martes, 10 de febrero de 2009

"Bajo presión" (2)


Bajo la presión escolar. A este punto quería llegar (disculpad el pareado...).

Creo que fue anteayer... una madre angustiada porque su hija había suspendido con un 0 pelotero un examen sorpresa... "Con lo que se esfuerza... pobrecita... ¿Cómo no avisan?" La niña es brillante. Me huelo que tal vez es su primer suspenso y a ella le sabe a frustración. No ha estado a la altura, no ha saltado bien la valla, no ha superado el obstáculo. Me dio lástima... más la madre que la hija. Como tengo confianza suficiente, le dije: "Me alegro". "Que sí, que me alegro del suspenso. Tal vez gracias a esto se dé cuenta de que es humana, de que no está programada para ser un diez-en-todo". Creo que le largué una conferencia improvisada sobre los expedientes con puntas. Los expedientes con puntas, con un 5 en matemáticas, un 6 en plástica, un ¿9? en lengua y literatura... por poner un ejemplo… son expedientes en los que se puede leer. Se puede intuir el interés o la capacidad o incluso el entusiasmo de un alumno por algo. Este alumno está vivo. El diez-en-todo y a base de clases particulares y de miedo al fracaso tiene forma de encefalograma plano. "¿Qué asignatura te gusta?" "No sé". Respuesta de estudiantes con media de sobresaliente o notable. No saben porque estudian para obtener un resultado a corto plazo: el examen. De acuerdo. Prueba superada. ¿Y después? Después la vida con todo su colorido, sus contrastes, sus bofetones, sus éxitos. Después la vida, con claroscuros. ¿Cuándo pensamos prepararlos para afrontarla?


Bajo presión porque si reduzco la presión mi hijo fracasará. Bajo presión porque si no cargo las tintas en los deberes de mis alumnos... no llegarán al nivel. Ahí. Los deberes. Ocho horas diarias en el colegio y, además, deberes para casa. ¿Tiene sentido? Carl Honoré se plantea "si tanto esfuerzo, exámenes y comparaciones tiene un efecto positivo; si hace que los niños crezcan más sanos e inteligentes o si las notas mejores hacen que los niveles escolares estén mejorando”. Decía Platón que la clave “es conseguir que quieran saber lo que tienen que saber”. “Aprobar exámenes no los prepara para el futuro” Ya no sirve este sistema. “Un modelo rígido, un currículo impuesto desde fuera, todo hay que cuantificarlo, las notas cuentan para todo, los niños deben dar las respuestas correctas”. Tampoco vivimos ya en el siglo XIX en el que se precisaba “mano de obra obediente y eficiente” ¿De dónde saldrán personas creativas, con cintura, imaginativas, que sepan improvisar, que tengan reflejos, que intuyan cómo se puede salir de un atolladero, que sean comprensivas con los errores de prójimo…? ¿De estas escuelas para niños diez? ¿De esas familias que sólo aprecian los resultados ¡ya!… ¡ahora!?

Casi es obligado hacer referencia al modelo finlandés. Siento repetirme porque ya lo había mencionado más de una vez en el antiguo blog.

“Pasan menos horas en el colegio que cualquiera otro sistema en el mundo, tienen menos deberes y otra forma de evaluar el aprendizaje, basada en la autoevaluación y los informes de los profesores, que son muy elaborados.
Fuera del colegio no existe la industria de las clases particulares, por tanto los chicos tienen más tiempo para relajarse y también para procesar lo que han aprendido en el aula. (…)
(…) lo más importante es crear niños y luego adultos con pasión por aprender, por descubrir…SERES HUMANOS COMPLETOS.

PDTA. Tal vez sí… me equivoqué de mundo, de pradera, de siglo… Pero con estos bueyes hemos de arar.

20 comentarios:

ana dijo...

Bajo presión los niños... y bajo presión los padres.

Hoy por ejemplo.

Decidido... vinieron los abuelos y es más importante la partida de cartas tan entretenida en la que están envueltos los tres... que la hora de violín que nos hemos saltado hoy.

No todos los días están los abuelos.

Y un día no estarán.

Y un día, se podrá agarrar a su recuerdo. Y a su infancia.

No sé si como peluquera, ministra, o enfermera... pero tendrá dónde agarrarse.

