sábado, 18 de febrero de 2012

pescaos escurridizos.


Ayer esperaba escuchar un DVD de Dani Martín que se ha quedado durmiendo durante mucho tiempo en el Panda. Una ciudadana, igual tan rallada/rayada como yo, decidió cambiar de disco. 
-"¿Quién canta?" 
-"El Pescao"
- "¡Ah! ¿El Pescao?"
No hay demasiado recorrido. De Dani a su compañero David. 

Una canción para este sábado. "¿para qué esperar... si no quiero estar más así?" Asociaba este interrogante a lo que en coaching denominan "zona de confort".  Apunta Mario Alonso que muchas veces es de todo menos confortable. "¿Para qué esperar?"  ¿Porque salir de esta zona requiere formularse preguntas diferentes que provocan nuevas respuestas? Como dijo Einstein, "si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo". Y lo nuevo da vértigo... o miedo. El cambio es un riesgo. Adentrarse en lo desconocido implica levantarse de ese metafórico sillón orejero que lleva prensado cada pliegue de nuestro cuerpo. El reposabrazos desgastado... y donde apoyamos la cabeza la hendidura del sueño del pensamiento, del amor envejecido.

Esa zona de confort... Un lugar cerrado por la fuerza de la costumbre, aunque vivir en ella a veces cause sufrimiento. Paradojas...

Me pregunto, tomando prestadas las palabras del Dr. Alonso: ¿cómo sería mi vida si dejara de estar donde siempre he estado? Me muestran una habitación nueva, mejor, con muchas más posibilidades de poder crear distintos ambientes, de acoger, de escuchar en silencio... Me muevo-no me muevo-me muevo... A veces uno se pasa una eternidad deshojando la margarita. Y no hay cambio, claro. Me lo aplico.

13 comentarios:

Ana, princesa del guisante dijo...

Pues tiene mucho sentido común. Si no te arriesgas al cambio, nada cambiará... Feliz fin de semana

James dijo...

Sunsi,

1. Muy buena entrada, últimamente me estoy aficionando mucho a tu blog, me da mucho en que pensar.

2. Que buena música teneis en el panda ;)

Saludos de un señorito español.

sunsi dijo...

Lo curioso, pesoleta, es que parece ser que hay muchas personas que no suelen atreverse a salir de la "zona"

Muchas gracias, Princesa. Tengo todavía en la mente el vídeo que has colgado hoy. ¡Qué bueno!
Un beso.

sunsi dijo...

Hombre, James. ¡Qué alegría leerte en el blog! Me alegro; de veras que me hace mucha ilusión que te pasees por esta ventana.
También era buena música la de Dani Martín, pero llevaba en el panda bfff... "Mira la vida" me la sé de memoria. Ayer casi pego un salto cuando descubrí melodías nuevas... para mí.Gracias. Algo que ver tienes con el descubrimiento del Pescao;-)

Un abrazo... a un "caballero" español (tiene más empaque). Muchos recuerdos a Blanca.

lolo dijo...

Ayyyy, Sunseta. Un profesor muy querido que me enseñó siendo ya mayor decía, cuando le inquiríamos con preguntas de este tenor: "si su abuela no fuera su abuela y fuera su abuelo..." Pues eso. De alguna pregunta sin respuesta me libró. Si lo ves solo hay que ponerse en marcha, sin preguntar.

Ps; Driverrrrrr, ven!!!

Driver dijo...

¡Lleeeeeego!
...
Hoy es un gran día.
Un buen amigo me ha lamado para ir a cenar a un sitio donde...
¡¡ES OBLIGATORIO BAILAR ENTRE PLATO Y PLATO!!
Me pongo mis zapatos de gamuza azul y nos marchamos a mover el esqueleto.
Estoy contento porque bailar es una de las cosas que más me gustan.
La palabra está bien para expresarse, pero...

¿Qué me decís de agarrarle la cintura a una morena?
¿Dónde está el ritmo de tus pensamientos sino en una pista de baile?
¿Qué sonido puede ser más rotundo que el de una orquesta en directo?
¿Dónde descansa Dios un sábado por la tarde?
¿Los ángeles bailan lentas o rápidas?
...
Mi amigo enviudó hace unos años, y me llama para ir a bailar.
...
Y yo claro, voy, porque el Señor en su infinita misericordia, nos da la oportunidad de levantar nuestro espíritu, elevarnos sobre la multitud, y en compañía de aquellos que se aventuran a danzar sobre las olas, atravesar el océano de la vida al ritmo de una música endiabladamente potente.

Hoy pienso morir bailando.

Mañana ya le daré las gracias al Jefe.

También por regalarnos la música.

Ése regalo divino que cicatriza el alma.
.

Zambullida dijo...

"Un lugar cerrado por la fuerza de la costumbre, aunque vivir en ella a veces cause sufrimiento. Paradojas..." Me estoy acordando de una conocida que es profundamente infeliz porque ha decidido serlo. Sabe que necesitaría algunos cambios y prefiere la infelicidad al riesgo. De todos modos, nos pasa a todos, de un modo u otro, en algún momento de nuestra vida.

susana dijo...

Ir a contracorriente es todo una actitud en la vida. La mayoría prefieren ser pececillos que navegan con el río. Un beso.

Mariapi dijo...

Sunsi, me parece que plantearse en serio que algo necesita ser cambiado es empezar a conseguir ése cambio. Es el primer movimiento. Después, antes de dar un paso, me parece muy importante saber QUÉ quiero. Qué es lo que quiero tanto o debo hacer y por lo tanto también quiero con tanta fuerza que merezca el entregar tiempo y esfuerzos. Conseguirlo es lo de menos.

Besos, Sunsi. Saltar del estanque merece la pena.

Anónimo dijo...

Hola Sunsi
A veces creo que esperamos en una situación aunque no nos guste por comodidad, puede que incluso no nos planteemos ningún cambio porque sencillamente nos dejamos llevar, no nos lo hemos planteado, es cómodo.
Es inseguridad, puede que algunos necesitemos que desde fuera nos tengan que abrir los ojos, darnos un empujón para convencernos de que vale la pena el cambio. Pero al final, la decisión es personal, del que asume el cambio...esto es muy importante tenerlo siempre presente para no responsabilizar a nadie de tus propias decisiones.
Mooolts petonets cusineta.
Eulàlia

sunsi dijo...

Perdonad que no haya contestado. Mañana voy a ello , que aún me quedan respuestas en el anterior post.
Un abrazo y gracias por vuestra fidelidad.

sarracena infiel dijo...

Distinta, tu vida sería distinta aunque, tal vez, no mejor.

Lo esencial es tratar de mantener una visión lúcida y desapasionada, en particular, acerca de uno mismo.

Y hacer lo que podamos con lo que tenemos "(...) con astucia, con criterio, con juicio (...)" (Da Ponte dixit)

A veces el mayor reto es hacer fructificar los talentos con que hemos sido dotados.

En mi caso, no obstante, hay una constante: mortificarme mordiendo la lengua cuando lo que me pide el cuerpo es otra cosa.

Driver dijo...

Tal vez os apetezca subir a la montaña mágica y pegar un buen grito.
Lo bueno es que tenéis que subir sin compañía.
Y nadie se va a enterar de lo que digáis.
Quedará en vosotros mismos.
...
Creo que va a merecer la pena.
Yo lo voy a intentar.
Al fin y al cabo, es gratis, colegas.