domingo, 22 de noviembre de 2009

Toca dar gracias ...


Domingo gris en Tarraco.  De cuando en cuando llueve. Invita a dormir más. Sin embargo, me he levantado muy temprano... como una mañana cálida. Domingo. Día del Señor. Arco iris después de una tormenta que me ha regalado una chispa divina.

No sabía nada. Caigo que no he entendido hasta hoy. Siempre suele ser así. De cuando en cuando, chispas divinas. Mucho tiempo caminando de oídas, viendo el reverso, observando sólo las sombras y saltándolas por si acaso.

Toca dar gracias. No sé si es tarde. Ha sido cuando ha sido. El anverso, la figura tal cual fue  diseñada desde la eternidad. Sin ningún adorno, sin ningún "pero".

Toca dar gracias por haber caminado desde hace tanto tiempo con personajes que no entran en los parámetros de la"normalidad", por no haber tenido que abrir un mapa para conocer algunos senderos que rozan el precipicio y vienen en letra pequeña.

Toca dar gracias por haber podido comprender que el ser humano no es una fórmula con un único resultado. Y no suspenden por que dé 3 en lugar de 4.

Toca dar gracias por una realidad que ha provocado muchas veces miradas de compasión con pésame incluido.

De repente ...  por esa chispa divina, se evidencia que cada hombre busca su camino... y nadie es quién para valorar la bondad o maldad de la ruta.

Recuerdo aquel 5 de matemáticas, que tenía que ser un 7 y no lo fue "porque nunca tuviste suerte". Escribí entonces una carta de la que no guardo copia. Pero recuerdo el final. "El tiempo dirá quién gana la partida, quién es bueno a pesar de ser siempre el que machaca todos los equemas. Al tiempo. Quizá vosotros no lo veáis y Dios me dé la gracia de poder  entender qué lugar tienen en la tierra los diferentes."

Hoy ... sin demora... toca dar las gracias. Todas las vidas tienen valor porque lo son. Y hay vidas a las que hay que añadir la capacidad para conseguir que un día su entorno arranque el ancla y vaya soltando lo que no es importante. Esto; aquello a lo que estábamos aferrados ... ¡qué tontería!; el lastre del  "qué dirán"... ¡qué absurdo!; lo que se reviste con apariencia de bondad; los cuadrados que se resisten y se empecinan en redondear las aristas...

Vamos restando... Y sale una lista muy corta. Valiosa. Cimientos. Lo demás era arena, gravilla que pesaba demasiado y no nos dejaba avanzar.

Gracias.

19 comentarios:

Driver dijo...

Domingo.
Doménica en italiano.
Vuelvo de misa con Pilar.
Es increíble esta misa.
...
Hoy cantaban matrimonios jóvenes.
Algunos acompañados de sus enanos cagoncetes.
...
Saco un boli y un justificante del cajero de la Caixa. Miro a los jóvenes matrimonios con guitarras y niños cagoncetes.
Y escribo un rato.

OBSTINACIÓN CÓSMICA.

Sobre la proa del barco de la vida, atravesando encrespadas olas en la mar océana, alimentando al niño en la iglesia (ya sea teta o potito).
Una luce barrigón de ballenata, otros son calvos, y todos con la energía de un ciclón.
Cantan.
Embravecen la iglesia con los acordes de una simple guitarra española.
Vibran la mañana del domingo.
...
Obstinados.
Enlazan con acordes la tierra de Castilla y el azul.
Jóvenes matrimonios.
...
¿Pardillos?. Tal vez.
Pero le echan un par.

Puestos a dejarme las meninges, prefiero hacerlo con mis hermanos de sangre, y ver juntos cómo se abren las olas.
Las benditas olas azules.
Entre el cielo y la playa.

Hoy Moratalaz es un playa barrida por el mediterráneo.

Guitarras, enanos cagones, matrimonios jóvenes cantan en misa.
...
A veces, cuando conduzco, he de ponerme gafas de sol.

Es la hora del la Aurora o del Ocaso.

Hay mucha luz.
...
Una criatura canturrea en su carrito.
Y sus padres cantan en misa.

Hay mucha luz en la línea del horizonte.

Mucha luz, hermano.

Modestino dijo...

Sí, toca dar gracias, aunque a veces nos resistimos, aunque a veces parece que preferimos darle vueltas a la pena que buscar la luz de la esperanza.

Gran canción "Calle Melancolía".

Feliez domingo.

Bego dijo...

Buena elección "Calle melancolía" Sunsi, gracias.
Personalmente...hay que dar gracias más a menudo.
Besitos
Bego

ana dijo...

Horadando, escarbando, aceptando, riendo e incluso llorando... descubrimos las grandezas de nuestra pequeña vida. Grandezas pequeñas y de silencio. Cuántas veces se nos olvida, sí, ese gesto que delate nuestra gratitud. Nuestra sonrisa por lo que somos, por quienes están a nuestro lado, por tantas cosas... que pasan desapercibidas...

Un abrazo Sunsi, buen post dominical.

Sunsi dijo...

Driver-Diego. Unos domingos los tuyos que llenan el depósito para toda la semana. Me gusta mucho leerte cuando hablas de tu parroquia. Quizá porque me recuerda a la mía. En Misa de una, en el Loreto, hay tal concentración humana que hay que abrir las puertas... y la explanada llena. Cuando vengáis a Tarraco me encantaría enseñaro el Santuario. Desde allí se ve el mar. Las oraciones y las canciones mecidas por el azul del Mediterráneo. El Creador de la belleza se lució. Todo el entorno invita a la plegaria del corazón.

"Donde las almas pueden hablarse de tú con Dios" (Chapala)

Dios bendiga a ti y a tu familia.

