martes, 20 de enero de 2009

Tiempos...


Me he pasado por la casa de Modestino antes de escribir algo, todavía no sé exactamente qué ... Sí sé lo que provoca que ahora esté frente al ordenador. Ayer encontré una carpeta llena de papeles descoloridos: escritos, poemas, reflexiones de mis 18 años y de mi época de facultad.



Me he encontrado con la Sunsi de antaño ... cuánto tiempo y cuánto ha llovido desde entonces. Releo y noto un cierto ramalazo de lo que escribe hoy el propietario de "Cajón de Sastre". No son escritos... son trallazos. Pumba, pumba y pumba. Y punto pelota. Algunos poemas cargados de tristeza literaria... ficticia. Sigo buscando... demasiado abstracto todo ... lunas inventadas ... soles que no calientan... "girones de llanto y angustias vertebradas que rechinan en un rincón cerrado"... todo demasiado barroco... poco creíble... poco humano. Le faltaba alma. O si la había, daba tumbos... "Y yo , ilusa -poeta acaso- pretendo buscar un espacio silencioso entre la multitud para poder amar en paz".


De lo que sí estoy segura, de lo que no me cabe la menor duda, es de que iba tras el amor. Y que esa búsqueda era dolorosa. Se nota a la legua. Y en algún momento da la sensación de que tiré la toalla: "Vivir en el absurdo a veces es abandonar la memoria. No luchar a veces, abandonar la voluntad y sumergirse en una neblina espesa. Dejo los zapatos fuera. Me gusta andar descalza. De cuando en cuando es bueno clavarse algún cristal... lo dijo mi abuelo después de morir".


Tristeza que empiezo a pensar que no era tan inventada como imaginaba al principio. Porque me empujaba a escribir. Demasiadas referencias a esta mujer de negro.
"Te mostraré la ceniza,
el polvo de la noche oscura
que no sabe amar el día.
Te mostraré el clavel
marchito, triste...
sólo amó un instante;
una mano le secó el alma.
Triste alegría
de un clavel muerto
quizá en una estantería
polvorienta, fría.
El sol no sabe,
no puede acariciarlo.
La lluvia...
no puede saciarlo.
Triste clavel frío."


Y entre los papeles descoloridos, una libreta de tapas azules con anotaciones de Juan Ramón Jiménez, Salinas ... y más poemas escritos con letra pequeña y una fecha. Y en una hoja suelta, Alberti.

"Gimiendo por ver el mar
un marinerito en tierra
iza al aire este lamento
¡Hay mi blusa mariera!
Cómo me la inflaba el viento
al divisar la escollera"


Sigo revisando. Buf... Mucha tela que cortar. Me voy acercando demasiado y los recuerdos empiezan a tener voz. Cambio y corto. Y os dejo unos retazos de recuerdos. Cuánto ha llovido, gracias a Dios... Y "gracias a la vida que me ha dado tanto...". Y gracias a Dios, que ha dispuesto que lloviera...






19 comentarios:

ana dijo...

Encontrar las palabras de lo que sentimos siempre es entrañable... pero no olvides que nuestra voz, la presencia, se sustenta no sólo en lo que fuimos, también enlo que seremos...
... Y SOBRETODO, EN LO QUE SOMOS.

El presente es nuestra verdadera presencia, y ahora tiene un sonido especial, ahí están todas esas voces que nos aturullan el día a día. Que nos dejan sin tiempo, pero que nos lo dan todo a su vez.

Alguien siempre nos recordará por lo que AHORA SOMOS.

(Voy a preparar el desayuno estupendo de mi peque... y a despertarla... este puede ser uno de sus recuerdos. Aquello que haga posible mi permanencia cuando ya mi voz no pueda ser oída).

Buenos días a todos.

Sunsi dijo...

No, Anita, no lo olvido... por la cuenta que me trae. Pero es que me quedé sorprendida... por esos escritos, que son míos y en los que ya sólome reconozco un poquito, menos cada vez.

Entonces era presente. Y ahora es presente. Y la evolución es algo que te da qué pensar y, a la vez, es una sensación agradable por lo mucho y bueno que has podido ir acumulando.

