lunes, 16 de febrero de 2009

Los "Miguel"



No quería dejar pasar el día sin un recuerdo a Marta del Castillo. Marta, que no aparece, que no la encuentran, que no puede ser enterrada y su familia no puede dar el paso al duelo, necesario duelo.




Los creyentes hemos orado por ella, por su familia... y por el asesino y sus colaboradores. Incido en el asesino porque, probablemente, es el que más lo necesita. Si su declaración es cierta, tremendo panorama el de un chaval que es capaz de semejante brutalidad.




Es de suponer que se pedirá un recrudecimiento de las penas. Un asesinato u homicidio cercano al trsiste caso de Mari Luz. Su padre sigue en la brecha. Intuyo un movimiento que se expande y penetra en la sociedad. Hay miedo. No es para menos.




En estos momentos pienso en los "Miguel"... al margen de los sentimientos adversos que puedan producir. "Este chico no me gusta para mi hija", comentó un día el padre de Marta. No puso un pie en su casa... su madre no lo permitió. Habló con ella. Le expuso sus razones ... "No era por los pearcings. Era por él. ". Marta salió con Miguel un mes, sólo un mes. Lo dejó ella... porque era posesivo, celoso... o quizá encajó definitivamente las piezas y alguna resonancia de lo que habló con sus padres funcionó como un resorte.




Marta tenía unos padres, unos padres que ejercían de padres. No sé mucho más. Sólo sé que Miguel no. Huérfano de madre y un padre que los abandonó.




Unos padres que ejercen de padres hacen eso: preguntan, dialogan, exponen sus dudas, ayudan a razonar... se preocupan y se ocupan de sus hijos. Y también, si se da el caso, son capaces de poner a un hijo de patitas en la calle... incluso acudir al Juzgado de Menores para denunciar si una determinada actuación, aunque sea la de un hijo, llega a un extremo que merece denuncia. Eso es preocuparse y ocuparse.




Los "Miguel" se han hecho en la calle, dando tumbos hasta que meten la pata hasta el asesinato u homicidio. No se trata sólo... únicamente... de recrudecer las penas.




¿Y si dehilvanamos la madeja hasta llegar al punto de partida?.El caso de Marta parece ser ya la gota que colma el vaso. La visceralidad es lógica, es humana. Pero también pienso que tire la primera piedra el que no sienta una punzada en el centro de la conciencia. La de veces que nos lavamos las manos. Y la de veces que se puede prevenir y se mira hacia otro lado.




Completamente de acuerdo con Javier Urra. Esta es una guerra de valores. De quien tiene el deber moral de transmitirlos y de los que deben suplir cuando hay ausencias básicas. Lo demás... parches... tiritas...

Marta, descansa en paz.



10 comentarios:

Diego dijo...

SOLDADOS DE FORTUNA.

Queremos pensar que el todopoderoso estado puede suplir las faltas que cometemos los ciudadanos.
Que los chavales que viven en centros de acogida, huérfanos y perdidos, se integren en una sociedad laica y libre, consumista y llena de falsas necesidades.
Y resulta que no.
...
Recuerdo a Las Hermanas de la Caridad. Recogían a los huérfanos y les daban no una familia. Dos. Una la de la congregación, siempre cerca. Otra la divina, siempre al lado.
Y esos chavales se convertían en ciudadanos responsables y trabajadores. Los ví. Era así.
Por mucho que busques en los medios de comunicación, nunca salen noticias como:"Juan, el huérfano que vivió 15 años con las hermanas de la Caridad, ha contraído matrimonio con María, y ahora trabajan en la panadería del pueblo de ...".
Esas noticias no venden. Ya no son interesantes. No molan mazo.
...
Los he visto. Adolescentes perdidos, inmigrantes con ojos llenitos de odio, chavales que se crían en la calle.
Y mientras que el asistente social que le cuida está en un máster sobre "ciudadanía y derecho a las vacaciones remuneradas", el chaval, sólo en una habitación de un centro de acogida, destroza una puerta por pura rabia.
Y queremos que luego sea un buen trabajador.
Imposible.
Sin buenos soldados no se gana batalla alguna.
Sor Inés,sor María y la hermana Azucena lo daban todo.
Porque las guerras se ganan con soldados arrogantes y desprendidos.
Aquellos que no temen a la muerte.

