jueves, 19 de noviembre de 2009

Preparar a los alumnos para la vida...






Apreciado sistema educativo:

Se dice que en la escuela se procura preparar a los alumnos para la vida... en todas sus dimensiones. Cuántas veces lo he oído y lo he visto plasmado en revistas, documentos  especializados en "la cosa docente",  cargados de buenas intenciones… Ahora me resulta un poco difícil de entender y de creer. Justamente me planteo este interrogante. ¿"Preparar a los a los alumnos para la vida"? ¿Seguro? ¿Se dan cuenta de todo lo que implica esta afirmación?

De entrada, es evidente que un proyecto educativo ideado desde esta perspectiva no busca la inmediatez, lo urgente, los contenidos curriculares cogidos con pinzas para rellenar un expediente. Debe incidir en la persona del alumno para que adquiera las herramientas necesarias que le permitirán realizar un trabajo intelectual serio y responsable. En este punto es, precisamente, donde creo que la “pata” de las escuelas cada vez se recorta más. Creo que estamos de acuerdo en que antes de aprender se aprende a aprender. Para ello es necesaria una dedicación real, computable y exclusiva de unas herramientas básicas para que el alumno sepa cómo asimilar y aprehender cualquier materia:
-Técnicas de estudio.
-Confección de un resumen, un esquema, un guión con un doble objetivo: saber reconocer lo esencial de lo accidental y memorizar los puntos sustanciales de una materia para que después pueda ser desarrollada.
-Pautas para realizar un trabajo de investigación.

En este campo hay mucho por hacer. Ahora mismo depende de la suerte. Sí hay profesores que enseñan algunos rudimentos, pero no se contempla como algo necesario que forma parte de los proyectos pedagógicos.

Otro de los temas donde hay uno de los vacíos más preocupantes es la escasa capacidad de las alumnos (excepto los que ya poseen este don) para plasmar por escrito cualquier tema que no precise memorización. Esta carencia abarca tanto la exposición, la argumentación, la capacidad de extraer conclusiones personales… Si bien puede haber alumnos con una destacada inteligencia lingüística, no podemos perder de vista que escribir no sólo es un acto creativo. A escribir se aprende y desde edades tempranas. Se achaca esta falta de recursos a la lectura. Ahí hay una parte de verdad, pero sólo una parte. Si tenemos en cuenta que de la expresión correcta de las ideas depende que el pensamiento sea inteligible, una escuela que no ponga su acento en esta destreza es una escuela que no ha enseñado a sus alumnos a valerse por sí mismos. Lo preceptivo, es decir, las competencias curriculares, se olvidan. Lo que no se olvida es dónde encontrarlo y cómo expresarlo.

“Tiempo…falta tiempo”. Es la respuesta tópica y típica. Parafraseando a Dña. Nuria Chinchilla, me pregunto: ¿cuál es el ladrón del tiempo? A estas alturas no tengo ninguna duda: el sistema de evaluación. Y en este punto querría detenerme un poco más porque repercute en varios ámbitos.

Donde el sistema de evaluación se evidencia con toda la carga negativa es en el Bachillerato. El Bachillerato son dos cursos previos a unos Estudios Superiores, generalmente universitarios. Aquí un breve apunte: “previos a unos Estudios Superiores”, no sólo a la Selectividad. Cae por su propio peso que se prepara a los alumnos para que saquen el máximo provecho de la carrera que hayan elegido. No obstante y en los últimos años creo que ése es el signo distintivo de la escuelas que pretenden que se las catalogue como centros con nivel: el peso específico del examen como fórmula casi exclusiva de evaluación; su uso y abuso.

-“Exámenes para que estudien…” Luego sin exámenes constantes se presume que no estudiarán. Tal vez con un sistema tan viciado cueste al principio ir soltando cuerda. Pero es necesario si se pretende:
*que las alumnos vayan asumiendo que el estudio es una responsabilidad personal.
*que los alumnos sepan programar y organizar su tiempo para ir preparados cuando se los evalúe.
*que los alumnos puedan llevar su trabajo al día (punto importante; cuando lo ordinario es tener un examen al día siguiente es prácticamente imposible realizar los ejercicios y estudiar la materia que se ha explicado)
*que los alumnos puedan abarcar los ejercicios diarios, teniendo en cuenta que también deben repasar lo que se ha explicado en clase.

Retomo la frase “la materia que se ha explicado”. Es de cajón que cuando hay examen no hay clase explicativa. Y la clase explicativa, con un examen al cabo de dos horas o a la hora siguiente…, pierde en el receptor-alumno gran parte de la atención que se requiere.

Me pregunto… ¿Hacia dónde va un sistema en el que no hay ni una semana sin uno o más redondeles de color rojo que indica que hay examen? Cada vez veo con más claridad que es un sistema diseñado para alumnos irresponsables. Un sistema que los daña porque se tira la toalla y no hay ningún planteamiento para que deje de ser así. Es un sistema que puede llegar a generar una dosis de ansiedad por la imposibilidad de reposar los conocimientos. Es un sistema en el que se consolida una cadena de estímulo- respuesta en el que no cabe (no hay tiempo) una dedicación más detenida hacia una materia concreta. El estímulo-examen descarta cualquier interés que vaya más allá de las pruebas y las calificaciones. Es un sistema asfixiante que no puede despertar ninguna inquietud intelectual (salvo honrosas excepciones que provienen de la fortuna que puede tener un alumno bien dotado intelectualmente y con un entorno familiar muy concreto).

