miércoles, 10 de junio de 2009

"Mina. Háblame de tu Islam."


Muchas veces, desde el 11 de marzo, me he preguntado qué será de aquellos amigos musulmanes, hospitalarios donde los haya, que nos invitaron a su boda sin importarles nuestra creencias; que pintaron las manos de mis hijas con henna, como si formaran parte de su extensa familia; que no me pidieron que me descalzara cuando entré en aquella estancia inmensa y alfombrada donde se realizaban los preparativos para el gran día; que nos ofrecieron ese té tan especial, azucarado y adornado con menta, servido con la máxima delicadeza, acompañado con unas pastas exquisitas; los que nos dieron a probar harera – una sopa de pollo espesa, consistente, que los mantiene en pie el mes del Ramadán-; que mandaron un obsequio –a pesar de la distancia- el día que nuestra hija pequeña celebraba su Primera Comunión...


-Mina, ¿ qué está pasando?. Por favor, háblame de “tu” Islam.


-¿ “Mi” Islam?-responde... sorprendida.


-Sí, “tu” Islam... que no mata, que llama a la oración, al ayuno , a la limosna; el Islam que tú me contaste hace tiempo y que ahora no me encaja.


Tenemos una conversación, larga, con muchos intervalos de silencio. Elocuentes silencios. La entrañable Mina ... triste, preocupada; pesimista. Y hablamos, no de “su” Islam ... sino de Muhammad y de sus libros sagrados, el Qur’ an y el Sunnah –que recoge la práctica y el ejemplo de su Profeta -. Ella, haciendo un esfuerzo para que la entienda; yo, escuchando con voluntad de comprender.

Me cuenta... “Islam significa sumisión y se deriva de una palabra árabe cuyo sentido originario es ¡paz!”. “¿Y entonces...?” “Espera... los musulmanes creemos en Dios, Uno, Único e Incomparable; en los Profetas a través de quienes llegaron sus revelaciones a la humanidad; en el día del juicio final y en la responsabilidad individual por las acciones de cada uno; en la autoridad absoluta de Dios sobre el destino humano y en la vida después de la muerte”.

“¿Y los cinco pilares del Islam?.” “Los cinco pilares vienen a ser como la forma de vida de los musulmanes. El primero es la fe, todo en lo que creemos , lo que te he contado al principio. La oración –salat- es el segundo pilar. Nos obliga a rezar cinco veces al día, al amanecer, al mediodía, por la tarde, a la puesta de sol y por la noche; son como cinco parones que determinan el ritmo de todo el día...”.

“¿Y por qué rezáis así?”...Y hago esos movimientos que tanto llaman la atención. “Todo tiene su significado. Cuando decimos `¡Allah es el más grande!´ elevamos las manos a la altura de las sienes para testimoniar el poder absoluto del Dios del Universo, luego inclinamos la espalda como señal de reverencia y nos postramos con la frente tocando el suelo en actitud de súplica. Después nos enderezamos y permanecemos sentados sobre los talones, con las rodillas en el suelo y la cabeza inclinada para manifestar nuestro fervor; también realizamos un movimiento de cabeza, a derecha e izquierda, para saludar a los dos Ángeles”... “¿Has dicho ángeles?”... Mina suelta una carcajada al ver mi cara de sorpresa. “Sí, niña. Los musulmanes creemos en los ángeles.” ... “Y a todo esto, si estás en la oficina o tomando un café... ¿cómo haces?”. “Pues igual. Ojalá tuviéramos una mezquita al lado. Pero si no, cualquier sitio vale”.

No...si valer, vale. El problema es lo extravagante que resulta. Y se lo digo; y dice que ya lo sabe. “El Islam parece exótico, extraño...pero el problema es del mundo moderno, que desliga completamente las creencias de la vida ordinaria.”

Además de la fe y la oración, me explica la importancia del Zakat, la limosna, “nuestras posesiones se purifican dando una parte de ellas a los necesitados”. “¿Tenéis una cantidad estipulada?” “Sí, un porcentaje de nuestras ganancias; en concreto el dos y medio por ciento del capital anual de cada uno”.

