lunes, 10 de octubre de 2011

Compartiendo recuerdos. Aura 40 aniversario (I)


Aún recuerdo el cariñoso reproche de la Madre Antonia: "Has nacido aquí y te vas a crecer a otro colegio". Y la despedida del equipo de básquet... El entrenador: "Gracias por los servicios prestados". Y cierta expectación de mi entorno escolar por el nuevo destino. Una escuela distinta se había inaugurado hacía dos años en las afueras de Constantí. Expectación que interpreté como cierto recelo que no entendí entonces; ahora me parece más que lógico. Ni en el centro de Tarragona ni de Reus... Llamó la atención un uniforme innovador; falda escocesa en la que predominaba el azul marino con verdes y rojos... polo rojo... chaqueta azul... Hasta el momento, la tradición eran pichis... De pata de gallo marrón en Teresianas, mi colegio... y el de mi madre y el de mi abuela. Se estilaba la tradición y la continuidad.

No pude entrar en 6º de E.G.B., el segundo año de la nueva escuela, por la avalancha de solicitudes. Coincidió con el cierre de un colegio de monjas emblemático y con solera: Jesús y María. Así que se incorporaron al colegio masculino mi padre, como profesor, y dos de mis hermanos. No estuvo mal ese curso que sabía que era de transición. Fue una espera ilusionada que dio paso a un cambio radical de esquemas.

Una colegio casi recién nacido, pequeño, … “¿Cómo te llamas?” “Estil-les” “No… me refiero a cuál es tu nombre, ¿cómo te llaman en tu casa?” “Sunsi”. Reconozco que fue lo primero que me descolocó. Siempre había sido “la Estil-les” y ahora me llamaban con un nombre que no asociaba al ámbito académico. A los pocos días una profesora – Pilar Requeno, que falleció hace ya unos cuantos años- me dijo que quería charlar conmigo. Hice un repaso mental. No creía haber hecho nada… todavía no tenía la suficiente confianza como para sacar la vena revolucionaria ni hablar en clase. Muerta de miedo me dirigí a su despacho. Nada de lo que imaginé… "voy a ser tu preceptora este curso", "¿qué tal estás?", "¿te adaptas?", "supongo que te va a costar el inglés…", "te propongo una cosita muy pequeña para acordarte de la Virgen antes de acostarte. No son mucho tres avemarías rezadas despacio…"

Al poco, Asamblea. Voto secreto de las alumnas que introducíamos un papelito en un apaño de urna para elegir a la secretaria, subsecretaria y vocales del curso. Primero, presentación de candidaturas. No… todavía no habíamos estrenado democracia y yo ya tenía nociones… Supongo que por ser nueva, por aquello de probar… las compañeras me eligieron subsecretaria. La profesora, en cada Asamblea semanal, se sentaba en un pupitre. Preparábamos el orden del día, lo que podía funcionar mejor… Intervenía toda la clase. Y yo perpleja al comprobar que la profe no abría el pico hasta diez minutos, más o menos, antes de acabar la hora.

Éramos las mayores del cole. Así que se puede decir que pertenezco a la primera promoción aunque no cursé el C.O.U en Tarragona. Los primeros años de una escuela “distinta” que rompió la tradición Teresiana en mi familia para incorporarnos a un estilo de enseñanza y educación en el momento de su germinación.

En ocasiones digo que tengo la suerte o la "desgracia" de ser una antigua alumna muy vieja, de las primeras horas… Suerte porque tengo memoria histórica… porque viví en primera persona los fundamentos de unos colegios con un ideario que se vivía al pie de la letra… porque estos fundamentos eran sólidos y aún me sirven, después de tanto tiempo. La “desgracia”… bah...es una ironía. A veces veo demasiado porque me acuerdo demasiado… No es que lleve gafas de aumento; pasa que bebí del manantial donde brota el agua limpia. Y de mi conciencia también brota instintivamente un rechazo hacia lo que creo que contamina.

40 años… Una oportunidad de refrescar viejos tiempos de exigencia  y ambiente de familia. Aprendí mucho y fui muy feliz. Gracias, Aura.


Carmen Gómez y Emilia Juan- Dalac. La primera directora de Aura y la actual, respectivamente.


Mª Rosa Company, la segunda directora ¡y mi profe de física! Merece un post...






















15 comentarios:

paterfamilias dijo...

¡Guau!, de las primeras, eh?

Me ha hecho gracia eso de "se estilaba la tradición y la continuidad" y "un estilo de enseñanza y educación" ... ¿será tu apellido?

Enhorabuena por ese aniversario.

sunsi dijo...

Gracias, Pater. En aquellos tiempos, lo normal hubiera sido que después llevara a mis hijos a Teresianas... pero nació Institució. Me queda mucho por contar. Eso solo es una introducción... Papá Estil-les adaptó el nuevo "estilo" al hogar familiar. Estilo con fundamento...

Es un año de celebraciones. La "oficial" fue el 1 de Octubre. Madre mía cuántos recuerdos se acumularon ese sábado...

Un saludo y gracias, Pater.

Anónimo dijo...

