martes, 2 de junio de 2009

El universo en un libreta de bolsillo





"Las palabras van de aquí para allá... como el mar" . "Me sentía como una barca sacudida por esas palabras".


"El mundo entero es la metáfora de otra cosa"... dice Mario. El mundo entero me cabe en una libreta llena de palabras... el mundo entero es palabras que metí en la libreta y guardé en un bolsillo. Y saco la libreta para nombrarlas. Y el mundo entero puedo pensarlo y observarlo y tocarlo y arañarlo cerrando los ojos... nombrando.

Voces escritas. Esas voces que elijo ahora para ser habladas sin cuerdas vocales.

Brisa y verde y tomillo y lavanda y limón. Están buscándose entre ellas y me muestran un paisaje. Las nombro y se pegan para regalarme una tarde. Esta tarde en la que escribo con una libreta de cuadrícula y tapas de plástico azul.


Amanecer y arena y azul y pisadas. Se vuelven locas para encontrarse. Se fusionan y pintan una mañana de verano paseando por la playa, cuando todavía los turistas no han invadido la costa... La playa y el paseo ... y no he estado allí. Y no es verano. Pero he deslizado los pies y he dejado los dedos marcados en la orilla sin ver la orilla.


Sudor y andamio y polvo. Ahora se arrastran... van más lentas. Las voces tienen un eco más grave. Y es julio sin ser julio. Un cuadro de desván porque a nadie le gusta la imagen de la espalda de un obrero que este año no tendrá vacaciones. No es tiempo de vacaciones y ya son vacaciones que no han sido.

Noche y copa y luna y melodía. Van saliendo poco a poco. El año ha sido duro y ninguna de estas voces han conciliado el sueño. Poco a poco, como las hormigas del hormiguero. Sacan las voces la cabeza y vuelven a entrar en el agujero. En la libreta se ha quedado una palabra encerrada. No forman paisaje, tampoco una pintura en un lienzo, ni un esbozo a lápiz. Abro la libreta . Saco amor. Y la frase sale sola. Convierte los vocablos en una velada de dos, necesaria, tranquila. No es agosto todavía y estoy saboreando un sobremesa con luna y sin tropa. Las voces esta vez tatarean una música antigua que todavía no ha sonado. Cuando suene ya la habré cantado ... la habremos bailado... despacio mientras recuperamos el sosiego del atronador cotidiano.

Música y amiga y bitácora... y León . Voces recién escritas en la ibreta de cuadrícula de tapas de plástico azul que se van colocando en su lugar. La veo y no la he visto. La escucho a través de otros vocablos que están en su libreta que no sé si es de cuadrícula con tapas azules. Se van colocando en su lugar... una dentro de otra. Una nueva palabra en la libreta. Es Ana, la nueva Inquilina que me manda este vídeo y que me pasará la música que no tengo escrita. Me faltan esos vocablos que se dibujan distinto y que todavía no puedo nombrarlos.

Gracias por el ofrecimiento, Ana de León.




48 comentarios:

ana dijo...

"Me faltan esos vocablos que se dibujan distinto y que todavía no puedo nombrarlos".

Vivir es buscar la palabra perdida... permanecemos en busca de la palabra de los otros para poder encontrar lo que todavía no sabemos nombrar.

Nada somos sin los otros.

Equilibrio ante las palabra del amigo.

Me ha gustado mucho tu post, sobretodo por la palabra mar, por la libreta azul, y por el sonido amistad. Mundo infinito y azul. Como el mar.

Por todo lo que aún nos queda por nombrar. Gracias.

;))

sarracena infiel y regocijada dijo...

Poéticas hedbannas, intensas estamos, bucólicas, éticas, peripatéticas, peludas, palancancudas ..................

Hedbanna rana, hedbanna diminuta regocijaos, gloriaos, gozaos: la primavera ha venido, los pajarillos canta, las nubes se levantan.

Hedbanna castellana y hedbanna catalana se hedbannan, se aman, se loan, se glosan, se escriben.

Se intercambian meros por carneros.

Fluyendo, fluyendo, a la camita me voy yendo..............

Sunsi dijo...

Gracias a ti, Ana Inspiración. Me ha encantado el vídeo.Y me ha recordado el descubrimiento de la escritura. La comunicación, innata en el ser humano, no es una invención. La palabra escrita sí. El universo nos lo metemos en el bolsillo con una palabra: universo. Y la amistad con otra: amistad. Y todo así... hasta completar nuestro mundo que nos cabe en la libreta. Y que con las palabras que escribimos en ella podemos reinventar la realidad o anticiparnos a ella.En nuestro pensamiento podemos crear antes de que ocurra...y ojalá ocurra u ojalá no. Quién sabe...

Buenas noches, Ana de León. Que León ya duerme.

Sunsi dijo...

Fluye, hedbana sarracena. Pero antes piensa en el gran invento de la palabra escrita. ¿Qué haríamos sin ella para leernos y entendernos?

En mi libreta de cuadrícula de tapas azules busco en la S... y encuentro "Sarracena" porque lo anoté. Abro en la P y leo Pepa, porque lo escribí. Y en la B me sale "Balboa" y entonces leo Pepa luchadora. Sigo buscando y en la E encuentro "Excavadora". Así que me regocijo contigo a pesar de tus pesares. Eso tiene tener a alguien pastoril cerca , que te quiere a pesar de que seas "un cardo borriquero". Ahora va cuando me pegas un bufido. Ya estoy acostunbrada. Te quiero igual... Te aguantas, maja.