El Ramadán es, quizá, lo más conocido. Por eso le pregunto cómo es de estricto el ayuno. “Los enfermos, los ancianos, los que están de viaje y las mujeres embarazadas o que amamantan a sus hijos pueden quebrantar el ayuno; pero deben recuperarlo en un número igual de días. Si no pueden realizarlo por causas físicas deben alimentar a una persona necesitada por cada día que no han cumplido el ayuno”. Uno se queda pensando...Desde el alba hasta la puesta de sol, sin comer ni beber, todo un mes. Durísimo. ¿Y con qué fin? Mina me da una explicación que, por lo menos, hace pensar. “El que ayuna, al abstenerse de las comodidades a las que está habituado, logra una mayor compasión hacia los que pasan hambre; también ayuda a profundizar en la vida espiritual”.

“El quinto pilar es la peregrinación que todo musulmán debe realizar, al menos una vez en la vida y si se tienen medios para el viaje”.

Todo lo que me explica no tiene nada que ver con las bombas humanas, ni con el odio, ni con las masacres que están causando tantas muertes, tanto dolor; de momento lo que advierto son bastantes preceptos y obligaciones. Por ello, Mina puntualiza. “No te vayas a quedar sólo con eso. En el Islam, la intención es necesaria para la validez de todos los actos obligatorios.”...


Tenía que salir, eso sí que era obligatorio y ella lo sabe. “Mina, no te ofendas...” Por el tono intuye que le voy a preguntar sobre la jihàd. Me explica que jihàd significa lucha y que la más importante es la interior, la que cada uno mantiene consigo mismo para lograr la paz de espíritu. En cuanto a la guerra, el Islam permite luchar en defensa propia y en defensa de la religión, aunque matiza “El Qu´ran dice : `Combatid por Dios contra quienes combatan contra vosotros, pero no os extralimitéis. Dios no ama a los transgresores ´ `Si buscan la paz, búscala tú también. Y confía en Dios, porque Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe’ “.

Noto que es un tema del que le cuesta hablar. Porque ama su religión... como yo amo la mía. Miles y miles de musulmanes repartidos por todo el mundo están sufriendo; es un sufrimiento que no se ve, que no se oye. No sabemos de su angustia porque su angustia no hace ruido. Pasan desapercibidos porque son buena gente y la buena gente no es noticia.


Mina me da las gracias por interesarme por ella y los suyos. “¡ Por Dios!; ¡es lo mínimo! ...Y te lo debía”.



28 comentarios:

lolo dijo...

Es parecido juzgar a los vascos como etarras.
La cultura abertzale se la han dado gratis en las ikastolas.

Venga, no os tiréis al degüello; es un ejemplo que se me ocurre. Siendo simplista, todo siendo simplista, que es más complicado todo.

A los furibundos islamitas se la reparten, gratis no sé, en las sinagogas.
Y luego están los que pueden leer con más calma, los que saben leer y escuchar y trascender los tópicos. La incultura es gratis, también.

Pero siempre habrá a quien le interese manipular a los otros; terrorismo, fundamentalismo, religión o cultura.
Cualquier religión y cualquier cultura.

Pero antes de todo eso, iguales.
Con henna, sin henna, con el grupo sanguíneo que sea: somos iguales.
Nos tratamos como si no lo fuéramos.
Porque nos creemos mejores. Ahí Ana puso el dedo.

Al final...tremendamente injusto.

Driver dijo...

