miércoles, 11 de febrero de 2009

Un artículo de Alberto Tarifa. Eluana, descansa en paz.


Gracias por mojarte, Alberto. "Clar i català", aunque residas en Granada.


"No he podido seguir con atención el "caso Eluana", sólo ahora que la hemos dejado morir me vienen a la cabeza imágenes desasosegadoras e inquietantes reflexiones. La imagen del niño detenido por la policía al intentar llevar un vaso de agua a Terri Schiavo, la imagen de la niña tragada por el barro ante las cámaras de televisión, la imagen del niño desnutrido vigilado de cerca por el ave carroñera.


¿Qué nos pasa? ¿Por qué estamos dejando de luchar por la vida y, en cambio, nos adormecemos alucinados por el hedor de muerte, acurrucados a la sombra de la guadaña? Parece que hemos vuelto a la noche de los tiempos, cuando algunos pueblos abandonaban a sus enfermos a la vera de los caminos, por si pasaba alguien capaz de curarlos, o cuando Esparta arrojaba al vacío a los recién nacidos débiles o con taras. Estamos recuperando los moritorios, los cementerios de elefantes.


¿Vamos a abandonar a nuestros prójimos a su suerte? ¿Vamos a ser abandonados? Eluana es un ejemplo diáfano de la pendiente resbaladiza de la cultura de la muerte: no había manifestado voluntad de morir, no se hallaba en estado terminal, no requería sobreesfuerzo terapéutico alguno..., y la hemos dejado morir.Me pregunto si a partir de ahora vamos a dejar morir a la gente; me pregunto si desde hoy nadie acudirá a tratar de convencer al que amenaza con suicidarse desde una azotea para que no se tire; me pregunto si aguardaremos a que mueran los accidentados en carretera entre un amasijo de metal, para retirar luego chatarra y huesos como la misma basura, que sirva mientras tanto como advertencia para otros conductores; me pregunto si deberíamos haber dejado morir entre el cemento a los inquilinos de la Torres Gemelas sin intervenir, hubiéramos salvado la vida de muchos bomberos y policías. De hecho, nuestros esfuerzos por combatir el hambre y sus causas están penetrados de palabrería y desgana, mientras despilfarramos en pirámides faraónicas y circos máximos para memoria de nuestras excrecencias culturales y solazamientos, respectivamente.


Y puestos a abdicar de un derogado deber de socorro, ¿dónde ponemos el límite? Quizá no debamos ya enseñar a las nuevas generaciones, ni reinsertar a los presos, ni perseguir el delito, ni, ya puestos, pagar a Hacienda: total, si llegado el momento nos van a dejar morir, ¿qué importa todo lo demás?


La ruina de los edificios no llama la atención hasta que arroja a la calle los primeros pedazos de cornisa; pero para entonces puede tener corroídos todos los cimientos. Nuestra oronda civilización presenta una bella fachada, aun cuando las aguas fecales llevan tiempo royendo los pilares y han empezado a desprenderse no ya las cornisas sino los balcones."


11 comentarios:

Driver dijo...

Sunsi: sacas a la palestra un tema muy complejo.
Voy a intentar emular a Pepa Balboa con un análisis ordenado, aunque conociéndome me da que me saldré antes de la cuarta curva.
Veamos:
1.- El artículo nos lleva directamnete al tema político y moral, tó mezclado cual mayonesa mallorquina (lo ves, ya me empiezo a salir).
2.- Cuando lees un artículo así, te queda un regustín como amargo, como que la vida es un disparate.
3.-Lo interesante de estos planteamientos son las preguntas que sugieren, en este caso la cuestión es: "¿Y yo qué hago?".

Dejo lo de los puntos ordenados pues me veo en el sembrao; improvisemos pues.