Esto me lo tengo que recordar cuando veo que ella no es de las "primeras"... aunque yo sé que sí, que sí lo es... que es de las primeras.

... Ya no estamos dispuestos a conservar su infancia, es cierto Sunsi, ahora ya desde chiquitines son pequeños adultos que compiten por ser el mejor en algo... sin tan siquiera saber si les gusta o no.

Es es la herencia que les dejamos.

Una carrera a pleno pulmón sin saber a dónde les lleva. Un perder el aliento que en algo que les lleva a saber de sí mismos, de sus sentimientos, de sus preferencias...

... matar a un ruiseñor.

Y el mundo rodando... sin el sonido de la infancia.

ana dijo...

Quise decir... "Un perder el aliento en algo no que les lleva a saber de sí mismos, de sus sentimientos, de sus preferencias... de los que ellos han de aportar al mundo. Ir conociendo quiénes son."

ana dijo...

ay.... bueno... mal otra vez... es:... perder el aliento en algo que no les lleva a saber de sí mismos...

... voy a dejarlo. Creo que en el fondo me entenderéis... que se me entenderá... uff


HA SIDO UN DÍA AGOTADOR.

Asier... por si estás por ahí... dedicaros estos nueve meses a ahorrar MUCHA energía... que luego hace falta mecha... mucha mecha...

pepa que continua pesadita dijo...

Muchas cosas juntas, tal vez demasiadas.

De entrada, no creo que los cu´rrículos con puntas sean algo positivo; por experiencia propia, llena de "puntas", atribuibles al enorme y profundo desinterés por determinadas materias y la falta de disciplina necesarias para afrontarlas.

De entrada, tampoco creo que los currículos diez sean, necesariamente, de encefalograma plano; creo que, como mínimo, ponen de manifiesto capacidad de disciplina y constancia, muy positivo.

De entrada, presión puede significar sentido de la responsabilidad, inculcado y asumido.

De entrada, naturalmente, no se pueden hacer generalizaciones.

Si, sin embargo, reflexionar.

1) Presión sobre nuestros hijos. Mucho que decir, la mayor parte, apuntado en la entrada anterior. Mucho que añadir, mas no creo que sea el momento.

2) Sistemas educativos: el nuestro, nefasto, no obstante, no creo que sea justo comparar con Finlandia, por múltiples razones, entre ellas, que no es lo mismo mantener un sistema educativo sobre una población como la de Cataluña que como la de España, con un nivle demográfico y una composición social tan diversa.

3) Tal vez de todo lo escrito, lo más importante, sea enseñar a nuestros hijos a aceptar la responsabilidad sobre su vida, sus éxitos y sus fracasos; a comprender que sólo se aprende desde el error, desde el fallo y a entender que forma parte de la fabilidad de la condición humana.

4) El resto, falsas apariencias, equívocos planteamientos derivados de una sociedad pagada de si misma, necesitada de estímulos externos para sentirse realizada.

5) El resto, aprender a separar en nosotros lo banal y aparente ¿cómo sino podemos esperar enseñar a ser personas?

Driver dijo...

Como construyo colegios públicos he convivido mucho con directores, profesores y alumnos.
Cuando tuve a mis hijas tomé una decisión: hacer todo lo posible en casa para que sepan calcular mentalmente a un nivel razonable, que sepan leer comprensivamente y que sepan escribir con orden.
Ese es mi objetivo.
Para conseguirlo os aseguro que no he hecho nada de nada.De momento.
Hasta ahora me he dedicado a jugar, a contarles cuentos y a bailar.
El otro día sorprendí a Sarita contando cuentos a un corrillo de vecinas de su edad (7 años).
...
Y la vida me besó en la boca.
...
No tengo nada claro lo que nos deparará el futuro.
Sólo siento que cuando los sistemas fallan, conviene dejarse llevar por el instinto.
Al fin y al cabo es el viento que mejor conocemos.
El instinto.

El aire que no tiene prejuicios.

Sunsi dijo...

Mucha, mucha tela que cotar. Ahora no tengo tiempo para aportar algo con calma. Y de nuevo... os conozco ya tanto... que vuestros comentarios son muy vuestros.

