jueves, 7 de octubre de 2010

¡¡¡???

Hoy ha sido un día normal, con sus quehaceres normales... Sales a la calle con el objetivo de "ir a...", "pasarte por..." Generalmente encuentras gente conocida, amigos...Vivo en una ciudad relativamente pequeña. Y soy de las que suele preguntar ¿Cómo estás...cómo te va?. Aunque casi me gusta más la que emplea mi amiga Mireia: "¿cómo te trata la vida?"

La prueba de fuego es pasar por La Rambla en un día de Mercat.
No tengo buenas noticias y de veras que lo siento. He tardado mucho en llegar a mi primer destino... porque a la gente le pasa que últimamente la vida no es nada generosa con ella. Rupturas repentinas después de muchos años de convivencia; hambre...pero lo que se dice ¡hambre! de ancianos que pasan por caja con una barra de pan, dos manzanas y un poquito de carne picada... las manos tiemblan al abrir el monedero; paseos para ir a ninguna parte porque "¿No sabías? Me echaron del trabajo hace tres meses..."; nuevas direcciones porque "no podíamos pagar el piso... Nos hemos mudado y estamos como chinches".

Quizá es por eso que me pondría a llorar cuando en los informativos cuentan que hay peluquerías caninas que hacen la permanente e incluso tiñen los pelitos del perro; o la novedad de hoy... 40 personas cuidando a los dos pequeños osos panda que ya se exhiben en el zoo... Y a la anciana de súper ¿quién la cuida?

Ya llevo un recorrido considerable por este planeta...Y más o menos me sabía las respuestas. Y no sirven. Han cambiado el cuestinario. Las preguntas importantes vienen en letra pequeña.

Va a tener razón mi hermano Artur cuando dice : "Yo ya no pregunto... La gente explica y vuelve a abrir la herida". Pues tal vez. Es una opinión. Pero igual va bien un desahogo.

38 comentarios:

D dijo...

Pasar una mala época es la mejor opción para saber si tienes amigos.

Tengo uno de Jaen que siempre me repite:

"Diego, los amigos y los c.j.nes, para las ocasiones".

Y desde que recuerdo, se ha cumplido.
...
Para tomarse unas cañas, cualquiera sirve.

Para conducir, busca un buen copiloto.
Te juegas la vida.

lolo dijo...

No hay respuestas, ha cambiado el cuestionario. Me ha gustado.

Y fíjate que creo que no está tan mal... A ver si damos una oportunidad a la escucha, monda y lironda. A ponernos a tiro por si nos necesitan, a acercarnos de verdad.

Importante post, Sunsi. Volveré a releerlo. Y a escuchar a Aute.

Ana, princesa del guisante dijo...

A mí me fastidia que a los únicos a quienes se remueven las entrañas con esto es a gente como tú y como yo, que no tenemos más que lo que nos ha dado el trabajo, y que debemos lo más importante que tenemos, nuestra casa, al banco para treinta años. Y los políticos, en su poltrona. Me enciendo, mejor me callo, me condenaría el alma...

sarracena infiel dijo...

Aute, un plasta .... la vida, pues dura para muchos... pero, por otra parte, nada nuevo bajo el sol

No creo que, en esencia, haya cambiado gran cosa; ocurre que, tal vez, ahora se da en mayor medida y que, además, tenemos grandes pretensiones.

Sociedad hortera, boba y ensimismada, en la que se tolera cualquier, y aún se disculpa, perversión, pero que no permite fumar.

Que defiende el aborto y el asesinato institucional y protege los derechos de animales, incluso humanos.

Que se permite....., en fin no sigo, que me conozco...

sunsi dijo...

Driver...A algunos les va la vida en ello, como dice Aute. Un golpe de generosidad, decir "te presto" y luego olvidarte, unas cuantas horas escuchando...pero escuchando, no como quien oye llover. Hay mucho dolor. Y hambre. Pobres de solemnidad que cierran la boca para dar de comer a sus hijos. Sólo hace falta mirarlos a los ojos... Me parece que éste es un punto fuerte que debemos dejar en herencia a nuestros hijos: que no pasen de largo ante el sufrimiento.