Quizá otras personas harían otras observaciones. Y hay muchas cosas buenas. ¡Por supuesto! Pero ahora mismo es tal la presión que percibo y que afecta seriamente a los tiempos razonables del aprendizaje... que me resulta imposible abstraerme de esta preocupación. 

Con la esperanza de que reflexionen sobre el tema y se estudien posibles soluciones,  agradecida de antemano, se despide atentamente:
 
Una madre de familia 
 



37 comentarios:

Driver dijo...

Apreciado sistema educativo:

Me gustaría saber dónde está enterrado Güliam Chespir; pues le necesitamos urgentemente como padres y como personas.
Les rogaría encarecidamente que se saltaran los prejuicios sociales,y les leyeran a los jóvenes el drama Enrique VI, en especial el párrafo donde el Rey de Inglaterra, en el amanecer del día de San Fermín alienta a las tropas inglesas antes de entrar en batalla.
Como estoy seguro que no hay lo que tiene que haber para escuchar mi petición, les invito a la lectura que d.m. se efectuará en mi casa el próximo sábado, con la asistencia de mis hijas y los hijos de mis vecinos.
Es mi intención no fenecer sin que los muchachos conozcan el significado de la palabea "enaltecer".
Otro sábado probaremos con la palabra "honor".
Antes de Navidad desarrollaremos la palabra"dignidad".
Siempre con ejemplos de lo más granado de la literatura universal.
...
Y así, tal vez, cuando hayan de enfrentarse a la sin duda inexorable batalla de la vida, puedan recordar que hubo una batalla, la de San Fermín, donde las almas se enaltecieron, una historia de amor de una tal Julieta, donde el honor tomó forma humana, y un pueblo llamado Fuenteovejuna, donde la palabra dignidad se explica de forma concisa.
Me despido atreviéndome a recordarles que, cuando han dejado de lado la literatura, han perdido la espada mejor templada para enriquecer el carácter de nuestros enanos.
Dedicaos a otros menesteres, pues vais por camino erróneo.
Vamos, que no tenéis ni puñetera idea.

Atentamente. El amante de los libros.

D aclara. dijo...

Como seguro estoy que alguno me tildará de inculto al escribir el nombre del dramaturgo inglés, me gustaría explicarme.
El español es uno de los idiomas donde se produce una mejor sintonía entre el sistema fonético y el escrito.
De ahí su éxito mundial, la facilidad de su aprendizaje y la universalidad de su uso.
Y estos dones pudieran perderse si nos limitamos a transcribir las palabras extranjeras tal como se escriben en sus bárbaras tierras.
...
Aclaro.

ana dijo...

Yo me limito a leeros, atenta la mente...

... en esto, estoy totalmente perdida. Y sólo he comenzado la primaria... y las notas ya me superan... Me digo una y mil veces todos los días... es una persona, una persona... no una maquinita de meter a empujones conocimientos... ainsssss.

Y ella, inteligente, siempre dándole la vuelta a las cosas, mirándolas del revés...

Hace una semana trae un folio con un examen que hizo, y que había de dejar firmado: por un lado de la cara, un 8 en matemáticas... por el otro lado un 0 en cálculo (dice que no le dió tiempo, ¡ay!... esa luna lunera... ).

_ Hija mía, ainssss... es que este cero es muy redondo... pero que muy redondo. ¿¡Qué pasó!?... (yo sin querer ser dura le estaba echando una estupenda regañina).

_ Ay... mamá, hija, si no te gusta esto que ves... lo coges, lo das la vuelta y ya está... punto... Miras el ocho y así te quedas tan contenta.

Y siguió con sus tareas. Y pensé que a mi me gustaría ser así... a lo hecho, pecho. Poder dar la vuelta a las cosas. Y seguir adelante, pensando que en la próxima, no nos va a volver a pasar. Que todo tiene su lado... está visto. Más que visto.


Pero a veces... ¡qué escondido está!

Sunsi dijo...

Driver... No han tenido tiempo tampoco para leer a Güiliam Chespir. El sistema educativo ha recortado tanto las humanidades, que ni siquiera han podido estudiar a los clásicos españoles.

Y cuidadín... que ahora, si cursas un Bachillerato de ciencias, no tienes ni la oportunidad de confundir la Unificación alemana con la itialiana. Porque no estudian Hitoria Universal. O sea, ni idea, posiblemente, de la Revolución Industrial... del Comunismo... de las Guerras mundiales...

Sigo depués de manducare...que le tema da mucho de sí

ana dijo...

Y pido encarecidamente ayuda... tengo un tesorito que es igual que Felipito. Igualita, la luna lunera...

http://www.youtube.com/watch?v=zqPhA-px_rI

Driver Chéspir. dijo...

"¡Aquel que vierta hoy su sangre a mi lado, mi hermano será!
¡Todo está dispuesto si nuestro espíritu lo está!"
...
Ni os podéis imaginar el gustazo del próximo sábado.
¡Recitar a Chéspir en Moratalaz!
Los niños con espadas de madera, las niñas a caballo, los padres sudando miedo, el clamor de la batalla...

http://www.blip.tv/file/643723

Y lo mejor.
Nadie se lo espera.
Y es gratis.
Como todo lo que merece la pena.

