miércoles, 14 de abril de 2010

Tal vez... hasta pronto.

Dejo el blog apoyado en un árbol... bajo la sombra. No sé por cuánto tiempo. Voy hacia donde sopla el viento... para poder avanzar. Gracias por entrar, por comentar, por acompañarme en estas páginas... un lugar donde he  compartido y aprendido de vosotros en ese  empecinamiento de querer "pensar de oficio".
Nos vemos... Gracias de nuevo.


56 comentarios:

monty dijo...

Mirando el video me tienes... Muda.

Anónimo dijo...

Sunsi, Carros de fuego...quina música més xula!
Mil petons i torna aviat.
Eulàlia.

Modestino dijo...

Hasta pronto¡¡¡.... hasta siempre¡¡¡¡

lolo dijo...

No quiero ver el video ni nada. Lo que tú hagas es bueno. Un día te digo lo que es tu casa para mí. Lo que me das. Setenta veces siete, gracias.

Espera Sunsi... espera.
Confía y espera.

ana dijo...

Yo me quedo a la sombra de ese árbol, al lado de tu blog. Te espero.

:))

Ana del guisante dijo...

¿Toca esperar? Espero. Condición: si me necesitas, silba.
Besos grandes

Sunsi dijo...

Es preciosa la música de "Carros de fuego", Monty. Y tiene mucho significado. Es como un caballo que va al trote y se va animando hasta que consigue galopar.

Un beso. Hasta pronto.

Sunsi dijo...

Petons, Eulàlia. Et truco, val?

Sunsi dijo...

Jurisconsulto Modestino... siempre hasta siempre.

Un saludo desde tu/mi Tarraco.

Sunsi dijo...

Me quedo con la última frase, lolo. Es justo la que necesitaba... Razón de razones.

Un beso, hedbana.

Sunsi dijo...

Ana...que tienes mucho que hacer...
¡Idea! Te regalo la bici de la foto.

Gracias, hedbana. Mejor así: ;))

Sunsi dijo...

Pesolet... A veces pasa. ¿Será que me hago mayor...? Prometo silbar. De Tarraco a la Terra ferma hay un tiro de piedra.
BSSSS

Driver y Sarita dijo...

Nosotros NO te decimos hasta pronto y menos hasta siempre.
Te decimos:VAMOS POR TI.
Así que prepárate.
El ataque te puede venir por cualquier flanco.

Somos tú y tú eres nosotros.
Innegociable.

Sunsi dijo...

Quién se atreve a hacer negocios con vosotros, par de dos... Mejor me aclaro por mail, que si desaparezco de la república llaman a la poli y eso...

Colega inquilino, dos contra uno. Jugáis con ventaja...

Mariapi dijo...

Sunsi, amiga, aquí me tienes cuando quieras y puedas.
Tu sabes, filóloga, lo maravilloso que es el verbo esperar...Un abrazo con todo mi cariño.

Marta dijo...

Nos vemos!. Hasta que tú quieras, besos, muchos besos

El alegre "opinador" dijo...

Espero que hasta muy pronto ¿no?
Besos.

tomae dijo...

...yo creo que en 14 días como mucho Sunsi está por aqui...

Natalia dijo...

Hola Sunsi, habría querido escribir antes pero esperaba verte ya que por aqui me daba un poco de cosa sinceramente... Me ha encantado mucho todo. Me gustaría poder tener tu mail. Me ha ayudado, sobretodo tu redacción de la fragilidad de Dios (o algo asi), tu buen humor, tu frescura y espontaniedad, tu inteligencia en cuanto a muchas frases acertadísimas para decir cosas que a veces son dificiles (quizás porque aun no se han "reconocido", como decía un contacto tuyo en algún enlace creo).
Mejor te escribo por mail porque son muchas cosas las que me han ayudado, sobretodo también las redacciones sobre el amor; tú has dado mucho aquí porque veo que has compartido mucho. Tengo grabada la frase de que el marido te lleva de la mano y nosotros nos dejamos aunque nos aprete, que nosotras somos más débiles y ellos son nuestro complemento, o algo asi, no es literal y dicho asi parece una perogrullada pero tú lo escribiste de una manera que me hizo verlo con nuevas luces.
No has dejado que pasen los días y has actuado, y eso es un ejemplo, una valentía.
Perdona por mi osadía de opinar pero creo que sería injusto guardarmelo.

