domingo, 10 de octubre de 2010

Segundas oportunidades.


Los seres inanimados que habitan la república, si pudiesen hablar, dirían: "estos nuevos dueños me han dado una segunda oportunidad". Por circunstancias familiares, la casita pareada se nos quedó pequeña y adquirimos la contigua... Los dormitorios, la cocina, los baños...siguen siendo normalitos. Sólo hicimos una reforma: derrumbar una pared que comunica con la otra sala de estar. Recuerdo el primer zambombazo del Sr. Ramón. Fue como quien observa la botadura de un barco. Todos expectantes... Pumba... Ese primer gran agujero permitía ver lo que ahora es una zona de estar grande con varios rincones para actividades diversas. Blanca, entonces bastante más pequeña, se coló por el boquete y aplaudimos como si hubiera cruzado el Estrecho a nado. Todos sabemos que esos metros ganados son un lujo. El espacio en sí mismo es un lujo que no tiene precio. Lo sabemos y lo valoramos cada día más.  

Después de unos cuantos años  me detengo y miro ... con ojos atados al pasado esas segundas oportunidades, que han sido posibles porque nuestra familia sabía que teníamos algo difícil de encontrar: muchos metros cuadrados en una sola estancia. Me detengo y miro... El tocador francés de mi abuela paterna donde dejo "mis" papeles, libros, el ordenador (e.p d,)... Bienvenu à Tarraco. La luz del comedor de mi tía Mercedes ¡eso es una lámpara que ilumina!. Los orejeros de mis padres. El sillón de plaza y media de Carmen y José Mª. La mesita de ordenador de Concha vía Mireia. Las postales parisinas  enmarcadas de mi abuelo que jamás conocí. Las láminas de la Tarraco antigua de tonalidad tabaco natural del despacho de la Academia Estil-les... también el aire acondicionado y el cuadro de un señor calvito, flacucho con ademán de empezar a escribir ( lámina de Montserrat Gudiol)  que a mi madre le horripila y a mí me arrebata  . Algunos libros "repes", desprendimiento de mi señor padre y digo desprendimiento porque cuando da un libro da parte de su entraña. Cuadros de mi hermano Artur  "toma; pegan más en vuestras paredes y a ti te gustarán". ¡¡¡El sofá de mi joven amiga-vecina!!! (gracias, MO , bella ragazza; es comodísimo). Los muebles castellanos de la madre de Cinta, en paz descanse, que no encontraban dueño por sus dimensiones: el baúl; el bufet; más sillas; la vitrina que guarda pequeños recuerdos con nombre grande y propio: el juego de ajedrez que viajó por mar desde Ceuta (besos, querida Mina); teteras diminutas de Carmen, mi amiga del alma que hoy está de fiesta (bienvenido, Jordi jr.); la caja de lata de Chiqui... le dije "¡Qué bonita" y al segundo "Quédatela"... forcejeo pero no hubo manera y cada vez que leo La piu bella CASA DI PASTA, la recuerdo... y la añoro; la muñeca de trapo de Rosa; las cajas de madera que coleccionamos cuando vivimos (no llegó a un año) en la Terraferma; la "filigrana" boliviana de Marco; algunos libros centenarios que mejor ni tocarlos porque podrían desintegrarse; la pequeña plancha de hierro de la abuelita... Se me quedan segundas oportunidades en el tintero... deliberadamente.

Dios mío, cómo me he liado para explicar que he cortado las patas de una mesa de comedor mediana... que venía, y va a juego, con el lote de la madre de Cinta. La mesa es de lo más socorrido. Ha servido para un roto y un descosido. Su penúltima función: mesa de trabajo de María. Su destino final estaba en mi mente desde hace mucho tiempo.