En democracia, para cambiar el avatar diario hay que cambiar las leyes, y para eso hay que ganar las elecciones y legislar desde ambas cámaras.Bien.No he dicho nada nuevo.
Pero...
Respeto a la gente que hace bien su trabajo. Enfermeras que cuidan a los enfermos terminales más allá de toda duda razonable. Educadores que motivan a los alumnos más allá de la reformas educativas de turno. Picapleitos que ayudan a los desheredados insolventes porque les sale del Wonderbrá.Camioneros que paran cuando ven un turismo con el capó levantado.Hermanitas de la Caridad que echan más horas que los leones del monumento a la Reina Cibeles, en Madrid.
Toda esta gente hace que el mundo sea un poco mejor. Lo que ocurre es que no "venden". Ni una reseña en los medios de comunicación.
Res de res.
Incomunicados como vivimos en el siglo de la información, nunca sabemos si este grupo humano es una minoría o estamos rodeados de gente salá.
...
Cada vez que voy a votar, me siento en un banco del parque y reflexiono profundamente cual pecador arrepentido, con las manos en la cocorota y todo, mirándome la punta de los zapatos y reflexionado sobre cual es la menos mala de las opciones. Humo me sale de la cabeza.
A todas las mujeres les gusta sentirse guapas y frescas. Y nuestra democracia no es una excepción. Con tres décadas de existencia, alguna arruguita le ha salido, y en nuestra mano está hacerle una limpieza de careto.
...
Así que cuando me hago la pregunta de marras: ¿Y yo qué?,quiero pensar que hay otras opciones más humanas en el horizonte diario de la política, que enlazan con el sentido común del ciudadano medio y que abren las puertas a un mundo menos agrio, con algo de imaginación.
Voy a hacer algo que no suelo, pues va en contra de mi natural timidez.
Voy a deciros que voto a Rosa Díez, porque me contó un cuento y yo me lo creí.
Tal vez me engañe a mí mismo. Tal vez la inteligente señora me defraude en un futuro.
Pero hoy por hoy, esta chica de treinta tacos que se llama Democracia, tiene derecho a sentirse guapa.
Y si para ello que botar (de echar por la ventana arrojándolos a la calle)a los vetustos planteamientos del bipartidismo, pues bienvenido sea.
...
Amo la democracia y la libertad.
Y para cambiar la realidad deshumanizada, no hay otra opción que coger un Kalasnikov y empezar una revolución o votar a una cuentacuentos que te haga sentir un poco más libre.
Votar para botarlos.
...
Y luego legislar con sentido común.
Y que las leyes se cumplan.
...
Soy consciente de ser un pardillo.
Pero con estos bueyes tengo que arar.
De momento.

ana dijo...

Driver... yo creo que estamos rodeados de gente salá... que no hace ruido. Los que hacen ruido son pocos, pero confunden mucho.

Buenos días!!!

... voy a ver si encuentro un poco de inteligencia práctica. Vaya cómo me he levantado hoy... toy cascarrabias!!!!!

pepa mejor calladita dijo...

Yo no digo nada, creo que me voy a estar calladita un rato, viendo si se me ocurre algo soñador, bucólico, poético........... y se me olvida la realidad.

En cualquier caso, Mc.D corazón, ha estado estupendo.

Y Anita diminuta, mucho mejor gruñona (que conste)

ana dijo...

Pepa... mis palabras quizá confunden...ejem... lo confieso... yo... yo soy muy cascarrabias, entre otras cosas...

..sólo que aquí no se me nota... aún, nada de nada... ;))

Los que ya me tienen caladita... hoy... ni se acercan... ainssss

Driver despeinandose dijo...

Sois de lo que no hay. Al final me tirais de la lengua y me vais a sacar mi secreto mejor guardado.
Si tuviera que correr las 24 horas de Le Mans en plan Steve Macqueen (metáfora sobre vivir), llevaría en mi coche a Sunsi y a Pepa.
La Sunsi, con sus ideas, digamos "bucólicas", llenaría el depósito de mi alma.
Pepa Balboa, con su sentido realista, impediría que me saliera en las curvas, y me obligaría a fijarme en la carretera de la realidad.
Creo que con ellas dos ganaría la carrera.
Por eso me gustan tanto.
Al complementarse me darían lo que todo conductor añora.
Una batería que no se agota, y unos faros halógenos potentes para no perder el contacto con la realidad.
Son mis chicas.
...
Soy demasido exigente con la vida, pero aspiro a eso.
En cinco palabras.
Aspiro a la realidad mágica.