Gracias, camarada Inquilino.

sunsi dijo...

Lolo. Creo que fue ayer cuando mi marido llegó con la frase. La dijo una compañera de trabajo. Exactamente así: Ahora que sabemos las respuestas nos han cambiado las preguntas.

Creo que hay unas cuantas verdades inamovibles. Verdades que son certezas. Pero también es cierto que habrá que afinar más en las esscuchaderas para reformular y aprender a rescatar a tantos que están ya tragando agua.

Besos, lolo.

sunsi dijo...

Pesoleta...tan auténtica... La fuerza que inyectas en tus palabras traspasa la pantalla. Pues mira, sí. Me pasa como a ti. Si supieras como son los informativos en casa... A veces incluso me levanto porque me dan calambres en las piernas.

Serena, pacífica...haciendo labores...He leído tu post de hoy y tengo aún que comentar. Me ha hecho gracia que te acordaras de las primeras impresiones que me llegaban de ti en los primeros posts de tu blog. Estaría en la luna, chiqueta...

Un beso, brava Princesa.

sunsi dijo...

Ojalá hubieras seguido, Sarracena. Me estaba gustando esta descripción de la sociedad con este ojo crítico que tú tienes. Y si sacas el colmillo... entonces es el acabóse.

Lástima de disparidad de criterios en el tema musical. No veía yo que pegara demasiado Romina y Albano...¿Te encantan, no? ¿O era María Ostiz?...

Zambullida dijo...

Has expresado muy bien estos tiempos revueltos que vivimos. Me quedo con la imagen del anciano revolviendo el escuálido monedero.

Viene bien también hablar de estas cosas. Es más: considero necesario hacerlo. Gracias, sunsi.

Marta dijo...

Entre apretones de cinturón y comunicados "den de baja a fulanito piesdescalzos de tal actividad" una piensa que hay que aprovechar el momento para hacer hincapié en valores en desuso; es la oportunidad de que permanezcan para siempre...independientemente de la crisis del momento.
Otro tema es el magnífico y doloroso retrato que haces de ¡hambre! de ancianos y paseos para no ir a ninguna parte. Ahí despiertas la conciencia social, cuestionas la justicia y el qué puedo hacer. También se revuelven las tripas con la manicura canina y estupideces similares...Gracias Sunseta por este paseo por la Rambla que toca el corazón. Petons

Modestino dijo...

Un post y unos comentarios que sacan los colores a muchos ... hoy más que nunca hace falta pensar en el vecino.

Lisset dijo...

Esta época en la que algunos perdemos el trabajo, nos tenemos que mudar porque ya no podíamos pagar la hipoteca, el divorcio suma puntos en las estadísticas, los amigos deprimidos porque no encuentran trabajo, sí, entiendo, estoy ahí, y he pasado por muchos puntos que has tocado en tu entrada y al final, resulta que no todo ha sido malo, que he descubierto a la gente que realmente me quería ahora que no tengo nada que ofrecer, salvo mi amistad y mi cariño. De pronto la gente que nunca se acordaba de tener un detalle conmigo, ahora me echa una mano en cosas realmente importantes y entonces me doy cuenta que no importaba que no se acordaran de felicitarme por mi cumpleaños...que no trajeran una botella de vino a una cena, que nunca me llegan sus postales de navidad, tonterías, nimiedades a las que a veces damos más importancia de la cuenta. No sé, esta época maldita, ha despertado otros corazones que estaban dormidos, pero claro, no sucede con todos. De política, me niego a hablar, es un tema tabú para mí. Me preocupa lo que hay y no veo esperanza tampoco para lo que puede venir así que... me callo. Gracias por decir lo que todos pensamos y a veces no queremos comentar. Besos.

Monty dijo...

