domingo, 8 de mayo de 2011

Dietas: más tonta...


... y no nazco. Así se lo he escrito a pesoleta. Espero que no se harte de ser una fuente de inspiración para mis entradas.

Confieso que estoy "dunkeando" desde el lunes santo, que me he tragado enterita lo que parece ser una "bola" como un camión. 

Solo he hecho dieta de adelgazamiento dos veces en mi vida. Ambas dos por mandato de endocrino. Ahora resulta que sigo, por mi cuenta y riesgo, a un falso gurú que se está haciendo de oro con las ventas de su best-seller. De eso no soy culpable porque no lo he comprado. Menos mal.

He sido siempre flaca... y excesivamente flaca; una tendencia que achaco a una naturaleza de por sí movida. Cualquier situación un poco estresante se notaba en un bajón de quilos. El sobrepeso de los postembarazos duraban un mes como mucho. Mi madre, que me dice que me ría y eso está hecho, también me amonesta porque "hija...qué poco presumida eres, ¡que ya tienes una edad!".

Sí soy presumida. Lo he descubierto al aumentar la talla que supongo es causa de los años, la vida sedentaria, problemas de colon y hacer comidas para adolescentes flacos todos ellos; siempre creciendo a lo alto, que parece que no los alimente. Confieso que no asumo que me den la enhorabuena y tener que contestar "non ho l'età"... , "no, no estoy embarazada, estoy ¡¡¡llenita!!!". Admito que llevo muy mal haber perdido esa sensación de ligereza, de poderte calzar sin esfuerzo, de no llevar blusas sino blusones, de ver pasar a mis ciudadanos y jefe (también jefe...) y quedarme por primera vez embobada al constatar que tienen cintura.

Claro que he adelgazado. ¡Faltaría!... aunque aún me falta. Tan contenta yo volviendo a rescatar los tejanitos, el cinturón... Pero no es debido al dunkaneo, sino a lo que tiene en común con los mínimos que se aconsejan para perder peso. Léase caminar, beber agua, no comer grasas, cenar con moderación, etc...  

Cuando empecé con el asunto, resulta que tooooodo el mundo se había apuntado al milagro. Y yo pensando que había descubierto las Américas. Lo dicho. Más tonta y no nazco. Este domingo dedicaré un rato a establecer pautas sanas, detodalavida... Un buen bofetón al orgullo de proclamarme mediterránea y olvidarme de las excelencias de su dieta. Cachis.

40 comentarios:

Ana, princesa del guisante dijo...

Bueno, bueno, de tonta nada. Yo, antes de ser dietista hice la de Atkins... La culpa es de la mala política en sanidad, que consiente que se vendan bulos de esta forma.

Sigue haciéndolo bien. Aparca la comida de adolescentes y baila :-)
Un beso


(y como puedes ver, tengo desdoblamiento de personalidad :-)

sunsi dijo...

Princesa... Es que no sabes el hambre que tengo desde hace un par de años. Sobre todo a la hora de cenar.
Bien. Voy a bailar. ¿Alguna sugerencia?

Gracias por tu post. Me leí el enlace de cabo a rabo y me fue muy bien.

Un petó, pesoleta.
Que pases un buen domingo.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Sweet sunsi! ¡perdona pero eras un espárrago!, cuando llegamos a esta edad y más si hay algún problema endocrino de por medio, sólo quedan dos opciones: engordar o pasar hambre.
A mí me ocurre una vedadera infantilada: paso un día comiendo bien, controlando la situación y, por la noche, cuando ya estoy en la camita, me entra un ataque de hambre atroz, me levanto y ¡me como un paquete entero familiar de patatas fritas! ¡luego me corroe el arrepentimiento y me hago unos propósitos dignos de aquel santo tan raro, Simeón el Estilita, que encaramado a una columna no debía caberle una paella!
Estoy obsesionada: ¡yo quiero ser como antes, siempre delgadita!
Advertencia: No estoy gorda pero si me decuido tiendo a ponerme algo así como "maciza".
Toda mi solidaridad, darling y ¡no hagas tonterías que ya las hago yo por las dos!
Kisses a lot a mi "gordita":-)))))))))))))

Modestino dijo...

