lunes, 5 de septiembre de 2011

De horarios y desorden...


Se me ha hecho extraño el inicio del curso académico de los ciudadanos universitarios. Una semana antes que la colegiala. No sé por qué he recordado aquellos tiempos en que todos empezaban a la vez. Follón de libros por forrar, rescate de material escolar que se podía reutilizar, reparto de bolis, lápices de números distintos (a veces hacía trampa)... La sala de estar parecía un chiringuito. Mochilas preparadas que se iban llenando poco a poco... ¡¡¡Y marcar!!! Batas, polos...Probar faldas y pantalones... Y la cara de pocos amigos de los que ya se veían  en las aulas antes de hora y se resistían a admitir que "el final del verano llegó..." Hasta el último día no estaba todo listo porque resulta que no era Manley sino Plastidecor... 

Se solía inaugurar el curso el 15 de septiembre. Vuelta al orden y a los horarios clavados.

Afortunadamente lo de terminar el cole es gradual. Me llegan a contar que la república sería lo más parecido al "Hostal Royal Manzanares" y me da un vahído. Este año la peque empieza el Bachillerato. Probablemente almorzará tres día en casa. Le he echado un ojo a los distintos organigramas y no cuadra ninguno. Me parece que ya lo escribí en un post el curso pasado. Igual es que me obsesiona el talante hippie a las horas de comer. Y he pensado en aquella frase que dice: "si no puedes con tu enemigo, únete  a él." He buscado en Mr. Google la autoría y resulta que está recogida en el libro El arte de la guerra del chino Sun Tzu. Ya se ve que el tema va de  batallas y estrategias. Si los horarios son hippies, vuélvete hippie.

Pienso... estoy pensando un sistema para que no cunda el caos.

  

17 comentarios:

Marta dijo...

Es más difícil cuadrar los horarios que meter 6 elefantes en un Seiscientos (hoy quedaría más "in" decir en un Smart).
No toca otro remedio que sacar humo haciendo plannings de éste sí, ésta llegará a las 3 y la otra hoy no que tiene prácticas...total para acabar comiendo sola porque resulta que el que sí ha decidido estudiar un rato más en la biblioteca... ¿Y si les damos unos euros para el menú? piensa Sunseta, piensa por mi que aún no he dado en el clavo.
De momento sigo con el estilo hippie!

sunsi dijo...

Gracias, Marta. Ya sé que mal de muchos... pero me consuela no sabes cuánto. Y tengo dos ciudadanos menos que tú... pero el jefe también va en el pack.

Si quieres que se coma con ... lo que algunos denominarían "tono humano"... no veo yo cómo. Pero lo que no puede ser es empezar las comidas a las 13 h. y terminar a las 16h como pronto. Vamos... decir no puede ser es de tontos porque es.

Con la de cosas gordas y graves que suceden todos los días y yo preocupada por cuadrar horarios. Y para mas inri, horarios de comida, cuando hay tanta gente en el mundo que ni la huele...

Sigo pensando. Y de momento, como tú, hippies con una flor en el pie.

Un beso, morena

Leles dijo...

No sé si es de hippies, lo que está claro es que os lo debéis de tomar con filosofía.
Recuerdo esa etapa en casa de mis padres. No coincidíamos casi ninguno para comer, y eso que éramos 4.
Mi madre debía de salir a las dos para el trabajo, mi padre, supuestamente venía de una a dos (porque otros días o no venía o se retrasaba), mi hermano a las dos y media y yo a partir de las tres (siempre que no tuviera prácticas, que entonces era más que un caos).
Total, que nos dejábamos notitas los unos a los otros encima del plato y, como siempre, a mi me solía tocar fregar todo.
Es una parte más del "sarao".
Biquiños profe.
Yo tampoco cuadro en horarios y me toca comer todos los días con el jefe y con mi compañero. De no comer con los míos, al menos, no como sola (bueno, hoy sí, que no está ninguno de los dos).

susana dijo...

El problema es que varios acaban tomando comida recalentada y no es lo mismo. Pero no queda otro remedio que acabar recogiendo la cocina a las cuatro. Suerte. Un beso.

Mariapi dijo...

Sunsi, no creo que sea un tema baladí. Precisamente en este momento, como en tantos otros en los que hay situaciones difíciles, de miseria y hambruna, creo más nunca en "la comunión de los santos", y creo que con mi actitud en el trozo de realidad que me corresponde, en la que de verdad puedo actuar, estoy contribuyendo a mejorar otras realidadesmucho más dolorosas. Desde ese punto de vista, mis churumbeles son "mis hambrientos"...con horarios incompatibles, y líos...pero toca sacar la imaginación y fastidiarse a estar medio día organizando, comprando, guisando, recogiendo...Yo ahora estoy en plena diáspora, pero durante muchos años he sufrido 4 y 5 turnos de comidas...y encima a casi todos había que llevarlos y traerlos. Un lío auténtico. Pero valió la pena.
Cada temporada situaciones y soluciones nuevas. ¿Sabes en lo único que no claudiqué? Al menos una comida todos, si no puede ser la comida,fué la cena, y si no, el desayuno...
Un besico, seguro que logras sacar lo mejor.

sunsi dijo...