Sunsi, gracias por sacar este tema.
Sino era Vendible nos lo sacábamos de encima, no hace tantos fines de semana. Si no tenías Cayene no eras nadie, nada en la nevera, pero no eras nadie y ahora menos, ni un PipDuro. Me save fatal por el anciano sufrido y curtido que a estas alturas aún tenga que pedir un préstamo a la vecina me refiero, porque al banco ya no entra nadie.
Lamento situaciones así, en mi aldea, en fín no te cuento... Perooo, estos "últimos fines semana", "esos últimos meses", nadie pensó en el ahorro. Nadie en ejercicios de apretones de cinturón.

En fín no que caigan de peores y me pido: hijos sin mantequilla y OJOS para ver donde hay que ayudar. Petons.

A10!

Anónimo dijo...

No nos desanimemos. Es tiempo de cosecha, sin duda.

Ahora que los bienes materiales no ahogan nuestros espíritus, aflorarán los valores de siempre.

Otra oportunidad para hacer un mundo mejor.

¿Habrá otras?

Xavier G.

Mariapi dijo...

No creo que las situaciones que nos compartes sean un "mal" sólo de nuestro tiempo, ni que todo sea por culpa de "la crisis"...épocas más duras las ha habido, y muchas...pero ahora nos pilla"poco acostumbrados".
Lo que me duele es que esta situación barre a los débiles y hace más ricos a los desaprensivos, y no es demagogia teórica.Lo veo y lo constato.
Me parece necesario aprender a ser ese rostro que escucha, y en la medida de lo posible, esas manos que pueden ayudar.

Gracias, Sunsi. En estos días de prisas, siempre ayuda un parón para reflexionar.

Driver I dijo...

A veces, la pobreza de espíritu nos trae más pobreza.
Mi lucha, la que trasladaré a mis hijas, será la del espíritu.

LA REINA DEL MERCADONA.

Una vez al mes me tengo que escapar.
Aviso a mi jefa y me voy.
...
Es mi noche libre.
Deambulo conduciendo, y cuando algo me llama la atención, aparco y miro.
...
La sensación de vagar me gusta.
Es simple. Conducir despacio en la noche de la gran ciudad, un poco de música y los reflejos del agua recién regada en una ciudad enorme.
Los barrenderos arrojan enormes chorros por encima de las calzadas.
Apuntando hacia las estrellas.
...
El cartel estaba escrito en letras de neón.
Un bareto cualquiera.
Entré y me acomodé en la barra.
Pedí una tónica con mucho limón.
Tres rodajas gordas.
...
En la noche de la gran ciudad, te sientas en la barra de un bareto, como un naúfrago enmedio del Océano.
Te miras dentro y ves un corazón fisurado en varios trozos.
Es lo habitual.
Otros marinos cansados se refrescan el gaznate, siguen la música con el pie, o sueñan que mañana será un buen día.
De todo hay.
...
Salieron al pequeño escenario.
Eran tres.
Una chica y dos señores.
Uno tocaba el piano y el otro percutía una batería de segunda mano.
La chica iba vestida de negro, y llevaba una pequeña pandereta en la mano.
...
El trío empezó a tocar música negra, tañida por blancos.
...
Jazz en la noche.
En directo.
...
Los naúfragos pedían copas, entre gestos sutiles. Regidos por la ley del mínimo esfuerzo.
El Jazz, los músicos, la noche y las estrellas les importaban una higa.
Buscaban afanosos una vena que morder. Vampiros en vida.
...
La cara de la chica me sonaba.
Era la cajera del Mercadona.
"¿Efectivo o tarjeta?"
"Tarjeta"
"¿Me permite su deeneí?"·
"Tome".
"Gracias".
...
Nadie la escuchaba.
Al público del bareto de segunda, en un barrio de tercera, junto a una Avenida de cuarta, le importaba un pito su música.

Una pringada más cantando.
Será cajera en un supermercado, o administrativa, o limpiadora.
Lo que es seguro es que es pobre.
Sólo hay que mirarla.
...

Driver II y fine dijo...

Sus ojos se tornaron rabiosos. Tensos.

De acuerdo. Soy una pringada, pobre y estoy cantando en un bareto cutre.
Pero es lo que hay.