Besos y me alegro mucho de haberte conocido; un antes y un después en mi vida, aunque parezca exagerado pero es asi.
Al abrir el blog estos día algo me decía que, de alguna manera esa bici estaba llegando al árbol. No sé porque.
Un fuerte abrazo y gracias por tu cariño. (recuerdos a Blanca)
(mi mail es nbruguerasphil@msn.com)

Me olvidaaba de decirte que me admiró qué fuerza la tuya de seguir tan al día todos los comentarios ¡y contestarlos todos! etc, felicidades por tan maravilloso "globo" (este domingo hacemos el bautizo y por fin ya dijimos ayer los padrinos, que tarde!, gracias por acompañarnos y ayudarnos con los niños ese ratito)

Anónimo dijo...

Sunsi!!
Saco la cuarta voz de la canción de Demis Roussos y la hago polifónica!!!!!.... para que podamos organizar nuestro show particular el dia del reencuentro.....
Siempre serás "petita engruna"!!!!

Bego dijo...

Esperaremos Sunsi guapa...creo que me he perdido algo no??
Un beso bien fuerte.
Bego

Nicolás dijo...

Gracias por todo y... ¿hasta pronto?.

Saludos

ana dijo...

Pues... he cogido la bicicleta. Subida a ella he recordado tiempos de infancia. Doy vueltas haciendo ochos entre los árboles. No me sale otra cosa. doy vueltas haciendo infinitos ochos. Es una tarde tranquila de primavera. No llueve, y el sol tímido va asomando entre nubes.

Al final, termino dando vueltas sobre un mismo árbol. El árbol en el que estaba apoyando la bici. Y lo siento como si fuera mío. Me imagino como un perrillo fiel, dando vueltas sobre el lugar en el que un día aparecerá su dueño.

Pensativa, sigo dando vueltas sobre el árbol. Me paro. Apoyo la bicicleta en el árbol. Y me siento en el suelo a esperar, inclinada sobre el árbol veo pasar el tiempo.

Saco un libro que llevaba en la mochila, y me empiezo a leer. No me sale otra cosa... y te espero.

Gracias Sunsi, por todas las cosas buenas que nos has regalado. Y también, por la bicicleta. Que conste...

Biela dijo...

Vivir no es sólo existir,
sino existir y crear,
saber gozar y sufrir
y no dormir sin soñar.
Descansar, es empezar a morir.
Gregorio Marañon (1887-1960) Médico y escritor español

Estar preparado es importante, saber esperar lo es aún más, pero aprovechar el momento adecuado es la clave de la vida.
Arthur Schnitzler (1862-1931) Dramaturgo austríaco

Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único.
Agatha Christie (1891-1976) Novelista inglesa.

Driver dijo...

Cada vez que frenamos, el paisaje se mueve más despacio.
Y es el momento de tomar la iniciativa, con un buen ataque.
...
Nos creemos que la complejidad de los avatares nos arrastrará a un remolino.
Pero no.
La primera ley de la Termodinámica te lo demuestra de forma matemática.
Pones las ecuaciones de la vida en formación, las cuadras un poquito, examinas sus relaciones, las dejas reposar unos días al baño María y...
Surge el algoritmo simplificativo que te reduce la matriz de ecuaciones a una de primer grado.
Dos o tres intentos, resuelves la ecuación sencilla, das la vuelta a la simplificación, y se van resolviendo todas las ecuaciones.

Entonces te redimes, sueltas el pie del freno, pisas gas y sales.

Sales volando.

Sunsi dijo...

Esperar... fumando y otras cosas, Mariapi. Y Drum. Experta ya en liar cigarrillos. Esta crisis...

Muchas gracias, Mariapi.
Un beso de mater a mater.

Sunsi dijo...

Por supuesto, Marta. Cuando quiera no... ojalá... Cuando pueda, Marteta.
Y si fuera en la orilla delmar, mejor que mejor. O con los pies al aire, como tu foto.

Un beso, amiga retrobada...

Sunsi dijo...

Eso espero Opinador alegre. Porque querrá decir que hay brisa suficiente para caminar.

Un saludo afectuoso para ti y tu dueña (Habrás observado que no me olvido nunca de ella... Me da la nariz que tiene un peso específico importante... y es de la cosas que me alegran.)

Sunsi dijo...

