jueves, 18 de febrero de 2010

Nos sobra...

Demasiado. Fundamentalmnte cosas... que acumulamos como si hubiéramos enfermado. Nos da pena cuando en los telediarios se expone a corazón abierto a un anciano con "síndrome de Diógenes". No estamos lejos. La diferencia es que no acumulamos basura.  Guardamos objetos que solucionarían la carencias de muchas familias.

A veces no sabemos qué nos sucede... por qué vamos como embotados, por qué no vemos nada, por qué no nos afecta el sufrimiento, por qué nos quedamos igual ante el drama de la guerra, de los Tsunamis... de los muertos que han muerto porque no comen, porque tienen sed.

Es difícil ver cuando nuestra mirada  sólo se proyecta en lo caduco, en llenarnos de  cosas que realmente no necesitamos.

Andrés Trapiello lo explica mejor:

"Nos sobran entre dos y tres mil calorías por habitante y día y nos deshacemos de otras tantas. Ambas cosas son diferentes. Según esa estadística cada uno de nosotros consume a diario muchas más calorías de las que necesita y sólo con las otras, sólo con las que se van directamente al cubo de la basura, podría vivir. Con las que nos sobran y con las que despilfarramos en España, podría remediarse el hambre para siempre de un pequeño país africano.



Nos sobran camisas, pantalones, faldas, nos sobran abrigos y zapatos. Ya estamos todos aceptablemente vestidos y calzados. En el mismo orden de cosas nos sobran chales, bufandas, estolas, guantes. Nos sobran bibelots y cosas decorativas. Ya no sabemos dónde ponerlas. Nos sobran relojes y móviles. No se sabe para qué queremos tantos relojes, si la mayor parte del tiempo lo perdemos. Y la mayor parte de las cosas que se hablan a través de los móviles son ociosas. De hecho, si hiciéramos cálculos de la energía que consumimos en esas chácharas, nos enteraríamos de que con ese despilfarro podría llevarse la electricidad y la telefonía a miles de aldeas que viven en el Tercer Mundo sin ellas



Nos sobran jabones, champúes y perfumes. Más de la mitad de los cosméticos que se fabrican se desechan a medio gastar. Nos sobran un gran número de electrodomésticos y artilugios inútiles. Hemos usado solamente dos veces el cuchillo eléctrico. Al principio nos hizo cierta ilusión el molinillo de café, pero hemos acabado comprándolo ya molido. Diríamos lo mismo del microondas, sobre todo después de que alguien nos revelara que da cáncer. No debe ser exacto pero la pérdida de lo sagrado trae aparejadas las supersticiones. El resto de los electrodomésticos son ya un problema, y no sabemos dónde guardar la licuadora, la picadora de carne, la exprimidora de cítricos, la yogurtera, la hamburguesera y el abrelatas eléctricos y las dos tostadoras, al igual que no sabemos dónde poner los transistores viejos, las viejas casetes y los vídeos VHS, televisores y ordenadores que funcionaban perfectamente, lo mismo que las monturas de gafas y toda esa bisutería, collares, prendedores de corbata, estilográficas, aliños que hemos ido arrastrando durante años. Con el papel que el Primer Mundo utiliza a diario en publicidad de estas cosas inútiles y en folletos que se van a la papelera sin ser leídos habría suficiente para fabricar los cuadernos y los libros necesarios en la escolarización del Tercero, y podría decirse algo parecido del agua, de la energía eléctrica y de la gasolina que se van en campos de golf, en iluminaciones urbanas abusivas y en desplazamientos absurdos."

Me parece que, si no estamos en ello de pleno, ha llegado el momento de cojer la tijera y cortar por lo sano. Si no es por nosotros, al menos por nuestros hijos... por esta generación que ha vivido sin saber lo que significa la palabra prescindir.

"Cariño... Ahora no. Te esperas un poco. Las zapatillas "ganso" podrían calzar a muchos niños que van sin zapatos."

"La comida se termina. Y lo que ha sobrado se recicla en forma de empanadilla..."

"Este abrigo ...¿Qué tiene este abrigo? ¿Dónde está la tara? Te cabe y es bonito. No necesitas otro."