Sarracena, que eres la salsa de la vida.

Con Dios. Descansa...

ana dijo...

Sarracena... que te has colado. Quita ahora mismo eso de castellana. Soy de León... ahí, abajito del principado ese... el asturiano...
... ainssssssssssssssssss

¡que siempre mezclan las churras con las merinas!

Sunsi dijo...

Pepa, tesoro... ¿tú piensas tomarme en serio alguna vez? Es por tener cava o, en tu caso, sidra...o cerveza... en la nevera, todo bien fresquito. Me da igual a la hora que sea. Que te voy a buscar y nos tomamos algo. Invita la casa, es decir , yo. Que no cabré dentro de mí misma de puro regocijo y emoción.

Y ahora sí... que también me voy a dormir.

Driver dijo...

Las hermanas descansan.
Sus cuerpos caen rendidos en el lecho de blancura.
Yo no duermo.
Por alguna razón que no comprendo, me toca velar los sueños.
...
Veo a una que prepara mentalmente un juicio de faltas. Hay un argumento a medias que no le sale.
Mañana, con el café lo volverá a armar. Mientras le pone edulcorante al primer café de la mañana, la idea le saldrá.Fijo.
...
Otras se preocupan por los exámenes de los hijos. Y piensan en lo que mañana les dirán mientras elevan el bote de Cola- Cao, cual espada victoriosa.
Sedientas de gloria.
...
Otra duerme, pero su penúltimo pensamiento es para el turno de tarde. El paciente nuevo. Un tipo extraño, que no pregunta nunca.
Mañana le arrancará unas palabras, aunque tenga que usar las pinzas del quirófano. Capaz es de extraerle el alma. Lo hará de forma natural. Él seguro que ni se entera. En el manual de procedimientos no sale esa función.
Pero a ella le parece importante.
Extraer sangre lo hace cualquiera.
Sacar pájaros de la lengua es otro cantar.
...
Duermen las hermanas.
Mientras el cuerpo descansa, sus cerebros se rearman.
Las conexiones neuronales se toman un respiro.
Algunos electrones sueltos juguetean por el cortex.
...
Se están preparando para mañana por la mañana.
Cuando las hermanas despierten,tal vez se lleven una sorpresa.
Sus cerebros sarracenos, algodonosos, tirabuzónicos o estruendísimos, les pueden dar una alegría al levantarse.

Vigilar de cerca a esos electrones juguetones.

Tal vez transporten una idea.

Y esa idea, si te descuidas, te puede arreglar el resto de tu día.

Así que ojito hermanas.

Mañana puede ser el mejor día de vuestras vidas.

Es cuestión de jugar bien las cartas.

Apostando fuerte.

Cada puñetero día.

sarracena infiel dijo...

Gracias, Mc.- D., efectivamente, me he levantado con una idea, malvada ........... ¡menos mal que sólo es una!

Las hedbannas intensas y poéticas se han mosqueado un poquito.

Pobrecillas.

Un día, por la mañana,
se levanta la hedbanna rana
entre sí masculla,
barrunta y farfulla
¿dónde está la poesía,
dónde está la intensidad?
¡Albricias! Una idea:
¿y si escribo a la diminuta?
Recupera la libreta,
el sacapuntas y la plumilla,
Su cabeza entra en disputa
¡la inspiración brilla!
y a la hedbanna leonesa
dedica una entrada de postín.

Contesta la leonesa,
majestuosa cual abadesa,
con verbo fluido y donaire,
encontrando sin demora,
el adjetivo y el sustantivo,
el equilibrio al socaire
de un párrafo sugestivo.

Entretanto, el caballero seductor
vigila el intercambio,
midiendo con ardor,
las metáforas, los tiempos.

Ay Señor, Señor, esta casa intensa,
tan seria, tan propensa,
no se hizo para una infiel sarracena,
picapleitos chusquera,
chistosa, ripiosa,
prosaica impenitente.

Sunsi dijo...

Buenos días, Driver. Tampoco muy buenos, que hoy no hay sol. Igual dentro de un rato. Nada de Cola-Cao, que hoy el desayuno ha sido self-service, casi de pie y a toda prisa. Y yo me he tomdo el café amargo sin azúcar y me he fumado el primer cigarrillo con la pantalla y leyendo a Driver. Luego asoma sarracena que, en lugar de al lápiz, le saca punta al algodón del post de ayer.

Sarracena, hija, ya sabes que a veces -no siempre, que conste- me pongo intensa cuando escribo. Contigo tengo una ventaja. Conoces de primera mano que en vivo y en directo la cosa no es lo que parece. Que la escritura es una terapia particular que también me sirve para dulcificar el carácter.

Menos mal que es Neruda, que si llega a se Benedetti...

sarracena infiel dijo...

Hedbanna rana, hedbanna rana,
los ripios intrascendentes,
malos e impertinentes,
de sarracena, picapleitos, prosaica impenitente,
no hay que darles importancia,
pues con impertérrita jactancia
trato de arrancar un sonrisa
a quien dice llorar de risa,
con esta hedbanna vana.

Sunsi dijo...

Oye, Pepa, dedícate a las letrillas saríricas. No es broma. se te da muy bien.

Pues claro que me río, porque además le pongo tu voz y el entrecejo arrugado.