Hay piezas que invitan a la conversación larga... Fumas un cigarrillo y no tienes que estirar excesivamente el brazo. Y añades un café. Y ya que estamos... "no te muevas... hago unas pizzas y andando".Sí, claro. Para ello necesitas una mesa de centro grande y un pelín más elevada que las standard... Y eso cuesta pasta gansa. Ella estaba predestinada a reemplazar a la pequeña "mejicana" que ya ha encontrado su nuevo hábitat: la casa de Artur. By, mejicana. Sólo yo sé lo que me ha costado que habitaras en otro hogar; afortunadamente te dejo en buenas manos, las de Raquel y Estil-les jr. Nos vemos...

El día de la "amputación", los habitantes de la república me miraron con el ceño fruncido... "¡tozuda!... lo tenías entre ceja y ceja". Pero ayer empalmamos tertulia de tarde, cena, postcena... sin trasladarnos. Teníamos un buen motivo, ¿verdad Katt?

Guardo las patas. Nunca se sabe si habrá que volver a reciclar.


26 comentarios:

tomae dijo...

Sunsi, encantador post, me encanta eso de que en cada objeto de nuestra casa haya una historia por el cual está allí..y como a partir de él se pueden describir mil y un cuentos de nuestra vida. El apego por ellos, es eso las historias que los pueblan...esas historias serán imborrables, no me importará que algún día se muden mis muebles, pues habrán cumplido su cometido.

En casa tenemos el cabezal de la "padrina", y unas patas de mesa de coser (recuerdo de mi padre) que nos hacen de mesilla...

lolo dijo...

Ohhhhh, Sunsi, es mi prefe de Serrat. Gracias!!!

Comprendo tu tozudez, hay cosas que son por algo... tú bien lo sabes.
Beso.

Anónimo dijo...

Sunsi, un post muy bonito. Nosotros formamos parte de tú República durante una época vacacional y puedo dar fé que todos los objetos decorativos dejando al márgen la historia quedan fenomenal.

Toñin.

Katt dijo...

yo sólo pienso: tres días, tres días, tres días...
Gracias por dejarme tu sillón, y a Carlos (y todo lo demás) La mesa, aunque no es la mejicana, queda bien donde está.
Besitos

Zambullida dijo...

Precioso todo lo que cuentas, precioso. Me encantaría pasar una velada en esa casa tuya tan entrañable.

Marina dijo...

Corta, corta y recicla y, sobre todo, guarda. Las patas siempre son necesarias.
Me he reído un montón.
Un beso

sunsi dijo...

Hay gente para todo, Tomae. Los que montan una casa de golpe, sin que falte un detalle. No es nuestro caso. Nos casamos sin tele.... sin muchas cosas que no mento porque a saber si pensarían que mi marido y yo somos marcianos.

En noviembre cumpliremos 23 años de casados y la de vueltas que ha dado todo. Si entro en casa de Artur puedo recordar nuestros inicios. Te deseo también a ti un buen reciclaje.

Oye...¿lo del cabezal de la "padrina" es una moda o es que coincidimos? En casa es la joya de la corona.

Un saludo, tomae.Feliz domingo.
¿Viste a mi hermano?

sunsi dijo...

Pero lo que pasa, lolo, es que tengo que competir con la sangre aragonesa que lleva la fama y no te creas tú que es en balde... La ventaja es que afilas el ingenio para argumentar, que cualquier explicación no vale...

Me alegra que te guste ésta de Serrat.

Besos, lolo.

sunsi dijo...

Toñín, cuñadísimo... ¿Estáis bien? ¡Cuanto tiempo sin leerte! Pero lo que a mí me gustaría es que estuvierais aquí,en persona, desde donde escribo. Cuando estamos unos días juntos es el mejor regalo. Y me alegro de que os encontréis a gusto en casa. A nosotros nos pasa lo mismo. Porque más importante que la jaula son los pajaricos.
Ahora la excusa es pasar a ver la "amputación".

Lo de que queda bien... bueno. Tú eres poco objetivo. Reconocerás que es un "poupurri"... muy vivido, eso sí.

Un beso para todos los Cachos de Badalona. Os quiero mucho.

sunsi dijo...

Buenoooo...Carmina, cielo. Es TU sillón. Creo que ya te colocas ahí por inercia. Ya sabes... Aquí tienes tu casa y nuestra compañía para lo que quieras siempre. Y ahora...¿Hasta cuándo?

