sábado, 16 de octubre de 2010

Después de dos años y dos meses...


Jordi jr. ha vuelto a casa. Sólo una semana... intensa. Mañana se va ... a seguir un proceso todavía inacabado. Un proceso que nadie sabe cuándo finalizará.

Me cuesta muchísimo escribir sobre ello. Interfieren muchas emociones: los recuerdos del niño Jordi, del joven Jordi antes del Cenáculo..., el dolor y la  esperanza -a partes iguales- de sus padres Jordi y Carmen.

El miércoles estuvo en casa. Un café; una conversación agradable y sincera. Jordi hablando catalán con una cadencia italiana. "Traduzco", comenta. Como si el paso del tiempo no existiera. Pero la evidencia de una canas prematuras, de unas rodillas duras como una piedra de orar delante del sagrario son dos "pruebas empíricas" de dos años de lucha muy lejos de su familia, plantando cara a la droga. Dice con naturalidad... muchas veces... "te quiero mucho"... Abraza... Sus muestras de cariño son de verdad, como es él ahora. Me percato de que mira de frente y no oculta todas las sombras que le han llevado a una forma de vida que él considera como la única que lo ha podido sacar del pozo: la Comunitá Cenacolo 

Ayer celebramos con él el primer aniversario de la Comunidad en Tarragona. Un grupo de familias, jóvenes, que acompañamos a Jordi y a Carmen... reunidos en torno a la Virgen para rezarle el Santo Rosario. Todos los viernes en la parroquia de San Antonio (antes, los Capuchinos), a la 20 h. Al terminar, Jordi jr. se levantó, cogió el micro  y se dispuso a explicar los pasos que le llevaron a la droga y los que está dando para salir de ella. "Ora et labora".  La primera vez que hacía un testimonio delante de sus padres, hermanos, amigos... Le costó arrancar. Al final nos dijo que se iba a abstraer, como si nadie lo conociera...

No es textual, pero esas son las palabras que se me han quedado pegadas en el corazón con superglú: "Hola, me llamo Jordi, tengo 24 años... He tenido una infancia feliz, unos padres que me quieren... Una familia grande y unida..." "Recuerdo la fe de mi madre...la recuerdo rezando..." "Cuando crecí quería competir, ser el mejor...". "Y la fe la intuía como impuesta... algo que me obligaba desde fuera...". "Sentí mucho vacío y me dejé llevar por las amistades...". "Cambié de escuela y me enamoré... Todo acabó cuando ella me dijo que debía elegir y abandonar las drogas"."De los porros pasé a la coca y caí en picado". "Me echaron de casa un 23 de diciembre y viví como pude, en un local de L' Espluga.  Trabajé... pero lo que ganaba lo invertía en consumir más". "Mucho tiempo dando tumbos hasta que mi madre me llevó al Cenacolo de Lourdes... Yo me preguntaba ¿qué hago aquí?... Rezar, trabajar a destajo..." "Mi madre se fue al cuarto día y yo me quedé sin querer quedarme..." "Me escapé, pero algo de lo que allí viví se quedó conmigo..."

"Entré definitivamente en el Cenáculo y he estado en varias casas. La más dura: La Virgen de las Nieves en Italia".  Ora et labora... 
Jordi terminó dando las gracias. Está perplejo. No entiende por qué tanta gente conoce su vida. 

Lo que tal vez no sabes, Jordi, es que tu vida es el banderín de enganche para muchos chicos y chicas que no encuentran la salida. Y que tu proceso de recuperación nos ha llevado a muchos a perseverar en la oración. La oración, hablarle a Jesús de nuestras penas, alegrías, esperanzas, fracasos... con esa sinceridad con la que tú hiciste ayer tu testimonio. Tus padres... sentados en el primer banco... escuchándote con entereza... la que yo no tuve cuando todos empezaron a levantarse y  no podía dejar de llorar. Se puede llorar de muchas formas  y por muchos motivos. Mi motivo... Te vi "de una pieza", explicando sin hacer ningún drama de momentos muy duros. Te vi con una cierta melancolía por tu vuelta mañana al Cenáculo... después de una semana; la primera semana con tu familia coincidiendo con las bodas de plata de tus padres desde que entraste en la Comunidad.