Te escribo casi tumbada. Jo el vértigo... Hacía tiempo que no me daba. Creo que es ua pájara post-traumática de condensación tensional y ambiental acumulada. Ni idea de lo que he escrito...Pero queda bien, es creíble...

ana dijo...

... Sarracena, eres todo un clamor!!!
...y sí, dedícate a la sátira.
Que bien te salen las palabras, cual surtidor inagotable!!!

A Driver... pues que me encanta lo que por aquí nos regala. Eres grande Driver.

Y a Sunsi... a Sunsi ya se lo soltaré por otro lado. Me preocupa en demasía la salud de la sarracena.

Que sea un buen día a todos...

lolo dijo...

En esta mesa camilla
que monta nuestra Sunsi,
me cuelo cada día
para leer sus cosillas.

Hoy me encuentro un cuaderno
con tapas azules de plástico,
nunca guardaría nada
en una libreta tan rara.

Como no tengo memoria
voy a olvidarme seguro
que la gente de este blog
hace poemas, qué duro.

No me acuerdo tampoco
de cómo eran las rimas
pero mi hija pequeña
las suspende seguro.

Así que este verano
me las voy a repasar
y a la vuelta del otoño
os vaís a c....

Mientras tanto me quedo
con Neruda, por favor,
que aunque Benedetti me gusta
tonta no soy, por Dios.

Para el vértigo, mucha calma,
para el genio, buen humor,
para Ana, loa a ella,
para Driver, una estrella.

A los demás visitantes
que como yo comentamos,
ojalá merezcamos
ser tratados como hermanos.

Bucear por este blog,
siempre es una sorpresa;
algún día te emociona
y otros días te embelesa.

Sin vergüenza os lo digo,
el pudor para otras cosas;
no es fácil de encontrar
una panda tan graciosa.

Por eso sigo escribiendo
en este pensar de oficio,
que se ha convertido ya
en referencia de mi juicio.

Hay que tener cara dura
para escribir esta página
pero sé que alguien, lejos,
la leerá con ternura.

Levedad en el ser,
intensidad en reposo,
que me canso mucho, mucho,
y quiero ser como un oso.



PD:El mundo entero es la metáfora de otra cosa.

Sunsi dijo...

Hedbana lolo... que ya pillé la indirecta... ¿Cómo es posible que hayas escrito esto tan gracioso y tan bien rimado? Otra con la que me parto...Entre sarracena y tú se me van a acentuar las arrugas que ya tengo. Y el colágeno en verano me hace sudar mucho.

El protocolo de esta república, que ha ido saliendo como Dios le ha dado entender, dice... y si no lo dice lo digo ahora... que aquí la que bautiza a las hedbanas es Pepa Balboa, Excavadora... conocida últimamente como sarracena infiel. Ella es la Inquilina de los apodos . Así que ¡hedbana saracenaaaaa! A ver si lo clavas esta vez. Que a mí se me ha quedado ya lo de hedbana rana y a ver quién es el guapo que me lo ventila.

Con Dios... nos vemos en la siguiente "charradeta" de mesa camilla, como tú dices. Intentaré ser más prosaica. De paso, me ahorro las letrillas satíricas de Pepa.

Un beso.

Almendrado dijo...

Preciosa entrada, Sunsi. Qué maravillosa es la palabra y qué fuerza tiene cuando se combina bien, con poco lo dices todo y todo es mucho y este mucho lo recibe quien lo escucha o quien lo lee, como nos pasa a los que visitamos este Blog con quienes compartes el arte que tienes.

Saludos.

lolo dijo...

Nooooooooooooo!!!
La sarracena, no, por favor, que la temo.
Lolo ya es un mote, un apodo, una estrategia.
Me quedo con el mío, que no necesito otro para sentirme ajustada a protocolo.
Y no me van, además.

Tú puedes ser prosaica, pastoril, filosófica, persona, profe, madre o albañil, si quieres.
Tu casa es estupenda siempre.
Solo que hoy las palabras me hacen sopas...miércoles, será por eso.

Pero sigo pensando en la metáfora, no creas.

ana dijo...

Lolo... tarde o temprano te tocará. Es cuestión de que se ajuste la palabra resorte a tus palabras... y no lo podrás evitar.

ainsss
hedbana diminuta... yo
y me temo que me habrá dejado lo de castellana... por los siglos

Sunsi dijo...

Almendrado...la palabra te da las gracias. Los vocablos se sienten afortunados por ser valorados.

¿Recuerdas aquel verso de Juan Ramón Jiménez?
"¡Inteligencia, dame
el nombre exacto de las cosas!
... Que mi palabra sea
la cosa misma
creada por mi alma nuevamente.
Que por mí vayan todos
los que no las conocen, a las cosas;
que por mí vayan todos
los que ya las olvidan, a las cosas...
¡Inteligencia, dame
el nombre exacto, y tuyo
y suyo, y mío, de las cosas!"

Entre nosotros y los demás hay palabras que nos remiten a las cosas. Qué poder el de la palabra. Habrá que tratarla con cuidado ... y que diga lo que quiere decir...

Gracias por tu amabilidad.

Sunsi dijo...

Hedbana lolo... por el poder que me otorga el Presidente de la República Independiente de mi casa... yo te nombro lolo, sin más. Si luego llega Paco con las rebajas y te cae un mote, te defenderé a capa y espada cual cabalero fiel ... en este caso no a su Rey. Quedamos que es una República.