Pedí la cuenta.
Mientras esperaba el cambio me sequé el sudor.
Aquel garito era cutre de verdad.
Mucho calor.
Y no tenía gana de ver cómo la chica se desgañitaba delante de los restos de un naufragio.

"¿Treinta pavos por una tónica?, ¿tengo cara de tonto?"

"Va incluida la actuación"

"Pues entonces quiero actuación"

La chica acabó su canción, coincidiendo con el erupto asqueroso de un administrativo experto en bajas laborales.

Así que treinta pavos.
Pues vale.
...
Empecé a aplaudir.
Solo.
Más solo que la una.
Más triste que un torero tras el telón de acero.
Con cara de treinta pavos robados en un bareto de tercera.
Plas, plas.
Se me calentaban las manos.
Plas, plas, plas, plas.
Ritmo.
...
La chica me miró y me sonrió.
Como sonríe un condenado a otro.
...
Y entonces lo hizo.
Se volvió hacia los dos músicos, y llevándose un el dedo índice en posición vertical a los labios, les hizo un gesto de silencio.
...
La chica de negro agarró el micro, se echó el pelo hacia atrás, dio un paso hacia delante y se ubicó debajo del único foco que la sala cutre se permitía tener.

Empezó a cantar a capela.
Con un par.
Al principio una especie de nana africana, que poco a poco se convirtió en una dulce melodía acompasada.
Rompía el ritmo con contrapuntos vocales.
Y cantó como los ángeles.
La cajera cantó como los ángeles.
...
Cuando acabó todo el público aplaudió.
Con ganas.
Yo me quedé con la boca abiertayel firme convencimiento que mi siguiente gesto sería subirme al escenario y abrazarla.

Se me adelantó su novio. Un ser vivo de dos por dos metros, que me aclaró las ideas con su potente presencia.
Alguien tenía que abrazarla.
Estaba escrito.
...
Salí a la calle.
El frío de Madrid me partía la cara en dos.
Conduje un rato.
Atravesé un chorro de agaua que un barrendero se esforzaba en mantener sobre Prícipe de Vergara.

Chasf, chasf. Agua fría.
...
Me alejé.
Pensando que había oído cantar a la reina.
La Reina del Mercadona.
...
Una chica vestida de negro.

sunsi dijo...

Querida Zambullida. No debo de estar muy bien estos días. Debo de tener el poro demasiado abierto y absorbe muchas muchas miserias... físicas y morales.

Hay temporadas que tengo la sensibilidad más acusada de lo normal. Me está costando escribir ... no sé cómo expresarlo... La palabra no es frivolidades. Ya me saldrá.

Gracias, amiga. Un beso fuerte y cálido.

sunsi dijo...

Marta concalcetines. La verdad es que es un post bastante desordenado. Lo escrbí con las vísceras. No puedo aguantar más estos contrastes... Porque la gente son una persona y otra y otra...cada una con su historia, que desconozco. Ya que nos han tocado estos tiempos, mejor mirar a los seres humanos a la cara, aunque te lleves dolor a casa. Y una vez en casa...repartirlo para que ellos carguen un poco y también salgan con los ojos y los oídos abiertos.

Un beso, Marteta. Gracias.

sunsi dijo...

Sí, Modestino. No creo que nadie se libre de estos colores. Siempre se puede hacer más, escuchar más, acoger más.

Gracias, jurisconsulto.

Mientras escribía me acordaba de las veces que has abordado el tema de la magnanimidad.

sunsi dijo...

Me ha encantado tu comentario, Lisset. Llevas toda la razón. Cuando estás desnudo, despojado de mucho... quedas TÚ. Tu persona, tal cual... sin afeites ni artificios. Entonces el amor al otro y el amor del otro es de verdad. Y lo palpas. Quizá y sin quizá la felicidad que te proporciona es muy superior porque nadie te la puede robar.

Gracias por tu comentario. Es un soplo alentador y luminoso entre tanta oscuridad.

Un beso, Lis

sunsi dijo...