Yo llevo toda la vida con dietas, mañana sin ir más lejos comienzo una nueva, pero en mi caso el problema no es la dieta, son las ofertas extras fuera de la dieta ... malditas croquetas¡¡¡

sunsi dijo...

Me he ido de cabeza a buscar en Google. Qué historia la del santo, Asun. Más que no caberle, diría que hubiera fallecido por sobredosis. Una vez citada la paella, la borro de la mente...que aún no puedo. Con lo buena que está.

Ah...Asun...lo de levantarse a "pillar" con nocturnidad y alevosía es un clásico de quienes hemos comido de todo sin problemas y aliviamos el ruido de tripas con un atracón. Esa sensación desconocida que te levanta de la cama...¡¡¡Aceitunas!!! Yo aceitunas, mira...Y luego piensas: tanto esfuerzo para sucumbir a la tentación a esas horas de la noche.

Me alivia tu comentario. No estoy obsesionada, de verdad. Pero me cuesta asumir que ahora crezco a lo ancho.

Un beso, "maciza" jajaja...

sunsi dijo...

¿Toda la vida, Modestino? Con el buen paladar que tienes y lo que disfrutas escribiendo sobre platos suculentos. Recuerdo el de los huevos fritos: no uno, dos, decías...

Lo que explicas de las "ofertas extras" me lo aclaró el endocrino. Yo entendí, más o menos, que la células reclaman grasas. Y si estás a dieta no puedes dárselas porque funciona como si te tomaras cuatro veces el extra. Algo así...

Un saludo solidario, jurisconsulto.

¡¡¡Croquetas!!!

tomae dijo...

...no se si es verdad lo de un tocayo regordote y santo que dijo "no se peca de gula hasta que se pierde el conocimiento" ...y creo que incluía las birras.

sunsi dijo...

¡Tomae...! ¿Eso dijo Sto.Tomás? Lo buscaré. Pero no me suena nada. Lo de las birras menos. Al margen de lo que haya dicho, la verdad es que no me gustaría acabar como él... me refiero a la gordura. Todo lo demás, ojalá. Su cabeza, su corazón y todo.

¿Cómo estás de lo tuyo? Voy a ver si se ha movido la carta de ajuste.
Un saludo amerciante, broder jr.

lolo dijo...

Sunsi, eres una valiente en general y por este post.

Hace unos años, igual alguno más, algo dentro de mí cambió sin que me diera cuenta. La flaca de mis hermanas siempre fui yo, la que no comía y la que más tarde comía de tó... Con esa máxima vital, que era muy suculenta porque cada vez me gustaba más comer, he seguido hasta ahora y creo que seguiré.

Dieta me suena a va de retro; aunque no me gusta ir de blusón, o más ancho incluso, sin llegar a la exageración... lo cambio por una cara sana, un colorete bien puesto y una cena memorable. Aunque sé que hay quien cambia el tipo por la cara, eso lo he leído yo.

Qué curioso Sunsi, las cenas ¿por qué nos gusta lo peor?. Pues creo que porque es el momento en el que habiendo consumido todas las energías posibles necesitamos reponer.

Ni me privo en lo que como ni creo que lo vaya a hacer a no ser que algún señor de bata blanca me lo imponga como prescripción. ¿Que soy una gordita?... sí. ¿Que soy una gordita feliz? Pues cuando soy feliz sí y cuando no lo soy no. Como las flacas, vaya.

Tengo amigas, pienso concretamente en dos, que son una mujer a una dieta pegadas y aunque los finde se regalen una oferta extra, no comprendo como en tantos años no han conseguido dejar el mundo del régimen de lado. Ninguno debe ser tan bueno cuando estas pobres chicas siguen pasando hambre para ponerse ese pantalón o ese vestido. Ya sé que exagero y que es algo más; sentirte más cómoda, más mona, ser consciente de que tu cuerpo tiene cintura... Por cierto, no sé vosotras qué tal, pero la cintura es lo primero que se pierde a determinada edad. Se llama morfología humana y es más vieja que todas las dietas.

