sábado, 14 de marzo de 2009

Microcuento de Driver y otras cosas

Driver me mandó ayer un microcuento. Me encantó. Tengo que darle las gracias por el "robo" (¿o el hurto?), aunque sea con su permiso.

Después de leerlo me acordé de aquella vieja canción de Sabina. La pobre rica Cristina... Tan pobre que sólo tuvo dinero y murió de tan rica, que no ricamente.

Es curioso. La riqueza no llena... y casi todos la desean. Siempre he pensado que dichosos los que tienen suficiente para vivir y un pequeño colchón para imprevistos. No mucho más. Poca gente sabe darle el cauce adecuado a la fortuna. Afortunados los que, teniendo fortuna, diponen del dinero con elegancia, con solidaridad... sin que su felicidad dependa de ella.

LA PISCINA.

"Llegué pronto. Como a las ocho de la mañana.
Habíamos quedado para medir el chalet.
Quería una reforma integral.
A lo grande.
Me ofreció un café.
Nos sentamos y empezamos a analizar las necesidades requeridas.
Yo tomaba notas.
Que si ampliar la terraza.
Agrandar el garaje.
Reforma del jardín.
Tirar baños y cocinas.
Placas solares.
Tiraba de guita a tutiplén.

Le sonó el móvil como a las ocho y media.
Al principio se le iluminó la cara.
Empezó a hablar y a caminar alrededor de la piscina.
Una vuelta y otra.

Me retiré a observar los gladiolos.
Prudencia.

Nueve de la mañana.
Sigue hablando.
Cada vez más fuerte.
Más vueltas a la piscina.

Mido la planta baja.
Más vueltas.
Y la primera.
Más vueltas.
Y la buhardilla.

Bajo y sigue hablando.
Ahora gesticula.
Se le marcan las venas del cuello.
Me siento frente a la mesa de teka.
Espero.

De pronto lo hace.
Arroja el móvil entre los rosales.
Se pone de puntillas en el borde de la piscina.
Uno, dos y tres.
Se tira de cabeza.
Vaqueros, camisa blanca y reloj de no sé cuantos cientos de euros.

Sube por la escalinata.
Empapada.
Mirada ausente.
-Pregunta: “¿Otro café?”.
-“Sí, gracias. ¿Quiere que lo dejemos para otro día?”.
-“Da igual. Sigamos”.

Bajo su silla se forma un charco.
Gotea el agua de su ropa.

La luz rebota sobre la piscina.
Reflejos dorados.

Con la zambullida no se nota.
Pero lo sé porque mi alma grita.
Está llorando.

Nunca abraces a un cliente.
No está bien visto.

Me levanto a recogerle el móvil.

No sabía qué hacer.

A veces, no sabes.

Eres un ignorante pardillo."





11 comentarios:

pepa dijo...

No califico delito: para mi todos son inocentes, hedbanna rana, incluso tú..........

Tampoco comentarios de textos, para mí casi todos son blanditos, incluso McD.- ..........

Cierto que el dinero no da la felicidad, pero, en palabras de Melendi, "produce una sensación tan parecida....."

Tal vez la cuestión no sea tanto tener o no tener (parezco más Bogart que Bacall) sino la relación que cada uno tiene con el dinero (el suyo y el ajeno) y que espera de éste.

Por otra parte, la creencia de que es la panacea, la solución a todos nuestros problemas y billete directo a la Arcadia feliz, está muy extendida.

Lamentablemente, hay pocas personas que tengan la oportunidad de comprobar su veracidad.

Dicho lo cual, por una vez y sin que sirva de precedente, buena elección de música.

Incluso te perdono............. y prometo cultivar, con mayor esmero si cabe, mi lado más salvaje...........

ana dijo...

No es la ignorancia... es un silencio.

Silencio por el vacío que se intuye en el alma del otro.

Silencio por las cosas que sus ojos no saben ver y que no podemos contar porque no caben en las palabras, no lo podríamos narrar.

Silencio por la hermosura del mundo que se les escapa de entre las manos, un mundo que no cabe en el tener, un mundo que sólo habita en el ser.

Silencio que al final es eso, buscar un teléfono. Por si se necesita.

Y cierta tristeza que se nos queda pegada...

Sunsi dijo...

Gracias, Pepa, por la presunción de inocencia.

Si te soy sincera, a mí me gustaría probar un tiempecillo eso de ser rico... También el exceso continuado de estrechez es estresante... y más si hay necesidades de verdad. Si me toca la lotería... os prometo que participaréis de mi alegría y de unas cuantas cosas más.