Antonio Azuaga dijo...

“Todas las vidas tienen valor porque lo son”. Ortega, nuestro Ortega –tenemos tan precaria cantidad de filósofos en la nómina histórica propia, que “nuestro” se convierte en una especie de carnet de identidad– te ha dictado esas palabras. Suenan como aquel “somos insustituibles, somos necesarios” de su “¿Qué es filosofía?”. Porque es una verdad científicamente grandiosa e ignorada. Lo que, aquí y ahora, parece una insignificancia, ocurre, ahora y aquí, porque dentro de diez, veinte, cien, mil años determinará el curso de la Historia. Una nimiedad con un papel fundamental. Estamos donde estamos por lo que Leibniz diría es “razón “suficiente” de que estemos.

No me extrañan tus reiteradas “gracias”, aunque quienes juegan a ser dioses nunca podrán entenderlas. A día de hoy, y tras echar una ojeada rápida al ser humano, es bastante normal querer irse a vivir al número siete de la calle Melancolía.

Un saludo, cordial naturalmente.

lolo dijo...

A mí también me toca dar gracias.
Porque la lista es cada vez menos larga y más valiosa.

Buenas noches, Asun.

Sunsi dijo...

Tarde pero llego. Domingo intenso.
Buena noches, Modestino. Las gracias. Que se no olvida que esta normalidad, tan sencilla, es muy valiosa.

Llevo toda la semana acordándome de "tus asuntos". Cuando notes la brisa azul... soy yo, que estoy soplando.

Un saludo desde Tarraco

Sunsi dijo...

Bego. Te echaba de menos. ¿Cómo va todo?... Tengo cosas que contarte... Y mira que es difícil pillar el teléfono con tanta cola.

Agradecidos... Quiero contarte por qué.

Un beso...

Sunsi dijo...

Querida Ana. No sé qué fuerza se nos da gratis tantas vcees ... que creemos que es nuestra. Y no. Somos poca cosa. Basta abrir las manos. Fuerza prestada y qué menos que dar las gracias. Y cuando se te planta un reverso de la moneda... mucho más. Podemos ver las dos caras. Tenemos la visión completa... Luces y sombras. Gracias...

Y gracias a ti, siempre.

Sunsi dijo...

Antonio. Tengo muchas lecturas de blog pendientes. Estás prolífico últimamnte... y a mí cada vez se me achica más el tiempo. Deberes para mañana.

De repente, sin esperarlo aunque hace tiempo que esperas, algunos interrogantes se despejan. Y gracias porque igual has ido a tientas... confiando pero a tientas. Esa chispa de luz coloca piezas sueltas. Llorarías de alegría porque entiendes que nada de lo que ocurre es un sinsentido.
Y gracias...

Gracias también a ti y a Quien te dio el don del entendimiento y la palabra. Un saludo siempre "cordial".

Sunsi dijo...

lolo. Llámame Sunsi... que lo de Asun es un error del que configuró el correo electrónico y no me reconozco. Le dio por ahí y no sé cómo se cambia. A ver si la tecnitas de la república me lo arregla.

Estoy segura, lolo. Empiezo a conocer tu talante positivo. He aprendido también mucho con tus comentarios. Por ello, también gracias a ti.

Hay momentos que son como toques de gracia. Tanto tiempo picando piedra y sólo hacía falta esperar con confianza. Todo es igual pero el prisma le ha dado su justo sentido... Y gracias...

Buenas noches, lolo.

Máster en Nubes dijo...

El qué dirán es molesto, y mira que importa a veces. Cuando se deja de lado se siente alivio y agradecimiento, tienes razón. Un abrazo fuerte, estuve de viaje y luego 2 días sin conectarme para descansar. Hablamos.

Aurora

FRANK dijo...

Hola, Sunsi!

Creo que en la vida ha que ser original y vivirla cada uno a su manera; poco importa lo que piensen los demás, si tú sabes que está bien.

Tienes razón, quedan tan pocas cosas auténticas. La vida, a veces, parece un inmenso teatro.

Saludos

Sunsi dijo...

Aurora... Contesto un poco tarde. Disculpa. Una de las razones que pueden hacerte la vida con una carga más ligera es pensar que lo que piensen los demás es SU PROBLEMA...

Un alivio, ¿verdad?

Un beso, guapa.

Sunsi dijo...

Ahí le diste, Frank. El momento en el que lo que has dicho, tan acertado, lo tomas como parte de tu forma de enfocar la vida.... parece que pesas menos.

Gracias por pasarte... Y un saludo afectuoso, jurisconsulto.

Bego dijo...

Sunsi guapa, he estado pocha por mis cosas tú bien sabes, os leía pero con pocas ganas de nada.
Y ahora por si fuera poco gripe...no sé qué apellido ponerle pero gripe...un c...ñazo con perdón.
También tengo cosas que contarte, la semana que viene si te va bien te llamo vale?
Besitos(bueno a lo chino)
Bego

elblogdelosmudos dijo...

Aquello de"Gracias a la vida que me ha dado tanto..."??
Saludos cordiales

Sunsi dijo...

Hola, "mundo"... No exactamente. Gracias a la vida... es demasiado inconcreto. Gracias a Dios que me ha dado lo justo en abundancia, lo que pensó que podía llevar a cabo desde siempre... siempre. Gracias por haber querido que alojara en mi hogar a un ser distinto que ayuda a mirar con ojos distintos y a liberarte de cargas que no lo son. Gracias por las dos caras de la moneda... Gracias siempre, sea lo que sea. A Dios, por supuesto.

Y gracias a ti por haberte pasado y habr comentado. Un saludo cordial.