Llevo tiempo dándole vueltas a una idea que no logro encajar.
Compré un libro viejo en la Cuesta de Moyano, en Madrid.
Historia de la guerra.
Resulta que las divide en cortas y muy sangrientas, las fraticidas, entre hermanos.Guerras civiles.
Y luego las clasifica en largas y extremadameente sangrientas.
Las guerras de religión.
Vienen los años que duraron, los ejércitos, las batallas, el número de víctimas, etc.
Haces números y la mayor cantidad de víctimas se producen en las de religíón.
...
Y luego analizas las religiones, y si te vas a lo básico, todas hablan de un Dios de bondad.
Y sigues indagando en la historia, y los hombres la lían.
Y de qué forma.
...
Voy a decir una chorrada, lo presiento.
Supongamos que todos lo hombres nos sentimos más o menos iguales, y creemos más o menos en un Dios de bondad aparentemente semejante al del vecino.
Y las jerarquías desaparecen.
Y los gobiernos y los políticos dejan de usar la religión como arma arrojadiza.
Y nos comunicamos directamente con el JEFE; cada uno a su aire.
¿Es una utopía?
¿La manía de darnos leña está escrita en nuestros genes?
No sé, no sé.
Tal vez sea un pardillo, me haya equivocado de siglo, o ambas cosas a la vez.
...
El caso es que cada vez rezo más frecuentemente.
Preferentemente solo.
A un Dios cada vez menos definido.
...
Y el caso es que me siento bien.
Bien sí, realmente bien.
...
Hay días que me resulta más cómodo moverme entre lo divino que entre lo humano.

Hay menos ruído.
Y más nueces.

lolo dijo...

Pues sí, Driver.
El Jefe, es el único que nos puede cambiar por dentro. Hacernos humildes.

No cambiará el mundo, pero tal vez podamos mirarnos como El nos pensó.

Driver dijo...

Parece que por ahí van los tiros, Lolo.
Aunque te diré que más que mirarnos como El nos pensó, me resulta más gratificante mirar al mundo como El nos sugirió.

Tendía a ver lo externo como un mundo agresivo, y miraba mucho para dentro.

Nones,nones y más nones. Renones, vamos.

Y poco a poco me adietraba en mirar lo externo como algo que puedo cambiar, algo en lo que puedo influir.

Al principio un radio de medio metro. La mesa, el teléfono, las cosasa que tenemos a mano.

Luego unos diez metros; digamos los familiares, la gente del curro.

Más tarde unos treinta metros. Ya entraba algún desconocido, gentes de otras razas con nombre y apellido, los árboles, cosas así.

Y un día, simplemente rezando pude ampliar más el círculo.

Hasta la Antártida.

Y ese día ,al darme cuenta de la potencia que el Jefe es capaz de introducir en nuestros motores, corrí como una centella conduciendo un ferrari rojo a toda velocidad.

Una sensación de potencia y control, como nunca me había imaginado.

Dios es para mí la gasolina de 95 octanos que mueve mi máquina.

Atravesando autovías, recorriendo sinuosas carreteras secundarias.

Bajo la ventanilla y lo siento.

Un chorro de aire fresco.

Donde las ideas se multiplican.
...
No sé ponerle nombre a la sensación.

Es tan real, que no sé nombrarla.

Driver dijo...

Y ahora que lo pienso.
Si mi religión fuera el Islam, y me cominicara diréctamente con el Jefe.
Tal vez correría en un camello, a toda velocidad, por el desierto, y sentiría la misma brisa fresca en la cara.
...
Me da que es una simple cuestión de perspectiva.

El concepto es básicamente el mismo.

Eso sí, sin hombres entre tú y el Jefe.

Solos frente a frente.

Como El nos pensó.

lolo dijo...

Justo, sí.
Iba a escribir antes ..mirar como El mira. Pero me pareció pretencioso. Qué más quisiera yo.

Pero sí se puede intentar mirar como El lo pensó. O adivinarlo. O imitarle. O intentarlo.

En la comprensión del círculo más pequeño, el de tu mesa camilla, se contiene la Antártida.
Y es bonito ir descubriéndolo.
Yo creo que al final, ése es el Cielo.

lolo dijo...

Vuelvo a leer.
Potencia y control, no. Para mí, no.
Es confianza y abandono.

Y no todo me va bien, te lo aseguro.

D dijo...

