martes, 3 de mayo de 2011

Corregir sin ofender


He rescatado unos párrafos de un viejo artículo después de leer el post de Ana. Creo que lo colgué, pero ya hace tiempo...


(...)Alguien que parece leerme el pensamiento me deja caer un escrito del profesor José Mª Rodríguez Porras. Un breve pero rico compendio de lo que hay detrás de la persona que está dispuesta a ayudar. Y encuentro la clave. José Mª Rodríguez emplea la palabra inglesa feedback para referirse al hecho de hacer una recomendación a otro sobre su conducta.

Si estoy frente a un ser que realmente me importa, al que quiero y quiero su bien: ¿es lícito callarme?; ¿tengo derecho a guardarme algo que puede beneficiarle?  Esta premisa me obliga a realizar una segunda reflexión. ¿Realmente pienso que lo que voy a decir va a ser útil o pretendo desahogar mi irritación? Y solo debería seguir adelante si me mueve la primera cuestión.

Despejada la incógnita -el por qué- ,que implica haber saneado la intención, hay que abordar un último paso: el cómo. Es difícil empezar a hablar. Tal vez porque nuestra experiencia personal está saturada de feedbacks evaluativos, juicios que nos humillaron y cuyo veredicto acabó mal: tú eres culpable. Qué distinto del feedback descriptivo en el que quien corrige se implica y desmenuza la actuación del receptor analizando primero su propia conducta. La empatía es la única postura que hace amable y creíble la ayuda; si el emisor no se compromete con el receptor, cae inevitablemente en la presunción de corregir desde un estadio superior. Kike Santander decía en una temporada de OT, cuando OT era uno de los programas con más audiencia:

“un artista debe tener humildad, que es algo muy fácil de perder, y muchísima disciplina y capacidad de sacrificio porque lo difícil es sostener el éxito”.

Enseñar a ser humilde desde la humildad. Él lo consiguía porque no fingía. Con la mirada, con el tono de voz, con el gesto... incluso dilatando su mensaje para que los alumnos recibieran un consejo sin tensión añadida y en el momento oportuno.

Santander enseñaba de tal modo que sus alumnos se ilusionaban por aprender a volcar todo su potencial personal y artístico. Entendía el feedback. Como concluye el profesor Rodríguez en su escrito, refiriéndose a la corrección: "¿acaso hay algo más valioso? Darlo bien y a tiempo requiere una mezcla de cautela y valentía. La cautela que nace del respeto y la valentía que nace del sentido de responsabilidad hacia el otro".

En un siglo que se maneja entre colectivos y globalidad es preciso rescatar la palabra y la noción del “otro”, de persona que suma sin perder su identidad, que necesita apoyarse y aprender de la persona. Y el feedback es, posiblemente, una vía.

29 comentarios:

Dámaris dijo...

¿sabes lo que me da miedo? que a veces la corrección no es bien recibida y te metes en un buen lío. Por eso muchas veces acabo callándome y solo hablo cunado me piden opinión (y otras veces la cago y lo suelto porque no filtro)Es tan difícil esto...

Ana, princesa del guisante dijo...

Sí, Sunsi, sólo se puede corregir desde el amor. Desde la piel del otro se sabe lo que duelen las cosas.

Gracias, Sun. Un beso

sarracena infiel dijo...

Sigo sin opinión, ni edad, ni porvenir ....

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Oye "sweet sunsi" este tema es interesantísimo!, ¡muy bien traído, dará para mucho!
Personalmente, la palabra "corrección" ya me repele, me suena a presunción de ser mejor que el otro...no,no...
A mí no me gusta que me corrijan, a lo mejor soy soberbia pero pienso que no es por eso, me gusta que me "ayuden", que me comprendan y entonces que me comenten , como tú dices tan bien,desde la empatía lo que no estoy haciendo bien.
Coloquialmente sería añadiendo un humilde y sincero " a mí también me pasa".
¡Perfecto lo del "feedback"!
Yo lo traduciría por "ayudarse mutuamente".
Te felicito por sacar esta cuestión a colación...¡cuantas veces tras una presunta "corrección" hay envidia o un feo y oscuro deseo de revancha!
En fín, otros lo dirán mejor y querida, muchas gracias, esperaba ansiosamente esta actualización porque me encanta tu blog que es un reflejo de tí.
Un beso muy cariñoso
Asun

sunsi dijo...

Más que difícil, Dámaris. Creo que es un tema muy delicado. En estos momentos me viene a la memoria una amiga muy amiga. Es una persona con una sensibilidad que corta el aliento. Es ingeniera agrónoma y se dedica al diseño de jardines...No he visto nunca a nadie trabajar como ella. La empatía para plasmar en su trabajo la personalidad del cliente... Ella me ayuda, me dice lo que piensa con un cariño que parece que no dice. Y no duele. Y cada vez la quiero más. Pero es evidente que para que exista una relación de amistad así hay que querer mucho a la persona. Si no, lo que tu has dicho...