No sé si hubiera tenido que escribir mañana o pasado... con el corazón y las ideas más reposadas. Bueno... así es cómo te he visto y te quiero recordar hasta tu vuelta definitiva. Ya sabes tú lo mucho que te quiero. Los dedos no podían estar quietos tantos días.

Querido Jordi: espera y confía. Gracias por darlo todo. Que Dios te bendiga.

Un día, ya no sé si  fue Xavi o Ramón...o Salva... me dijeron: "aquesta és la cançó del Jordi". La cuelgo. Supongo que te traerá recuerdos.



30 comentarios:

lolo dijo...

Emocionantísimo, Sunsi. Qué maravilla de historia, qué suerte tener cerca a Jordi. No es fácil que algo tan duro se cuente sin drama. Gracias, muchísimas gracias.
Un beso.

ana dijo...

Es el testimonio de una vida que se duele. Humanidad doliente. Y como tal se nos queda agarrada en el corazón.

Un abrazo Sunsi.

Diego dijo...

Cuando hay una batalla, siempre hay un chico que es el primero en salir de las trincheras y exponerse.

Yo le digo a ese joven que soy un cuenta cuentos y que estoy a su disposición.

diego@fmorenoperez.com

Le puedo regalar palabras.
...
Cuando hay una batallas y un chico sale el primero de la trinchera, conviene que alguien regale palabras.

Es lo que tengo para ofrecer.

sarracena infiel dijo...

Uffffff, aún le recuerdo en el cole .... tremendo y esperanzador, si cuentas con ayuda, puedes cn todo.

Si hay amor y humildad para reconocer nuestra debilidad ... podemos con todo ...

Amor, humildad, esfuerzo, apoyo, familia, fe .... tan simple ... tan lejano

Modestino dijo...

Una historia muy bonita.

sunsi dijo...

Lolo. Ayer pensaba que la realidad supera muchas veces la ficción y éste es uno de esos casos. Miraba especialmente sus ojos ¿limpios sería la palabra? mientras rezaba de rodillas en el suelo, mientras explicaba su travesía sin omitir detalles de los que nadie se puede sentir orgulloso. Tantos batacazos hasta que llega una luz tenue de esperanza. Si sólo tiene 24 años... Ayer lloré mucho... Una mezcla de agradecimiento a la Virgen, emoción por el ejemplo de unos padres fuertes,por la sencillez que te desarma de junior...

Todavía trago, lolo.
Gracias a ti. Un beso.

sunsi dijo...

No es necesario que sepa que lo has escrito tú, leonesa. Lleva tu sello. Humanidad doliente...La fatiga del cuerpo que va roturándose para llegar a palpar el alma. Yo lo veo así. Vaciarse de todo lo caduco para que pueda entrar lo imperecedero, lo eterno, lo que sacia sin saciar...Con sufrimiento. No es teoría. Yo lo he visto en un rostro joven que conozco desde pequeño. Imposible que no se quede agarrado.

Un beso, Ana.

sunsi dijo...

Diego. Espero poder despedirme por teléfono. En el Cenáculo no tienen ni móviles ni internet... Pero sí le llegan las cartas. Estoy segurade que le haría mucha ilusión un cuento tuyo. Hablamos.
Gracias, camarada.

sunsi dijo...

Pepa. ¿No era del curso de tu primogénito? Por ahí anda...

No añado nada a lo que escribes porque es eso. Un contraste brutal respecto de lo que nos parece "normal" en los jóvenes que circulan por nuestras calles y avenidas.

Pienso en tu conclusión: "tan simple"... Y en la apostilla final: "tan lejano". Lejano porque tienes que escarbar para encontrar personas con estos valores; lejano también porque es fruto de un esfuerzo de fe , esperanza, humildad , caridad...que viene de lejos, que no se consigue de la noche a la mañana.

Con Dios, hedbana. Gracias

sunsi dijo...