Miércoles...¿tu tropa de finales?. Por aquí tengo a una ciudadana que estudia paseando... le duele todo, de cintura para abajo, fundamentalmente las piernas.

Ya queda menos.

lolo dijo...

Gracias, Sunsi; has estado rápida y confío en tu lealtad.
Así será aquí mi nombre: lolo, sin más.
Me gusta, suena apañao.

Mi tropa...¡ay mi tropa!
La ciudadana de 12 ha acabado hoy. Dice que cuándo vamos a la piscina, aunque las clases acaban más tarde ella está, sigue, de vacaciones. Que a qué juego, dice. A algo que no hagas ruido; puzzles y esas cosas, y que no. En fin, poniendo ambiente de estudio. Comprendo que se aburre.

Los ciudadanos mediana y mayor, se pelean contra ellos mismos, con los flecos que dejaron colgando allá por febrero, con el calor, con su padre y conmigo.

Tengo uno que dice que se "canta" los temas con el baloncito entre los pies, dale que te pego, dale que te pego, dale que....
La otra se me duerme y hay que pegar un grito de tanto en tanto; ¿estás estudiando? y se le salen las órbitas de los ojillos, que no sé si los está cerrando o abriendo.

Yo estoy en una fase que no sé si me dan pena, o pena.
Porque creo, ingenua de mí, que lo que había que hacer está hecho.
Aunque me temo que no. Que ellos ponen la carne en los finales. Bueno, la carne o lo que pueden.

Acabaremos, acabaran, hacia el 22.
Es decir, quedan 19.
No sé, igual aguantan y todo. Otros años han podido. Luego ya resultados...tal vez venga a llorarlos aquí, no sé. Será impúdico, tal vez...es broma.

Pobres, de verdad, pobres.
Se me están poniendo ojerosos, despeinados, mal vestidos, verdecitos, hambrientos y desganados según...

Pero no cejo, ¿eh? Que estoy aquí plantada que ya no sé ni cómo eran las cosas antes de ésto.

Y bueno, Sunsi, éstas son mis palabras para la libreta de las tapas. Y una metáfora, tal vez, que ahora no veo. Y el nombre inexacto de las cosas que me van pasando.

Animo a ti también.

sarracena infiel dijo...

En esta pandilla
quiere entrar, con sus letrillas,
otra hedbanna, graciosilla.
Temeraria, extrovertida,
estupenda, divertida.
Ojerosa estos días,
pues se pelea con su pandilla, aunque aun no sabe, pobrecilla,
que quien con sarracena se mete,
poniéndose está en un brete,
pues con faca, no con cuchilla,
se cortan en esta pandilla,
los rebalones, los achuchones,
de las incautas chiquillas.
Y así, esta chiquilla.
lolo dice que se llama,
por el poder sarraceno,
entre ranas y algodones,
dictamina que la llama,
aunque se enfade la rana,
nuestra pardilla hedbanna.

Driver I el breve dijo...

Como se que mi casera,
se levanta la primera,
y cuando se va la tropa,
se pone a leer,
viento en popa...

...se termina el cafelito,
y tranquila,
enciede el primer cigarrito...

Aquí le dejo un trocejo,
de algo que en la mente,
llevo fijado...
...enmedio del entrecejo.

CAPITULO CUARTO: LA HUÍDA.

Era miércoles, día de carrera. Anochecía y Manolo no aparecía.

Las diez y media y mi amigo no llega.

Pruden esperó hasta las once menos cuarto, y entonces sólo entonces, rompío a llorar.
...

La ferretería familiar había sido liquidada hacía tres años, y en su lugar hoy se levantaba una pizzería propiedad de una multinacional.
Pruden había tenido suerte, y gracias a su rapidez al responder a un anuncio de prensa, consiguió un puesto de trabajo cono vendedor en la sección de ferretería del Corte Inglés de Princesa, en Madrid.
Tres años vendiendo. Había vendido quince veces su base de cotización en los últimos veinte días. Vendía al contado, con tarjeta de crédito, con tarjeta de fidelización, con super-cortyus. Vendía tirafondos a los jóvenes que montaban su primera vivienda. Vendía complementos de coche, tan imprescindibles como recambios de cargadores para aerosoles perfumados. Vendía rápida y asépticamente.
……………………………………………………………………………………………………..
Nadie te pregunta por tu amigo muerto. Vas al jefe de personal, le entregas tus partes de baja por accidente, firmas la hoja rosa y te pones a trabajar. Nadie te pregunta por tu amigo muerto. La vida sigue.

Todo empezó a la hora de la comida. En su turno al Pruden le daban cincuenta y cinco minutos para almorzar. Justo para bajar a la cafetería de la calle Alberto Aguilera y pedirse un plato combinado. Pruden no podía dejar de pensar en Manolo.
Aquel día no tenía mucha hambre; un refresco de cola, un sandwich y un café. Mucha cafeína para un hombre perdido. Volvió a trabajar. Su estado de ánimo era confuso. Trataba de no pensar, y pensaba a la vez.
Sobre la cinco menos cuarto, a esa indeterminada hora en la que un contacto humano se puede convertir en una profecía en medio de una larga jornada, un abuelo se dirigió al Pruden y le pidió quince metros de cuerda de cáñamo.
- “Joven: que la cuerda esté bien seca.”
- “Señor: sólo tenemos cuerda de nylon.”
- “¡Cómo, que no tienen cáñamo?, pues qué pena.