El cielo.
El cielo me lo imagino como un sitio donde TODO es gratis.
Porque aquí, en la Tierra, lo tienes que pagar TODO.
...
Siento que lo que es gratis es lo mejor de la vida.
La sonrisa que provocas.
Una idea.
Bailar.
Platicar.
Escribir.
Pintar.
Rezar.
Levantar el ánimo.
Sobreponerse.
Imaginar.
Compartir lo aprendido.
Contar historias.
Vencer al miedo.
Reunirse.
Reirse.
Llorar.
Amar.
Olvidar.
Vencer.
Aplicarse un cuento.
Retrotaerse.
Bañarse.
Costear.
Solucionar un desaguisado.
Despedirse.
Nacer.
Morir.
Crecer.
Aprender solit@.

Todo gratis.

En una palabra. Drivear.

El cielo en la Tierra.

lolo dijo...

El cielo en la tierra...es anuncio de otro.
Pero yo, que creo en el otro, me lo imagino más tipo...la Antártida, conociendo todos sus secretos y amándolos.
No sé, es una figura, por poner algo.

También podría buscar la palabra, pero es demasiado imposible encontrarla. Ya verás, ya verás. Nos lo contaremos.

Blancael dijo...

Tendemos a generalizar en todo, como dice lolo los vascos son etarras, yo que soy de pamplona, me han llegado a preguntar, que si pertenecía a eta,a lo cual me quede totalmente estupefacta, y eso gente de aqui de Tarragona, de eso hace años , pero me lo preguntaron más de una vez, increible¡¡¡
Y como esto todo, no todos los musulmanes son malos, ni terroristas, pero es lo que más se oye, y todo llevado a los extremos es malo.Para mi ese es el problema, llegar al límite de las cosas,y no tener tolerencia hacia los demás.
A mí personalmente lo que no me gusta del islam, es el trato a las mujeres, que ellas lo tienen asumido, pero visto desde el punto de vista occidental, me parece un poco deprimente.
Pero nunca llueve a gusto de todos no?
un beso

D dijo...

Como hace muuucho que no le pegamos un gaviotazo a Sunsi, pues eso, un gaviotazo.

GAVIOTAS EN EL ACANTILADO

No eres la más sabia ni la más fuerte.
Simplemente tienes mucho que perder.
Por eso te arriesgas.

En las islas del mar Báltico las gaviotas anidan en los acantilados.
Es un sitio como otro cualquiera. El acantilado.
Somos muchas.
Unas creyentes, otras agnósticas.
Las hay incluso aconfesionales.
Pero todas somos aves.

Nuestra vida discurre en un devenir continuo entre la pesca y el nido.
Un día y otro también.

Los vientos de este mar son afables. Normalmente.

Aquel jueves de noviembre el viento roló al norte y se mezcló con la furia de las nubes grises.
...la tormenta estaba a punto de comenzar, ....el miedo se apoderó del alma de todas las gaviotas de la bandada,...no había ni una que supiera nada...nada de lo que había que hacer en una situación así, era imposible contener al enemigo, la lluvia, el frío y el miedo. El miedo.

¿De qué sirve vivir si te atenaza el miedo?

¿Qué pasará dentro de una hora?

Estábamos atrapadas entre el acantilado y la tormenta. Si te vas malo, si te quedas peor.

Sólo había un ave que intuía lo que había que hacer.

Una sola ave para tomar una decisión.

Un segundo de gloria o una eternidad en el infierno.

La señora miró de frente a la tormenta. Salió del nido espoleada por su instinto.
Sus ojos azules tenían la belleza de la edad y la determinación del genio.

Si hay que morir lo haremos con dignidad.

Desplegó sus alas y se dejó llevar por el viento del norte.
El primer envite del vendaval la arrojó contra las rocas.
Se lastimó en las alas pero su alma permaneció intacta.

Lo volvió a intentar con las alas pegadas al cuerpo.
Se dejó caer y sin planear entró en barrena.
Directa al vacío.

Y cuando estaba a punto de estrellarse, abrió súbita y dolorosamente su velamen, lo extendió con orgullo y arrogancia.

¡DIXIT!, -gritó-

Y la vieja ave logró encontrar la pirueta de salida, la acrobacia sentida para escapar de la trampa del viento del norte.

Marcó el camino para que el resto de la bandada la siguiera.

No eres la más sabia ni la más fuerte.
Simplemente tienes mucho que perder.
Por eso te arriesgas.