Yo también me lo pido, Monty. Y hay que currárselo. Tienen que sentir en la cintura que el susodicho cinturón aprieta. Es un buen ejercicio que sepan a estas alturas que esto es necesario y esto no. Y, a veces, incluso prescindir de lo necesario. No hay otra. Si no...¿serán personas que entiendan el valor del trabajo? ¿sabrán que una tarea dignifica y es, por encima de todo, un servicio a los demás? Es un planteamiento serio, como para decidirse de una vez por todas a educar de verdad.

Gracias por tu aportación, Monty.
Un beso a ti y a la Terraferma.

sunsi dijo...

Hola, Xavier. Si ha sonado a desánimo, disculpa. No es eso exactamente. Es un baño de realismo. Sin ir más lejos, hoy un informativo mostraba a una familia que vive en el rellano de la escalera por deshaucio. Entre sus miembros había un bebé.
Hoy me he topado con un señor que tenía que asistir a ... bueno... pongamos que era un acto oficial... No ha ido. No tenía ropa decente.
Es que... ¿Puedo?

"Todos los creyentes vivían unidos y compartían todo cuanto tenían. Vendían sus bienes y propiedades y se repartían de acuerdo a lo que cada uno de ellos necesitaba. Acudían diariamente al Templo con mucho entusiasmo y con un mismo espíritu y compartían el pan en sus casas, comiendo con alegría y sencillez" (Hech. 2, 44-46).
Cada vez que leo este pasaje me muero de vergüenza.

Sí. Es una buena oportunidad... Y a Dios rogando y con el mazo dando, pero también a pie de calle.

Gracias por pasarte, Xavi. Muchos recuerdos a la tropa.

sunsi dijo...

Bueno... acostumbrados algunos más que otros, Mariapi. Para qué vamos a engañarnos. Quien hace años que se aprieta el cinturón ... ahora se muere de hambre. Perdona. Hace tiempo que necesito decirlo. La situación objetivamente no es buena. Mal acostumbrados... Así están los Juzgados de Menores, cada vez con más casos de hijos que agreden a los padres porque no les dan lo que piden. Para muchos será una oportunidad de oro para valorar el ser más que el tener.

Y , como tú dices, la historia se repite... Los que pueden aprovechar la desgracia de algunos no tienen ningún escrúpulo en hacerlo.

Supongo que vas de bólido. Me acuerdo mucho del inminente evento. Un beso goooordo, Mater.

sunsi dijo...

Driver... Magistral. Se me ha puesto la piel de gallina. Qué bien escribes, puñetero (con perdón).

Ya sé...No. Dirás que no. Pero...¿Por qué no abres un blog con tus historias? Mira que voy a tener un trabajo de aúpa para recopilar todas las que has depositado en la República.

Gracias siempre, colega Inquilino.

Hoy ha estado en casa Katt. La echaba tanto de menos...

Driver dijo...

Nunca abriré un blog.
No sirvo para eso, no soy constante.
Ya lo sabes.
Prefiero regalar letras libres.
Es mi espacio natural.
...
Dale recuerdos a Katt, y dile que la estamos esperando.
Es más, supongo que a estas alturas, medio Madrid debe de estar esperándola.
A la osa con retroceso, la catalana en Castilla, la benefactora de la Real Academia, la amiga de los perros, la hija de dos amigos, la chica de los sábados, la que nunca paga en los museos cuando vamos juntos (yo tampoco, que conste, nos enrollamos para no pagar, más que nada porque les convencemos).

Va camino de convertirse en madrileña de hecho.

Y me gustaría mucho, porque mi ciudad es abierta.

Lo cierto es que disfruto cuando está en casa.
Es como tener una hija más.
Y eso, como todo lo que me importa...
Es gratis, amiga Sunsi.
...
Nos vamos al Monasterio de Piedra el puente.
Quiero enseñarle a mis ciudadanas el monasterio.
También quiero estar el Día del Pilar en Zaragoza.
Y que mi hija conozca a la Virgen que le da nombre, en el día de su santo.
...
Vuelvo a la carretera.
El lugar donde soy feliz.
Entre dos puntos indeterminados.
Buscando algún rastro de brisa marina.
Buscando el mar, encuentro olas.
...
Sí, ése es el resumen de mi vida.
"Buscando el mar, encuentro olas".