¡Atenta la mente!, ¡arriba las espadas!, ¡hijas más, la derrota nunca es una opción!, ¡nunca!.

Driver y fin dijo...

¡Enalteceos hermanas!
¡De nada sirven las lamentaciones y los llantos!
¡Haced lecturas en vuestra casa, a grito pelado!
¡Acudan en grupo a dramas y espectáculos!
¡Si la oferta cultural de vuestras ciudades, fuera pobre, acudir a la capital del Reino; donde se os recibirá con los brazos y el alma abierta!
¡Negaos a fenecer en manos de la incultura!
¡Oponeos con rabiosa intensidad a los gurús oficiales de la falsa cultura!
¡Recordad que si no es divertido, si no se entiende o si no enaltece vuetra alma, simplemente no existe!
¡Que no os confudan los cantos de sirena oficiales!
¡Sed bravas y oponeros a las imposiciones!
¡Quemad los dominicales!
¡Que abran las bibliotecas los fines de semana!
¡Que se apoye al teatro clásico!
¡Museos del mundo, abríos, pardiez!

No os podéis permitir perder esta batalla.

En ello os va la vida.

(Realmente ésta es la traducción del discurso del rey inglés; o por lo menos es como yo me la imagino).

sarracena hoy mas infiel que nunca dijo...

¡Ufffffffffffffff, que pereza!

Nada que añadir a lo dicho.

Sólo que responde a la sociedad que somos; señores, reconozcamos que todos somos belenesteban ¿me entiendes? y nos quedamos más a gusto que un arbusto y me meo que te cagas.....

Pues eso.

Anónimo dijo...

Hola Sunsi, mis hijas todavía están en primaria y también están con exámenes SIEMPRE, la pequeña tiene 7 años y mañana tiene dos...
"Pues mami (me decía una de mis hijas) hoy tengo muchos deberes porque la señu dice que vamos muy atrasadas con la asignatura tal y...."
Yo también quería decir que a veces tengo la sensación de que en vez de ir a la escuela van a una empresa donde hay que cumplir objetivos, como cuando yo trabajaba de comercial y tenía una lista de cuentas o clientes para conseguir en un plazo determinado. La diferencia está en que los objetivos de mi trabajo eran unos cuantos números y los objetivos de la escuela son PERSONAS.
Eulàlia.

Sunsi dijo...

Ana. No soy nadie par decirte lo que debes hacer. Tú eres muy alguien: eres su madre. ¿Que corren demasiado? ¿Y qué? Tú pasito a pasito. El ritmo de cada niño es único. Y eso, su ritmo, lo conoces tú mejor que nadie.

Cuántas matrículas de honor son fracasos cuando se abandona la escuela. La vida, el trabajo, las relaciones interpersonales son examinadores mucho más implacables.

¿Tú que eligirías si pudieras? Creo que sé la respuesta.

Gracias por Felipito.

Un beso, Ana. Quien la sigue, la persigue y la consigue. No te quepa ninguna duda.

Sunsi dijo...

Sí, Sarracena. En tu caso muuucha pereza porque ya lidiaste este toro. Te entiendo tanto... Yo aún estoy buscando la cuadratura del círculo. Intento que las piezas me encajen. Porque se trata de que mis hijos salgan con la cabeza amueblada. Porque, además, no querría que acabaran cojos mentales, analfabetos emocionales porque resulta que ni tiempo hay para que puedan expandirse. Y porque no quiero que la vida la vean durante demasiado tiempo por un raquítico canutillo...

Con Dios y gracias por participar a pesar de la pereza.

lolo dijo...

A mi también me da mucha pereza, porque para un día que no estudian, las criaturas...

Yo estoy en parte de acuerdo.
En según qué casos el hacer que los niños se examinen constantemente ayuda a que no se duerman en los laureles de la irresponsabilidad. Si no hubiera exámenes, tantos exámenes, habría casos en los que aún aprenderían menos. Ahora les preguntan los "contenidos mínimos". Vale. Eso lo dice todo.

Pero yo creo que de lo que habláis no es de una educación que pueda darse integramente en el colegio. Desde luego no la humana, pero también diría que la cultura, al fin, no se puede pretender delegarla al cien por cien. Al menos en el sentido que tú hablas, Sunsi.

En nuestro cole, desde hace dos años y en la ESO, tienen un curso de técnicas de estudio, en el que se les explica de forma muy clara qué tienen que hacer para estudiar bien. Fenomenal.

Pero yo lo veo desde otro punto. A ver, yo no me recuerdo a los 13 ó 14 años interesadísima por estudiar. Estaba interesadísima...pero en otras cosas. Divertirme, leer, salir con mis amigas, ir al cine, pensar (de oficio aún no).

Lo que veo es que el sistema actual flojea mucho en Primaria, que es donde se asientan las bases importantes. Y aprieta de repente en la ESO, cuando los niños están más en las nubes, y encima sin unos buenos buenos cimientos de lectura, comprensión, ortografía..y más.

En la ESO se piden los famosos mínimos, pero no se recupera el sentido de para qué están los niños en la escuela.