"Este papel se puede aprovechar ... y esta libreta también ...aunque no sea de Jordi Lavanda o de Hello Kitty"

"Ligeros de equipaje
como los hijos de la mar"
(Antonio Machado)











Para ti, Mireia. Navarrés en otoño.

Las "ganso". Ojo a las bambas. En nada patearán las calles de nuestras ciudades.

30 comentarios:

Diego dijo...

Unas sandalias y una túnica de color morao. Es lo que hace falta para correr cerca de 100 km de procesiones durante diez años.

Una libreta y un lapicero blando HB. Suficiente para analizar, esquematizar y trazar la solución a miles de problemas.

Apostar por alguien sin tener un motivo concreto. Suficiente para trabar una relación bien cimentada.

Decía mi abuelo:
"Chico, lleva poco equipaje y corre.
Serás un blanco difícil de derribar."

Él veía el mundo como una larga carrera, donde si te parabas, te pillaba el toro.

Marta dijo...

telepatía!! estaba ayer barruntando también sobre todas las cosas que nos sobran. Sobrealimentados, sobreprotegidos, sobreabrigados... Aprendí mucho a vaciar cuando empecé a navegar. En el velero sólo cabe una sartén, un colador y una olla. Un plato y un vaso para cada uno. La ropa justa, nada superfluo...y con el tiempo traspasé este modus vivendi a casa. ¿para qué 10 sartenes, una de tortilla, una de tortilla para dos, una de tortilla XL...? y la yogurtera, el robot de montar nata, los mil tappers... Guardé lo justo, lo que se pone viejo de tanto usarlo. Y así con el resto ...¿porqué hay 7 cepillos de dientes si comparten 3 el lavabo? ¿porqué un armario rebosante de sábanas si acabo lavando y poniendo las mismas para no planchar?...simplicar!!! la vida será más fácil, que ya bastante rellenita la tenemos.
Si la casa está despejada hay que sacar menos polvo, si sólo tienen unas bambas no has de decir mil veces que ordenen los zapatos porque los únicos ya los llevan puestos... cuanto menos, más se cuida. Cuanto más ligero el velero, más avanza!
PD:sólo sufro síndrome de Diógenes con las fotos y los libros.Y no tengo ninguna intención de superarlo!

Ana del guisante dijo...

Difícil solución tiene esta realidad, porque hoy día tener sirve, principalmente, para ostentar. Me parece estúpido quien lleva un andrajo que le queda fatal, hasta que un iluminado/a observa "ah, es que es de Dolce&Gabanna". Aaaaah, entonces pase. Qué estúpido, mil veces.
Y respecto a todo lo demás, estoy de acuerdo. En casa mi marido es de los "tiradores", suele hacer un par de veces por año la Campaña de Mierdas, las justas. Los juguetes que están rotos, a la basura, los que todavía sirven, a la ex-guardería del peque. La ropa que cambiamos, para quien la necesite. Aún así, en casa contamos con unos 7 reproductores de DVD, entre todos... seguro, seguro que es demasiado

Modestino dijo...

Es cierto, completamente cierto ... todos tendemos a la acaparación, a convertir en necesario lo prescindible.

Por cierto, ¿qué son las zapatillas ganso?;)

Mariapi dijo...

Trabajé con una mujer sin fisuras, que había vivido muchos años en la India, y había regresado para cuidar a sus padres. Al mediodía se acercaba de vez en cuando al Corte Inglés. Para comprobar cuantas cosas no necesitaba. Aprendí muchísimo de ella.

Con los hijos, Sunsi...es una lucha titánica.
Gracias, hay que recordarlo de vez en cuando.

lolo dijo...

Este es un temazo, Sunsi.
No voy a ponerme de ejemplo, no puedo.

Pero una cosa es verdad; cuanto menos se tiene, mejor se vive. Aunque sea sólo por egoísmo. Las cosas son mucho más fáciles; uno se siente tan ligero, tan libre cuando tiene menos...

Una esclavitud terrible, la de las cosas. Cuantas más tienes, más deseas.