Hola, Modestino. Como todas las historias reales, tiene un protagonista de carne y hueso, con alma, entendimiento, afectos, luchas... y esa libertad para parar o tirar hacia adelante con esperanza. Si la belleza es estar muy cerca de encontrar la esencia de lo que nos hace más buenos, más persona... sí, es una historia bella.

Gracias, jurisconsulto.

Marta dijo...

Glups!si puedes le dices que leerte/oirle me ha ayudado. Nada es imposible!!! gracias, besos y un smile hoy, vale?

sunsi dijo...

Marta... Se va mañana. Ojalá pueda leer el post y vuestros comentarios. Hay personas que "tiran" de nosotros. Jordi es una de ellas.

Un beso, martacalcetinescolorines.

MO dijo...

Dura historia Sunseta! Cuánto ha debido sufrir esa madre, bueno toda la familia.
Vuelve para ayudar y supongo q vuelve para acabar de recuperar toda esa confianza en si mismo, confianza q se perdió en el maldito mundo de las drogas. Qúé duro, pero q fuerte ha sido no?
Lo q dice tu friend Sarracena es tan cierto, tan simple y tan lejano!!
Un besote.

¿Mañana más? dijo...

Una historia de lucha y coraje, de perdición y ganancias, porque para aprender en la vida hay que sufrir mucho. El sufrimiento nos hace humanos. Jordi, cuando superes tu problemas estoy segura que serás un estupendo guía. Suerte.

sunsi dijo...

Mo, bella ragazza...pues sí. Es dura. Yo sólo lo sé por lo que he podido observar y escuchar de labios de Carmen todo este tiempo y antes de entrar en el Cenacolo. Dura para sus padres , hermanos ,familia... Dura para él, fundamentalmente desde que entró en la Comunidad. Creo que la vuelta después de esta semana tan intensa será especialmente difícil. Demasiado tiempo sin estar en su casa, con los suyos. El contraste es tremendo.
Qué olfato tienes... Es cierto que vuelve tanto por él como por losdemás. Es, por el tiempo que lleva, un "vecchio", un punto de apoyo para los chicos que van llegando.

Maldito mundo de las drogas.... Pero está tan cambiado que no daba crédito.

Gracias, Martita...

¿Has celebrado tu cumple por todo lo alto?

sunsi dijo...

¡Patri! Qué alegría leerte... en esta ventana. Oye... Das en la mismísima diana. "lucha", "coraje", "perdición/ganancias". Y el sufrimiento. Lo que afirmas no lo suele decir cualquiera. Sólo lo sabe quien lo ha experimentado. Parece mentira cómo curte y humaniza el dolor. Ya nunca es lo mismo que antes, cuesta trivializar. Parece como si por la dermis te calara toda la humanidad doliente, como dice Ana, y te llegara hasta los tuétanos del alma. He sido espectadora de excepción de este proceso y , sin ninguna duda, puedo afirmar que es cierto.

Gracias, Patri. Un beso, una rosa blanca y un lazo rojo.

Lisset dijo...

El buen ejemplo seguirá siendo el mejor conjunto de palabras que se puedan regalar a otros que también pasan por eso y que condensadas en la visión de una persona que lo ha perdido todo y que se reencuentra a sí misma nuevamente, consigue convertirse en un guía para los demás, en una esperanza.

No puedo más que emocionarme de saber que hay personas que superan tanto dolor y me refiero tanto a su familia como a él mismo y que salen adelante.

Le deseo la mejor de las suertes acompañada de mucha perseverancia.

Un abrazo.

sunsi dijo...

Gracias por tus palabras de aliento, Lisset. Creo, como tú, que los que han pasado por esto y lo han superado son los mejores guías. Hablas de los padres...Los padres -estos padres-son también guías de muchos otros que andan perdidos y no saben cómo deben actuar... y terminan tirando la toalla. Son testimonio vivo para que no se pierda la esperanza. No sabes lo afortunada que soy por tener como amiga del alma a Carmen, su madre.

Un beso fuerte. Descansa mucho estos días...

Lisset dijo...