Un beso, amigas.
...
Contacto.
El coche se mueve por fin.
Bajo la ventanilla y respiro aire fresco.
La cinta de asfalto se extiende entre mis sentidos y... el incierto y bello futuro.
Primera, embrague.
Gas.

tomae dijo...

Tú lo has dicho Sunsi, va ha tener razón tu hermano Artur...

Si es que los pequeños de una familia, son los que más "pillan" sorben de la esencia, y de los distintos matices que les preceden...

..lo de esos perros, no se merecen que sean amigos del hombre.

Un abrazo sunseta!

sarracena infiel dijo...

Gracias, Mc.- D, caballero de los de verdad, y lo que me alegra que esté acogida, tiene la impagable oportunidad de comprobar que todo eso que repito como un loro existe.

Solidez, principios, inteligencia, bondad, riqueza de espíritu, generosidad, alegría, austeridad, formación, cultura, esfuerzo ....

O sea, exactamente lo contrario de lo que impera, de lo que se ve ....

Eternamente agradecida ....

Driverini dijo...

Il miachere é mío, siñora.

ana dijo...

Sarracena ligeramente algodonosa??????
!!!!
No te envío un abrazo por si se rompe el sortilegio... jajajaja.

(...)

Drive for president!!!
(¡¡¡¡¡tú lo has conseguido!!!!)

Sunsi, perdona, tenía que decirlo... ainsss.

sunsi dijo...

Esa es Sarracena, la de verdad...
Yo ya lo sabía...lo sé. Pero por fin emerge con todo su esplendor.

Gracias.

sunsi dijo...

No seas mala, Ana... Tan opuestas aparentemente y tan parecidas...
¿"Diminuta"? Ja.

Por cierto...Que alegría leerte. ¿Dónde te metes?

Besoños

sarracena infiel dijo...

Mmmmppppppffffffff ........... , je,je,je ,,,,

Equilibrista dijo...

Lo de Mafalda me suena a "ahora que tenemos las respuestas nos cambian las preguntas". Me lo dijo una compañera el otro día y me ha dado mucho que pensar, y una vertiente es esa de que el mundo me puede cambiar.

Saludos

sunsi dijo...

Equilibristaaaaaa. Te pillé. Esto te pasa por no leer los comentarios;-))) Cuando contesto a lolo le digo: "Creo que fue ayer cuando mi marido llegó con la frase. La dijo una compañera de trabajo".

Bueno, Marido... Vas a tener que cambiar tu pseudónimo si quieres entrar de incógnito. Con lo que me gusta Equilibrista... Te va como anillo al dedo. Que aún no sé qué milagro sucede cada día para que no te hayas caído de la cuerda ni una sola vez. Gracias por entrar y comentar, guapo.
Un beso. Te quiero.
Que Dios te bendiga y te guarde muchos años.

Equilibrista dijo...

Muy interesante lo que escribes, ¿pero es cierto que eso solo lo dice tu marido?. Yo soy tu marido y, sin embargo, me lo dijo una compañera de trabajo, y a muchos cientos de quilómetros de distancia de donde tú te encuentras. Se trata de una frase popular que mucha gente conoce. Habla con tu marido y aclara las cosas, no pasa nada, "traki tronco". Vamos.

Saludos

Equilibrista dijo...

Perdón, y todos los perdones, donde dice tu marido debe enterderse que yo "no" soy tu marido, entiéndase en el contexto del comentario. Gracias.

Saludos otra vez.

sunsi dijo...

Equilibrista... perdón por la tardanza. No había visto el comentario. ¿Así que tú no eres mi marido?... Menudo lío me estoy haciendo. Bueno. Vamos a ver. Yo sé muy bien quién es él. Mi "partenaire" desde hace casi 23 años. No me negarás que no deja de ser curioso que me llegue la frase por dos vías tan distintas en tan poco tiempo... Será casualidad.

Gracias por la aclaración, Equilibrista. De todas formas, sigo con la mosca tras la oreja...