Si añades la necesaria consciencia del otro, del que no tiene para abrigarse o para comer, nuestra hiperabundancia pasa a ser un atentado moral y un pecado personal.

Con los hijos creo que hay que empezar muy pronto y, aún así, no es fácil mantenerse cuando llega la edad de las comparaciones entre amigos. Si no se han, y nos hemos, ejercitado en la espera y en lo absurdo de comprar marcas y el ocio consumista (salimos el viernes de compras, salimos el sábado merienda, cine, palomitas, y burguer... y más cosas) es casi imposible salirse, y que salgan, del círculo.

Ganso son unas zapatilllas que, por lo visto, son ahora lo más. Lo sé porque en el último cumpleaños al que fue una ciudadana, me contó que las amigas se las habían regalado a la cumpleañera...Pero no te lo aprendas, Modestino, porque dentro de seis meses las ganso serán muy cutres y se llevarán las...que sean, pero otras.

Leí en la red a alguien bien querido que más que fondo de armario había que ver el fondo del armario. Va por ti. Eso me quedó claro.

De sartenes y electrodomésticos no hablo, que no me gustan, pero zapatos...voy a hacer una limpieza, un día de éstos, es buena época. Me da vergüenza.

Dice Marta y es verdad que estamos sobreprotegidos, sobrealimentados, sobreabrigados...sí, es verdad. Que corra el aire, por favor.

Ana del guisante dijo...

Ay qué débil es la carne. Sin pudor, después de leer concienzudamente y afirmando tan fuerte que casi se me cae la cabeza de los hombros. Sin pudor, ni vergüenza ni nada de nada, me he ido a la mercería SÓLO a comprar tela para una muñeca, y he vuelto con la muñeca y con un libro nuevo. ¿Los libros no cuentan, no? ¿y dos cuadernos nuevos para los niños del todoaciendetodalavida que ahora es un multiprecio? Si sólo me han costado 1.50 los dos.
No lo haré más

Marta dijo...

la teoría y la práctica.... tan difíciles de conjugar en mi vida!! búsqueda contínua de equilibrio... subida en una cuerda floja y sin red!!!, aprendiendo contínuamente a ser un buen trapecista...Menudo circo nos ha tocau!

Driver dijo...

¿Débil la canne?
Pelíflua, blandiblú, afuflada (ésta palabra no existe).
...
Voy a la Espasa Calpe.
Una estantería llenita de pequeños cuaderno Mouleskin, me miran y se ponen todos a gritarme a la vez:
"¡LLEVAME!".
Giro hacia las ofertas y veo un "El viejo y el mar", ¡Aghhh!.
Me tapo los ojos y a pesar de mi ceguera temporal, huelo un "La pasión en el arte", ¡Brousgsptejj!
...
Los Mouleskines me guiñan los ojos, picarones y sensuales.
¡AGGGGGGGH!
...
Caigo en pecado.
...
Lo confieso.
Los libros me pueden.
Saco la visa y me encomiendo a San Escribano, patrón de los amores perdidos.
...
¡Por San Zamorrazo Bendito!

lolo dijo...

Soís todos unos malotes y unos frivolones, hombre ya. Que hay que plantearse una actitud, no lo de las mouleskines, ni lo de la tela de la muñeca, ni lo de los cuadernitos pa los chiquillos... O sí, oye, o sí.
Pero luego que no nos cueste aflojar cuando nos piden, y menos protestar, que también hay quien protesta.

Y que una librería es una prueba y una papelería no te digo, y la mercería para quien le guste, y la zapatería, y las ferreterías...yo conozco a quien se pierde en una ferretería, que ya es mal gusto. Y la informática y los discos, y un kiosco si me apuras, y el chino, y elcorteinglés, por no ir a tantos sitios. Que sí.

Pero se trata de eso, piensa globalmente...actúa localmente. Primero hay que pensar.

ana dijo...

Es paradójico... nos sobran muchas cosas y sin embargo vivimos en un mundo con muchas carencias. A veces se las nota latir.