La canción... venía al pelo. Pero es que a mí Sabina también me gusta. Igual no me pega, pero sí.

Te agradezco ese cultivo... me alarga la vida, hedbana Balboa.

Y que sirva de precedente ...eres de Ley (sin connotaciones laborales... esta semana mejor que no)

Descansa.............

Sunsi dijo...

El pardillo también se quedó en silencio. No sé, Ana . Parece que sea incompatible el ser y el tener. O que el tener lo pone más difícil.

Yo imagino a la mujer del cuento nadando en la piscina y en la abundancia Suena el teléfono. Y detrás del teléfono alguien que le dice no. Y esa negación no le roba sus pertenencias... le roba quizá una parte de su ser que dijo sí. La soledad... una pobreza que sólo la conoce quien la padece y que no se puede vender ni cambiar con un trueque.

Besos para ti y para Anita.

pepa dijo...

Dos cosas:

1) A mí también me gustaría probar esa "sensación tan parecida"

2) Sabina te pega todo, bonita.

Y ya.

El Pardillo dijo...

No te lo vas a creer Sunsi.
Esta tarde he visto una peli con un guión que parecía escrito por Driver.
Como estoy sin costilla, me he ido con la tropa y las amigas de la tropa al cine.
Cual pastor conduciendo un rebaño de corderas.
¡Haaala!,media tonelada de palomitas y todas las criaturas a ver "Más allá de los sueños".
Una historia para niños, con un cuentacuentos un poco bestia (tipo camionero), ferraris, historia de amor, niños, cuentos que cambian su narración varias veces, un poco de magia.
En fin, vergüenza debería darme(que no me da), pero..., qué carajo, he pasado un rato estupendo.Cual infante.
Las niñas, la historia, las palomitas, el "camionero", los cuentos, en fin...
Eso sí, ni un millonario en la sala.
Estaban en otro sitio.
Aburridos.
Incapaces de escribir.
...
Por cierto, mañana graban los de la tele, en el cole de mi tropa, la misa.
A las 10:30 A.M. No sé si la pondrán en directo o en diferido en TV1 O TV2.
El cole es en Madrid y se llama Sagrada Familia.
Mañana tós y toas endomingaos y guapos cual rebaño recién lavao.

Buscando al pastor.

Cruzando ríos.

Rumiando yerba verde.

Pardillos totales.

Pobres.

Pero libres.

Libres del carajo.

Sunsi dijo...

Lo de Pardillo iba por el final del cuento. A ver si ahora éste va a ser otro pseudónimo...

Está visto que tus diversiones coinciden poco con las de según qué adultos.

Pues yo esta tarde he estado escuchando poesía y alguna entrevista con Carmen Martín Gaite y Ana Mª Matute. La primera, sencilla... llana. Ana Mª Matute... más dura con la humanidad. Un día de estos colgaré los dos vídeos. Algunas cosas que dicen me han recordado tus cuentos. Disfrutarás escuchándolas... supongo.

¿Cúando vuelve Isabel? La echarás de menos...

Diego dijo...

Aterriza mañana.
Ahora vuela desde Costa Rica.
Me contó por tfno. que estaban en una sala del hotel, y se produjo un terremoto de escala 6 de Ritchel ése. Se mareó porque el edificio se tambaleaba como una atracción de la feria.
Le dijeron que por allí eso es normal.
De vez en cuando pasa.
Si el epicentro es profundo, en plan feria.
Si es superficial, en plan fiera.
...
Cambias de orden dos vocales y la vida cambia.
Feria. Fiera.

La vida es una vocal que cambia de sitio.

Sunsi dijo...

Sabiendo esto , muy apurada tendría que estar para viajar a Costa Rica. No me haría ninguna gracia ni la feria ni la fiera.

Menos mal que ya está casi de vuelta. Como en casa... no se esá en ningún lado.

Ojalá tenga un buen vuelo. Saludos de mi parte.

Biela dijo...

Lo mejor que podemos hacer por otro no es sólo compartir con él nuestras riquezas, sino mostrarle las suyas.
Benjamin Disraeli (1766-1848) Estadista ingles.

¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia.
Epicuro de Samos (341 AC-270 AC) Filósofo griego.

No estimes el dinero en más ni en menos de lo que vale, porque es un buen siervo y un mal amo.
Alejandro Dumas (1803-1870) Escritor francés.

Sunsi dijo...

Muchas gracias, Biela. La primera.. ojalá se lo apliquen los Estados del primer mundo.

La segunda, ojalá nos la aplicáramos todos.

Gracias...¿de dónde vienes, si no es indiscreción?