Gaviota madre.


Un segundo de gloria o una eternidad en el infierno.

ana dijo...

ME HA ENCANTADO LEERTE HOY.

La primera vez estuve en una ciudad musulmana fue en Estambul. En esa Turquía ya occidentalizada por Mustafa Kemal Atatürk. Y a pesar de esa occidentalización se respiraba ese otro mundo. Te envolvía, y se sentía cierta atracción. Tanto, que al regreso deboré el libro "De parte de la princesa muerta", de Kenize Mourad.

Las calles, la suciedad, los hombres por delante de las mujeres, muchos hombres por la calle, muy pocas mujeres, mujeres árabes (todas de negro), mujeres con sus pañuelos tapando sus hermosas cabelleras, sonriendo siempre entre ellas... todo tenía otro sonido. Todo era diferente. Las sonrisas (son enormes e inmensas). La oración. La calle. Los ojos de la gente.

Nos pateamos la ciudad... inmensa... pero mira que la pateamos, que nos la comimos... qué años de juventud!!!

Tu post me lo ha recordado.

"Hola, Lola, Cocacola...Carmen... a todas horas nos hablaban... llegabas a un bar... y ponían rumbas"... jajajaja

El Dolmabahçe, la mezquita azul, la basílica de Santa Sofía, el palacio de la Mil y una noches, las termas, la fortaleza Rumeli, El Bósforo, navegar hasta las Islas Príncipe, el mercado de las especias (ahí se me metió todo el color y el olor de la ciudad... ¡qué impresión!) Pero lo que más me impactó... aquel pobre, un ser humano harapiento y sucio que estaba dando limosna a otro pobre... a otro ser humano en apariencia con peor estado aún. Me impactó, lo juro. El no daba lo que le sobraba, daba de lo que tenía.

Y pensé... ¡cuántas cosas desconocemos de los otros mundos, de los seres humanos que son diferentes, simplemente por distancia, porque no hemos tenido el valor de acercarnos! Problema de lejanía, y de miedo también... a los desconocido. Y a saber que no, que no somos mejores.

Yo si tuviera que definir Estambul en esos diez días que allí pasamos tendría en los labios una única palabra, HOSPITALIDAD. Por lo demás, fundamentalismos... en todas las religiones, en todos los países y pensamientos los hay.

Precioso post...
... y además, me me has hecho pasear por tiempos pasados.
Qué gran recuerdo Estambul para esta pueblerina!

lolo dijo...

Ana, qué centrada eres, y qué suave.
Qué buena, qué suerte.

Te lo digo en serio, me calmas.
Cómo vuelven las cosas a su sitio cuando escribes.

No es halago. Es que lo noto y te lo digo.

ana dijo...

deboré = devoré

jejeje

:((

:))

;))

ainsssss

ana dijo...

Lolo... que me pongo tontinaaaaa!!!

Un saludo enorme... que ya nos queda menos... de junio...

"...es que es un mal mes, junio!!!"

Vosotros sí que me habéis centrado un poco a mí... ya lo creo... en estos inicios de pataletas infantiles y derrotas maternales... que pronto empiezo...
ainsssssssss

Cuánto te agradezco las risas... no lo sabes bien!

D dijo...

Ana, ¡tu cuento!
¡Recooooorcholes circunflejos autoinductores recalcitrantes!
¡Que noooooo alcansoooooooo!

ana dijo...

Ahhhh... y a la Sunsi de hoy... que permanece en un cerebro entre sarraceno y musical.

Gracias por Leonard Cohen. Inmejorable!!!

Hoy en tu casa... como que no apetece salir de ella!!!
Encima Lolo me suelta un piropo... ains... que no me quiero irrrrrr

ana dijo...

Driver... haya paz.

Cada cosa su tiempo.
Cada tiempo su espacio.
Y cada espacio su posibilidad.

Luego ya estará... la criatura.

Espero tu cuento con emoción.
Y tranquilidad.

Ya llegará...
... que todo llega.

;))

Pero no le quites ni un solo minuto a tu tiempo de inquilino creador... no nos dejes sin cuentos aquí, en la casa de Sunsi.

lolo dijo...

