todo, lo contaré. Todavía no he llegado a esta fase.

Gracias, Princesa.

sunsi dijo...

Querida Zambullida. Empatía total. Corres y no te das cuenta. ¡Que acabe cuanto antes...! La ventaja es saber que tienes/tenemos ese problema. Es la única forma de superarlo. Vo-ca-li-zar... te dices a ti misma. Despacio... que no me va a comer nadie.

Y si para superarlo totalmente hay que comprar polvorones, como aconseja tomae...pues eso. ¿Tú crees que lo dice en serio? ¿No nos estará tomando el pelo? jajajajaja

Fue bien, Zambu. Creo que les sirvió.

Un beso, escritora.

Driver dijo...

Pues sí, Sunsi.
Mi amiga Maria Jesús, tras dos años de arduo trabajo, hizo la presentación de su tesina sobre "el deporte olímpico" delante de un serio tribunal, y consiguió una buena nota.
Pasó miedo, pero la cercanía de su pareja y de sus amigos le ayudó a vencerlo.
...
Como consecuencia de mi cuento me hicieron un encargo. Otro cuento para su hija, que con 20 años tenía pánico a los perros.
Estabas sentado con ellos en una terraza, aparecía un perro a cien metros, y la chica salía corriendo literalmente y se encerraba en el primer aseo que encontraba.
Le hice un cuento sobre chicas, perros y miedos.
Aún lo conservo.
Esto me da la idea de publicar una serie corta sobre el miedo en el blog del camionero.
...
En cuanto a lo de vernos, espero que hagas una gran fiesta para tu próximo cumpleaños.
En el caso de que sea así, diles a las "dos chicas de la foto de las miradas de sorpresa" que tengo un proyecto para ellas y para mí.
Y que es muy fácil.
Diles que sólo nos hace falta media hora de ensayo, y unos vestidos o trajes de chaqueta, o camisetas, o chandal, o lo que sea, pero de color NEGRO.
Y que como inspiración empiecen a escuchar música brasileña.
Y que miren algún calzado que sea cómodo.
Y que se fíen del "pirao que hace fotos raras".

Lo que te vas a reir si me sale lo que tengo pensado.

Ni te lo puedes imaginar.
Magia blanca, vestida de...,¡negro!

Blancael dijo...

¡Hablar en públlico¡¡.¡¡Que dificil¡¡
A mí siempre me ha costdo mucho, me acuerdo de la universidad, que cada vez que tenia que exponer un trabajo en clase, me tomaba medio valium, para estar tranquila¡¡.
Y el próximo viernes le toca a mi ciudadana mayor, espero que esté tranquila¡¡¡, conociendola es dificil, pero seguro que lo hace bien,Y ya más tranquila , después de este fin de semana, llena de entrevistas , exámenes y nervios¡¡¡.Ya te contaré como ha ido el fín de semana por Pamplona, ha sido un poco estresante, pero ya se sabe, esto hay que pasarlo¡¡
besos, de una navarrica, encantada de haber estado en su tierra¡¡¡

MO dijo...

En mi opinión, un grandísimo error de la escuela española es la falta de exámenes orales, en primaria, secundaria y sobretodo en la universidad.

Baci & buon natale!

Marta dijo...

Hola Sunseta, aqui una patológica sin remedio de pánico escénico grado 10: piiiiiiiiii silbidos, palpitaciones y vista nublada. Te admiro! lo has superado.Ojalá hubiera sabido lo del polvorón! ;))En clase de canto descubrieron que movía la boca y mi amiga del alma cantaba. Mira que cantaba mal requetemal pero al menos me ponían un sufi. A grandes miedos, grandes soluciones...o grandes amigas! Petons

lolo dijo...

¿Salió bien, Sunsi? Me alegro. Tampoco es que tuviera muchas dudas. Arrojo y mirar p'alante.

Hay un truco muy eficaz, pero en este caso no hacía falta: imaginar a la audiencia... en el cuarto de baño; no son más ni menos que tú. No hay que tener miedo. Pero esto se usa más en oposiciones. Lo tuyo era un dulce, no me digas.

