viernes, 19 de junio de 2009

Tenía que salir...




Y lo siento en el alma. Pero sigue siendo real. Cada año. Durante un tiempo se ventilaba más. Ahora, las agresiones tienen tantas direcciones que hay que repartir el tiempo. Así que rescato un artículo. Porque lo podría escribir hoy y no cambiaría ni una coma. Como decía ayer Javier Urra, "no todo lo que se puede hacer se debe hacer".


FIN DE CURSO Y BALANCE FINAL
Un balance inevitable, aunque no es agradable de exponer ni de leer ni de asumir. En el balance, el platillo de la violencia se ha ido cargando con kilos de agresiones –físicas y psíquicas- y ha desequilibrado la armonía de la enseñanza en España. La violencia con toda la gama de grises. Desprecio. Ridiculización. Coacciones. Agresiones físicas. Comportamientos de intimidación y amenaza. Comportamientos de exclusión y bloqueo social. Comportamientos de maltrato y hostigamiento verbal. Robos, extorsiones, chantajes...


Iñaki Piñuel es psicólogo y profesor de la Universidad de Alcalá. Lleva años analizando el tema con investigaciones serias y exhaustivas. Un tema espinoso que generalmente suscita reacciones adversas. Sus dos últimos estudios se centran en el ámbito escolar: “Violencia y Acoso Escolar” y “Violencia contra los profesores”. Dice al respecto: “Jamás habíamos encontrado la sensación de amenaza que han provocado en el sector educativo nuestros dos últimos estudios”. Piñuel asegura que destapar la violencia que existe en las aulas “parece haber tocado y amenazado la clave de bóveda de todo el sistema educativo”. Con esta clave se explica la onda expansiva de la violencia en todos los órdenes sociales. Se intenta esquivar responsabilidades, las que tocan en cada caso particular. Y a base de escurrir el bulto, el problema se ha hecho una bola tremenda. No existen tapaderas de semejantes dimensiones. ¿Por qué no aceptamos que esto es lo que hay y que hay que hacer algo?.


En la comunidad educativa se respira un ambiente que Piñuel considera “psicológicamente tóxico” y ya está dañando a los alumnos de Primaria. Por estas fechas, los dermatólogos insisten. Nuestra piel tiene memoria; recuerda el número exacto de horas que hemos estado expuestos a las radiaciones solares. Y al cabo de los años pasa factura. El paralelismo con la idea que nos ocupa va ni que pintado. A los niños también les pasa factura los años de inspiración y espiración de una atmósfera educativa nociva. Piñuel habla de dos grupos inevitables: “los más dañados, como futuras víctimas, más vulnerables a otros fenómenos de victimización en la vida adulta como son el maltrato doméstico o el acoso laboral” y “los que salen más reforzados (...) les habrá servido para especializarse en el arte de dominar, subyugar y reducir a sus iguales”.


Creer que los investigadores tienen una visión, dramática, catastrofista... implica tener un problema: no aceptar que tenemos un problema. Creer que los investigadores llevan razón pero que el tema no nos incumbe es otro problema. Ya van dos. Y si somos conscientes de que nos incumbe pero nos hacemos los suecos... es negligencia grave. Y ya van tres problemas. Tres son multitud.
Nos incumbe. Está más que demostrado. El reciente Estudio Cisneros VIII revela datos tan explícitos como los que siguen. El abandono de los padres en la tarea de educar a sus hijos es la primera causa de violencia en los centros (74%) y la extensión de los padres dimisionarios explica el choque de trenes que se produce en las aulas con los profesores. La extensión de un estilo social educativo basado en la “Prohibición de prohibir” junto a la dificultad real de sancionar comportamientos violentos extienden una atmósfera de impunidad que refuerza la sensación de que “no pasa nada”. Hasta ahí la realidad. Pero sin una evaluación de las causas, los datos funcionan como entelequias. A los datos debemos ponerles patas para que caminen hacia alguna parte.