Y cuando llega Bachiller...ay amiga, cuando llega Bachiller viene el susto de las medias para entrar en la Uni, y ellos están desfondados, incultos y en lugar de interesarse de verdad, cuando sí es el momento de disfrutar estudiando, se meten en la competencia de las medias.
Una pena.

No sé, será una visión parcial, eso seguro.
Yo sólo sé que no tengo queja, jamás la tuve, de sus profesores, y que si mis hijos no saben más es porque no les interesa. O no les dejan?...no sé, no creo.

Al final, un poco belenesteban sí que somos. Pero qué queréis, yo prefiero buenas personas de momento, que hay cada tío culto que vamos...

Tengo otra versión más graciosa, pero no, no me apetecía.

Sunsi dijo...

Respiro hondo, Eulàlia. Cuento hasta cien... ¡qué digo! ...hasta mil. No vaya a ser que coja carrerilla ...

¿Van atrasadas? ¿Y corren hacia ninguna parte? Vale. Pongamos que se traga todos los ejecicios... ¿Y? ¿Qué poso queda cuando en lugar de ir al paso se va al galope? Ninguno. Al paso aprenden, contemplan incluso el paisaje...¡¡¡incluso más!!! ¡Es posible que la materia llegue a gustarle!. Al galope ni asimilas ni sabes por qué estás haciendo ese esfuerzo y, encima, vomitas de tanto movimiento después de tragar.
Cuando vomitas no queda nada. Bueno... tal vez la frustración de haber trabajado muchas horas PARA NADA.

No estoy en contra del trabajo en casa. Sería una estupidez. Es vital tener hábitos. Pero pienso que tan perjudicial es tirarse a la bartola como engullir tooodos los días con exámenes sin parar. Las personas - en tu caso las personitas- deben poder tener tiempo para relajarse, jugar, hacer pequeñas tareas en el hogar ¡el hogar es de todos!. A veces puede ocurrir que un abuelo esté enfermo y se puedan escapar para hacerle una visita. Lo último es una espina enorme que tiene clavada uno de mis hijos que no pudo ir a visitar al abuelo porque tenía exámnes. El abuelo murió y lo vio ya agonizando.

No puedo seguir, Eulàlia... Se me hace un nudo. El reloj sigue marcando las horas y no hay vuelta atrás. Lo único que espero es que seamos capaces de conseguir un equilibrio... un equilibrio del que nacen y se desarrollan las capacidades propias de la persona. Si no, vaya pandilla de cojos...

Muchos besos, guapa.

¿Puedo sugerirte algo? Intenta tomar un poco de ditancia... sólo un poco.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ D !!!!!!!!!!!!!!!! dijo...

¡Una Belenesteban!
¡Me han llamado muchas cosas!
¡Pero eeeeessssssooooo!
...
¡Sarracena, Sarracena!
¡Per la mare de Deu!
¡Per tuttas lei madonnas!

Sunsi dijo...

¿Todos una Belén Esteban? ¿Y si te digo que, a veces, me cambiaría por ella? Y qué pasha...

Esto es un secretillo. Así que... punto en boca.

Anónimo dijo...

Cusineta....¿y dime, cómo se mide esa distancia? o te implicas o no te implicas...tienes que guiarlos para que aprendan a despegar poco a poco ellos solitos...
Y los deberes, los exámenes...por supuesto que agradecería que no tuvieran,! pero si mis hijas ni siquiera tienen todos los dientes! mi hija pequeña hace un momento me la he encontrado con sus "petshops" (esas miniaturas animalescas)camuflados entre los libros...uf ¿qué quieres que hagan? ¿que no los acaben? ¿que no estudien? ¿y si tu hija necesita más dedicación? ¿cómo se mide todo esto?
Petons Eulàlia.

Sunsi dijo...

Uy, no , lolo... La educación en casa. Y si me descuido ... casi la instrucción. Soy una ferviente admiradora del "homeschooling". Pero este tema nos llevaría por otros derroteros que hoy no tocan. Y en España hay un vacío legal.

Igual ha sido de pasada, pero dices: si no saben más es porque no les interesa. ¿O no les dejan? no creo... Yo tampoco creo que directamente sea así. Pero ahí etán los resultados. Cuando te hacen una pregunta y la contestas con algún dato más, ilustrativo... es como un resorte: "Esto no entra en el examen" Pero lo has entendido mejor, ¿verdad?. "Sí, pero no entra". Sin comentarios ...

Quizá en lo que no estoy de acuerdo contigo es en el valor del examen. O, mejor dicho, el valor del examen "a saco" y como único método de evaluación. Tú misma lo dices... serían unos irresponsables. ¿Tú crees que la escuela va dirigida sólo para los alumnos irresponsables? Hay muchas fórmas de evaluar. La más cómoda es la del "controlito". Pero te aseguro que se puede poner notas sin necesidad de acudir siempre al ídem.

Yo lo que me pregunto es lo siguiente: ¿Cuál es el sentido de la escolarización? ¿Para qué sirven las escuelas?

Más claro,agua... Me guardo la respuesta por si a alguien se le ocurre una idea brillante.

Un beso, lolo

Driver centado en entrada. dijo...