De todas las palabras que el abuelo podía haber empleado eligió aquella que al Pruden le iba a procurar un estado de nitidez extrema: pena.
El Pruden se quedó absorto; le vino la imagen de pequeño, despachando cuerda en la ferretería de su padre, se vio a sí mismo vestido de vendedor del Corte Inglés, y repitió la última palabra que el abuelo pronunció antes de marcharse: pena.
...

Driver II, más breve dijo...

...
Estado de gracia. Estado de nitidez extrema. Dicen que antes de morir ves pasar tu vida a una toda velocidad, para al final estrellarte contra una luz brillante, muy brillante.
Pruden veía pasar su vida a toda velocidad, pero la única luz brillante que veía era la del cartel luminoso de “oferta quincenal” que anunciaba un kit de bricolaje.

El resumen era nada. Nada era su resumen. Manolo se resumió para siempre de la forma más estúpida. La ferretería familiar estaba definitivamente resumida.

Un insoportable sudor frío empezó a recorrer su cuerpo. La cafeína y la palabra pena empezaron a actuar en la base de su hipotálamo, activando resortes ancestrales que estaban dormidos desde el principio de su existencia.

La señal empezó a emitirse de forma suave sobre las seis y cuarto: agua, agua.
Al principio era la sensación de una piedrecita que se eleva y cae en una charca. Se eleva y “plim” cae en una charca.
A las siete la sensación se convirtió en un pedrusco enorme, un enorme pedrusco que cae desde un acantilado y “splom”, se abate grandilocuente en el mar, para inmediatamente producir una ola azul.

Driver III, finiquitando dijo...

...
Pruden sufrió una minoración del sentido auditivo. Su hipotálamo decidió mandar una señal al lado izquierdo del cerebro, y no oía nada. Eso sí, el sentido de la vista se le agudizó de manera espectacular. Conforme el sudor frío dominaba su cuerpo, los perfiles de los objetos se le presentaban nítidos y de colores brillantes.
Veía como sus zapatos brillantes y negros se dirigían a la salida del centro comercial.
Observó el gentío que había en la estación del metropolitano, sin poder oir el ruído que provocó el tren al llegar a la estación de Argüelles.
Al salir del metro sólo percibió las caras de los transeúntes; sus conversaciones eran inaudibles.
Vió como al llegar a casa sus manos garabateaban una apresurada nota de despedida.
Observó su mano alzarse en el Paseo de las Delicias cuando paró el taxi.
Sus labios pronunciaron una frase inaudible para Pruden pero que significó un brusco arranque del taxista y un recorrido apresurado a través de las arterias de la gran ciudad.
Llegó a un impresionante edificio lleno de luces y cristales, donde el gentío se apresuraba de un lado para otro.
Estaba enfrente de un mostrador; una amable señorita le expreso su deseo de ayudarle, y no se sabe muy bien cómo, acabó con una tarjeta de embarque en la mano, mientras sus pies buscaban la gate treinta y dos.
Se metió dentro de una enorme máquina que seguramente hizo un derroche de decibelios cuando encendió los motores, pero el Pruden estaba como estuvo una vez el Pintor Goya, sordo como una tapia y con la mente llena de monstruosos colores.
Al cabo de una hora la máquina se detuvo – el Pruden se dio cuenta porque el paisaje había dejado de moverse – y al fondo vio otro edificio lleno de luces y colores, muy parecido al primero pero más pequeño, donde un cartel azul decía “Eivissa”.

Pruden salió de aquel edificio, y su hipotálamo volvió a mandarle el mensaje de la piedrecita. Esta vez de forma mucho más intensa, casi dolorosa.

Caminó durante una hora. Vio sus zapatos negros atravesando distintos tipos de pavimentos. Al bajar de la máquina: el asfalto de la pista. Al llegar a la terminal: el marmol rojo Alicante. Al atravesar el paso de cebra: la pintura blanca. Al recorrer una urbanización: la zona ajardinada con césped verde. Luego empezaron los caminos. Caminito de gravilla pequeña. Camino de polvo. Camino de tierra. Y por fin…

Sus zapatos negros estaban pisando una sábana de mullida arena.
Prudencio se desabrochó la camisa de forma solemne, con la misma solemnidad que los toreros se la abrochan antes de la faena.
Dobló cuidadosamente la camisa y la dejó encima de un matorral. A la camisa le siguió el resto de la ropa hasta que quedó completamente desnudo.
Avanzó hasta la línea de playa.
Cerró los ojos y se dejó caer al Mediterráneo.
Inmediatamente se produjo una enorme ola azul.
Fue entonces y solo entonces cuando recuperó la audición.
Lo primero que oía en seis horas.

El sonido de las olas.

Sunsi dijo...

Buenos días, lolo... Ayer te leí pero ya no podía contestar. No hilaba palabra con tecla. No sé tu tropa, pero la mía se cree que soy la Enciclopedia. Menos mal que la cuidadana de 1º de Bachillerato ha elegido el tecnológico y sabe que ni física ni mates ni dibujo técnico... que su madre es de letras.
La de 2º de ESO llegó con amiga y dale que te pego a la sintaxis.

¿Ha terminado ya la de 12? ¿Y qué hacen con ellos tanto tiempo hasta el 22? ¿Repasan? Tocada de narices porque la pobre, si ya ha acabado y los demás no...