El Cisneros VIII va más allá de las estadísticas y enfrenta dos listados: contravalores y valores. El primero es el que domina en el panorama social: el culto al éxito, la rivalidad, ¡la competitividad!, la necesidad de triunfo, la exacerbación del deseo, la dictadura de la gratificación inmediata –“aquí y ahora”- las posturas anómicas –ausencia de normas- y psicopáticas -“si puedo hacerlo, ¿por qué no hacerlo?”-, el culto a la exclusión del otro como sistema regulador de grupo... El segundo listado, en cambio, cotiza a la baja: la solidaridad, el valor del esfuerzo y del mérito, la capacidad de tolerar la frustración, el respeto al otro, la aceptación de la diferencia, la dignidad del ser humano –propia y ajena-, la integración del que es distinto o piensa diferente, la maduración mediante la aceptación de normas, la autoridad, la ética y la moral social...


El verano se nos echa encima. Cada cual lo enfoca como sabe o como puede. Pero a la hora de planificar el ocio de nuestros hijos deberíamos coger papel y lápiz y plantear hechos concretos que -por lo menos- nivelen esta balanza. Que no se diga que nos hemos cruzado de brazos.

18 comentarios:

Modestino dijo...

Yo veo muchos problemas girando en torno al de la violencia en las aulas: los padres no están d eparte del profesor, no se enteran de lo que es capaz de hacer su niño; hace 25 años algunos profesores pusieron los ciomientos para la pérdida de autoridad: tuteos, confianzas, ligerezas; frecuentemente el chaval no tiene conciencia del mal.

ana dijo...

Que no se diga que nos hemos cruzado de brazos. Eso es, las cosas nos sorprenden, y más todo este intrincado mundo de situaciones que nos podemos encontrar ya tempranamente, en las aulas de primaria.

Mi hija ha padecido ese "culto a la exclusión del otro como sistema regulador de grupo". Oir casi todos los días eso de "contigo no jugamos" ha sido una dura prueba para ella, y no digamos ya para su madre... sarracena infinita. Ese oir un día sí y otro también... que he jugado sola.

Ante esa situación, todos los días, la manera de hacerle asumir
la capacidad que todos tenemos de tolerar la frustración, la aceptación de la diferencia como valor, la dignidad del ser humano.

No sé su pequeño cerebro cómo lo habrá insertado, qué habrá quedado de bueno o de malo ahí, en al amigadala de sus sentimientos.

Y sí, es reconfortante saber que no se puede decir que nos hemos cruzado de brazos. Ni su padre, ni su madre.

Ahí estuvimos. A su lado.Y ella demostró ser emocionalmente hasta el infinito.

Driver dijo...

Siempre atentos con los hijos.
Jugando con ellos,tirándote a la piscina, revolcándote en el césped.
Creo que si me acostumbro a jugar con ellas (el juego es un ensayo de la vida), tal vez me dejen jugar más adelante con ellas en el juego de verdad.
De momento ensayo, ya veremos.
Igual me sale todo al revés, pero que me quiten lo jugado, digo lo bailado.

lolo dijo...

Buenos días a todos:
Creo que a partir de hoy puedo volver a decir que ésto es una República, al fin Independiente de la esclavitud de los exámenes a la que nos hemos visto sometidos.

Quería agradeceros, en primer lugar, los ratos estupendos que me habéis hecho pasar.
Es el primer año en que he tenido ventana al mundo y, aunque haya protestado desde aquí muchos días, lo he pasado genial. Me habéis hecho reír, pensar, llorar un poquito, que también viene bien. Me habéis ayudado a no darme contra la pared cuando aquí el tema estaba tan nubladillo...

Os agradezco también lo a gusto que me habéis hecho sentir. Aunque haya dicho las tonterías más grandes del mundo, siempre me habéis leído, creo, y Sunsi me ha contestado como si mis rayadas fueran teorías filosóficas.

Quiero dar las gracias a Driver por sus cuentos, sus prodigiosos cuentos. Y por las veces que me ha dejado mirar un poco más de cerca cómo aplica su fantasía a la vida.

A Ana quiero agradecerle su honradez al escribir, su temple, su delicadeza, su valentía también. Su voz diminuta y cierta.

A Sarracena le agradezco el haberme picado con tanta gracia, su punto de vista real y lejano a los tópicos y grandes teorías, su gran personalidad.

A Blancael su valentía, su faro y su sonrisa, que se ve desde lejos.

Y a Modestino y a Mireia, su inteligencia y su capacidad de síntesis.

No me voy, más quisierais, porque aquí tengo mi mesa camilla, ¿no Sunsi? ¡Qué elegante eres! Gracias.