Tomae... No lo sé. Son bastantes años de blog. Este "Pensar de oficio" y el anterior, que aún no entiendo por qué se ha perdido en el ciberespacio. Ya me gustaría que fuera dentro de 14 días. Pero lo dudo... No depende ni de mis ganas ni de mi voluntad.

Un saludo, tarracoferma.

Bego dijo...

Sunsi eres un solete siempre pensando en los demas...tu generosidad no tiene precio.
Gracias por tanto.
Un beso enorme.
Bego

Sunsi dijo...

Natalia... guapísima. Qué alegría leerte. Qué bonita familia la tuya.

Eres muy generosa con tu comentario. Me ves con muy buenos ojos. Demasiado... Tienes los ojos de la buena gente, sencilla, sincera, llana, generosa...¡¡¡jovencísima!!!

Espero verte por ahí. Muy pronto.

Un beso fuerte. Rcuerdos al sr. de la cárcel, ja, ja...

Sunsi dijo...

Magda... Me pido la voz más grave. Fumar me ha cascado las cuerdas vocales. Como dice Mireia L.... igualita que Bárbara Rey. ¿Ande andas tú...? ¿En Barna?

Bssssssssssssssss

Sunsi dijo...

Bego. No digas esas cosas. Si siempre te llevo conmigo. Ya lo sabes. Pero eso es la amistad, ¿no?.

Ya ha llegado mi "partenaire" (me hizo gracia que Modestino lo llamara así) y ha conocido al Súper. Tela la mesa redonda. Con consellera y todo, oyes. Por lo visto ha sido interesante.

Mare de Déu... Cómo está el patio de la enseñanza...

Un beso. A ver si encontramos el hueco, que parece que estemos gafadas.

Sunsi dijo...

Gracias a ti, Nicolás. Sigo sin saber quién eres, pero da igual. Me ha gustado mucho que entraras y comentaras. Siempre amable, optimista...
Soy yo la que que agradecer.
Espero que hasta pronto...
Un saludo afectuoso.

Sunsi dijo...

Querida Ana. Hay que ver... lo que te da de sí una bici aparcada bajo un árbol. Te la regalo...¿Te imaginas ir y volver del hospital en plan "Casa de la pradera"? ¡La leonesa de la bici! Como en las pelis...

Gracias, Ana. La de cosas que hemos vivido desde la distancia. Parece mentira. Me lo cuentan hace unos años y no me lo hubiera creído. ¡Viva intenné!

Un beso, hedbana diminuta.

Sunsi dijo...

¡Biela! Cuánto tiempo... Echaba de menos tus citas. ¿Puedo elegir? Me quedo con la última:

"Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único."
Agatha Christie

Parece dedicada. Gracias. Igual me muero sin saber qué escribirías de tu puño y letra. Pero cada cual se expresa como quiere. Y está muy bien sa forma peculiar de responder con citas acertadas.

Un saludo...

Sunsi dijo...

Driver. Que te debo un correo.

"Entonces te redimes, sueltas el pie del freno, pisas gas y sales."

¿Sabes qué te digo, Diego? Que, dando la vuelta a según qué temas, es una suerte tener la oportunidad de que las ruedas friccionn con el suelo... incluso que uno trague polvo. Cuando siempre estás sobrevolando no te enteras. Y no caes en que hay historias reales que te redimen ... y que no te dan permiso para sentarte.

"Pisas gas y sales". ¿Por qué siempre das en el clavo?

Gracias camarada. Un beso a la Ministra y a tus dos muchachas.

MIC dijo...

Ya sabes donde estoy, y no me refiero al blog.

Un beso enorme

Sunsi dijo...

Ya lo sé, Luisa. Muchas gracias, solete.

Un beso para esta fuguilla del sur.

Anónimo dijo...

Snif snif...quel dommage, con lo mucho q me gustaba leerte!!!

Un abrazo fuerte, cuídate niña hermosa.

ahhhh y deja de fumar... q me han dicho q es malo.

Marta

Montse Viver dijo...

Sunsi, comprendo a todos los que haceis un descanso, como ya hizo el amigo Antonio Azuaga, pero siempre volveis, por lo tanto hasta pronto y cuidate mucho la salud, que es primordial para todo.

Un petó i una gran abraçada!

Sunsi dijo...

Marta. Perdona el retraso en la respuesta a tu comentario tan cariñoso. Te mando un beso que no creo que tarde demasiado en llegarte. Estás a un tiro de piedraaaa.