Máster en Nubes dijo...

En fin, ocurren muchas cosas y no es fácil diagnosticar todo.

Pero en líneas general como dijo José María ayer... preferimos qu las cosas se arreglen (o tirarlas) a cuidarlas. Esto es lo que hay. Y con las personas, igualito. Más complejo, pero pasa. Comprensibles muchas cosas, pero así creo que nos pasa. Yo incluida: me da la vara alguien, quiero que cambie, le exijo que cambie... ¿le cuido? No sé...

En todo caso, la vida bien vale una apuesta continua, y como sois todos unos jugadores del carallo... pues ahí estaís.

Sunsi dijo...

Hola a todos. Una mañanita fea. En Tarraco hace frío y no hay sol, Máster.

Bueno... por partes.
Driver, Alberto no es pesimista. Es un luchador. Mantiene su blog desde hace...la intemerata. Y su apuesta por la vida es radical. Y tal como está el patio, aunque lleva mucho tiempo en el sur de España, no creo que le entren ganas de bailar sevillanas. Lo quería decir porque es justo que lo diga.

Rosa Díez, ¿eh?. Te has mojado y bien. Yo no la he votado nuna pero creo que es una persona consecuente, de una pieza. Aunque no opine como ella en algunas cosillas.
A mí cada vez me cuesta cada vez más votar.Ya no me fío. Percibo que lo que hay no me representa. En las generales,en blanco. En las municipales, a mi madre, que se vio liada sin comerlo ni beberlo en "Familia y vida". Y me dije... pues la voto a ella, que sí me representa.

Quiero creer que sí hay gente salá.
Las monjitas que cuidaban a Eliana y la adoraban, por ejemplo.

¿Pepa y yo en el ferrari? Si quieres llegar bien y el primero, sin duda alguna, Pepa Balboa... sólo ella. Que igual nos ponemos enfáticas y te pegas un piño.

Saludos y gracias por tus extensos comentarios. Son la salsa de esta casa.

Sunsi dijo...

Anita...¿enojada? Pues no sabes cómo me cuesta imaginarte así.

Cascarrabias o no, un gusto leerte.

Besos y gracias por prestarme el comentario de la casa de Máster. No sé si postearé hoy... Depende de cómo vaya el día... Es un post delicado y me gustaría que se entendiera. Haré lo posible.

Besiños

Sunsi dijo...

Pepa... Te digo al revés de lo que dijo el rey: "¿Por qué te callas?"
Andale... muchacha... que si no, esto se queda cojo.

Abrazos, para ti abrazos, hedbana...

Sunsi dijo...

Máster. Creo que un día escribiste (no es literal) que cuando se toca la vida se abre un brecha... peligrosa.

Los que apuestan por la eutanasia en estos casos límite aducen que eso no es vida, que no vale la pena. Pero lo cierto es que Eluana estaba viva. En cuanto dejaron de alimentarla e hidratarla murió mucho antes de lo que se esperaba. ¿Sufrió? No todos lo médicos están de acuerdo. Ante la mínima posiblilidad de que pudiera despertarse (se han dado casos) ¿por qué dejarla morir? ¿a quién estorbaba? Desde luego, a las monjitas que la cuidaban, la acariciaban, la besaban, la llevaban a la capilla... no. Ahora están doloridas, apenadas... ¿Entonces?

Se empieza con una situación límite y se acaba... ¿en qué se acaba?.

Besos, guapa

Luisa dijo...

Y entonces ¿qué hacemos?¿dejo de pagar a Hacienda?

Los Jueces se van a quedar sin trabajo,porque si no hay que perseguir el crimen...

Sinceramente ¿Podemos ir a más en el sentido de ir a peor?

Estamos muy embrutecidos,demasiado insensibles...

¡Venga Pepa,no te calles!

Quesos,digo besos, para Tarraco y Provincias,desde el Sur de España