Gracias, Dámaris...
Un beso, ESCRITORA.

sunsi dijo...

Y , no sé si a ti te pasa, Ana. Pero es mucho más difícil decir que recibir.

Princesa inspiradora...
Un beso, pesoleta.

sunsi dijo...

Sarri. Es que acabas de aterrizar, mujer... Si tú no tienes opinión ni edad ni porvenir...yo soy una rana. Que, por mucho que me hayas rebautizado, de rana nada , ¿eh, Sarracena?

¿Cuándo volvemos a caminar?
"Desde que tú te fuiste", como dice la canción, ná de ná.

Con Dios...

sunsi dijo...

Asun... Ya veo que la palabra te echa pa'trás como a mí. Diría que está , más que gastada, mal ejecutada. Siempre hay excepciones, a Dios gracias.

Cuando dejas a alguien herido es un síntoma de que has empleado el feedback evaluativo, desde arriba... A todos nos puede pasar, pero entonces creo que hay que recoger velas, pedir perdón por el atrevimiento y hacer autocrítica.

Otros lo dirán de otra manera. No mejor que tú. Gracias por "traducir" lo que realmente quería explicar.

Un beso, Asun.

Mariapi dijo...

Cuando se quiere bien, corregir es una manifestación tan de cariño como dar un achucón o un beso...y cuando existe ése cariño, se percibe así, lo tengo más que comprobado con los hijos, aunque al principio a todos nos escuece el orgullico.
Pero sin ése querer bien real, corregir puede ser un modo de ofender gratuíto...hay quien se considera en posesión de la verdad y tiene a derecho a mangonear y opinar sobre las vidas ajenas. Yo entonces no hago ni caso, pero cuando quien me corrige me quiere, lo agradezco y valoro. Cuesta mucho decir algo que sabes que no va a gustar, se necesita querer mucho.
Gracias, Sunsi, un abrazo.

Modestino dijo...

Ni es fácil corregir ni lo es ser corregido; hay que tener autoridad, confianza y cariño por partes iguales, no dar la impresión de etsra por encima del bien y del mal ni de perdonar la vida al otro.

... y corregir cuando hay que corregir, no cuando alguien hace algo de la forma que no satisface nuestras manías.

MO dijo...

Feedback no es corregir más bien es retroalimentar,... lo cual es bien diferente, eso lo puedes hacer desde el respeto, aquí no pinta nada el amor!!
Corregir son palabras mayores, ya el palabro suena rotundo, a rotulador rojo y presuntuoso, no?

besitos Sunseta...

Si Sarri no va contigo a la plage, menda se ofrece.. ya sabes, esa es my second house!

sunsi dijo...

Mater. Tal cual lo has explicado. Es eso.
"Pero sin ese querer bien real, corregir puede ser un modo de ofender gratuito". Si me permites el tópico, que no por muy machaconeado es menos verdad... todos somos ovejas y pastores. A la vez. Por ello hay correcciones -con los años te resbalan más- que, en lugar de ayudar, te dejan herido.

Hay personas que son carne de cañón por su carácter abierto, su modo de actuar imprevisible que no responde a un programa "predeterminado"... Molestas quizá porque viven orientadas por su conciencia y con libertad.

Gracias a ti, Mater

sunsi dijo...

Modestino. Supongo que te refieres a la autoridad "moral". Mmmm... Y aun con todo. ¿Podría cambiarlo por "conocimiento de causa"? Me repele un poco el vocablo. Por lo demás, completamente de acuerdo, jurisconsulto.

sunsi dijo...

MO, bella... Cuánto bueno y hermoso por aquí, hedbana "viborilla".

Ya. Llevas razón. Supongo que el autor ha realizado una adaptación del término.
Lo que dices, Marteta, es la constatación más gráfica de que no tenemos ni puñetera idea de qué significa corregir, de que llevamos en la mochila el peso de demasiados "lo haces mal" ...

Me parece que entiendo qué quieres decir cuando explicas que suena a "rotulador rojo y presuntuoso". Pocas o nulas experiencias buenas o que de verdad han servido. Y no ha anidado el rencor porque cuando alguien te quiere de verdad no te deja como si fueras un fardo: tocada y hundida.

Gracias por tu sinceridad, Marta...

Un bacio y ojalá no me diera tanta pereza la plage a la 16h.

Driver dijo...

Hay veces que el cuerpo me pide marcha, bronca, corrección suprema.
Así que voy directo al grano.