Gracias. Hermosa tú.

Sunsi dijo...

Gracias, Montse. Más que descanso es un parón forzoso. Supongo que lo vientos cambiarán de dirección y podré reemprender el blog.

Un beso muy fuerte y una ABRAÇADA...

maleni dijo...

Es cierto que leo aquí más que comento...y de verdad Sunsi....hay momentos en que uno debe dejar esa bici apoyada en el árbol porqé así se retoma el paseo con más ganas y más ímpetu........me alegró verte el otro dia........muchisimos besos

Sunsi dijo...

Mª Elena, guapa. Pero si es la primera vez que comentas... Y justo con la bici parada.

Hay bastantes razones por las cuales uno puede dejar la bici bajo la sombra. Una de ellas es repostar. Para coger fuerzas hay que "comer". Otra es "dar de comer". Tú sabes que los hijos tienen una boca muy grande.
Por supuesto que hay otras... personales. Es bueno repostar. A veces, necesario. Y otras ... casi obligado.

Gracias por entrar, Mª Elena. Me ha hecho mucha ilusión. Un beso fuerte. Cuídate mucho.

tomae dijo...

Sunsi, si te dije que eran 14 días ahora te digo que faltan 5...
Además esa bici cuanto menos es de Bahamontes y tu cunato más eres como Induraín, gracias por estar.

+saludos

Sunsi dijo...

Tomae... Ya lo tengo calculado. La fecha coincide con la festividad de la Virgen de Montserrat. ¿¿¿Qué pasa ese día???

Me parece que te voy a regalar unas gafas. Pobre bici...Está más pa'llá que pa'cá. Te agradezco mucho el comentario. Pero es que no sería capaz ni de esas subidas domingueras al Loreto...Cada semana hay más ciclistas; con lo estrechita que es la carretera.

Por cierto. Tienes un blog muy especial. Me gusta de verdad.

Un saludo agradecido.

Zambullida dijo...

Seguro que has tomado la decisión correcta. Nos dejas con buen sabor de boca: una foto preciosa que habla por sí sola y la música de Carros de Fuego ¿Qué más se puede pedir?

Ya sabes donde encontrarme.

Un fuerte abrazo.

Hasta pronto, Sunsi, hasta pronto.

tomae dijo...

Sunsi,

tienes un e-mail.

;-)

Anónimo dijo...

Hola Sunsi, hoy es la festividad de La Virgen de Montserrat a la cual yo le tengo mucha devoción. Echamos de menos tus comentarios y te exhorto a que vuelvas. Estamos contigo para lo que necesites.

Un beso.

Toñin.

Driver inquilino dijo...

PLAN A SEGUIR


El inicio de tu existencia fue una historia de lagos,pescadores y flores en una ciudad donde no habían lagos, ni pescadores.
Las flores en cambio estaban en todas partes.

Esta es la historia.

En aquel país imaginario existía un gran lago, en sus orillas unos pueblos blancos y en el centro del agua, emergía un islote.

Aquellos parajes, habitados por honrados pescadores,eran bañados por la luz tenue del mediodía y mecidos por brisas caprichosas.

La población se dedicaba a la pesca y a la agricultura.

La afición más extendida en toda la comarca era el cultivo de las flores.
Todo el mundo tenía un jardín. Los vecinos se enorgullecían de sus retoños y competían entre ellos para obtener las flores más vistosas y de colores más singulares.

Con el tiempo, la fertilidad de la tierra y el buen clima, aquella comarca parecía un vergel.
El conjunto de campos, praderas y colinas se iba alfombrando de todo tipo de flores y de colores.

Bueno, a decir verdad, no todo era un vergel.

Aquel inóspito islote emergía en el centro del lago, con un triste y desolador aspecto.

Un buen día, la asociación comarcal de pescadores tomó la decisión de intentar embellecer aquel paraje. Nadie antes lo había intentado, y al fin y al cabo eran ellos los que más cerca estaban del islote en su trabajo diario.

Durante años, los pescadores se acercaron con sus barcas, aparejos de escalada y utillaje de jardinería al islote.
Los resultados de aquella singladura fueron descorcentantes. Las semillas, se las comían los pájaros. Las pocas especies que lograban florecer, no eran tan fuertes como para poder resistir la fuerza del viento. El terreno no disponía de nutrientes suficientes.