Yo creo que Sunsi está hoy repercutida por su atracón de morfosintáxis de ayer, la pobre.

A mi ciudadana de 14 la tengo paseando por la terraza, como una presa. La he mandado porque no se concentra, dice. Mañana se examina de Sociales, final.

No, no recéis todavía, guardemos para las Matemáticas. Esas ciencias tan exactas que no hay forma de comprenderlas. Ay, el hombre; cuando no lo ve es que no le ve, eh?. Somos así de inexactos e incompletos.

El don de la sabiduría es tarde para que nos salve. Yo pido, simple y llanamente un milagro.

Mi ciudadano de 15, mañana Religión. El mejor de la clase, dice él. Bueno, él siempre es el mejor, tiene la suerte de estar convencido. Esa autoestima, que no decaiga.

Para cenar, croquetas...congeladas y ensalada...de sobre. Les encanta, no creáis. Había pensado proponerle, a él, una vuelta a la manzana. Pero me espero para verle la cara y ya si eso... En fin, es que junio es muy mal mes, y que lo digas.

D dijo...

Vale Ana.
¡A tomar viento!
Cancelo las citas.
Apago el móvil.
Tiro el teléfono fijo por la ventana.
Escondo las llaves del ferrari.
Preparo la cafetera.
Y empiezo el tuyo.
...
Acabo de terminar uno para un familiar de la casera Sunsi.
Me lo he pasado pipa.
...
Para el tuyo me tienes que dar más datos del maromo.
Te llamo.Ok?

D dijo...

El 27 de Agosto, a medianoche y 30 minutos, mirar al cielo.

El planeta Marte será la estrella mas brillante en el cielo

será tan grande como la luna llena

Marte estará a 55,75 millones de kilómetros de la tierra

No os lo perdais

Será como si la tierra tuviera dos lunas

La próxima vez que este acontecimiento se producirá, está previsto para el año 2.287

Avisadas quedais.

Hermanas.

Sunsi dijo...

Lolo, Driver, Blanca y Ana. Driver, bendito tú entre estas tres mujeres. ¡TRES MUJERES!

Lolo, me recuperé del atracón. Driver y lolo: os habéis puesto muy trascendentes. Bueno... de hecho el post es trascendente.Cristianos, judíos y musulmanes... monoteístas. Tres religiones que creen en un Dios, en un Creador.

Yo, conversando con Mina, aprendí mucho. Mina es picapleitos. Su despacho está entre los juzgados y el apartamentito donde vivía Jesús. Una poliomelitis la dejó mal parada, pero ella no se achica.

Me cambio de ordenata. Se nota quie el tema está más relajado porque tienen colapsados los cacharros...

Un saludo

Sunsi dijo...

Recalo en el portátil. He estado un ratillo hablando con Blanca. Tenemos algo muy divertido en común. De cuando en cuando, las "consuegras" nos ponemos al día.

... "¿Sres. del Cacho? Aquel viaje que tenían contratado en el Corte Inglés...". Tan seria que parecías Blanca.

Se la he devuelto..."Adiós, vasco-navarra". Sé que no lo soportáis. O vascos o navarros.

Nos vemos pronto. Un cafelito en Reus.

Besos, guapa.

Sunsi dijo...

Me gusta leerte, lolo. Mucho.Creo que ya te lo he escrito más de una vez. Menudo tandem con Driver...

Mi Jefe, que observo que es el mismo que el vuestro, es quien me ha enseñado que somos iguales. Basta con leer su biografía. Viene todo en el Evangelio. Yo procuro tomármelo en serio. Cuando toca bromear , me apunto la primera... Pero hay cuatro cosas, cuatro pilares ... o cinco -es un decir- que ahí sí que hay que ponerse serio.

Qué lástima que el que nos creó a su imagen y semejanza vea cómo devaluamos esa imagen... o que nos inventamos la imagen. Éste sí... éste no...