Oye niña, pero tú eres famosa, eh?

Monty dijo...

Se pasa el miedo si vas 3 cuartos preparada.

Ayer debuté en una Obrilla de teatro y me lo sabía todo cuando no me iluminaban.. Una buena terapia para timidillos.

Un beso

sunsi dijo...

Gracias, Driver. Estaba intrigada con el tema de Mª Jesús. Cuando uno echa años en algo y se va al garete porque te entra el miedo escénico... Da tanta rabia, ¿verdad?.

Tu blosss. No me da la vida para entrar y escribir donde me apetece. Esto tengo que explicarlo en un post.

Oye...¿Qué estás tramando? Miedo me das. ¿O debería decir dais? Que desde que tienes broder la cosa se pone peligrosa. Bendito peligro. Sois los mejores. Gracias, camarada. Tomo nota.

sunsi dijo...

Querida Blanca. Tengo alguna noticia de Pamplona... Afortunadamente hay hilo directo.

A tu ciudadana le irá de cine. Dile que cuando quiera... doy la sesión para ella sola. Faltaría... Ella sabe que solamente tiene que marcar un número de teléfono. De todas formas, díselo.

Un beso, navarrica.

sunsi dijo...

MO, bella ragazza. Absoluta y radicalmente de acuerdo contigo. Lo que empleamos habitualmente es el habla. En la escuela se incide en exceso en la exposición escrita. Si nos paramos a pensar un poco... salta la cuestión que citas. En la vida vamos a tener que exponer lo que pensamos, sentimos, amamos, aborrecemos... oralmente. Si queremos explicar algo, no cogeremos un boli y lo escribiremos. Es de lógica que lo hagamos oralmente.

Cuando quieras te presto "Saber hablar". Un libro sencillo, que va al grano y muy divertido porque está plagado de ejemplos.

Gracias por tu aportación, Marta. Ahí le diste y ¡diana!

Besos, guapísima.

sunsi dijo...

Marta, reina. Cómo me alegro de verte/leerte en la república.

¿Sabes que dicen que tiene mejor pronóstico el tímido que el deshinibido? El primero es capaz de superar el miedo con ejercicios, frases que ayudan a iniciar una exposición... En cambio, el desinhibido se va por los cerros de donde sea y puede llegar a aburrir a las ovejas porque no tiene tope.

Desde luego, tener buenas amigas es un privilegio.

Si nos ponemos a cantar tú y yo, con esta voz de cazalla... directas a OT;-) Y mira que yo pienso que esta ronquera es interesante... que parecemos Bárbara Rey a dúo...

Un beso, Marteta.

sunsi dijo...

Lolo. Gracias. Eres más buena... También he pasado por opos. Primero los dos comentarios de texto: literario y lingüístico. Después la "encerrona". La inmensa suerte es que, entre las 4 bolitas que salieron del bombo, estaba el tema "la subordinada sustantiva y adjetiva". Recuerdo que no pude usar pizarra y señalaba las flechas de una oración imaginaria con los dedos. Si había un tema en el que no podía fallar era ese(cuesta no acentuar...¡corchoooooo!).

Me tocó después de comer. El tribunal...soñoliento y yo en ayunas. La Presidenta, una especialista en lengua española. Menos mal. Ella sí prestó atención.
Y aprobé. Recuerdo como si fuera hoy el momento en el que me lo dijeron por teléfono. Teníamos ya a los dos ciudadanos mayores... A saber qué pensaron. "Mamá se ha vuelto loca o algo por el estilo"

¿Famosa? Huy...no, no. Quizá hija de familia bastante conocida en Tarraco.

Vaya. Me he vuelto a enrollar.

Un beso, lolo. Bona nit.

sunsi dijo...

Montyyyyy. Perdona, hija, que no me paso por tu blog desde hace tanto tiempo. No llego... Me falta tiempo. Perdona.

Al 100%. Hay que asegurar. Y no te digo ya si se trata de una obra de teatro. Gran terapia la de formar parte de un grupo teatral. Además de pasarlo bien, se aprende mucho. me alegro.

Un beso volando a la Terraferma.