Este verano estaré sin cobertura, bendición, pero tal vez os lea algún rato.

Me habéis enseñado mucho más de lo que podéis imaginar.

Y habéis tirado abajo, así, brumbrumbrummcataplás, una idea tonta que yo tenía: Internet es malo, hay que tener cuidado. Internet no es malo ni bueno, pero detrás hay personas como vosotros...y éso es una maravilla.


¿Qué tal? ¿Me ha quedado suficientemente cursi? ¿Sí? Pues vale, ya me conocéis, un poco.

Besos a repartir entre todos, como a un millón os toca a cada uno.

Driver para Lolo I dijo...

En el contrato verbal que tengo suscrito con Sunsi-casera,en el párrafo 21, epígrafe 8, indica la obligatoriedad que tengo de mandar un cuento a toda persona agradecida.
Así que éste para Lolo,con el fin que comience sus vacaciones con buen pié.
Tal vez lo hayais leído ya, pero opino que viene a colación de la entrada de hoy.
Al fin y al cabo estamos hablando de la comunicación entre padre e hijos.

HISTORIA VERANIEGA.

Si eres mujer, tienes 47 años, una hija de 22 y un cuñado italiano; es posible que te pase esto.

Aquella mañana la mujer se levantó acalorada, su hija la llamó para decirle que tenía problemas en el curro, Hacienda le mandó un requerimiento para revisar sus últimas declaraciones y para rematar la faena la tierra ardía como en el desierto, y el aire caliente provocaba extraños comportamientos del cerebro, el cerebelo, el bulbo raquídeo y el hipotálamo. Todo un poema.

El cuñado italiano de esta mujer, trabajaba en el concesionario de Málaga de Lamborgini. Se llevaba bien con ella. No eran muy amigos pero se llevaban bien.

Entró en el concesionario con la idea de invitarle a un café. Charlaron un rato. Paolo, el cuñado, era una persona cabal. Lo curioso del caso es que había heredado de sus ancestros el don de la oportunidad. Sabía leer entre líneas.

Ella le contó que la hija tenía un problema en el curro. Paolo miró su agenda, vio que se avecinaban tres días de puente. Miró a su cuñada, introdujo su mano en el bolsillo del pantalón y sacó unas llaves. Se las dio y le dijo: “ Si me lo abollas, me cortan las pelotas; ten cuidado”.

Tres de la tarde de un día de verano antes de un puente. Los 240 caballos del Lamborgini rugían saliendo de Málaga. El sonido acompasado y potente de aquella máquina italiana, se asemejaban al rugido de un león.

Seis de la tarde del mismo día en Despeñaperros. Nuestra mujer paró a repostar y llamó a su hija.”Que te eches algo de ropa, que paso a recogerte”.

Aquella máquina producía a partir de las 4.500 vueltas un ritmo étnico y africano. Por lo menos a ella se lo parecía.

Nueve de la noche en el aparcamiento del AVE en la estación de Atocha en Madrid. Una chica de 22 años se apoya en una columna. Para un deportivo italiano, sale una mujer que besa profundamente a la chica; se le ilumina la cara. La mujer le dice. “Nos vamos cariño”.

Una de la mañana en el límite de la provincia de Burgos con Santander; la chica duerme el sueño de los Justos, y la mujer conduce el sonido de la noche. No sabe exactamente dónde va. Lo que no le impide sonreir de vez en cuando.

Driver para Lolo II dijo...

Su cerebro está lo suficientemente relajado. Estar allí en una autovía con su hija le relaja enormemente. Sin perder de vista la carretera, su mente es invadida por parejas de sustantivos y adjetivos que bailan juntos; bosque lluvioso, noches a la luz de las velas, músicas salvajes y étnicas.

En el Concejo de Llanes, en el Principado de Asturias, hay una playa salvaje y bellísima, que se llama Torimbia. Nuestra mujer no conocía esta playa, pero el Lamborgini sí; así que por un cúmulo de casualidades, el deportivo empezó a pensar por él mismo, en contra de toda lógica. A las cinco de la mañana, vehículo, madre e hija, se encontraban mirando el mar Cantábrico, en Torimbia.

A la mujer le hubiera gustado transmitirle a su hija todo lo bueno que sabía. Pero manejar las palabras entre seres humanos, no siempre es tarea fácil.