Quizá porque el material de las cosas que compramos, que creemos utilizar, que nos hace mejores (tener hoy es inequívocamente ser). No damos tiempo al tiempo. No hay espacio de espera, ese tiempo en que mientras esperas te descubre al otro... al que no tiene, a la persona que quieres... HOy tener está por encima de los sentimientos. Uff... y hay tanta gente que tiene nada en las manos!!!

La culpa todita es nuestra. Sólamente nuestra.

Me uno a la pregunta de Modestino... ¿qué son unas zapatillas ganso?

ana dijo...

Lolo... pues yo creo que sí. Que hemos de empezar por ahí. Por no comprar estos cuadernos que nos gustan tanto, frenarnos también en los libros, ese será el ejemplo para nuestros hijos. Yo al menos así lo veo (no sabes el esfuerzo que me cuesta, y si pico, lo reconozco, procuro no hacerlo delante de mi hija). Tenemos muchas cosas ya... no están todos los libros de casa leídos... le digo a mi hija... cuando los acabemos quizá podamos comprar uno más... Igual con los cuadernos... aunque sean baratitos... se trata de educar en la espera además de ahorrar... no ser impulsivo (sé lo que es, cuando ves un libro, unos zapatos... un bolso).

En fin... es una tarea de titanes, lo reconozco... y no siempre sale a la primera... ainssss.

Sunsi dijo...

Sabio, tu abuelo... Driver. Esta vez me quedo con esta frase "Apostar por alguien sin tener un motivo concreto." Luego Sarri me reñirá por aquello de los bombos mutuos. Pero me da, Diego, que ya no te queda ni un euraco de tanto apostar. Generoso apostador.Y así vas, ligero...no digamos ya cuando vas montado en el "ferrari".

Un saludo afectuoso, camarada

Sunsi dijo...

Me voy a manducar... Luego sigo. Gracias por comentar.

mireia dijo...

Hace tiempo tuve una entrevista con una señora que vino acompañada por su hijo de 5 años.Para tenerlo entretenido y que le dejara en paz le había comprado una bolsa multicolor de chucherías.
El tipo las elegía por colores, las metía en la boca, chupaba un minuto y la sacaba para coger otra. La madre ni mu.Seguía hablando
Cuando la criatura tuvo las manos churritosas y no le cabían más, las escupía.Yo tenía un ojo puesto en la madre y otra en el ciudadano,que no acertaba en la papelera ni por asomo.
Por fin acabó aquel espectáculo y la madre salió del despacho encantada de la vida por lo bien que se había portado el pirañón del niño.
Se sorprendió cuando le dije al niño: "No sales de aquí hasta que no recojas todas las chuches del suelo"

Pues eso. A veces damos cosas antes de que las necesiten para que nos dejen tranquilos.
Y para que no se quejen de frío ponemos la calefacción a 25º
Y entramos en el juego de que tengan una colección de Barbys porque la primera o la segunda las tiene muy vistas.
Y...

Y luego nos quejamos de que los más jóvenes no manifiestan sentimientos profundos o tienen miedo al compromiso; que funcionan a golpe de sensaciones

¿Qué les hemos enseñado desde chicos?

Sunsita: Como puedes apreciar me arrebaté después de oir a Humet y ver mi pueblo como si fuese el nodo

Sunsi dijo...

Hola, Marteta... Anda con la telepatía. Desde luego, nunca hubiera dicho que navegar tuviera una repercusión tan favorable. Creía que el poema de Machado era sólo un poema. Eres "como los hijos de la mar". Lo imprescindible para que el barco no se hunda. Me ha gustado mucho la idea. ¿Te la puedo copiar?

Les diré:"Ciudadanos de la República... ¡El barco se pude hundir de un momento a otro!. ¡Guardad lo indispenable!" ¿Colará...?

Yo los libros, Marta. Cualquier día caeré de narices al suelo. Hay por todas partes...

Besos, guapa

Sunsi dijo...

Como las camisetas de Custo (¿se escribe así?) Perdonad si alguien es fans de la tal prenda. Es que mira que son feas.... O quizá soy yo, que no me gustan los coloricos.