Soldados de vocación.

Modestino dijo...

Tanto el hilo como el comentario de Diego me han encantado. Pero muy pocos van a admitir que detrás de estos casos hay muchos déficits, demasiadas cosas que cambiar.

Ahora todo son manifestaciones: que si la pena de muerte, que si la Justicia cambie, ... esperemos que al menos ahora no le echen la culpa al Juez Tirado.

Tendríamos que pensar y mucho.

pepa dijo...

Hechos:

1. Nuestra sociedad es una sociedad enferma.

2. El Código Penal no educa, reprime.

3. La represión y el castigo nunca han funcionado como medios educativos.

4. Nunca "cualquiera tiempo pasado fue mejor", buen recurso poético, pero irreal.

5. Tampoco la familia es la panacea, ayuda, pero también la familia puede ser (y en muchos casos lo es) "la cámara de los horrores"

6. ¿Soluciones? No las tengo, ni las imagino, ni las adivino. Sólo puedo deciros que creo que el camino pasa por la formación, por la educación, por la cultura, por la justicia social, por la equidad, por la no violencia.

7. Aún así, no olvidemso que las sociedades (todas ellas) siempre producen sus propios monstruos, es inherente a la condición humana.

Diego dijo...

Nunca "cualquiera tiempo pasado fue mejor", buen recurso poético, pero irreal.

No estoy de acuerdo.
Escribo lo que vivo.Y ojalá no sea representativo.Ojalá.

En mi trabajo me toca reparar muchos centros de acogida. Inquilinos: huérfanos e inmigrantes, menores de edad.
Cuidadores: asistentes sociales, en dos turnos de ocho horas.
Desperfectos: puertas, paredes y muebles rotos (hechos ocurridos normalmente en el turno de ocho horas no cubierto por nadie).
Nombre de los pabellones:Bronx1, Bronx2,Bronx3.
Localidad:Madrid.
Titular:Comunidad Autónoma.
Año de referencia:1.980/2.009
...
Inquilinos: huérfanos en general.
Cuidadores: Hermanas de la Caridad.
Servicio H-24.Con un par.
Desperfectos:una maceta que se le rompió a Sor Inés en un descuido.
Nombre de los pabellones:Sagrada Familia, Virgen de la Fuensanta y Niño Jesús.
Localidad:Murcia.
Titular:Hermanas de la Caridad.
Años de referencia:1.980/2.009
...
Me gustaría equivocarme.
No sabéis cómo me gustaría.
...
Para mí éstos son los hechos.
Los que he visto con mis ojos.
Sin poesía.



...

Sunsi dijo...

Perdonad la tardanza. Hasta ahora no he podido sentarme con calma y con buen ánimo.

Todo está todavía en el aire. Pero los ciudadanos, llenos de rabia, han salido en tromba a la calle. El padre de Marta pide cadena perpetua... y muchos lo corean.
Sólo sé que ésta no es la solución.

Creo que todos lleváis razón. Me hace gracia tu coletilla, Modestino... Esta vez no le pueden echar la culpa al juez... Los culpable objetivos parece ser que ya los tienen.

Y ya no se trata sólo de culpables. Se trata de preguntarse dónde está la raíz. Claro que hay familias que son "la cámara de los horrores", Pepa. Y centros de menores, hospicios, que mejor no entrar porque no saldríamos, Diego.

Pero sigo preguntándome ¿dónde está la raíz de la amoralidad, de los casos cuya causa es que los chavales no saben dónde está el norte y dónde el sur?

Luego, la persona puede hacer atrocidades porque es libre... No obstante, cuando no existe ni siquiera remordimientos por lo que hice... sino por lo que me pueda pasar por lo que hice... Demasiados casos así. Los padres de niñas adolescentes están asustados...pero si escarbas un poco resulta que a los 14 años salen hasta la hora que quieren y se ponen un brazalete verde en la disco :"estoy libre... ". Y los papás tan anchos... por no querer parecer unos estrechos.

Finalmente van a chirona los amorales, los que nadie les ha dicho nada porque no tiene quién les diga. Son los de la cresta teñida con agua oxigenada, los de los percings... los "quillos" de turno.