Voy a hacer un esfuerzo para centrarme en la entrada.
Como todos los padres soy un pardillo que descubre asombrado cada día una cosa.
Sólo tengo clara una cosa.
La curiosidad se abona, como las plantas.
Desde que llevo a mis hijas a los museos, o al teatro, o a ver las estrellas al Planetario, preguntan más y buscan más respuestas.
Desde que bailo con ellas las veo más sueltas en las relaciones personales.
Y cuando intentan chantajearme o llevarme al huerto (casi todos los días), hago huelga de padre caído (es decir no las ayudo y les digo que se busquen la vida) y he descubierto que esto las empuja a estudiar.
Les suelo decir que si no estudian no pasa nada; pero que si suspenden me las llevaré a la obra a trabajar de peon.
Y estoy pensando que aunque aprueben lo voy a hacer.
Poquito bruto soy, sí.
Pero empiezan a hacerme caso.

Sunsi dijo...

Perdona, Eulàlia. No me refería a esto. Lo siento. Fundamentalmente porque te entiendo mucho, muchísimo. Es otro tipo de distancia que me la aplico a mí misma. Me entreno todos los días y no lo consigo (Dime de qué hablas y te diré de qué careces...) Acuérdate de que llevamos una parte de la misma sangre.

No sé cómo definirla. ¿Distancia emocional, que no significa afectiva? Es que si no, se sufre tanto... tanto... Igual a otras personas más frías no les sucede...
A mí sí...

Disculpa si me he metido donde no me llaman.

Un beso muy fuerte

Sunsi dijo...

Driver... Diana, como siempre. Es lo mismo que cuando pasean por la niebla. Parece que no, pero cala.

Eso es, Driver. Qué suerte tienes de llegar a tiempo. No todo está en los libros...

Anónimo dijo...

Hola a todos. Cuando pienso en el sistema educativo...podría aburrir a cualquiera!!!, pasaría horas, días, años y creo que incluso la vida hablando de ello...porque yo la vida la entiendo como un aprendizaje. . Como en política ocurre, sabemos que criticar es fácil y construir difícil.No es mi intención aburrir a nadie y por ello opto por simplificar. Hay una película que analizada al detalle, independientemente del prisma por el que se mire (desde alumno, padre, madre, compañero, pareja...) plasmaría muy bien lo que pretendo transmitir. Estoy deacuerdo con Driver en la gran importancia de la sencillez y el arte de convertir lo difícil en fácil... Con cariño.

Smile_inlove dijo...

Lo siento, este último comentario que pone anónimo es mio_ el de la vida es bella. Con cariño.

Sunsi dijo...

Smile... Recuerdos de infancia y juventud. Estudiaba mucho, jugaba a básket, aprendía a tocar el piano pero lo dejé... no me gustaba, formaba parte de un grupo excusrsionista, tocaba la guitrra, escribía poemas, salía a dar una vuelta por la Rambla, daba mis primeras clases. Mi padre ... profesor. Jamás se hablaba de notas. En lo único que no se escatimaba en casa era en libros. Todo muy normal. En un piso que no llegaba a 100 metros cuadrados, cada cual se colocaba en su rincón.

Mis padres nunca se sentaban con nosotros a hacer deberes. Ayudas puntuales de mi padre... la excepción. Crecimos sanos, de cuerpo, de espíritu, de mente...

Es que no hay más...

Todo muy sencillo...

ana dijo...

Mis padres nunca se sentaban con nosotros a hacer deberes. Ayudas puntuales de mi padre... la excepción. Crecimos sanos, de cuerpo, de espíritu, de mente...

Es que no hay más...

Todo muy sencillo...

Sí Sunsi, así era... pero hoy eso tan SENCILLO es un IMPOSIBLE. Tal cual. Tienes la sensación de que si los dejas se perderán, porque es imposible... así que hala... a hacer deberes!!!!

Driver y los deberes de primaria dijo...

Un camión sale de Tarragona lleno de naranjas.
Va a 80 kilómetros a la hora.
Al mismo tiempo sale otro camión de Madrid, con un cargamento de exprimidores.
Va a 75 kilómetros a la hora.

Suponiendo que entre Tarragona y Madrid hay 600 kilómetros, ¿dónde se encontrarán?

¡¡¡¡¡AGGGGGGSSSPPPRRRTTTSSS!!!!!

¡Siempre se encuentran en un bar, en una gasolinera, o en su defecto, bajo una buena sombra!

¡Güen fin de semana!

D dijo...

Tranquila casera.
A ver lo que te parece...
No hago deberes con mis hijas, se los superviso, es decir veo si los han hecho cada día, y si no han puesto una burrada, si la letra es clara, les tomo la lección. Es decir un apoyo. Pero les digo que es SU TRABAJO.

Aparte del cole, me gusta leer con ellas. Juego al que hace las preguntas soy yo. Me encanta hacerme el tonto, ¿y esto cómo es?, ¿y porqué?

Luego está lo de las actividades extraesolares. Una sólo. Gimnasia rítmica (lo del arito y la cuerda de saltar y ejercicios de suelo). Dos veces por semana 1 hora.

Clases de inglés una tarde a la semana con un nativo. Para que no sean tan burras como el padre, que solo mascuya el francés. La ministra domina el inglés y a los ingleses.

Y como premio, mañana de museo.

Donde tengo perdida la batalla es con la tv.
Lo intento pero lo tengo crudo.

Y lo mejor, las salidas al campo campero. Me encantan.