Un beso, corazón.
Cuídate esa tos...ha er favó...

sunsi dijo...

Querida Zambullida...Sólo tienes que mandar señales de humo. Te reirías mucho con mis ciudadanos. Hay uno que está un poco verdulero y suelta cada taco... Parece que viva una segunda adolescencia. Pero yo te tengo preparados unos tapones y solucionado.

Un beso, escritora.

sunsi dijo...

Marina. De tanto guardar algún día me denuncian y salgo en la tele. "Señora con síndrome de Diógenes se resiste a abandonar su guarida..." Porque lo que no he dicho es que el orden no es mi fuerte y a saber dónde acabarán estas patas si un día reciclo de nuevo...
¿Tienes puente? Ojalá. Descansa, Marinilla. Un beso.

Ana, princesa del guisante dijo...

Qué bien que seas una Diógenes de la vida... me alegra que tus hijos hayan crecido entre retales de otras gentes. Seguro que tu casa es acogedora. Un beso, guapa

MO dijo...

Precisamente eso es lo q hace una casa con carácter, no?
Tú post hace q observe la mía, toy sentada en el sofá con el ordenata en las piernas.. y es así, llena de cosas de aquí y de allí, cuántos recuerdos.
Ese sofá ade+ de cómodo te traerá buen rollo, ha presenciado momentos muy felices de mi vida! En cuanto a tus patas, nunca se sabe.. haces sólo bien en guardarlas,non si sa mai!!!

Sunsita, en cuanto a tu post de ayer, pffff, vivimos en una sociedad q nos avergüenza.. una amiga me comentaba justo hoy, q un cliente se gastó 7.000€ en unos zapatos de cocodrilo.... tiene delito o no? Pero si lo vemos cada día en la calle, negar a muchos,compartir nuestra igualdad de derechos y oportunidades. Qué hacer o cómo actuar? No es tan difícil, cada uno con lo buenamente pueda y sepa, hay tantas maneras,lo peor es la indiferencia. Eso sí duele.

Buona notte stellina.

Zambullida dijo...

No te preocupes por los tapones: tengo unos de silicona, hechos a la medida. Son los que utilizo cuando voy a nadar.

sunsi dijo...

Pesoleta... quien no recicla retalitos como haces tú...no le queda otra que reciclar asuntos más sencillos.

Supongo que es acogedora. Yo estoy muy a gusto. Lo que suelen decir es que es "muy vivida".¿Será por el desorden y tanto papel esparcido?

Un beso, Princesa.

sunsi dijo...

Bueno, MO. Aquí se dicen las verdades. Tu "hogar dulce hogar" es muy muy acogedor. No sabía que también eras una Diógenes de la vida como dice pesoleta. Tengo una amiga, María, que cataloga las casas en divertidas y aburridas. Su marido y ella ejercen de carpinteros, pintores, electricistas o lo que se tercie en los ratos libres. Una casa divertida es la que tiene posibilidades de ser altamente reciclada. Siempre andan metidos en algún follón.

El post anterior, Marteta... Se me abren las carnes con los informativos, con los contrastes tan brutales que ves a poco que te detengas a observar cómo viven determinadas personas. Yo creo que lo de los zapatos tiene delito... o es pecado... Con 7.000 euros das de comer a muchísima gente, puedes detener el desahucio de una familia con todos sus integrantes que ya ni cobran del paro, puedes "vestir al desnudo", "dar posada al peregrino". Se puede aliviar mucho sufrimiento.
Es que no soy capaz de entenderlo. De verdad, Marta. Se me queda la pena pegada en el alma.

Gracias por tu comentario, bella ragazza. Eres de ley.
Un beso.

sunsi dijo...

OK, Zambullida. Un problema menos...
Besos, escritora.

Marta dijo...

Me gusta lo que cuentas!

draivis broter jr. dijo...