La Duckan ésta, o como se llame, la hace algunas de mis cuñadas y les va bien, eso dicen. No creo que a su edad les importe mucho que no sea sana; más bien piensan en lo que queda para el verano, creo yo. Y el año que viene otra vez. No sé si soy tan militante en contra por descreimiento, por desinterés o por falta de voluntad. O por las tres a la vez.

Pero me encanta este tema.

sunsi dijo...

Lolo. No me da demasiado corte explicarlo; pero gracias por el piropo, hedbanísima.

He intentado autoconvencerme de que me da igual, de que me resbalan los comentarios de personas que hace tiempo que no me ven y se asombran: "pero si eras un palo de escoba..." Yo me medio veo todos los días y no lo percibo tanto. Pero las tallas hablan. Por necesidades del guión familiar me he apoltronado en el sedentarismo. Nunca he ido a un gimnasio, tampoco hago deporte excepto subir y bajar escaleras.Lo último que me apetece es salir a caminar... Una seta.

No me da igual. ¡Qué le vamos a hacer...! Pero la causa no es el verano. Es que me siento incómoda, apretujada...No sé si me explico.

Otro asunto bien distinto es la obsesión por tener una figura que es la que lucen las jovencitas. Esto no porque no lo soy. Y tampoco añoro viejos tiempos, la verdad. Soy feliz -cuando lo soy, como tú dices- con la edad que tengo.

Lo de las cenas, lolo, lo desconocía hasta hace poco. Qué hambre. Termino y volvería a empezar. No sé si es porque pensamos: se acabó el día... mañana será otro y Dios dirá. Pa'dentro... ¡hala! En cambio, por la mañana pasaría con un café...bueno, con dos o tres.

Tú milita, lolo. Que hace falta un contrapeso con sentido común a tanta histeria colectiva.

Un abrazo, hedbanísima

Mariapi dijo...

Sunsi, la única vez que hice dieta y adelgacé mucho y bien, comía de todo pero poco...y no fue dieta milagro, fue un año enterito...después vinieron más niños y ya no he vuelto a tener ánimos para perseverar...como le explicaba a Ana, es incompatibilidad de caracteres...no tengo ganas de hacerme una ensaladita después de preparar el rancho para mi jauría hambrienta...por la noche estoy reventada, y acabo comiendo lo de todos...si, me gustaría estar un poco más delgada, pero vamos sin obsesiones. Tengo amigas martirizadas y martirizadoras...y es que además no sé ni qué tienen que adelgazar...

sunsi dijo...

Bueno, Mariapi... Es que la tropa es la tropa. Me está costando lo de la comidita aparte. Sobre todo a la hora de cenar.

Lo de la Dunkan es alucinante. Me he ido enterando de gente que está que transparenta y la sigue. No acabo de entender. Creo que roza la obsesión por el gramo, por una figura perfecta...como esculpida. Todo esto, que no tiene nada que ver con lo que explico en el post, va a más. Y luego llega la cirugía... y nunca hay suficiente. Como dicen en tu tierra, parece que solo se miren su "melico". La primera vez que oí la palabra me sorprendió mucho... Ombligo+Melic...

Un besico y gracias por pasarte, Mater. Ha dado pie a abundar en lo que es más un culto al cuerpo que una dieta puntual.

Dámaris dijo...

Bueno, creo que la dieta Dukan no es nada novedoso. Cosas a la plancha, hervidos, días proteínas y agua, ejercicio, o sea, lo de siempre. Creo que los dietistas se están poniendo de los nervios porque les toca el bolsillo, porque si tienen un simple libro que trata de cómo perder peso, hay mucha menos gente que va a sus consultas y compran sus productos (que esto es otroo post con otra crítica a los productos tipo biomanán y mierdas por el estilo)
Por otra parte siempre hay gente que se apunta a criticar las corrientes de moda, porque así son más cultos y remilgados.

En fin, que aunque no soy partidaria del método Dunkan, creo que hay que ser críticos con ciertas opiniones y ver qué motivación hay detrás de esas críticas destructivas.

Como dice Sunsi no hay mejor dieta que no comer porquerías, agua y ejercicio. Lo demás viene solo.

Natichu dijo...