En la libreta de tapas azules no viene la palabra impudicia. Así que, si te apetece llorar, ésta es una casa que bien puede ser un paño de lágrimas. Quien se sienta alrededor de la mesa camilla

Aquí, en la Comunidad autónoma catalana, hasta el 22 también. En el cole, si han de recuperar a recuperar... y si no, a subir nota. Cualquier cosa menos estar ocioso. Muy nuestro. Morir con las botas puestas...

Hedbana lolo, que más abajo leo que sarracena te ha bautizado por su cuenta y riesgo. Afila las garras...

(...tras dos horas de llamadas ... una detrás de otra)

Un beso y que podamos celebrar el 22 que todo fue bien.

Sunsi dijo...

Sarracena... que le has cogido el gustillo a las letrillas y, como quien no quiere la cosa, ya le has puesto apodo a lolo. Haz el favor... por Dios del Sinaí (que diría Máster), que no le pega nada. Que me la vas a enfadar y me he comprometido, con palabra de caballero/caballera, que no le caería ningún "san benito" de los tuyos.

Y me da que si hacéis un pulso, te ha salido otra sarracena de aúpa. Luego no digas que no te lo advertí, ciudadana sarracena.

Con Dios...

Sunsi dijo...

Menuda mañana. Otra llamada. Esta va a ser larga. Luego contesto, Driver.

Os pido oraciones por mi padre...

lolo dijo...

Dejadme sola.

Querida amiga sarracena:

Me siento muy honrada al leer que de tan ilustre y cultivada persona se me da por nombre pardilla.

Me gusta, no vayas a creer.

No siempre una puede sentirse consecuente consigo misma.
Llevo años peleando esta honrosa posición en la vida; esos humildes, incautos, ingenuos, candorosos e inocentes pajarillos, son un claro exponente de lo que yo quiero ser. Y a mi edad tiene un meritazo.

He tenido que navegar por estos foros de mujeres agerridas y valientes para que al fin alguien reconozca, descubra y aliente mi mejor yo.

Siempre me parecieron tus onomatopeyas, un bonito escondite de tu corazón sutil, cielo.

Sé que te desarma Clyderman, pero es sólo cuestión de estética, porque en el fondo, cuando alguien toca tu delicado sentir, te desarma cual breve pajarillo, tú también.

Pero es típico que quien mucha ternura esconde, la cubra con armaduras terribles, y hace bien; no vaya a ser que los arrumacos de los pardillos circundantes alcancen tan delicado interior.

Al hacernos mayores, que no viejos, y también, vamos descubriendo nuestro verdadero sitio en el mundo. Tú elegiste, sarracena, o la vida te llevó, a rechazar besos y abrazos ajenos, y no lo critico, qué va. Es muy gracioso tu papel, eso seguro.

Pero desde mi ser pajarillo pardillo, yo te mando hoy un besaco muy gordo, en toda la frente, por hacerme reír y por jugar tan bien este bendito juego de acompañarnos unos a otros en el frío mundo internáutico.

Mi pandilla es el mundo, querida hedbanna, pero gracias por ponerme nombre en esta casa.

Bonita tú, sarracena mía, que tengas un buen día.

Lolo, sin más; la pardilla.


Otrosí 1 digo: la faca a mí me mola más que la cuchilla. No me gustan las lonchas, sí la pieza de jamón. Algún día, en otro sitio probamos. Esto era para hacer honor a tu ocurrencia.

Otrosí 2 digo: zanjemos este asunto, que es el salón de Sunsi y no mola tanto duelo, total por un nombrecito de ná.

Otrosí 3 digo: graciosilla, tú. Yo soy megagraciosa.

Otrosí 4 digo: Me he pasado, ¿no?
Ah, pues vale.

lolo dijo...

Sunsi, me acuerdo de tu padre.
Animo.

Sunsi dijo...

Ya te he leído, Driver. Pruden acaba en el mar. Tengo una pregunta que me la contesto sola. A ver si acierto en la siguiente entrega... Aunque me da pánico pensar que puede acabar así.

Me parece que el Pruden cuelga de un hilo muy frágil que puede romperse en cualquier momento.

¿Sí?

Sunsi dijo...

Te lo dije, Pepa sarracena... y quien avisa no es traidor... Como fémina, aunque fume sigo conservando el olfato. Y eso que suelo ser más boba que un cubo sin agua para según qué... Pero esto se veía venir. Mira que... pardilla... No tienes remedio. Venga, saca la pata, que lo haces de cine cuando quieres.

¿Enmienda parcial o a la totalidad?

Yo no intervengo. Sólo firmo el acta. ¿Hace?

Besos, lolo
Con Dios, srracena

sarracena infiel dijo...

Clamé al cielo y no me oyó,
me encontró la hedbanna pardilla,
y ahora mismo, unas redondillas,
con sarraceno decoro,por listilla
yo le quiero dedicar.

Dice la hedbanna rana,
que quien avisa no es traidor;
yo os digo, folclóricas hedbannas,
que esta hedbanna que suscribe,
responderá con vigor.

Escucha, hedbanna pardilla,
hacedora de letrillas,
escritora ripiosilla,
escribidora listilla.

Nada de sutiles ternezas,
de bucólicas alegrías,
que con lo que sale de mi traza,
se puede hacer una sangría.

Mis pastoriles hedbannas,
pobrecillas, tan galanas,
intentan tragarse la gana,
de zurrarme la badana.

Mas ninguna se atrevió,
a decirme sin temor,
lo tierna que me vió,
por aquello del horror.