Aquellas primeras dificultades, fueron tan determinantes que los pescadores decidieron desistir de su empeño durante una buena temporada; concentrando su atención en labores científicas de investigación, a nivel teórico al principio, y más tarde a nivel de laboratorio.

Fueron años difíciles, de estudio e investigación, en los que se abrían muchas puertas, otras simplemente se entornaban y algunas se cerraban de golpe.

Las conclusiones de aquellos estudios lejos se encontraban de alguna verdad absoluta. Se escribieron muchas tesis, pero ahora se trataba de ponerlas en práctica.

Surgió una nueva generación de pescadores .

Eran especiales, y te voy a explicar porqué. Tenían que ser buenos navegantes, el lago se embravecía con frecuencia. Buena complexión atlética, los escarpados riscos del islote así lo exigía. Excelentes horticultores, la dificultad del terreno lo hacía imprescindible. Y sobre todo, y aquí viene lo más difícil, hombres de fé, ya que su trabajo tenía tal repercusión en la vida de la población, que en cada intento se dejaban un trozo de su corazón. Al fin y al cabo sólo eran pescadores.

Driver inquilino dijo...

Aquella mañana de agosto, nuestro pescador salía a trabajar. Tomó su barca, las semillas y su instrumental. Nada más amanecer, la estela de su barca rompió la tranquilidad aparente de la superficie del lago. Tras un buen rato de navegación se encontró de nuevo con las rocas, en el acantilado del islote. No era nada sencilla la operación de desembarco. El movimiento de las olas provocó la pérdida de las primeras semillas. Al saltar a tierra, nuestro pescador recibió un fuerte impacto en el tobillo. Se levantó una fuerte brisa y bajó la temperatura. Aquellas no eran las mejores condiciones, pero él reanudó su trabajo.

Escaló el acantilado con la incertidumbre de no saber con que condiciones atmosféricas se encontraría arriba. La penosa ascensión provocó que otras semillas rodaran acantilado abajo y se perdieran entre las olas.

Una vez en la cumbre, una tormenta de verano le sorprendió. El agua se desplomó durante dos largas horas. El pescador se refugió entre unas rocas a sotavento.

Observaba, observaba todo, con ese instinto científico que le hacía preguntarse por el porqué de las cosas; con la pretensión de adentrarse en lo desconocido; la extraña mirada experta de un niño curioso.

Cuando una tormenta de verano acaba, la tierra se abre un poco, se enfría superficialmente mientras en su interior conserva el calor del estío; es un momento singular, donde la naturaleza, si bien conserva sus leyes eternas, rompe un poco la inercia térmica, aumenta su porosidad y abre una puerta a la esperanza.

Fue ése el preciso momento aprovechado por el pescador para sembrar en la cima del islote las semillas que le quedaban.

Así fue como empezó todo.

Y así era como vivía este pescador.

Que sea este cuento un agradecimiento y una ayuda, para aquél que luchando con las dificultades de la ciencia, no se entristezca por las flores perdidas, que siendo muchas, son necesarias para que otras florezcan.

El pescador, al final de la jornada, viendo el islote del lago cubierto de sus flores, sabrá que mereció la pena.

El inicio de tu existencia fue una historia de lagos, pescadores y flores en una ciudad donde no habían lagos , ni pescadores .

Las flores en cambio estaban en todas partes.

Sunsi dijo...

Es imperdonable el retraso, Zambullida. Disculpa... Muchas gracias por tu comentario. ¡Cuánto tiempo sin pasar por tu casa...!
A ver si lo remedio.

Un fuerte abrazo

Sunsi dijo...

Oído cocina, Tomae.

Muchas gracias...

Sunsi dijo...

Gracias, Toñín. Te digo lo que necesito....¡¡¡Una trobada con los Cachos de Badalona!!! Ya sé que ahora es mal momento. Hay exámenes y demás. Pero lo echo tanto de menos...

Cuidaros mucho. Un beso para todos.

Sunsi dijo...

Driver, camarada... Una Historia-con mayúsculas- con una moraleja de esperanza. Sí. Es cierto. Siempre hay un resquicio por donde se cuela la esperanza. Aunque humanamente parezca que no hay ninguna posibilidad. Como las flores del islote.

Siempre te agradeceré esta forma de enfrentarte a la vida. Se contagia.

Un saludo, Inquilino.Eres lo mássssssssssssss