Ay, descanso... eso quiero :) pero no será así, descanso del blog porque tengo demasiado que hacer pero no en la vida real. Estoy de mudanza, ya veo cajas hasta en sueños... y dentro de unos días, ni pasar a leer porque estaré sin internet así que ya contaré a la vuelta. Besos.

Mariapi dijo...

Gracias , Sunsi, por contarnos esta lucha, rebosa esperanza...tan necesaria.

Un abrazo enorme. Mi admiración para todos los héroes de esta historia.

sunsi dijo...

¡¡¿¿MU-DAN-ZA??!! Porque no puedes verme. Los pelos de punta. Recuerdo la última...hace años pero ya con los cuatro niños y la peque muy peque. Me flaquean las piernas si pienso en el follón, el atasco en el pasillo con cajas y más cajas. Mucho ánomo mi niña... Tómatelo con calma si puedes.
Un beso solidario, Lis.

mireia dijo...

Honra merece quien a los suyos se parece.
Nunca mejor dicho

sunsi dijo...

Esperanza, Mariapi. En una estantería hay unos cuantos recuerdos que se trajeron María y Blanca de su visita al Cenáculo de Lourdes. Uno de ellos es una cruz de madera tallada por los chicos de la Comunidad ; en el centro, la palabra...Espérance.
Gracias a ti, Mater.
La Esperanza de salir limpios y volver a nacer.

¿Mañana más? dijo...

Sunsi, el sufrimiento te transforma a mariposa. No quiero decir que sea deseable ni maravilloso. Todo lo contrario, no se lo deseo a nadie. Pero si permaneces en las tinieblas de la vida un tiempo aprendes muchas cosas, quizá demasiadas. Desearías no haber pasado por ciertas experiencias que te han causado mucho dolor y han calado en tus entrañas demasiado. Has pasado momentos de desesperanza, de pensar que todo estaba perdido, de desear morirte, de no tener ganas de nada. Pero, no sabes cómo ni por qué, una fuerza en tu interior sale en esos momentos (¿instinto de supervivencia?) con mucha rabia para devolverte la fuerza, para retomar el camino y seguir golpeando el muro que tienes delante. Son pequeños cabezazos todos los días y piensas que es un muro, que es imposible que lo derribes. Y un día cae.

Jordi has aprendido muchas cosas. La capacidad de lucha del ser humano es ilimitada. Desearía que no pasaras momentos tan horribles, que tu vida fuera un camino de rosas sin espinas. Pero no lo es.

El dolor espiritual purifica, a su manera. Te hace más sensible al sufrimiento de los demás, te prepara para el servicio a los demás. No hace falta que te vayas de misiones porque tu misión está en el día a día, en sentir a los demás y amarlos sobre todas las cosas.

Hace tiempo que me volví escéptica respecto a la existencia de Dios, pero sigo creyendo en el mensaje de Cristo. Me sirve de filosofía.

Jordi, yo también he estado en el infierno. Hay días que vuelvo. No en el de las drogas, otro que no viene al caso. Es una historia que no me gusta pero que me ha dignificado y curtido. No puedo aceptar el dolor porque lo detesto, pero me hace comprender cómo se sienten mis semejantes y amarlos más aún todavía, sin esperar nada a cambio, tolerando sus miserias y sus imperfecciones.

Una gran experiencia, Jordi. Bienvenido al mundo de los vivos.

tomae dijo...

Sunsi, Gracias por traenos este impresionante testimonio.

Si me permites, os acompaño con una historia. Es una historias de motoristas...


Los motoristas, y los buenos aficionados, saben de que hablo, protegen su cuerpo contra las caídas con un traje de cuero, pues la piel de nuestro cuerpo no es tan resistente, como la del cuero (piel de ternera o de vaca incuso de cordero)... Evidentemente todos tenemos caídas como la de Jordi, (a quien aprovecho para saludar y comentar que me acuerdo a menudo de él además de conocer a muchos de sus tíos de esa estupenda familia)...