La chica dormía profundamente, y la mujer se puso a escribir lo que quería hablar con su hija. Escribió una lista de palabras: Amor, confianza, sacrificio, fe, esperanza, felicidad……; cuando llegó a la palabra número treinta, se dio cuenta que la tarea era titánica y se quedo un poco desanimada.

De pronto ocurrió lo que tenía que ocurrir. Se produjo el milagro de todos los días.

Una enorme bola amarilla empezó a asomar tímidamente por el Este. La madre y la hija se sentaron en la arena. Los rojos y los amarillos plateados se escurrían entre las olas mañaneras.

Aquella chica necesitaba un mensaje; y la mensajera llevaba 850 kilómetros en el cuerpo y un papelillo con treinta palabras en el bolsillo.

Ocurrió lo que a continuación les relataré.
A esas horas de la mañana, los únicos bañistas que había en la playa eran las gaviotas. A la mujer le apeteció bañarse. Se quitó toda la ropa, se sintió cómoda, se quedó mirando a su hija y le dijo: “Cariño, nunca, nunca dejes que el miedo entre en ti”.

La mujer caminó hacia la orilla del Cantábrico, dejó que las olas le acariciaran y se zambulló en el azul eterno.

Por alguna razón, el mensaje fue bien recibido por la hija, y debido a la persona y al lugar donde le fue transmitido,el mensaje se archivó para siempre en su corazón.

Mientras que la mujer salía del mar para sentarse de nuevo junto a su hija, el deportivo arrancó sólo, se puso a 3500 vueltas, y sorprendió a las gaviotas con un sonido étnico y ancestral.

El sonido de la libertad.

ana dijo...

Driver... qué cuento tan precioso... aunque es de Lolo, me es inevitable quedarme un rato balanceándome sobre él.

Hablas del sonido de la libertad, a pesar del miedo, de la enorme afrenta que supone... y auqnue la libertad es indescriptible, tú la has sabido pintar. Eso de saber ser sarraceno es todo un aprendizaje que dura toda la vida, pero saber qué colores y formas tiene la sarracena libertad... esto... es de matrícula.

El sonido de la libertad de mi hija durante este año ha sido así, como un Cantábrico, y el brillo de su mirada... como el infinito. Potente y aleonado, como un lamborgini... Un tesón y una presencia infinitas, como su corazón. Ella ha sabido ser valiente.

A ver... a ver a qué nos enfrentamos el año que viene, de momento...
...ES TIEMPO DE VERANO Y CORRAL.

ana dijo...

Lolo, tienes razón, en este periodo que por fin comenzamos dejaremos la blogosfera un poco dentro del eco de las voces ya escritas...

... desapareceremos durante ratillos.

Yo, estaré haciendo muchas horas de corral, corral literal... incomunicada tecnológicamente, pero con un hilo directo hacia la vida siempre parlante... vida de pueblerina.

Hemos aprendido todos... sí.

Sarracena incluída... que estará con picores después de tanto platillo y bombo...

... con Dios, hedbanna sarracena.

Driver dijo...

Las aulas se vacían lentamente.
Salen las notas, y como si de unos fuegos artificiales se tratara, los alumnos y sus familias trazan rápidas trayectorias; hacia el mar o hacia la montaña.
La ciudad se va desertizando, mientras que en la costa la población se multiplica por mil.
La A-7 nos trae el maná del turismo, y rezamos ansiosos por cobrarle una paella a un soldador de Berlín.
...
Mientras tanto, esos colegios vacíos se llenan de extraños y misteriosos ruidos.
Son los albañiles.
Para ellos no hay vacaciones de verano.
Y gracias, hermano.
Remodelaramos un Centro Público, alicataremos el baño de profesores, levantaremos estructuras de hormigón armado.
Veraneamos en la costa "marrón".
La que se extiende entre Móstoles, Fuenlabrada y Alcorcón.
...
Hermanados por nuestro destino, nos destriparemos por acabar antes de septiembre, para cuando se abra de nuevo secretaría, y las matrículas atraigan a los nóveles rebaños estudiantiles.
Acuérdate de ellos.
Cuando estés en una sombrita, bebiendo birra con limón, acuérdate de ellos.
...
Son tus hermanos albañiles.
Los que levantan el pais de las fisuras, los imperios de las rozas, la constitución de los enfoscados.
Gente de ley.
Los señores del alicate y la paleta.
...
No te dejes llevar por las apariencias.
Debajo de un mono de trabajo sudado se esconde un traje de diseño.