Ay Sunsi de mi corazón¡.Con tu comentario de kilitos, me he sentido aludida.
También me pasa que, durante el día me porto bien, pero la noche...nada distrae mis jugos gástricos. Yo también era un fideo, era fea de tan fideo, pero hija¡ entre mis idas y venidas a mi Navarra, me desequibro.Con el familión que nos juntamos,cualquiera se hace perolica aparte.
Yo tengo mi dietista personal,no puedo hacer propaganda supongo, y si la sigo bien, se nota.Pero, claro, hay que seguirla.
Rebuscando fotos para un Hofmann, uuufa¡me he asustado. Soy yo? o era una hermana gemela?
Un beso guapa,disfruta de tus kilitos de más, pero escribes como los ángeles. (no sé si los ángeles escriben..)

sunsi dijo...

Viene al pelo tu comentario, Dámaris. Gracias por pasarte. Lo que explicas lo he leído en un artículo de una revista on line muy documentado. Y es lo que me decidió a seguirla. Primero me animó un médico amigo que le ha dado muy buenos resultados.
Si un libro te marca unas pautas razonables y , además, te asegura que no pasas hambre... no me extraña el éxito. Pero también se acabó el "negoci" de los dietistas que viven de los usuarios con quilitos de más, sobre todo en esta época del año. El enlace del post de nuestra amiga "pesoleta" es otro asunto. Me ha parecido acertado y honesto.

Lo que sí recomendaría de la Dukan es el salvado de avena. Beneficioso para la salud, saciante siempre y cuando ingieras la cantidad de agua que deberíamos beber todos siempre.

Mil gracias, Dama.
¿Qué tal tu novela?...

sunsi dijo...

Natichuuuu. ¡Qué alegría leerte! ¿Qué haces despierta a estas horas? Madre mía qué madrugón. ¿También estás insomne? ¿O son los jugos gástricos? jajajaja...

Te recuerdo perfectamente. Son tantos años ya... De todas formas, yo siempre te veo estupenda. Eso te viene de serie, guapa. Y de tal palo tal astilla. Orgullo de hijas.

En tu Navarra pasa como en la Huesca del jefe. Hay que ver cómo se come de bien y abundante. Y cuando se cocina, siempre con miedo a "hacer corto" y "ponte más que hay que acabarlo". No me extraña que no te hagas perolica aparte.

Lo dicho. Estás fantástica, Natichu. Me ha hecho mucha ilusión tu comentario.

Un beso gordo ...y gracias por el piropo. Eres muy buena. Ya me gustaría... Me parece que los ángeles hablan; lo de escribir no lo sé;-)))

Ana, princesa del guisante dijo...

Por alusiones, Dámaris, porque yo soy dietista, de las que pide a sus clientes (que no pacientes, porque, que yo sepa, no sufren) que ni siquiera empiecen la dieta si no están preparadas, y que les dejo elegir cuándo quieren venir a la consulta para no meterme en sus posibilidades económicas.
Yo les digo siempre que la dieta que les hago es una de 1500/1200calorías, que la pueden sacar de internet.

Lo que no puede hacer nadie más que un profesional es adaptar la dieta a la persona.

Porque en la dieta de una persona influyen factores tan dispares como: horarios de trabajo, persona que cocina, preferencias culinarias, número de personas que comen con la cliente (la, la mayoría son mujeres), estado anímico...

Si critico la dieta Dukan, no es porque el señor se haya enriquecido, la critico porque la dieta que propone rica en proteínas, puede, por lo pronto, cargarse el riñón, y porque para recomendar perder peso hay que tener, primero, sobrepeso.

Yo, que soy dietista, como he dicho ya tres veces en este espacio, sé a la perfección cómo hay que hacer una dieta, pero vivo con un kilo y medio que me sobra, siempre. ¿Porqué? porque soy golosa. Y si fuera a hacer dieta a algún sitio, me cuidaría mucho de mantener mi peso, porque tendría que hacer lo imposible por no perder dinero y tiempo.

Porque el dinero, Dámaris, es un estímulo más. No el primero... pero yo las dietas que he regalado, y ha sido durante 10 años que he ejercido gratis de dietista, porque también soy enfermera, he tenido un gran porcentaje de fracasos. Si es gratis, no es bueno.

