jueves, 1 de septiembre de 2011

1 de septiembre.


Qué deprisa o qué despacio han transcurrido este par de meses anteriores. Depende del punto de mira. Si gran parte del curso gira alrededor de unas vacaciones ... o si las expectativas puestas en el verano son muy altas, si le pedimos mucho al tiempo de ocio... es un visto y no visto. La fugacidad se muestra descarnada.

"Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida
cómo se viene la muerte
tan callando,(...)

(...)

No se engañe nadie, no,
pensando que ha de durar
lo que espera,
más que duró lo que vio
porque todo ha de pasar
por tal manera."

(Coplas por la muerte de su padre. Jorge Manrique)

Cuando salta a la palestra el tópico del tempus fugit, inevitablemente recuerdo estos versos. No se corresponde a una visión negativa del paso del tiempo. En mi caso, estas coplas son el espejo más nítido de la realidad que avanza inexorablemente; son un recordatorio de que nada se estanca ni permanece inactivo. El devenir, con esas piernas largas que no se detienen, son el surco por donde transcurrimos. A simple vista se sintetiza en un año menos o un año más... depende del objetivo. A simple vista... A simple vista arrancamos hojas del calendario. Y llega el otoño "tan callando" o enfundados en el griterío del "alma dormida".

Con el paso del tiempo me pasa que me asaltan interrogantes. Nada se detiene. O sabes más o sabes menos. O amas más o amas menos. O empujas tu carro o eres empujado por la riada de los acontecimientos. O dominas tu vida o eres dominado.  A veces cronología y cambio no avanzan en paralelo.

1 de septiembre. ¿Partimos de -1 o de +1? Apartando en la cuneta si tienes más o tienes menos...la pregunta que me parece crucial: ¿soy más o soy menos? ¿este septiembre es un paso nuevo o la recomposición de lo que se ha lastimado para poder empezar de cero? Tal vez sean momentos de re-conquista.




¡Felicidades, Artur!

14 comentarios:

Modestino dijo...

Las Coplas de Jorge Manrique son como un pozo sin fondo: hacen pensar mucho y son de una belleza sublime.

sunsi dijo...

Hasta tal punto, Modestino, que no se concibe la historia de la literatura española sin ellas.
Este mes : "avive el seso y despierte...";-)

Un saludo y gracias, Modestino.

sarracena infiel dijo...

Creo que los años pasan y se cuentan no tanto en función de los meses naturales, sino de curso en curso.

Así, septiembre - día 1 - en el primero del año, con sus esperanzas, sus reencuentros, sus buenos propósitos.... veremos lo que da de si

A unos les lleva a una habitación vistas, a otros a la búsqueda de un nuevo espacio mental; a otros pocos, al inicio de su futuro y a todos, a afrontar el otoño, el tiempo de acumular para el invierno..

MIERDA ¿tendrá razón el qequeño cabroncete y me ablando? Noooooooooooo

Driver dijo...

Dos palabras ciertas: aquí estamos.

La gran ciudad despierta del letargo veraniego, el vicealcalde se pega una gran toña en su moto, en el Congreso de los Diputados se ven caras con ojeras, vuelta de vacaciones, el tejido económico que está haciendo nudismo en
medio de La Castellana, los chinos empiezan a abrir bancos en Madrid, los museos exponen nuevos cuadros ante la mirada atónita de los japoneses, los teatros vuelven descorrer el telón de las ilusiones declamadas, el Teatro Real se abre como una perla en los Mares del Sur, María se ha enamorado y alguien escribe un poema de soledad.

Ruge la gran ciudad.

Tiemblan los cimientos de la Civilización.

Dos palabras ciertas; aquí estamos.

Me voy a comprar un buen impermeable para ir al Camino de Santiago.

Lo quiero de color azul.

Es mi capricho otoñal.

susana dijo...

Sí que parece que el año empieza realmente en septiembre. Un beso.

Leles dijo...

En septiembre me doy cuenta de lo poco que queda de año y me asombro de lo rápido que ha pasado. Siempre.
En septiembre espero ansiosa la llegada del otoño, cálido, pálido y recuerdo con una sonrisa en el rostro los buenos momentos que el verano me regaló.
Septiembre es un pasillo de sensaciones y sentimientos.