El traje de un padre de familia.

El de un Señor.

lolo dijo...

Driver, conozco Torimbia en invierno, hace muchos años, cuando éramos dos.

Me faltan las palabras, el Lamborgini, y el cuñado italiano.

Me sobra el miedo.

Pero tengo ganas, un Fiesta y tres hijos.

Será un buen verano; aprovecharé para limpiar a fondo y descansar en la superficie. Y tal vez reforme algo...tal vez.

Me has emocionado; lo imprimo y me lo llevo.
Gracias.

Driver dijo...

Buen verano Lolo.
Cuando conduzcas tu Fiesta, fíjate cuando te cruces con un camión.
Si tiene escrito en el parabrisa,
DIOS TE AMA,
pita, soy yo.

O tal vez algún amigo.
Que está un poco chiflado.

Chiflado por vivir.

Sunsi dijo...

De acuerdo, Modestino... en un tanto por ciento bastante elevado. La que tú citas es una parte. Pero hay otra, esa violencia explícita o soterrada a la que se ven sometidos algunos críos-muchos no son más que críos- que no sé exactamente de dónde sale. ¿Qué es lo que provca que un niño sea cruel, en pequeñas dosis diarias, con otro niño? Y ésta la pregunta del millón: ¿cómo es posible que suceda día tras día sin que los profesores se den cuenta? ¿cómo es posible que unos padres no detecten la temperatura del corazón del hijo que se ensaña con un compañero? A no ser que padezca esquizofrenia o doble personalidad, el crío es el mismo en casa que en el colegio.

A mí que no me digan que los padres están pendientes de esos hijos.De lo que están pendientes, como mucho, es de las notas. Y punto. Si fuera de otra forma, si hubiera una verdadera comunicación en casa, los padres notarían enseguida que algo pasa... que hay silencios, miradas esquivas...

Perdón. Me alargo demasiado. Lo he vivido tan de cerca, pero desde la perspectva del acosado. Aún hoy me arrepiento de no haber denunciado, Modestino. Las consecuencias tardan mucho en atenuarse. Y a ellos, a los chavales, siempre les queda una punzada.

No sé si estarás de acuerdo... Estoy convencida de que HAY QUE DENUNCIAR... da igual los sentimientos que se tenganhacia la escuela, da igualsi quedarás bien o mal...HAY QUE HACERLO. ¿No se insiste con el tema de las mujeres maltratadas? Pues ése es muy grave también.

Un saludo, Modestino

Sunsi dijo...

Ana. Sé de qué hablas. Porque lo sé y porque sé que tu hija lo ha sufrido.

Anita tiene algo que no tienen otros niños acosados: unos padres que no se han chupado el dedo y han sabido tomar una decisión a tiempo. A tiempo. Esa es la clave. No sé si otro año o dos más esta criatura lo hubiera resistido. Entonces no se hubiera hecho fuerte... se habría transformado en un guiñapo fácil de manipular, con metralla dentro ...

Bien por vosotros y por esos aires nuevos que le esperan a Anita.

Besos, Ana

Sunsi dijo...

Driver. ¿Has visto? Ha escrito la frase: Siempre atentos. ¿Que te va a salir mal? No tienes los puntos, desde luego. Cuando estamos atentos no se nos pasan determinadas cosas. Cuando estamos atentos y no hacemos actos de fe (hay confianzas ciegas que ... bbbrrr...)cuando no toca, ni porque alguien dice que todo va bien aunque huela a podrido.

No voy a sacar a relucir cosas y situaciones que ya pasaron. No por nada... es que dicen que es poco elegante (ja...). Pero no estaría mal que nos preguntásemos qué sucedió con aquel crío que fue acosado tanto tiempo, qué es de su vida... cómo le va ahora... Nos llevaríamos más de una sorpresa y no precisamente agradable.

Algunos han pasado por psiquiátricos.

Otros ... con algún detonante más... están enfermos... Sí, de la bola...

¡Dios! Si a alguien le sucede...¡que denuncie!

Sunsi dijo...

Lolo... respiro un poco. Tengo que cambiar de registro.