...recuerdo un pisapapeles de esos, que nos tenía enamorados, allí descansaban (algo aplastaditos) papeles de esos que van entrando en casa, si una factura, un recibo, el tiket de un restaurante...todos juntos, como parte de nuestra vida...y allí el portapapeles ese, Resistente, Valiente, como sosteniendo con fuerza cada uno de nuestros acontecimientos en forma de papel..¡que recuerdos!

...tenía forma de La Garrrrrta...

tariro tario...

sunsi dijo...

Y a mí tu post de hoy ...a pesar de...
Bssssssssssssssssssss

sunsi dijo...

broter jr. Apuesto y fijo que gano a que el pisapapeles no tenía forma de La Garrta. ¿Ande andará Sarracena?

ana dijo...

Bueno... pues habrá que pensar en dejar algo en tu casa... mmmm ... mmmm .... algo especial. Algo que aunque se gaste, tenga muchas vidas. Pienso por ejemplo en... un libro!!!. Sí.

Y también dejaría algo diferente, algo que sólo tenga una vida: ya sé, una botella de vino y un jamón!!! Así, en corrico y con buena conversación.

Queda dicho.

Un beso.

Yo en el fondo sentía que faltaba algo...

sunsi dijo...

Ana...No sé si recuerdas... Tengo dos libros "leoneses". Uno estuvo en tu mesilla de noche mucho tiempo. Transcribo un párrafo (el otro me lo guardo) que escribiste en su interior porque no quiero desperdiciar la ocasión."SABIDURÍA: saber ser NADA para poder recibirlo TODO". El título: "Orar" de Madre Teresa de Calcuta.
Y el segundo, que leí con fruición y me encantó: "Cuentos de amigas".
No los he mencionado porque no están en la sala de estar. Hay algunos que tienen otro lugar : "nuestro" dormitorio...en el que hay una mini vitrina para libros. ¡¡¡A buen recaudo!!!

Aprovecho para recordar los libros de Máster (especial mención al poeta Eugenio D'Ors), de Driver y Sarracena... una joya de la Corona "Nueva Gramática de la lengua española" .

"Si uno tiene suerte, y encuentra amigos, ya no hay frío" ... Un privilegio de amigos que sin la pantalla jamás hubiera conocido.


Gracias, leonesa. Que ya sé que últimamente te cuesta comentar por falta de tiempo. Un beso fuerte.

Lisset dijo...

Me encantan las casas así. Mi casa, por ejemplo, no tiene otros cuadros que los pintados por los habitantes de la misma, todos originales, acuarelas, ceras, purpurina, lo que había en su momento. Tengo una colección de muebles recogidos junto a los cubos de basura, que he ido arreglando, puliendo, repintando y volviendo a forrar, cada uno de su estilo. En mi casa conviven muebles modernos de Ikea con recuerdos familiares por todas partes y a todo se le da una nueva oportunidad, hasta a una caja de cartón. Durante 9 meses, tuve como mesa de comedor la caja grande de cartón de la nevera con un tablero encima y le ponía un lindo mantel y allí que estábamos felices con ella y las sillas de baraja baratas que nos dió la cerveza cruzcampo en una feria de abril... las casas, tienen su propia magia, la que le ponen sus moradores y tú, está clarísimo que le has regalado toda la tuya e impregnado con la esencia de los que te rodean, cada pequeño rincón. Besos.

sunsi dijo...

Lissettt... No mentes IKEA, que es fiesta y está cerrado...;) Vaya. Me siento reflejada en tu comentario. Recuerdo que se rompió una silla de ésas que denominan de "director". Una amiga me dio unas baldas de madera...Y ¡flechazo! Utilicé las patas de la silla, que oscurecí con nogalina y coloqué encima una de las baldas El resultado: una banqueta que sirvió de reposapiés. Ahora es una mesilla. La más rocambolesca fue la transformación del somier de la cama de mi abuela en una estantería... Me lo paso muy bien reciclando. Veo que a ti te sucede lo mismo. Lo más divertido es la cara de mi madre cuando descubre estos apaños.
Gracias por compartir tus reciclajes, Lis... Un beso.