Siento el rollo, besos a todo el mundo

Ana, princesa del guisante dijo...

Ah, lectura recomendada: Razones de peso, de Pilar Senpau, o La vida pesa, de la misma autora. Puedes ver alguna entrevista que le han hecho en internet.

Ana, princesa del guisante dijo...

Sunsi, discupa, me he saltado una cosa que quería comentarte: si llegas con hambre a la hora de la cena MERIENDA. Pero algo controlado, no ir a la nevera y pillar lo primero que encuentres. Hazlo oficial: mantelito, plato, manzana, yogur, o bien un par de galletas y un vaso de leche, o bien... luego, cena más ligera.

sarracena infiel dijo...

Los milagros en Lourdes y, a veces, ni eso.

Guisante ¿dietista? ¿consultas por e-mail?

sunsi dijo...

Pesoleta... entro tarde. Acabo de llegar. Gracias por tantas aclaraciones DE PESO. La semana pasada incluso dedicaron unos minutos en un informativo de la tele explicando precisamente lo que tú has dicho. Pero no lo oí directamente; me lo contaron.

Gracias por la recomendación. Merendar...y desayunar también. Tengo malos hábitos... Me fue muy bien el enlace. Te lo agradezco mucho.

No sé si recuerdas otra que también tuvo mucho tirón (por aquel entonces me reía de las dietas...): la famosa Montignac. No se podían mezclar lípidos y glúcidos. También se dijo que no tenía base científica... Y que el café después de la comida activaba no sé qué que producías azúcar. En fin. Yo ya he sacado mis conclusiones . Mil gracias y un petonet.

sunsi dijo...

Sarri...¿Vamos a Lourdes aprovechando que estamos en el mes de mayo?

Solecito hoy. Lástima... Buen día de playa.

Con Dios, hedbana.

Sra. María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana, princesa del guisante dijo...

Sarracena, Sunsi, no necesitáis un milagro, necesitáis aprender a comer. Mi casa os pilla mucho más cerca que Lourdes... :-) es que necesito ver la cara de las personas a las que trato de ayudar, pero todo sería empezar, eh.

sunsi dijo...

Pesoleta. Gracias por el ofrecimiento. Eres un solete.
Petons

Dámaris dijo...

Ana, de ninguna de las maneras te lo tomes como una crítica personal. 1º no sabía que eras dietista. 2º no todo el mundo puede estar de acuerdo con todo.

No haré la dieta Dukan, pero sé que es efectiva porque un montón de gente a mi alrededor la está haciendo. La dieta Dukan no deja hacer la dieta de proteínas más de lo indicado por el mismo motivo. (Y la ansiedad no te la quita ningún régimen) El resto de variables que mencionas son completamente compatibles con el método Dukan. Y me preguntarás ¿por qué no hago el régimen? Pues porque me fio más del que me dio mi médico hace unos años (que es muy parecido al Dukan)

Mi crítica iba dirigida a ciertas revistas o artículos, porque TODOS opinamos muy subjetivamente según nuestros intereses. Tú regalarás dietas, pero los articulistas no. Tú no querrás hacer negocio, pero no podemos obviar que hay intereses económicos.

Y no te enfades conmigo Princesa, es solo mi opinión con la que te puedes limpiar el trasero, jejejeje. Un besote.

mireia dijo...

Llego de Huesca,leo tu post y....me iré llorando a la cama.
Yo, que tomaba medicinas para engordar en mi infancia, adolescencia y parte de juventud...cachis

Pero de pronto pienso que ojalá fueran estos todos los males de la humanidad. Así, "por elevación" como dicen a veces ciertos cursis, pues mira, que me voy a cenar

Marta dijo...

Sunseta! si tú tonta, yo idiota.
¿Cenar una ensaladita después de haber hecho montañas de patatas fritas???...sólo un santo! y de momento aún soy muy terrenal.
Besos guapa! aún mejor, tiarrona estupenda!

lagarto totó dijo...

dieta sarraceinca, rica, rica...

El alegre "opinador" dijo...