Sunsita guapa: qué gusto ver que sí que puede ser posible hacer vida una idea educativa.Felicidades por lo que te "pertoca"

Zambullida dijo...

También yo me eduqué en un colegio católico, pero mi experiencia no fue tan agradable como la tuya. De hecho, fue mortífera y me apartó de la Iglesia durante largos años. Hace unos años tuvimos una comida de antiguas alumnas; fui sin mucho entusiasmo y, si te soy sincera, lo pasé fatal, aunque hubiera también buenos ratos. No creo que vuelva a pisar ese colegio, me trae demasiados malos recuerdos. Aun así, estoy encantada de haber recibido una educación cristiana.

sunsi dijo...

Mireita. Te reconozco en este anónimo... Creo que sí, que es posible. Ya tengo a una hija que es antigua alumna y con ella lo puedo constatar.

Te va a tocar... Prepárate...
Un beso y gracias, Mireia

sunsi dijo...

Zambu. Sí que lo siento. Mucho. Reconozco que es un privilegio haberme encontrado en una situación en la que prácticamente estrené colegio. No era de monjas. Surgió como iniciativa de un grupo de padres que echaron tiempo y cedieron capital para que "el sueño" puediera hacerse realidad. El ideario se centra en el humanismo cristiano. Formación espiritual, académica y humana ...Formación integral. Le debo mucho a mi colegio... Me duele que no sea tu caso. Pero veo que supiste sacar de otras fuentes esta fe tan sólida.

Un beso, Zambu.
Y que no decaiga...

tomae dijo...

...tu cole me suena Sunseta, oye ¿sabías que cursé un año en Jesús y María? era muy peque...

Me ha parecido un post escrito con el cariño, y que más de una agradecerá emocionada esta entrada y las que vengan...

A las Chicas de Aura:
¡¡¡ Felicidades por vuestros 40!!! Bss!!<---(a todas!!!)

Mariapi dijo...

Es una maravilla sentir escrito:"Aprendí mucho y fui muy feliz".
¿Qué más se puede pedir a esos años?

Gracias por compartirlo, Sunsi.

Marta dijo...

Qué suerte de cole!
El mio tenía el mismo ideario +- pero sólo fui feliz en primaria. Eso sí, sigo manteniendo a mis mejores amigas de pupitre!
Espero capítulo II
Bess Sunseta!

lolo dijo...

Yo fui de falda y luego de pichi y luego de calle y luego de pichi... En fin, que casi lo probamos todo. Siempre me gustó el colegio y sigo guardando como tesoros a mis amigas. Hasta las más "cruentas" profes las recuerdo con cariño ahora, menos a una, que me hizo darme de bruces contra las mates y me quitó la esperanza de entenderme con ellas. Pecata minuta.
Estoy muy agradecida a todas, más ahora que imagino lo que debe costar entender y tratar a tantos niños.

sunsi dijo...

Qué raro que te suene, Tomae jajajaja... ¿Crecieron allí algunas de tus hermanas o primas? Como Tarraco es un pañuelo...
Lo de Jesús y María fue una bomba. Generaciones de alumnas que, de repente, se quedaron "huérfanas". Un buen número de ellas recalaron en Aura pero también muchas se fueron antes de terminar el BUP.

Sí, Tomae. Está escrito con mucho cariño. El que le tengo al colegio. Y los primeros años fueron ... especiales.

Todo un poco peculiar... incluida esa etapa del COU mixto;-)

sunsi dijo...

Un placer compartirlo, Mariapi. Lo que me sabe mal es que me dejaré cosas suculentas porque la memoria a esta edad no anda tan fina. Sí, Mater. Fui muy feliz. Un profesorado de bandera. Y las preceptorías... De eso quiero contar porque es donde me di cuenta de que quizá era el hecho más diferencial.

Un beso, Mater.

sunsi dijo...

Marteta. Una faldita parecida... Si no recuerdo mal, la tuya tenía(tiene) más verde que azul, ¿no?

Igual tiene que ver con que mi cole creció más despacio. Es también mucho más heterogéneo. Muchos educadores cuando aterrizan en Tarraco dicen que esto parece "misiones"... Luego ya se adaptan a la brisa marina y sus efectos colaterales;-)

Bsssssssssssss, Marteta.

sunsi dijo...

El tiempo se encarga de borrar algunas cosillas y te quedas con ese sabor dulce de todo lo bueno, lolo. Oye. Lo tuyo es de desfile Cibeles. Ahora ellas van "de calle" a partir de 1º de Bachillerato. Una tortura para algunas madres...

¡Las mates! bffffffffffff. Yo porque tenía a mi padre con el que repasaba un par de días antes de un examen. Pero me lo tenía que currar. Una vez lo avisé el día antes y se negó a repasar conmigo. Me quedó grabado. Ahora me doy cuenta de que le nivel de exigencia era alto y nadie salía con traumas...No sé qué pasa con estas nuevas generaciones.

Un beso gordo, hedbanísima.

Anónimo dijo...

que ilusión encontrar esto en el muro de antiguas alumnas!A mi me hubiese encantado poder asistir al evento,pero no me fue posible.
Yo también pase unos muy buenos años allí y aprendí mucho!
PD: PROMOCIÓN 1992