Me siento en un banco de la iglesia y hablo con el JEFE.

- "Me he pasado, JEFE".
- "TRES PUEBLOS COLEGA, TE HAS PASADO TRES PUEBLOS".
- "No tenía que haber echado a todos mis cuñados de casa".
- "LO DE ECHARLOS PASE, PERO LO DE DARLES CON LA ESCOBA EN LOS COSTILLARES, ESTÁ FEO".
- "Lo sé, JEFE, pero a veces me dejo llevar..."
- "NO HACE FALTA QUE ME LO DIGAS, YO LO VEO TODO, TODITO".
- ¡Glubs!, entonces...,¿lo del semáforo en rojo, la dirección prohibida y aparcar en carga y descarga?
- "SI, CHICO. ESO TAMBIÉN."
...

Puestos a que te echen la bronca, prefiero a un profesional imposible de engañar.

Se te queda el cuerpo fino.

sunsi dijo...

Es que, colega... me esperaba de ti una salida como esta... ¡Toma!. Y yo. Yo también lo prefiero.

El otro día, menos mal que me dijo: NO ESTÁ BIEN QUE NO ABRAS LA PUERTA A TU TROPA Y LA DEJES FUERA UNOS DÍAS.

No me lo dijo así, pero yo sé que de alguna manera era el Jefe.
No les expliqué a ellos que me lo había soplado. No tengo ganas de que me coloquen una camisa de fuerza. Pero el Jefe habla. Vaya que sí.

Ahora... lo tuyo con los cuñados... vamos. Dónde va a parar.

Driver dijo...

Sunsi, lo bueno es cuando el JEFE acaba de echarte la broca, y tú, cabizbajo le miras de reojo en plan... "¿habrá acabado?"
Y entonces te dice eso de:

"¡PERO SI ACABO DE EMPEZAR A CALENTAR MOTORES, AHORA VIENE LO BUENO!"
...
Bueno, en el fondo son formas de corregir sin ofender.
Y sabemos que no hay que tenerle miedo.
Total, ¡lo ve todo y siempre nos pilla!
...
Y al final, no sé cómo me hace reir.
Bueno sí lo sé.
Pero me da vergüenza repetir lo que me dice siempre:

"¡PARDILLO, OTRA VEEEEEEEZ!
PERO HOOOOOOOOOOMBRE!"
...
Para ser Omnipotente, echarme unas broncas de aúpa, pillarme sí o sí, y encima avergonzarme en público y en privado, hay que ver cómo vuelvo y vuelvo a que me corrija.

Un día de éstos me da con el volante en la cabeza.

Lo veo posible, de verdad.

Al tiempo.

lolo dijo...

Entro en el post como en un bosque, seré la espesa yo. Pero demasiadas veces estoy espesa, lo cual me hace dudar de mi capacidad para analizar un tema real. Deja de soñar N digo, Lolo, y vuelve a lo que es verdad.

Vale; lo que es verdad es que a veces es uno mismo su peor "corrector", el más intransigente y fatal.

Si la idea de mejora viene de fuera tiene que haber mucho amor, y como no somos perfectos, tampoco en el amor, el cuidado tiene que ser supino, me parece a mí.

En cuanto a la corrección a los hijos, es claro que sí. Hay veces que parece que lo están pidiendo porque en el fondo para ellos es una necesidad... de eso último no sé si estoy segura.

Más lejos y en otros ámbitos se ha abusado hasta la náusea de la corrección. Cada vez me parece más que las teorías han de aplicarse a las personas y no sirven en general.

mireia dijo...

Sunsita guapa: Me ha gustado un ciento el post porque a mi me sale fatal corregir,enmendar,llevar a buen camino,advertir,amonestar.

En grupo,ejerciendo mi profesión me sale fácil, pero en particular...soy más de dar tiempo al tiempo y que cada uno rectifique sus cosas sicree que debe.

Cuando lo que te lleva es el cariño(familiar, por ejemplo) se agradece que te hagan ver los hechos y... campi qui pugui

sunsi dijo...

Driver... ¿Te puedo pedir un favor? El 27 de este mes Blanca, una de la "torres gemelas", recibe el sacramento de la Confirmación. ¿Hace un cuento de los tuyos?
Serías un espléndido catequista...

Gracias, camarada.
¡Qué morro! Te doy las gracias antes de que hayas aceptado...

Sin porvenir dijo...

...yo por venir, por aquí quiero saludar al trío calavera, Sunseta, Mireia!!! y, y,

a Sarracena pero ... mmm digo mpf me da como feedbaqueo nosequé en el prescuezo... y me da un poco de corte, pero si que la saludo!!!

sunsi dijo...

"Más lejos y en otros ámbitos se ha abusado hasta la náusea de la corrección..." Me movía precisamente lo que has escrito. Ni más ni menos.