Gracias por u comentario. Siempre atin.as

Driver dijo...

Textos de juventud.
Como la mujer que espera en el espigón la vuelta del marino.
Al atardecer.
Pasea por el malecón, junto a las olas.
Y traspasa la línea prudente del estallido de la mar.
Mojándose la cara con las gotas divinas.
Frente al oleaje de la vida.
Palpitando cada frase.
Donde el espigón termina, y empieza la eternidad.

Modestino dijo...

Yo creo que a todos nos pasa lo mismo. Yo tengo pocos textos de juventud: no escribía poesías y las cartas las acabo tirando en cada traslado.

Pero sí tengo demasiada memoria para recordar hechos, reacciones, decisiones, .... y con frecuencia me descubro poniendo cara de verguenza. Pero no se trata de eso, cada momento es cada momento.

Sunsi dijo...

Textos de juventud... muchísimos, Driver. Una carpeta llena de papelitos que indican que escribía con lo primero que pillaba. Creí que la había perdido en un traslado. Ni me acordaba. Como dice Modestino es de un momentos.. o unos cuantos momentos. Hace alrededor de 30 años.
Me acordaba de Heráclito. "Todo cambia; nada permanece" No es cierto. Es nuestra evolución. Y me doy cuenta de que lo que escribimos un día tiene mucho que ver con lo que somos. Es la semilla que no cambia, pero crece de una forma u otra dependiendo de cómo hayas echado raíces, de si ha crecido enuna zona sombría o a la luz del sol, de si la azotado la brisa marina o se refugiómen la Meseta, de si se posaron pájaros y se encontraron a gusto como para decidir construir allí un nido o nunca nadie se acercó. Los derroteros de la vida... que entonces desconocía.

No me avergüenzo... sólo me sorprendo de alguna inquietud que ya estaba allí entonces y constato la rotundidad, a veces, de la juventud. Dicen que la ignorancia es atrevida. Pues sí. Atrevida y dogmática.

Un saludo desde Tarraco.

ana dijo...

Bueno... no quería parecer experta de nada... y menos, de la vida.

Ahora me he leído... y me he sonado a mi misma fatal... y la vida es muy variada...

... así que cada uno... con sus cosas... y su perspectiva de las cosas.

Máster en Nubes dijo...

Creo que entiendo lo que dices. Quizás hay que verse a una misma en plan amiga. Esa que fui es esa que soy yo ahora pero a la vez no, intentaré su amistad, no la olvidaré, pero tampoco pensaré qué equivocada estaba.
Sé que te miras hoy y ayer con cariño porque miras hoy y ayer a todos con cariño. No seas tú menos ¿eh?

Y hoy estás aquí porque ayer estuvistes allí. Santa paz. Y para adelante.

Driver para Ana dijo...

Ana: escribe.
No habrá nada tan espectacular, tan potente, entrañable y eterno, como la voz de una madre.
Ni nada tan creativo como las experiencias de la comunicación vital con un ser nuevo que viene al mundo.
Puedes rebuscar en miles de bibliotecas, hablar con cientos de madres, incluso epasar decenas de tesinas.
Pero la simple voz de una madre, superará cualquier expectativa.
Porque esa voz es el sonido de la tierra.
No nos dejes sin esa música, por una simple cuestión de relecturas.
Escribe una vez, y compártelo.
Ésa es la vez que vale.
La primera.
Ana: escribe.
Nos interesa.
Ahora que empiezas a soltarte el pelo, deja que veamos cómo hace olas con el viento.

ana dijo...

Gracias Driver.

No sé qué más puedo decir... de momento. Me has dejado sin palabras.

Gracias.

Máster en Nubes dijo...

Estoy con Driver, escribe en internet -mejor para todos que tuvieras un blog, compartiríamos- o, si no quieres, por otro lado. Estoy segura de que lo vamos a disfrutar, y tú también.

Ningún día sin una línea, se dice ¿no?

pepa dijo...

Bueno, bueno, bueno, bueno - lástima de falta de sonido: los buenos van con tonillo, que se pierde -

Hedbanas todas, somos hoy gracias a lo que fuimos ayer.