El tema iba de motoristas... Hace unos meses, en el colegio de mis hijas, hubo una muy buena conferencia, de una motorista como la copa de un pino...hablaba de los viajes en moto de la vida, y lo bien que se sentía acompañada de sus padres, en concreto hablaba de una serie de viajes sobre su padre que tanto le había acompañado... resulta que una vez que se compró una moto grande, tenía más ganas de viajar, y su padre, le envió con apremio ha hacerse un traje de cuero. Es curioso Sunseta, la conferenciante esa, era Carmen, tu amiga, el señor de los trajes de cuero, mi padre... Quería contar esta anécdota para acompañar a Jordi a Carmen a su marido y a todos los que que les quieren, nos quieren, y estamos pendientes de todos los viajes de la vida. Jordi! Molts Anims! Todos estamos contigo Amigo!!! Entre todos nos hacemos ese traje de cuero para protegernos de las caídas de la vida, no nos defrauda nada de ti, nos alegra mucho saber que tu también lo llevas puesto, y que ahora eres el motorista que corre por las carreteras de nuestras vidas...

Como siempre Sunseta, de nuevo gracias por traernos este testimonio de buenos motoristas, un fuerte abrazo a todos.., en especial a Carmen a su marido y a Jordi.

sunsi dijo...

Mireia. Siempre me sorprendes con tus comentarios breves y sustanciosos.

En este caso, como bien dices, va clavado. En el testimonio, padre y madre sentados solos y muy juntos en el primer banco. De cuando en cuando, Jordi giraba un poco la cabeza y se dirigía a ellos. No te puedo explicar la cara de papá Jordi y la de Carmen. Ternura, cariño, emoción. Ahí estaba esa luchadora a la que quiero tanto, que cuando se le mete algo entre ceja y ceja no desiste... Pues eso... A alguien se parece este chaval .

Todavía estoy "tocada".

Abraçades.

sunsi dijo...

Patri, filóloga... Te explicas como un libro abierto. Supongo que recuerdas el sentido de los antónimos. Hay oscuridad porque hay luz. Quien jamás ha estado a oscuras no puede sentir la plenitud de la luz... aunque sea sólo una chispa.

¿Puedo, Patri? La vida de Jesucristo como filosofía... ¿No es un paso para acercarse a la fe? A veces me planteo qué es exactamente lo que quiere Cristo. Y siempre concluyo lo mismo: el amor que pones en las cosas más pequeñas, que nadie ve...el amor con el que intentas tratar a los demás. Madre Teresa dice algo importante. Al final de la vida Dios no te preguntará cuántas cosas has hecho...sino cuánto amor has puesto en cada cosa.

Gracias por pasarte de nuevo. Un beso, Patri.

sunsi dijo...

Tomae...que te toca el último y ya tengo los ojos cruzaos...
Recuerdo cuando me contaste que estuviste en la conferencia de Carmen. Qué buena comunicadora...A veces pienso que habla a golpe de adrenalina. Estar en una conferencia y que nombren a tu padre...el que confecciona ese traje para no romperte en la travesía... Orgullo de casta peletera.

Jordi, a estas horas, ya está en el Cenáculo. Italia cae lejos y desde allí no podrá leerte. No disponen cde internet. Pero le escribiré una carta y le adjuntaré los comentarios. Le hará mucha ilusión. ¿Te has fijado en sus rasgos? Si conoces a sus tíos, es imposible que pase desapercibido.Es una mezcla de todos ellos.

Creo que ua he dicho varias veces que Carmen...es como mi hermana mayor y sus hijos...como si fueran mis sobrinos. Los quiero mucho. Pero lo que nos ha unido aún más si cabe es Jordi jr. Porque es él el que , desde lejos, nos empuja a no dejar de orar. Y la oración nos hace fuertes y nos ensancha la capacidad de amar.

En cuanto vuelvan de Italia, les daré recuerdos de tu parte. Preciosa la metáfora del motorista. Si algo no falta en esa casa son artilugios con ruedas. Parece que hayan nacido con el carné de conducir.

Gracias por tu cariño, Tomae.

lolo dijo...

Sunseta, todo bien, eh? Todo bien. Hale, que me voy a ver si el horno... Beso.

sunsi dijo...

¿Y vos,lolo, bella dama...? Yo voy a ver si el arroz ya ha terminado de hervir y eso.
Besos.

GRACIAS