Po cierto, en latinoamérica (en algunos países, no sé si todos) el curso se acaba en navidad. Sabios, así acaban el año al mismo tiempo.

Biquiños

lolo dijo...

Menos 1 siempre.
Septiembre, mi mes preferido.

sunsi dijo...

Querida Sarri... No te preocupes. Tu "reputación" sigue intacta. Esosí...A hedbana rana le ha hecho ilusión que, por una vez y sin que sirva de precedente, no te haya salido del hígado una onomatopeya. Igual es porque el tiempo pasa para todos y queremos entrar en septiembre con una zancada segura y algún que otro objetivo. De momento, buscando el espacio en la mente. Ahí es nada.
Empieza la cuenta atrás...
Con Dios y agradecida por tu benevolencia.

sunsi dijo...

Cómo se nota, Driver. Las playas empiezan a estar a medio gas. Los coches salen de sus guaridas mucho más temprano para aterrizar en el trabajo. El amanecer tiene otro color. Parece que sol está también preparándose para el otoño. Los escolares ultiman los últimos preparativos y recopilan el material escolar. No han empezado pero en la mente circulan otros planteamientos. Y todo en apenas dos días. Cambio de marco y de obra de teatro.

Este verano me lo he pasado en el patio de butacas...

Ahora solo pido salud para poder materializar las andaduras que, de momento, solo están en mi cabeza.

Feliz entrada de curso, camarada.

sunsi dijo...

No sé qué visión tendremos cuando hayan volado los polluelos del nido. De momento, cuando empieza septiembre salimos de la temporada de ocio más larga, hemos roto el ritmo y hay que volverlo a retomar, los hijos estrenan curso escolar con todo por aprender, desconocemos todo lo que sucederá hasta que llegue el próximo agosto... Lo más parecido a un nuevo año.
A ver qué tal se nos da, Susana.
Un beso.

sunsi dijo...

Leles. Eres de las personas más positivas que "conozco", aunque solo te conozca a través de tus palabras. Cuando vas sumando años, esa sensación de que el tiempo parece que vuela es más patente. En septiembre te sorprendes con todos los cambios que se producen, sobre todo en los ciudadanos. Empiezan ciclos, los terminan... Todo son novedades. Incluso el famoso cambio de horario que recorta una hora la luz de la tarde... Del otoño yo mejor me callo, leles. Para algunos no es plato de gusto. Me alegro de que lo describas con tu natural optimismo.

A saber qué nos depara este nuevo curso. Sin ir más lejos, a ti te ha caído un trabajo extra: ser la secre del colega;-)))))))))))
Un petonet, galleguiña.

sunsi dijo...

Hedbanísima sintética...¿Ya estás de vuelta? ¿Vas a llenar el hueco que nos has dejado? ¿O sigues todavía donde pasas tus merecidísimas vacaciones? me alegro de tener noticias tuyas. ¡Septiembre! Algún cambio este curso, ¿verdad? ¿¿¿-1???
Es que no creas que es fácil interpretar tu comentario telegráfico.

Te echo de menos... Un beso, lolo.

Mariapi dijo...

Sunsi, septiembre tiene el carisma "nuevo", pero en realidad lo de empezar es cada día.
Me comentaba ayer una amiga que al morir hace poco su padre recordó cuando él cumplió 50 años, y ella empezaba a ser "consciente" de la vida y proyectos de él desde fuera...y que se había sorprendido de cuantas cosas-ilusiones-trabajos-empresas inició su padre a partir de esa edad... Septiembre+50=El mejor momento.

Un abrazo, gracias mil.

sunsi dijo...

Gracias a ti, Mater.
¿No te pasa que algo que has oído durante años hay un día que dices...¡eureca!..., y lo descubres como si fuera la primera vez que lo escuchas? Más o menos esto me pasa... ¿Quién dijo tarde... si cada día es nuevo? Tal vez la inmovilidad externa de este verano haya servido para algo... ¿Recuerdas la teoría aristotélica del cambio? Seguro que sí. De potencia a acto y acto que vuelve a ser en potencia... Veo destellos que iluminan "partecicas".

Un beso especial, Mariapi. Gracias siempre por aportar esta visión amplia , con horizonte,tan necesaria...