Bendita tú y tu República(los míos todavía o han terminado).
Hay que celebrarlo,por todo lo alto, que nos ha unido mucho este sinvivir por los ciudadanos de nuestras respectivas casas...

Mujer generosa, lolo, muy generosa. Si tú supieras lo que me he reído con tus salidas, tus historias... Gracias a ti.

Por cierto... Todavía no te vas, ¿verdad? Es que así, de repente, me cuesta asumir las ausencias. No te haces idea de lo mucho que te voy a echar de menos cuando no estés conectada.

El verano es una diáspora, pero en la mesa camilla hay unas sillas de enea, ésas que aún se conservan en las casas de pueblo. Cada persona que entra tiene una. Y detrás pinto su nombre. Aunque suene cursi, es así. Da igual que pase una temporada sin sentarse ...ahí está la silla.
Últimamente me planteo un problema. ¿Debería haber zona de fumadores?. El tema de las bebidas,sí está más controlado. Observo que la cervecita tira más que el cava catalán. Así que en la nevera hay un buen surtido.

Bromas aparte, se me está haciendo un nudillo en la garganta... Cuántas cosas este curso. Repaso mentalmente y cuánta gente he conocido a través de esta pantalla. Me alegro de que se te haya caído la idea que te habías formado de internet y sus contornos... Es como todo. Es una herramienta. Depende del uso que hagas de ella. No es nada sin personas detrás y es todo lo que quieran que sea las personas que hay detrás. Por las mismas,no hay ningún blog igual. Si acaso, blogs afines, blogs amigos. Yo he aprendido mucho de ellos y de todos los que entráis aquí. Pero, sobre todo, se me ha abierto un poco más la cabeza. Lanzas un tema y te das cuenta de la riqueza que existe detrás de las experiencias de los demás. Nunca cierras un post y te vas de vacío. Siempre te queda lo que ha quedado escrito. Y, en muchas ocasiones, llevo una idea y me doy cuenta de lo pobre que era. Cuántos matices había que ni sabía que existían.

Lo siento,lolo. Me extiendo demasiado. Cuando te vayas avisa, que montamos un fiesta de despedida...

Besos, guapa.

Sunsi dijo...

Conocía el cuento, Driver. Ya llevamos tiempo compartiendo república. Es ineviable. Pero no puedo más que decirte, otra vez, que es muy tuyo, precioso. La madre y la hija. La libertad.

Pero no sé qué pasa hoy ... igual me ha pillado desprevenida... igual es que cada vez me atrapa más la otra cara de la moneda. Esa costa "marrón". La costa de los trabajan y pueden comer porque otros veranean en costas doradas ... ¿Lo puedo imprimir? Lo saco en un post... Gracias, Inquilino.

Blancael dijo...

Estos días paso muy tarde, hoy sobre todo, pero ha sido un día realmente agotador,
A las 6 y media de pie, hoy hemos ido a Barcelona , que me hacian pruebas, luego recados.
hemos llegado a casa y hemos hecho maletas, y de traslado¡¡¡
Vuelve a deshacer las maletas, y coloca todo, estoy agotada¡¡¡
Y quería saludadr a Lolo, que pases un buen verano, con tus niños, y a ver si te dejas ver de vez en cuando.
También estoy de acuerdo con modestino, los profesores lo tienen dificil, yo tengo una amiga que es profesora de ingles, y me cuenta , que cada vez que castiga a un alumno, ya van los padres a quejarse, y llega un momento, que no sabe que hacer si pasar o volver a castigarlo, ya qeu no sirve para nada, y todo es culpa de los padres,desde luego.
Os deseo a todos buenas noches , y me voy a descansar, que me duelen hasta las uñas, jejje
un beso

Sunsi dijo...

Blanca, guapa... ya sé que estás de traslado. Tus pequeñas... tu marido... Blanca (por telf)... Me los he ido encontrando. Me ha hecho gracia Ana. Cómo se explica. Y Carlota... con cara de sorna...
Descansa...
Cuando me hablan de traslado se me ponen los pelos de punta. Me pongo en tu piel... Más moral que el Alcoyano, hija.
Ya veo que el cafelito va a tener que ser en Salou. Soy un desastre. Pero una cosa te digo: te llevo siempre en la cabeza y en el corazón.

Muchos besos. Descansa....