Siempre sobran cosas. A mí me pasa como a tu marido, Ana. Pero pretendo que los ciudadanos también hagan "campaña de mierdas". Y ahí se nota mucho quiénes son nostálgicos, quiénes tienden al minimalismo y los que, sencilla y llanamente, son unos agarraos.

Alguien me enseñó una vez la mejor fórmula anti-agarre.Lo puse en práctica y me quedé flotando... como si me hubieran quitado quilos en el corazón. Hago colección de cajas, cajitas... Un invitado a la república dice:"¡qué caja más original!". Operación abrir la vitrina y decir: "Toma. Te la regalo." Forcejeo... "que no"..."Que sí". Al final se la lleva. ¡Oye!. Y no duele.

Un beso, guisantillo...

Sunsi dijo...

Modestino. He colgado una cuantas zapatillas "ganso". No hay para tanto, ¿verdad? Pues mi ciudadana menor se cree que si lleva unas ganso sus pies tendrán un atractivo especial. Tanto que luchó por tener unas "convers all star" y de repente e como si les hubiera caído una maldición.

Estos suelen ser los pulsos habituales con los adolescentes. De todas formas...es maja cría. Que le dices que esos euros van para Haití cuando los hayamos reunido y no lo duda ni un instante.

Un saludo, Modestino

Sunsi dijo...

"Comprobar qué es lo que no necesitas". Menuda mujer, Mariapi. Supongo que la India la marcó. La mayoría de las personas que han vivido en lugares donde se carece de todo tienen como un sello. Es un señorío sobre las cosas, una libertad interior que te atrae de forma natural.

Sí es una lucha... Para qué vamos a engañarnos. Sobre todo porque da lo mismo lo que dices. Ellos se fijan en lo que haces. Y tienes que ir por delante.

Gracias a ti, Mariapi. De esto y de muchas cosas podrías disertar un rato largo.

Besicos

Sunsi dijo...

TE-MA-ZO. No lo saco siempre que se me pasa por la cabeza en esta república porque tengo la sensación de que sería monotemática. Como tú, lolo, estoy en plena efervescencia de ciudadanos adolescentes. Y me cuesta tener que decir tantas veces "no", "ahora no es buen momento", "espera a las rebajas", "pronto es tu cumple".

Y la clásica frase:"TODOS LO TIENEN" No lo entiendo ¿Cómo TODOS/AS? Luego indagas un poco y te enteras de que no es así, de que hay padres que no pasan por el aro de esta tiranía. Que no se apean de este burro.

Quizá me voy a poner un poco trascendente. Pero es lo que pienso. Educarlos en la espera, en la austeridad, es educarlos para la vida. Pienso que es un aspecto fundamental: que sepan ser dueños de sí mismos, que las cosas materiales no acaben siendo un imán ... algo que lo arrastre sin que medie la voluntad. Muchas veces no es un fin es sí mismo; es un medio para que puedan ser capaces de vivir con convicciones ... libres.

Que corra el aire, lolo. Qué frase más ilustrativa.

Un beso, hedbana

Sunsi dijo...

La guisante y el Driver que se desmadran... Marta filosofando, Lolo a la "esencia" del asunto y anadelhilo con enmiendas parciales.

A mí también me pasa, diminuta. Ese latir de la tierra... que le duele Asia o África, como decía Mafalda.Nosotros, tan hiperabrigados hasta las orejas, no podemos oír el lamento de los paupérrimos, de los enfermos, de los que están solos. Para eso deberíamos destaparnos un poco... sentir un poquito el frío, tener las manos vacías para echar una mano. Esto no es literatura. E la cruda realidad, el chasquido que hace saltar chispas cuando estos do "mundos" antagónicos llegan a rozarse alguna vez en nuestra alma.

De todas formas... somos muy pobres. Tanto, que confundimos el tener con el ser. En el fondo, nuestra desnutrición emocional, "cordial" ... nos ha abocado a un raquitismo vestido de opulencia.

Estoy con lolo que es un enfoque. Un punto de partida. Abarca todos los campos y todas nuestras actividads diarias.

Ya me he puesto intensa. La cabra tira al monte. Se me olvida que puedo resultar un peñazo .

Un saludo, republicanos. Muchas gracias por darle a las neuronas y comentar.

sarracena infiel dijo...