Yo era excesivamente delgado hasta los veintiséis años. A los treinta inicié un "crecimiento" a lo ancho que se extendió durante más de quince años. Vida sedentaria, ordenador todo el día, mucho trabajo intelectual y nula actividad física, muchas comidas fuera de casa... Total que hace algo más de un año el cuerpo no daba para más. Tensión por las nubes, taquicardias... y decisión drástica, pedir ayuda a una profesional. Un año después me encuentro genial con treinta y dos kilos menos. Comer sano, caminar, vivir de otra manera... Me ha valido la pena.
Ánimo y un saludo.

sunsi dijo...

Ben fet, Mireia... ¿Cena con esas patatas fritas a tacos que tanto te pirran? Y salsa picante. Mmmmmm... No sé por qué, pero inmediatamente las relaciono con la Sra. Pilar. Tan cariñosa ¿Qué se habrá hecho de ella?

Un abrazo, Mireita.
El truquillo para no zamparme la nevera entera justo es "la elevación". Mato dos pájaros de un tiro:)

sunsi dijo...

Una alegría para la vista esos pies descalzos con una flor, Marta.

Me alegré mucho ayer de ver que habías escrito post.

Yo, de momento, aguanto dos menús. De momento... Durará lo que dure mi fuerza de voluntad. Poca, poca...

Un beso, Marteta.

sunsi dijo...

Tomae... sin lagartijas aún pasa... Pero esa receta ni sarracena se la come. Y si amplías la foto, prefiero no imaginarme con ese plato en la mesa. ¿Le llaman "potar"?

Ingenioso broder...Creo que lo tuyo es la estadística jajaja

sunsi dijo...

Me acuerdo perfectamente del post donde explicaste cómo te habías adelgazado y... los efectos colaterales en el insti, Opi. ¿¿¿32 quilos??? ¿Sin efecto rebote? Eso es de Sobresaliente "Cum laude".

Vale, sí. Envidia...

mOnTy dijo...

Sunsiiii!!

Me voy de vacaciones al monte este año y el que viene, y al siguiente.... Cuando vuelva a fumar me prepararé para la operación triquini..

Estoy en fase:
. debería andar todos los días media hora mínimo,
. beber 2 litros de agua,
. a partir de las 7 de la tarde haber ingerido todo.
. Sólo oler sofritos y mirar patatas brabas.
. He encargado frascos de voluntad integral,
. Guardar en una hucha el croasant, los donetes, los donuts rellenos, el bocata de pernil dolç del Cisnes, las chuches,
. Si me ofrecen cava, sólo una copa.

... lo que más me preocupa es que todos reconozcan el próximo mes.

Después del Dunkan viene la parte más dura: mantenerse de por vida y procurar no sufrir los efectos acordeón. Temo estas dietas muy a pesar de sus efectos tan inmediatos.

UN PETÓ MOLT FORT!!!

Je je je dijo...

¿Habéis probado el Gazpacho de Gazmoña?

El mejor gazpacho es el de envoltura lagarta, híbrido entre norte y sur, encuentra cultivo y acomodo en la mediterránea, con el calor destila sus mejores jugos.

Eso sí, se ha de tener cuidado, al escurrirlo en crudo, de extraer la lengua (bífida) y el colmillo (venenoso) por lo indigestos y peligrosos para la salud del comensal.

Marida (la lagarta) bien con cualquier caldo obtenido del gazmoñoso jugo (en barrica de roble) de capullo primaveral y, aun, los [capullos] añejos (y añosos) pueden añadir un toque de densidad en los taninos, apropiada para la perfecta degustación del plato en cuestión.

Del paladar al corassssonnn...

sarracena infiel dijo...

Pequeño cabroncete .....

ñú del cantabrico dijo...

yo también te quiero ¡ya vestruz!

sunsi dijo...

Monty. Bona nit. ¿Has dicho copita de cava? ¡Eso no entra en la Dukan...! Con lo rico que está el cava casi helado. Recomendable en la dieta mediterránea.

Un petonet, guapa.

Gracias por pasarte y aportar tu experiencia. Ya veo que quien más quien menos...

sunsi dijo...

Sarri. Otra vez me ha colado. ¿No eras tú la del je, je, je? ¡¡¡Broder!!! ¿Se puede saber cómo haces para parecerte tanto a ella la más bella?