No estás espesa, lolo. Creo que el tema es espeso. Perdona. Es que le di muchas vueltas en su día (cuando lo escribí) y salió esto.

Y a los hijos... nadie mejor que los padres. Pero sí es verdad que , a veces, podemos caer en el perfeccionismo y existe el peligro de agobiar. Creo... Es difícil el equilibrio de las dos puntas: autoritarismo - permisivismo.

Me ha encantado tu comentario. Nunca se te escapa la esencia: el amor.

Un beso, hedbanísima.

Driver cuentista dijo...

¡¡¡¡AAAAAAAAAA...LELUYA!!!!
¡¡¡UN ENCARGOOOOOOOOOOOO!!!
...
Bien.
Será un piachere.
...
La llevaremos de procesión y luego..., la arrojaremos a los leones.
Y cuando digo que la arrojaremos a los leones, digo que la arrojaremos a los leones.
Y así podremos comprobar la utilidad de la Confirmación.
...
Sunsi, ¿entiendes ahora el motivo por el que me miran raro en las reuniones de padres?
Me gusta arrojar a los jóvenes por la borda, precipitarlos por un barranco, tirarlos desde un avión, arrojarlos a los leones, etc.

Y los padres se me asustan.
¡Son unos flojos!

Total, es lo que tarde o temprano se van a encontrar nuestros jóvenes.

Y yo lo único que hago es anticiparles su futuro.
...
El domingo próximo es la Comunión de la Sarita.
Y ya tengo preparado un cuento.
Habla sobre cosas normales en los niños que van a hacer la Comunión.
Bomba, explosiones, amistad, comunicación, cosas así.
...
Me lo paso pipa, en serio.
...
Blanca tendrá su cuento.
Y los leones la morderán.
En serio.

sunsi dijo...

Ya será menos, Mireia. Conozco a muchas alumnas tuyas que te recuerdan con inmenso cariño y que no se les olvida que las pusiste en su sitio. Es de dominio público (¡toma ya!) que las que se te daban mejor eran las más rebeldes... Reconoce que es verdad.

Me alegro de que te haya gustado. Un poco espesito...

Gracias, Mireita.

sunsi dijo...

¡El de la carta de ajusteeeeeee!¿Qué tal va, Tomae? Está costando este asunto del cableado... ¿Cuándo empiezas de nuevo a emitir? Estoy pendiente.

Gracias por saludar. Yo también te saludo. Un saludo amreciante o amerciador. Es lo mismo, ¿no?

Descansa broder jr. De momento tenemos a Sarri con las defensas bajas... sin edad ni condición dice. No creo que se te lance al prescuezo.

sunsi dijo...

Driver. Era un cuento, solo un cuento... ¡Que me vas a dejar sin hija! ;-))) En Tarraco ya no hay leones... y al Circo romano, afortunadamente, vamos de visitaaaa... Le acabo de contar a Blanca tu idea y ha puesto una cara como si no le sorprendiera en absoluto tu ocurrencia. ¿En las reuniones de padres también explicas estas cosas? ...

No sabía que Sarita hacía la Comunión. Chiqitina que ya no es tan chiquitina. Me alegro mucho. ¿Le das un beso de mi parte?

Gracias, camarada. Ets un crack.

Diego dijo...

A Blanca no creo que la sorprenda.
Pertenece a una generación que sabe perfectamente lo que se va a encontrar.
Y ella sabe que yo se que ella lo sabe.
...
Llegados a este punto, toca escribir.

Driver dijo...

Acabo de acostar a la Sarita.
Le he contado que te he dicho lo de su Comunión, y que le mandabas un beso.
Le ha impresionado que alguien que está tan lejos le mande un beso.
Y luego me ha dicho:
"¡Ya se!, ¡como está lejos ése es su regalo!, ¿verdad?".

"Sí, hija, eso es verdad".
...
Y luego, se ha dormido.
...
Crecerá y sabrá que en este mundo puedes mandar besos cuando estás lejos.
Y sabrá que es verdad.
Porque hoy sintió el tuyo.
...
Siempre hay una primera vez, en la que sentimos lo que nos dicen.

Por muchos kilómetros que un simple beso tenga que recorrer.

sunsi dijo...

Bon día, Driver/Diego.

Mientras abría el cacharro, tomando un café-café, ha amanecido. Y leo tu comentario y me imagino a Sarita, con esta cara de pilla, recibiendo el beso.Un buen amanecer.
Dile que el regalo no es solo el beso. Que el regalo es la oración al Jefe para que ese instante en el que comulgue por primera vez sea uno de los más felices de su vida. Ella también sabe. Más lista...

Saludos y gracias, colega.