A veces, con arrepentimiento.

Otras, con alegría.

Algunas, con dolor, sangre, sudor, lágrimas............

Aprender, crecer, madurar........

Procesos que requieren esfuerzo, voluntad, entendimiento.

Como decía la hedbanna nada-pastoril el otro día, mudando la piel.

Evolucionamos,

Demos gracias a Dios.

Si tenemos suerte, aprendemos.

ConDios, hedbannas.


**** Veo que la sociedad BOMBOS MUTUOS está al borde de celebrar asan¡mblea extraordinaria.

Sunsi dijo...

Ya que lo apuntas, Pepa, pues vamos a ello. Venga los "Bombos Mutuos". Todos los que hoy habéis pasado por aquí, todos, tenéis muchas cosas que decir. Y es fantástico que las expreséis como lo hacéis, cada uno a su manera. Creo que podría reconoceros sin que dijeseis quiénes sois.

Ana. Rubrico lo que dice Driver y apoya Máster. Suavidad, sencillez, comprensión,... profundidad. Eso y más desprenden tus comentarios. Te leo y me quedo en paz. Eso es mucho, Anita.

Driver. Siempre pendiente de todos. Siempre dispuesto a regalar, a consolar, a animar, a empujar....desde el respeto y la libertad. Siempre chapó.

Modestino. La frase corta, acertada, ponderada en cada ocasión. Diana siempre. Elegancia y discreción.Si digo sabio sé que me rectificará... pero lo digo.

Máster. Máster es un reto. Ella es un reto; sus entradas y sus comentarios también. Ágil, generosa, sincera. La leo siempre y la mayoría de las veces me quedo con interrogantes interesantes y necesarios. Escritos trepidantes que te trasladan a su entorno con una facilidad pasmosa... también ralentizados que penetran en los sentidos. Es Máster.

Pepa. Incisiva, analítica... uno, dos, tres... Desgrana y atina. Alguna que otra vez me pondría un escudo porque lanza los comentarios y van directos a la razón. Me tengo que esperar antes de contestar. Sus análisis requieren un nuevo análisis. La sal, la pimienta. Y te pica porque tienes que rascarte.

Os digo todo esto y me quedo corta. Sois la familia de esta casa y cada uno ocupa un lugar que nadie puede sustituir.

Os agradezco mucho que estéis ahí.
Palabra.

pepa dijo...

Bueno, bueno, bueno, bueno, bueno................ uffffffffssssssssssss!

Sunsi dijo...

Agggghhh... Pero es cierto, Pepa ¿o no?

pepa dijo...

Hedbanna rana, hedbanna rana, hedbanna rana, se me arruga el entrecejo ...........

D para P dijo...

Pepa, cuento "concreto" dejéte donde la Máster, pero como la nubera corre que se las pela, cuando lo leas, será historia.
O Prehistoria.
Vete a saber, jovenzuela.
Velocidá lleva mi paisana.
Ni el Ferrari de mis sueños.
Tápate, no cojas frío, que este enero es durete.

pepa dijo...

Leílo, leílo, blandiblub.

Un día de estos os escribo yo un cuento y verás que contento (je,je) decimonónico, subordinado, coordinado, elegíaco, heroico y ditirámbico.

Con un par.

D dijo...

Esperólo con ansiedad.

Cuento contento, lector feliz.
Si escrito decimonónico es, lectura pausada será.
Si ditirámbico el párrafo, entusiástica la observancia.
Si sobordinado el adjetivo, coordinada la sustantiva.
Si coordinado el verbo, conjuntado el complemento.
Si elegiática la trama, simpático el desenlace.
Si heroico el argumento, refranera la consecuencia.
Si ditirámbico el ritmo, estrambótica la despedida.

Si fue escrito con un par, será leído por un trío.

Felices sueños ditirámbicos.

Máster en Nubes dijo...

El cuento es ESTUPENDO y muy Pepa oriented, focused, look alike... ;-)
Driver, you're the top, definitivamente.

Y ahora a dormir, pero ya.