"Esto es un árbol. Saludemos al árbol. ¿Cómo se llama ?", ¿cosas así?.

Luego está lo de los cuentos. Un tipo de historia para cada hija (sin olvidar a Pilar eh!), pues no tienen nada que ver.

Y también está bien cuando me preguntan algo que no sé y lo buscamos juntos. Eso me gusta porque así aprendo.

El cole concertado donde van tiene fama de durete. Les mandan un montón de deberes. Y veo que eso es bueno porque se acostumbran a currar.
Luego cada una los hace a su manera.
Pilar el vuernes por la tarde y así tiene todo el fin de semana liberado.
Igualita que su madre.
Sara el domingo a última hora y con drama griego por medio.
Igualita que su padre.

¡Lo que me queda por aprender!

Antonio Azuaga dijo...

Ay, Sunsi, me temo que esta vez discrepo. En algunas cosas, naturalmente, porque en lo general, en la consideración general de que el “sistema educativo” es deficiente –si no, pernicioso–, en eso estoy más que de acuerdo. En primer lugar, es el caso que no me gusta esa reiteración pedagógica del “aprender a aprender”. Y no me gusta porque se ha traducido en una exagerada preocupación por los procedimientos y un menosprecio, no menos exagerado, hacia los contenidos. Tampoco me gusta porque me parece innecesaria; porque la dotación de esa capacidad del aprendizaje nos viene por naturaleza, e incluso la compartimos con todos los animales. Es como “pensar”; también existe una tendencia que insiste en que lo importante es “aprender a pensar”. Y esto, aparte de preocuparme porque parece ocultar sospechosas intenciones de “dirigir” el pensamiento del hombre, es perfectamente prescindible. A veces he bromeado al respecto preguntando qué madre daría crédito a un pediatra que le asegurara que su hijo no sube de peso porque “no sabe digerir”, que lo que debe preocuparle es que “aprenda a digerir”. Lo que el niño necesita para engordar es comer lo adecuado en el momento debido: del “procesamiento” de esta “información dietética”, salvo puntuales casos de enfermedad, se encarga el organismo sin necesidad de instrucciones ni docencia especializada.

Por otra parte, no creo en las “técnicas de estudio” como algo que enseña un señor que no es el profesor mismo de la asignatura. Y, además, no es algo que “deba enseñarse”, es algo que aquél “manifiesta” cuando explica ésta. Un profesor de Matemáticas hace deducciones; uno de Historia, esquemas; uno de Literatura, resúmenes de un texto… Verdad es que estos procedimientos se combinan según las especialidades y temas que se expongan, pero en la misma explicación están todas las “técnicas” que el alumno debe reproducir para la adquisición y fijación de su aprendizaje. En mi opinión, tal vez equivocada, insistir en la carencia de unas “habilidades específicas” que encierran las claves del éxito académico es un error que ha dañado en los últimos años los verdaderos argumentos de una educación que quiere ser eficaz y además debiera ser valiosa. Esos argumentos son para mí:

1. “Voluntad”; no “motivación” que es una delegación de la “capacidad de querer” de uno en lo que los otros pueden ofrecerme para seducir mi cómodo hastío.

2. “Deber”, que, hoy por hoy, es un concepto “peligroso” porque implica sacrificio y renuncia al ocio, esa santidad cotidiana que nuestra sociedad ha elevado a los altares.

3. “Valor del conocimiento”; porque, no vamos a engañarnos, el conocimiento es otra delegación de nuestros días: exige esfuerzo; cansa su adquisición; por lo general, no renta, etc. “Conozcan ellos”, diría Unamuno; y “creámoslos nosotros”, añadiría yo.
Esto le pasa a todo el mundo. Y los niños, los adolescentes, los jóvenes… pertenecen a “todo el mundo”.

¿Abundancia de exámenes? ¡Dios mío! ¿Cómo lo consiguen? En Filosofía de 2º de Bachillerato dispongo de “tres” horas semanales (en Cataluña creo que son dos). Si yo hiciera un examen por semana, no llegaría ni al siglo V. En la famosa “Ciudadanía” tengo “una” hora a la semana… ¿Qué podría explicar si me dedico a hacer exámenes? Que me digan el truco porque mis alumnos se quejan precisamente de lo contrario: de que hacen pocos exámenes…

Perdón por la discrepancia; y más perdón por la extensión…

Un “cordial” saludo.

Antonio Azuaga dijo...

...Por cierto, la entrada del lunes 16 (es que tengo lecturas atrasadas) ¡es una preciosidad!

Sunsi dijo...

Antonio... Vas a la raíz. Me alegro mucho de este estilo de discrepancias. Si me lo permites, me apoyaré en tu comentario para el próximo post. Tipo...¿"Carta al profesor Azuaga"? Si no te parece bien, cambio de tercio...

Gracias, Antonio. Un lujo contar con tus aportaciones. Saludos cordiales...

Anónimo dijo...

Un debate interesante.

¿aprender a aprender?

También, no únicamente, pero también. Si bien es cierto que hay conceptos que no cambiarán nunca, ¿Cuantos conocimientos que nosostros adquirimos en el cole ya no son lo que eran? Por eso me apena tanto el abandono de las humanidades. ¡Si nustros hijos leyeses a Chespir y Cervantes!