Es cierto. No es fácil. Luego, en el día a día, llega Paco con las rebajas... y hacemos de los pilares saldos. Pero al menos sabemos que están ahí. Y en el fondo de los fondos creo que todo se reduce a lo mismo: ¿He intentado amar en esta circunstancia, cuando me he pasado por caja y me atendió X...? ¿Lo he intentado, al menos? ¿No? Perdón, Dios. No me comporté como un hija tuya. Mañana volveré a ponerme las pilas...Mejor dicho...mañana me pones Tú las pilas. Yo sin Ti no soy nada...

Y ya que estoy de paso, que pueda dejar alguna pisada amable... para el que pise después, sea quien sea.

Visto así, deja de ser tan complicado...

Sunsi dijo...

Anita. Hay gente trasparente y hay gente opaca. La gente transparente deja pasar la luz. Por eso irradia luz serena. Ése, creo, es tu secreto. Que no es secreto porque se puede palpar a través de la pantalla.

Gracias, niña...

Sunsi dijo...

A ti, Driver, te dejo para el final. La confianza es un asquito, ¿verdad? Driver ... un Inquilino tan antiguo... llevas galones...

Y hoy te has quedado descansado. Descansa... con el cielo, la tierra, la Antártida, las gaviotas que surcan el espacio... Escribir lo que a uno le sale de las narices es lo más reconfortante que existe. Yo, ya sabes, te lo y después cierro los ojos. Y continúo con el viaje imaginado.

Gracias siempre, Driver.

alejops dijo...

Qué bien Sunsi.
Del Islam se pueden aprender muchas cosas buenas. A saber, por ejemplo:
1.- La conciencia del carácter sagrado de Dios, el respeto por el Misterio que nosotros casi hemos perdido.
2.- El conocimiento y el seguimiento sincero de la propia religión, que les lleva a ser incapaces de vivir sin ella, a aprender las escrituras, etc. Cosa que también hemos perdido los cristianos, ¿no?

En cualquier caso, el problema es muy complejo, no se puede simplificar tan a la ligera y decir "todos creemos en lo mismo". Yo creo en un Dios que se hizo hombre con todas sus consecuencias y que tendió un puente entre lo humano y lo divino basado en su misma Persona, creo que su Persona es el Camino. Y esto no es dividir, sino poner en claro y con sinceridad mi fe.

El tema del diálogo interreligioso es apasionante, si lo entendemos bien.

Sunsi dijo...

Gracias por el reate final, alejops. Es cierto, nos une la creencia en un solo Dios. Pero mi Dios, tu Dios, es personal, está siempre cerca... es Padre. Y el Hijo se hizo hombre. Y gracias a su amor nos sopla el Espíritu Santo... que a veces se nos olvida y nos acordamos muy poco de Él y de sus dones.

Ellos respetan mucho a Jesucristo. Una gran figura espiritual, dicen. De lo que no tenía ni idea es de que creían en los ángeles. Me quedé perpleja y Mina aún se ríe ahora.

Yo me alegro mucho de haber conocido a musulmanes que viven su religión. En Ceuta, rodeados de cristianos, se acentúa más. El Ramadán, que no pensaba yo que lo vivían tan a rajatabla. Pues sí. Los que conocí sí. Mina me dijo que están dispensados si van de viaje. Y algunos aprovechan para hacerlo y saltarse el ayuno. "Allá ellos y su conciencia. Quien les juzga es Allah. De Allah no se pueden esconder porque ve en lo más profundo de nuestro corazón", me contestó. Ni agua beben. Y lugo los católicos nos ponemos dramáticos por el miércoles de ceniza y el viernes santo...

Emilio, un cristiano mahorita, nos decía que elproblea es que ellos no tienen un guía espiritual único. "No tienen Papa". Y las interpretaciones del Corán van un poco poco por libre. De ahí la violencia de unos pocos que hacen tanto daño.

Mina me regaló sus libros sagrados."Tú los cuidarás. Me gusta este respeto mutuo".

En fin... Si vuelvo a Ceuta será para ver de nuevo a Mina y a su familia... y a Emilio. Y a esos musulmanes de los que aprendí mucho.

Un saludo y mil gracias por tu comentario