Lolo, corderilla, pastorcilla,
hedbanna pardilla,
ven al club de las letrillas,
empíricas, sabiondillas
y a tocarles las cosquillas
satírica y ripiosilla.

Sunsi dijo...

"El día que tú naciste nacieron todas las foreeeeeees

y en la pila del bautismo cantaron los ruiseñoreeeees"

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Me va a dar un ifartoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!


Que se me llevan con camisa de fuerzaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

lolo dijo...

Ay la lírica...la lírica, hedbannas.
Otro viejo escondite, la lírica.

Comiendo mi arroz a la cubana de hoy aún me reía, hasta que tuve que contar que tenía un duelo.
¿Y qué? ¿y qué? me preguntaron entusiasmados...pues que he ganado, por supuesto.

Es lo único que quería.
Me guardo la faca para mejor ocasión.
En paz, me considero.

Sunsi, firma.
Se acabó.

PD; con tu sangría me hago yo un collar, ternurita mía.

Driver dijo...

Tranquila, mi casera,
que el Pruedn es un hombre de bien,
y la historia entera,
tendrá un final fetén.

No consigo tiempo para acabar la historia.
Se trata de que dos personas se conocen en un momento díficil (Ana, la chica, hija única , que su madre acaba de fallecer; el Pruden, que tras el accidente de moto de su amigo, lo pasa fatal.
Ambos se conocen en Ibiza, trabajando en una obra.
La Restauración de una iglesia.
Y ahí empieza el nudo de la historia.
La descripción detallada de como dos personas pueden emerger de la más profundas las tinieblas.
El título se me ha ocurrido esta mañana. Resurreción.

Primero los mato (es un decir), y luego hay que contar los mecanismos por los que un alma en pena puede resucitar a la vida.

No será un éxito de ventas, seguro.

Pero dado que no consigo encargos personalizados, pues ¡hala!, me he hecho umo a mi misma mismidad.

Saludos a sarracenas, pardillas, nada pastoriles, semipastoriles, postpastoriles y prepastoriles.

Lolo, ¿me haces un encargo?.

¡Necesito algún clienteeeeeeeeee!
¿Quien quiere un cuentooooo?

¡¡¡Aquí hay que gritar, que las hermanas son de pulmón suelto!!!

Saluti.

sarracena infiel y ensangrentada dijo...

España, mis higadillos y yo somos así, señora.

Hágase un collar, un aderezo y hasta un faja, si quiere.

A sus pies.

sarracena infiel y cabreada dijo...

Mc.- D.-, traidor, felón,
villanos maténte,
con cuchillos cachicuernos,
me has dejao apoyá en el quicio de la mancebía, cual vaquera de la finojosa, compuesta y sin cuento.
Ay pena, penita, pena, que es lo mismo que un nublao de tinieblas el desazón que me produces.
Una semana ha que te pedí uno,
una semana ha, se lo dedicaste a la hedbana diminuta-diminuta,
en acabando esta carta, pagarás caro, voto a bríos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Driver a Sarracena infiel dijo...

Mi querida sarracena,
tu cuento no lo olvidé,
meninges tengo ocupadas
en su hacer.

Por darte aperitivo
de tan suculento manjar
tan solo un detallito
que se trata de la mar.

Y de la sensación tan profunda
la cara de mero
que se le queda al amor
cuando surje un marinero.

Tu cuento en las entrañas
tengo casi cocinado,
pues aunque ahora te extraña,
contigo sarracena,
no vale cualquier historia,
pues las tuyas, amén de intensas,
deben estar
a fuego lento
bien cocinadas.

lolo dijo...

Oye, en serio, que he ganado yo.
Y no me llega con tu sangría para la faja, a ver cómo arreglamos ésto.
Y que Sunsi está en la otra página con cosas muy requeteimportantes y nosotros aquí como en la época de Encarna Sánchez, por favor. Por favor, que me da ya vergüenza, y todo.

Venga sarracena, que yo soy la mayor y tengo que poner orden. Qué van a pensar los visitantes, eh? qué van a pensar, que ésto es público, oye, y aquí no hay pudor ni hay nada, somentirosas, que soís todas unas mentirosas y unas falsas y os gusta más un lío que a Driver un cuento. Vamos a portarnos bien, venga. Que seguro que tenéis cosas que hacer, hala.

Driver dijo...

¡Haya paz en las fronteras!
¡Voto a bríos, mis hermanas!
Que con tanta redondilla,
que con tantas pasiones..
que con tanta atevimiento...
tengo la cabeza al punto
de tragarme
de golpe
tres o cuatro Optalidones.

Saluti a tuti.

sarracena infiel dijo...

Pardilla, hedbanna,tranquila
que no te daré la barrila.
Gana tú, corazón,
no me produce desazón,
te lo digo de corazón.
No soy yo quien vacila,
acepto con elegancia,
la derrota, la alternancia,
vivo con ilusión,
el darle al intelecto.
Me encantan las batallas,
el sostenella y enmendalla,
pero juego con ventaja,
la vida me gano una miaja,
vestida con una saya,
de letrada de batalla.

Sunsi dijo...

Érase una vez una ciudadana, llamada hedbana rana, que un día escribió un post sencillito. Hablaba de una libretita potita de tapas auzules con nombres potitos... nomás. Los ciudadanos se amotinaron, se retaron. La rana se atacó de risa y nadie se asustó... fue dando saltitos para atrás y se quedó en un rincón ... En un momento de locura transitoria confundió los conguitos de chocolate con la bolitas de alcanfor.... Sintió que su última hora llegó. Pero antes, en su agonía, quiso saldar cuentas y recordó. Pidió papel y pluma... temblorosa escribió: "La nueva hedbana se llamará lolo" Firmó y se murió.