¿Presión? Ni mucha, ni poca. La justa, como cuando se agarra una pastilla de jabón. Si aprietas mucho se te dispara hacia arriba, si poco, se desliza hacía la pica.

¿Qué en bachillerato se acaba preprando para la selectividad? Sin duda, pero también para la carrera. (Bueno, debería ser)Pero la preversión está en la selectividad. Nuestros hijos se juegan el pasaporte a la selectividad un dia de junio con unas pruebas que son muy penosas. ¡Y son ellos, (los universitarios), los primeros que claman por la pedagogía moderna!

Recomiendo un libro, está en catalán y no sé porque no se traduce al castellano, "La dictadura de la incompetència", en especial su capítulo dedicado a la educación.

No me enrollo más, sólo una pregunta. ¿Quién es Belén Esteban? Lo he buscado en Google y he vsito a un ser espantoso, no os referís a ella, ¿verdad?

Ánimo Sunsi, estás que te sales,me has de decir quién es esa Belén Esteban, porque no creo que te gustase ser la que he visto en Google.

Xavier G.
:)

Anónimo dijo...

Otrosí digo:

Me ha venido a la memoria un profesor que tuve en BUP. Al presentar la asignatuta dijo que nos iba a evaluar un 50% por las intervenciones en clase y un 50% por los examenes escritos.

Nos preguntaba, pero también valoraba nuestras intervenciones, la inteligencia de la pregunta que le hacíamos, etc. Cada evaluación había dos examenes, uno sorpresa en cualquier momento y el final.

Aprendimos mucho, no sólo de la asignatura, descubrimos una forma de trabajar, de aprender. Esto hace más de treinta años.

¿Examenes frecuentes en bachillerato? Definamos "frecuentes". Definamos también "examen".

Pocas horas hay para compartir con los alumnos la asignatura que se tiene asignada, cuanto menos examenes más materia explicaremos, más tiempo tendremos para compartir con ellos el conocimiento, para transmitirles la asignatura en todo su ser.

Pero por otro lado, ¿cuantos estudiantes están por aprender?

¿Qué motiva hoy día al estudiante?

Los habrá que están por la labor de querer aprender, pero sabemos que vivimos en una sociedad en la que la cultura del esfuerzo brilla por su ausencia. Si no los presionas, no estudian.

Poco ayudan los padres,
- "Cómo se os ocurre ponerles examenes despues del puente????"
- Pues para que tengan más tiempo para preparar la asignatura.
- Pero si nos fastidiáis el viaje que teníamos previsto.

Real.

Así claro que salen chistes como:

- Mamá, mamá, ¿Cuál es la definición de apatía?

-¿Y qué más da?

Yo también estoy cansado, como Sarracena, pero procuro descansar, Miro a mis hijos, ¡son tan distintos!

La mayor, agobida por los innumerables examenes que tuvo en bachillerato, ¡hasta me iba con fiebre a clase! Acabó bachillerato con un 9 y en selectividad sacó un 6,7...

El segundo, un pasota, aprobó bachillerato de milagro, y en selectividad sacó un 6,3.

¿no es perverso el sistema?

Xavier G.
:(

Antonio Azuaga dijo...

Sería un honor, Sunsi, pero sería excesiva esa personalización porque me convertiría en la “autoridad” que ni mucho menos soy. Además, el “profesor Azuaga” tampoco existe, como creo que sabes. En realidad se llama Rodríguez (lo de Antonio sí es real). Azuaga es el seudónimo que se colgó a los veinte años porque pensaba que así sus poemas tendrían más “empaque”. Un capullo este Azuaga; aunque, desde entonces, no han sabido vivir el uno sin el otro (ahora se les ha añadido un caballero sin tiempo).

Tú escribe lo que quieras, que Antonio Azuaga parloteará, siempre que pueda y siempre de corazón (“cordial” que es uno), sobre ello. Incluso cuando tenga que discrepar.

Un saludo de los de siempre.

Sunsi dijo...

Ahí queda tu testimonio, Xavier. Muchas gracias por entrar y comentar.
Me quedo con todo lo que dices y resalto el abandono de las HUMANIDADES. Un abandono que será necesario subsanar en casa. Cada día lo tengo más claro. No hay otra. Hay muchas formas. Driver apunta algunas. Los que no tenemos el Museo del Prado a la vuelta de la esquina...iremos a visitar piedras de cuando esto era la capital de la Tarraconensis.

¿¿¿Presión??? La justa. La justa, por Dios. Muy bueno el ejemplo del jabón. Quizá es el momento de aclarar que la idea no es aquello que dicen algunos..."pobrecitos... tanta tarea, tanto que estudiar..." De pobrecitos nada. Pobrecitos sí ...si no saben nada que no se les dé por escrito. Pobrecitos si lloran delante de una página en blanco y tienen que argumentar sacando las ideas de su pozo y de su poso. Y ahí sí. Pobrecitos porque no lo tienen... Pena de poso.

La perversión de la Selectividad. Entiendo tanto a los profesores... Atados de manos y pies. De ese examen se extrapola. Y la mayoría de las lecturas se dirigen a la escuela...¡Qué poco nivel! o ¡Cuánto...! Es injusto, muy injusto.
Y hay resultados tan contradictorios comolos dos que comentas. Las notas de la Selec no son ningún termómetro del nivel de la ecuela. Si acaso del temple del alumno, de su seguridad.
Un SOS a las escuelas. Transmitidles sosiego. Sosiego primero en el reposo de los conocimientos. Van a poder SI SABEN. Si confían en ellos mismos. Cuando los mensajes son negativos... cuando se instala el miedo... el peligro del bloqueo es elevado.