Sinceramente creo que en este caso confluyen muchos aspectos que requieren una reflexión seria. Fundamentalmente las familias y el entorno que acompaña la formación de la personalidad de los críos.

Un saludo a los tres.

Máster en Nubes dijo...

Leí esta entrada ayer y los comentarios hoy. Estoy demasiado "en caliente" para escribir sobre esto, a veces es mejor esperar.
Y otros lo hacen muy bien, porque tanto Susni, como Diego y desde luego Pepa -cada uno en su estilo y apuntando a luces distintas- dais en diana.

Yo, más que el bruto, me pregunto por la chica que salía con el bruto. Lo hablé con Sunsi hoy. Brutos siempre habrá, pero ¿por qué una chica sale con semejante animal? Sin simplificar, creo que también hay que preguntarse qué hace que una chica como Marta salga con un borrico (ya lo era antes de matarla, luego es un asesino) como él.

pepa especialmente contestona dijo...

Excepciones a la regla siempre hay.

En todo caso, las Hermanas d ela Caridad conjugan en presente, no en pasado.

La alysión a tiempos anteriores viene a resaltar que, en todo tiempo y lugar, se han cometido hechos terribles contra la vida y la dignidad d elas personas en general y de las mujeres en particular.

Ocurre, sin embargo, que en nuestra época la información de cualquier suceso es inmediato instantáneo y eso sí supone una notable diferencia.

Por si alguien tiene dudas, recomiendo revise a los clásicos; tan es así que las tragedias gregas (Antígona, Electra, Edipo Rey) retratan con bastante precisión las naturaleza de las personas, de hecho, con tanta precisión que han servido par adenominar diferentes patologías.

Más hacia adelante, revisitación de nuestros clásicos ¿es posible dudar de la terrible realidad que subyace en La Celestina o en El Lazarillo, incluso en El Tenorio?

Y eso por no mencionar Dickens, Balzac, Dostoievski, Azorín, Pérez Galdós, Ibsen, Buero Vallejo, Delibes, Cela............

Todos ellos, retratan la sociedad de su tiempo en la forma en la que vivieron, algunos con extremada crudeza.

Así que, perdonádme, pero repito que la Arcadia feliz no ha existido nunca, acaso en nuestra imaginación.

Parimos nuestros hijos con dolor y nos ganamos el pan con el sudor de nuestra frente y, de vez en cuando, nos encontramos un trocito de Dios (de gracia, de divinidad) en la tierra, toma formas insospechadas y, por un momento, si sabemos verlo, nos volvemos a Su imagen y semejanza y somos capaces de apreciar la bondad, la belelza y la alegría.

D dijo...

¡Ahí me has dao, Pepa!
Tu último párrafo.
Buscar en la tierra lo divino,volvernos un ratejo a Su semejanza.
Apreciar la belleza y la bondad.
Siendo esto perfectamente compatible con la lucha diaria en el mundo real.
Y si lo escribimos, lo leen y lo provocamos...
Entonces, como dicen los modelnos:LO FLIPAS, COLEGA.
Busco eso, exactamente lo que has dicho.
Lo sabía.
La Balboa es mucha Balboa.
Atentos a sus comentarios.
Tienen más de una lectura.

Antonio dijo...

Hay muchos males de la sociedad actual que no se van a solucionar con parches. No vale decir "en mis tiempos..." y a continuación exigir mano dura (cuando de puertas para dentro no hay ni mano y menos dura). Educar es difícil y tarea de todos. Campañas de re-educación de varones agresivos, sí, pero también campañas para que las chicas no se queden abobadas mirando cómo el violento de turno se pavonea asustando a todos. Hay cada día más fallos de este tipo y me temo que irá a más, conforme estas generaciones a las que nadie ha puesto límites se conviertan en adultos caprichosos y mal formados para enfrentarse al mundo.
Un saludo y perdón por la parrafada.

Sunsi dijo...

De perdón nada, Antonio. Gracias por comentar. Comentar siempre aporta y enriquece. Y para más inri, profe de lengua. He visto tu perfil. No sé si tú también te has tenido que reconvertir en animador cultural.

Corroboro todo lo que dices.
Muchas gracias y un saludo