Os leo, atentamente y atenta-la-mente....

¡Qué horror!

Me llamo Pepa - AKA sarracena infiel-

Tengo 45 años.

Tres hijos.

Y soy una consumista-consumidora

Que Dios me perdone .....

Sunsi dijo...

Querida Gran Hedbana. ¿Has visto la joyita que he encontrado en interné? Navarrés en otoño. Incluso yo me he emocionado pensando en tu pueblo y todo los recuerdo que se han quedado allí.

¿Qué añado? Nada. Sólo resalto algo que tú constatas todos los días:
"Y luego nos quejamos de que los más jóvenes no manifiestan sentimientos profundos o tienen miedo al compromiso; que funcionan a golpe de sensaciones.
¿Qué les hemos enseñado desde chicos?"

Los hombres no parecemos a los globos aerostáticos. Cuanto más ligeros, más posibilidades de trascender ... de pretender ideales que no se comen, ni se compran ni adornan una vitrina.
Cuanto más vaciamos más capaces somos de trascender

¿Qué momo el niño, no?

Abraçades

Driver dijo...

¡Irás al infiessssssno de cabeza Sarracena!
...
Me voy en bibicleta al taller, para recoger el Ferrari de 350 C.V. y así contaminar menos.

Y luego a cenar a un local de moda, y me voy a pedir:
"Nicántropos aderezados con salsa a las finas hierbas, con un chorrito de dulce de Jerez glaselado al estilo danés".
Pediré agua mineral importada de los Alpes, para ser ecológico.

Y para rematar, me apretaré un güisqui de importación en una discoteca de moda, productora de alta contaminación acústica, mientras discuto sobre los efectos del calentamiento global.

Sí, lo cierto es que las cosas están cambiando.

¡Ya soy un hombre ecológico, anticonsumista y con una conciencia social renovada!

¡¡Sarri, hazme sitio en el infierno!!

mireia a Sarra dijo...

Que sepas Sarracena, que si tú eres consumista, yo soy Catalina de Rusia.

Sunsi dijo...

Sarracena... No te hagas la sueca, que tú esto lo tienes muy clarito.
Que lo sé. Lo que pasa es que igual ya no te queda fuelle para embestir.

¿Tuviste un buen día?

sarracena infiel dijo...

Largo y muy cansado, la parte buena es que ¡me encanta y me lo paso genial!

Lástima de ignorancia .........

Hala, Mc.- D., nos lo pasaremos genial en el infierno ¿te imaginas?

Hola, gran hedbanna catalina de rusia, encantada de saludaros ¡ya estás hablando en plural mayestático!

Driver dijo...

¿Tú y yo en el infierno, Sarracena?
Pos no digo que no.
Ya nos veo.
Tú de abogada del diablo.
Y yo inventando cuentos para hacer llevaderas las condenas.
...
Al fin y al cabo nos pillaría entrenados.
Es lo que solemos hacer.

Bego dijo...

Sunsi menudo tema...siempre en el centro de la diana.

Tú me llevas ventaja, la experiencia de los años pero de verdad te digo que cuesta muchisimo educar en la espera, en la austeridad.Que valoren esto es complicado por lo menos para mi no es facil.
"Ïñigo esto no te hace falta, no es necesario..." mamá mira que eres mala eh???? ayyyy,ayyy,ayyy, y cada día lo mismo y yo siempre como un disco rayado me entiendes??
Resultado mamá es mala, una bruja piruja, lo peor de lo peor oseaaaa.
Besitos
Bego

Sunsi dijo...

Bego... Ni caso. No tienes nada de mala. El día que se dé cuenta de que sabe prescindir sin que le dé un ataque de nervios... te lo agradecerá. Y ya no es porque te lo agradezca; lo fundamental es que sabrá manejarse con lo necesario sin traumas ni pijerías. Y será un señor con todo lo que conlleva el señorío
Ahora toca pataleta. Si no, sería de otro continente.Es inevitable que se compare. No te preocupes. Esta siembra es dura, pero los frutos son seguros... un día u otro.

Un beso, guapa.