¿Por qué Belén Esteban, Xavier? Porque a veces me gustaría ser sorda, ciega y muda. La muchacha no es nada de lo que cito... pero sufre por otras cosas. Pobrona... Atrapada en un circo mediático. No, no quiero ser Belén Esteban. Me salió de la víscera ... para variar.Que a veces digo muchas tonterías...

Pienso, sinceramente, que es una batalla perdida. Y que los
que hacen de ello una cruzada son Don Quijote...al fin y al cabo un personaje de ficción. Magistral, pero de ficción. Y el sistema...aspas de molino que dan vueltas por inercia.

El día que tú te conformes, me avisas. Yo también dejaré de dar la castaña...

Un saludo afectuoso y gracias siempre por todo. Una luz que procura que no se apague... No sé el resto... pero yo sí sé que esta luz está en permanente vigilia.

Sunsi dijo...

Gracias, Antonio. Para no aburrir al personal, me reservo el post para la semana que entra... Me parece que el comentario merece una entrada digna. No te lo tomes como si te erigiese en "autoridad", aunque para mí sí lo eres. Es la argumentación lo que creo que no puede quedarse escondida en un comentario. Todo lo que puede hacer bien, lo que puede arrojar luz, es bueno colocarlo en primer plano.

Muchas gracias. Por discrepar y por ser benevolente con lo subidones de una madre preocupona.

CURVAS EN MORATALAZ dijo...

Me gustaría compartir algo con mis amigas.
No viene a cuento de tu entrada, Sunsi.
¿O tal vez sí?
...
Os cuento algo que sucedió el domingo pasado, en esa misa que intenté enseñaros.
Me siento en el banco y me concentro.
Se acerca un enano y me da un papelillo.
Es la letra de una canción.
Ponía:
"No importa quién seas,
ni de dónde seas,
da igual cómo seas si quieres entrar.
La puerta está abierta,
la vida te espera,
hay sitio en la mesa, si quieres pasar.
Te escucharé amigo,
sabes que te admiro,
y soy todo oídos,
si quieres hablar.
Pero para entendernos, tú me tienes que dar lo mejor
de tí mismo,
¡ya no te pido más!

Bienvenido a tu casa, vas a estar como Dios,
que comience la fiesta,
que hemos hecho en tu honor.
Bienvenido a tu casa,
aquí se habla en amor,
el idioma del alma,
el que mueve montañas.
El idioma.

El idioma de Dios.

Bienvenido a tu casa.
Aquí se habla en amor,
el Señor de la casa,
te abre tu corazón."
...
Cuando comenzó la misa, un grupo de adolescentes se puso a cantarla a pleno pulmón.
Era una especie de..., mitad salve rociera, mitad canción de Ketama.

Los niños la bailaron, los adolescentes movían el cuerpo rítmicamente, y los adultos chascaban los dedos al ritmo de las guitarras.

Con esa espectacular entrada, dejaron el camino allanado al padre Eduardo.

Fue hermoso, porque era real.

Espero que podías verlo en directo algún día.

Me acabo de acordar que el año pasado retransmitieron la misa por la 2.

Os avisaré.

...
Pregunta: ¿quien rasgaba las guitarras?, ¿quienes cantaban a pleno pulmón? ¿quien carajo se inventó la letra?

Respuesta: debajo del papelillo que me entregó el enano, había una firma.

Comunidad Safa (Safa = Sagrada Familia, el nombre del cole).
Y debajo, lo más espectacular.
Lo que me ha hecho escribir el comentario.

Debajo pone: grupo 1ª y 2º de carrera.
...
Esos adolescentes, sumidos en la vorágine de la universidad, han formado un grupo, han vuelto a su cole del barrio, y hacen lo que les gusta hacer. Gratis y con gran satisfacción.

Magia.
...
Al final de misa, fuimos al coche.
Isabel y mis hijas tenían hambre.
Era la hora de comer.
Me quedé unos minutos apoyado en el capó del coche.
Y les ví pasar.
Era el grupo que había cantado en misa.
Iban juntos.
No sé dónde.
Pero iban juntos.
...
Sólo se me ocurrió comentarle a Pilar (la mayor).
"¿ves hija?. Aquí también puedes hacer amigos".

Y Pilar se quedó mirando el grupo de adolescentes de 2º de carrera, que con sus guitarras trazaban una trayectoria por la acera.

Una curva entre Moratalaz (Madrid) y algún hermoso paraje.

Atentamente. Driver.

Sunsi dijo...

Siempre Driver. Sabes conducir.No improvisas tanto. O, al menos, no improvisas en lo que de verdad importa.

Le viene muy bien este comentario al post que acabo de colgar.

Sintonía Tarraco-Moratalaz.

Gracias, Inquilino.

Anónimo dijo...

Good day! I could have sworn I've visited this site before but after going through many of the articles I realized it's new to me.

Nonetheless, I'm definitely happy I discovered it and I'll be book-marking it and checking back regularly!


Also visit my homepage :: garden centers south jersey