Querida leles...mira que he estudiado filosofía por un tubo y ahora no sé cómo aplicarla. Será que la filosofía no toca estos temas jajajaja... ¿Sabes qué pasa? Que el asunto es tanto en comidas como en cenas. El jefe nunca se sabe cuándo acaba juicios... y no perdona el deporte a última hora del día. Nos llevamos una juerga a propósito del paddle... Además tengo un ciudadano hippie: el primogénito. Dice "voy a merendar"... a la hora que los peques de una familia empiezan a cenar.

Osea , leles, me lo voy a tomar con...pragmatismo;-) Casi que me apunto a taichi Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm...
Y lo salpimento. Gracias, preciosa.

¿Hay sarao? Ergo, hay vida

sunsi dijo...

Buenos días, Susana. O que cada uno se recoja lo suyo. Es lo mínimo...Y yo como un inspector, a supervisar. Es que si no se lo curran no saben lo que cuestan las cosas.

Gracias, Susana. Un beso.

sunsi dijo...

Mater... Ahí. Dándole. A todo lo que comentas apuntando alto, querría añadir algo que no quiero que se pierda: la re-unión familiar. Está claro que la hora del almuerzo es imposible. Creo que, con un poco de buena voluntad de las partes, se puede llegar al consenso a la hora de la cena. Este fin de semana, convocatoria de asamblea en la república. Empiezo a redactar el borrador del orden del día y que añada el jefe...

La experiencia es un grado, Mariapi. Te agradezco que la hayas compartido. Un beso gordo.

Ana, princesa del guisante dijo...

De acuerdo con la Mater. Al menos una comida-unión al día. De ley. Un beso

paterfamilias dijo...

Si vieras cómo teníamos el comedor de casa hasta hace unos días: libros, carpetas, libretas, estuches, material escolar de todo tipo, papel de forrar ...

De momento no tenemos ese problema con la comida. Todos comen en el colegio. Ya veremos qué pasa el día de mañana (que está a la vuelta de la esquina).

Me parece que te enviaré e-mails preguntándote sobre todo (y ahorrándome así las reuniones del cole ;-)

tomae dijo...

...como yo plancho, esos temas se los dejo a M.

sunsi dijo...

Pesoleta... Mater sabia y con experiencia. Dicen que lo mejor es enemigo de lo bueno. En este caso, como bien dices, una comida juntos al día. Veremos en qué queda y si se mantiene.

Me alegro de que estés de vuelta.
Un petó, Princesa.

sunsi dijo...

Pater. Con tanta criatura, puedo imaginarlo.
¿Usáis aeronfix? Yo acabé con forro de plástico duro. Con las prisas quedaban unas "bufolles"... (ahora no me sale la palabra en castellano)

Te he cascado un rollo en tu post... Los seres humanos somos contradictorios. Ahora resulta que con tan pocas reuniones en el cole, cuando hay una parece que aterrice.Y qué vacía la nevera de papeles y avisos ... Eso sí, todos llegaban comiditos. Buenos tiempos.

No...no valen los e-mails;-)))Te veo de cabeza en todas las reuniones.

Un saludo, pater. Seguro que te cunde.

sunsi dijo...

¿Planchas, Tomae? Pues no te hacía yo en estos menesteres... O sea , tú planchas y todo lo demás para M.
¿Tengo que decir M. o la puedo nombrar? ¿Os ha tocado ya alguna reunión como a Pater?

Esto parece un interrogatorio. He visto que has actualizado. Voy, broder-filosófico.
Te dejo un enlace. Punset en estado puro:
http://www.youtube.com/watch?v=g6AynCjSMd4&feature=results_video&playnext=1&list=PL9849E6D84B10B0F7

una oreja dijo...

...a mi me planchan.

sunsi dijo...

¿Cuando hablas por teléfono con la persiana? Si no sé a quién pertenece la oreja no sé qué broder eres. Porque eres un broder fijo. Me temo que el jr. ...
¿Te ha gustado el enlace?

Zambullida dijo...

Me da apuro comentar, por aquello de ser soltera y no tener familia a mi cargo. Tal vez, tal vez, eso de hacerse un poco "hippy" sea, después de todo, la solución. Puede haber flexibilidad y un cierto "desorden" sin necesidad de llegar al caos. Las personas están, además, por encima de los horarios. Estoy segura de que encontrarás la solución perfecta, la que mejor se acomode a vuestras necesidades, aunque a otras les parezca rara. Recuerda, además, que los españoles somos expertos en improvisar y obtener magníficos resultados. Besos, Sunsi.