Así acaba la historia de un post larguísimo en el que hedbana rana se hizo la muerta por un rato... hasta que el ambiente caldeado se enfrió.

Porque se enfrió ¿no?

Aviso a visitantes: estamos bien. Sólo que en lugar de ir a dar la paliza preferimos terapia de ripio y redondilla.

sarracenafffffffffffffffffffffffffffff dijo...

Juaaaaaaaaaaaaa, juuuuuuuuuuuuuuuuuuua,mmmmmmmmmmmmmmpppppppppfffffffffffff,aarrrrrrrrrrrrrrrrrffffffffffffffffffff.

Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, mpffrrrrrrrrrrarrrffffffffffff

lolo dijo...

jajajajaja
...y de prosa burda y callejera, también preferimos.

¿Pero qué dices tú de jugar con ventaja, hermana infiel?
Lo que tú no sabes es que has tropezado con hueso duro de roer, y acuérdate además de que soy incontinente verbal...también, (un día os cuento una anésdota) y de que me pico con una puntadita de alfiler, y ¿qué sabes tú de mi formación y mi recorrido vital y de la cantidad de collares que llevo que ríete tú de supervivientes, ése? ¿Qué sabes?
Amos, hasta aquí podríamos llegar, que no me callo yo ni debajo del agua, mona, ni ante tus elegancias ni alternancias, ni mucho menos, hombre.
¿La barrila a mí? ¿Con la cantidad de adrenalina que llevo yo acumulada, y el tiempo que llevo aquí encerrada como un león al acecho?
¿La barrila? ¿La elegancia?
Amos, hombre, sarracena.

Tú no sabes lo tranquila que estoy, tú no lo sabes, que no vas a encontrar en tu vida un asunto más tranquilo. Que es una broma TODO, niña, que me lo paso pipa dándole a la tecla, con la que cae, hija, con la que cae, que ni te lo imaginas la que cae.
Y ni te digo por el vecindario vecino, vaya, vaya, qué feíto el asunto, oye. Si ésto es jauja, hermanita.
Y oye, como si se nos hace de noche, que yo hasta la cena tengo hecha.

Comprenderás Sunsi que con una libreta no hacemos nada.

sarracena infiel dijo...

Halaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, hedbanna pardilla, pues si que te picas con facilidad.

En todo caso, señora mía, me alegra mucho el "desencuentro", me divierto mucho con tus entradas, generalmente refrescantes.

Y me encanta la respuesta, ya sabes que soy del modelo "consolación la de utrera, faca en mano".

Por otra parte, reconozco que me has dejado ligeramente mosca con alguna cosilla: no se si me conoces en canne mortal o las hedbannas se han ido de la lengua más de la cuenta.

Y villana hedbanna pardilla: no dejas entrar en tu casa y, así, bonita, no se juega ¡ventajista!

Y no creas, desde hace tiempo se que l aúnica cándida paloma que revolotea por aquí ¡soy yo! las hedbanna mucho pasteleo, mucho floreo y pastoreo, pero en realidad son astutas como serpientes.

Ja................

Hala con Dios, que aquí te espero, comiendo un huevo.

lolo dijo...

Esto es como unas sevillanas.
No sé si es la cuarta, pero probemos.

1.-Tú también me caes bien, aunque no te conozco de nada.
2.-Nunca hablé ni escribí en privado con ninguna de las hermanas de aquí.
3.-Ya te dije lo bien que me parece lo gitano, y los gitanos.
4.-Me gusta discutir, sobre todo cuando no acabo llorando (la tensión emocional); no es frecuente.
5.-En este blog hay astucia, inteligencia, folklore, respeto y acogida, ideas, poesía, cuentos, buena gente y sobre todo una gran directora que nos deja su casa para decir todo lo que se nos ocurra. Y a demás no se pica si no le hacemos ni caso. Olé Sunsi.
6.- ¿Es que tú tienes blog, sarracena? De ventajas hablaste tú primero.

Muy bien todo, oye. Y un final bien bonito. Con aplausos a la triunfadora y todo, que los oigo.
Una tarde aprovechada y diferente, ¿ves qué bien?

Por cierto, qué alivio dejar la rima, ¿no?.
Ay Consolación, enfundemos, hija, enfundemos, que no somos nadie; nadie capaz de discutir en serio...
Motivos no tenemos.
Yo pardilla, y tú Consolación. Más bonito, que yo al principio me creía que eras musulmana y me había hecho ilusiones de conocer otra cultura, y qué va.

sarracena infiel dijo...

Yo solo me cuelo en los de:

a) Master, hedbanna casi-nunca-pastoril.

b) S.-, hedbanna rana, algodonosa, cazallosa, amorosa. osaposa.

c) L.-, con la que todavía me hablo de usted.

O sea, como en casa.

De las tres, conozco a dos; a una desde hace más años de los que nos gusta recordar a ambas; a la otra, muucho menos, pero no lo parece.

Ah! soy asturiana.

Hala con Dios, hedbanna.

Sunsi dijo...

THE END


He llorado con la reconciliación...

Gracias por estos ratos tan buenos que me habéis hecho pasar. Hacía tiempo que no me reía tanto. Palabra

Bona nit