Pepa, contigo quisiera yo hablar largo y tendido sobre este asunto. Entiendo tu punto de vista... algunas coss no las comparto. Supongoporque somos distintas, con experencias ditintas... Y que estoy absolutamente en contra del "voluntarismo"

Saludos a los tres y gracias por vuestros comentarios.
Ana, hoy es el día mundial del enfermo. Driver, te ha salido una cuentacuentos como tú... la baba hasta el suelo...

Sunsi dijo...

He dormido fatal. Disculpad... me como letras o pego palabras.

pepa dijo...

Pues nada hedbanna, cuando tú quieras, ya lo sabes.

ana dijo...

Buenos días, sí, es el día mundial del enfermo... aunque no sé muy bien para qué vale tener un día...

... yo he dormido bien... pero tan poquito... ainsss

Nada. A seguir.

Te leeremos cuando despiertes.

Driver dijo...

Ayer estuve en una residencia de "discapacitados mentales" en Carabanchel, Madrid, por temas de obras.
Los cuidadores a plena máquina.
Algunos "enfermos" en una sala, fumando como condenados.
Me siento en la sala con mi carpeta y comienzo a dibujar las ventanas que había que cambiar.
Cuarenta y siete ventanas, cada una de su padre y de su madre. Distintas medidas, diferentes sistemas de apertura.
Se me acerca un "enfermo",mira mis croquis y me señala un fallo en una ventana de la planta tercera en la fachada posterior, situada exactamente donde San Pedro dio las tres voces.
"Es diez centímetros más ancha".
Compruebo y rectifico.
Me dice la cuidadora que es lo primero que ha dicho el "enfermo" en dos meses.
Tiene una memoria y una visión espacial que paquélasprisas.
...
Me marcho. Me lo encuentro en un banco, junto al aparcamiento.
Saco mi lápiz de grafito, tres hojas en blanco, se las doy y le digo. "Dentro de una semana vuelvo;dibuja el edificio".
...
Me mira desde tres mil millas de distancia y me hace un gesto afirmativo.
Ya se oía el sonido de su cerebro trabajando.
...
Arranco el coche y me quedo pensando.
Tal vez un lápiz y una hoja en blanco resuelven más problemas de los que nos pensamos.
Quiero pensar que es así.

Máster en Nubes dijo...

Buenas, guapa. Yo sí creo que las puntas, aunque no siempre, dicen algo. Y que los de todo 10 pueden significar un tipo que es brillante o trabajador o todo junto y, tambíén, a un niño o niña que da el 10 en todo porque así se lo han enselado, pero luego no tiene interés en nada. Lo he visto en compañeras mías, muchas de 10 y estupendas, pero libros, poquitos, intereses, poquitos, afán por saber (saber por saber), nada.

Me gusta cierta disciplina y orden y creo que es bueno tenerla nosotros y los niños, pero no soy madre, no puedo valorar esto bien. Creo sin embargo que algunas disciplinas pueden generar personas inflexibles, lo cual es terrible.

Honradamente pienso que "lo más común" hoy no es la disciplina o la presión, es el desinterés o el tirar la toalla, el tener televisión y ruido a todas horas y el sí a todo, por aburrimiento.

Creo que falta espacio para pensar, por presión -que pasará en determinados niveles- o por total ausencia de presión.

Tengo la sensación de que para pensar hace falta vaciar antes. Vaciar de actividades, como cuentas tú, o vaciar de "chorradas", que hay muchas: tele, aparatitos, ruidos, uno mismo (¡!).
Hay que hacer espacio, y hoy no hay espacio en blanco, hay de todo y demasiado.

Sunsi dijo...

Pepa y Máster habéis matizado el 10-en-todo. Y estoy de acuerdo en que pueden existir personas así de brillantes. Pocas,pero las hay. Tomo nota de la enmienda.

El tema de la disciplina...pues sí. Cuando llegas a la edad adulta te has tenido que entrenar para hacer algunas cosas que no te apetecen y debes sacarlas adelante. Pero yo no me refería a la disciplina, la disciplina buena y sana que te lleva a saber confeccionar un horario para hacer las tareas y poner empeño en cumplirlo. Creo que presión es disinto que disciplina. La disciplina o la constancia -me gusta más lo último-beneficia a la persona. La dirección es de dentro a fuera. La presión no. La presión a la que me refiero viene de fuera y aplasta cualquier amago de interés que requiere ocio y espacio para el ocio.Lo que Máster dice espacio en blanco.

No me gusta que el listón sea una nota. Y eso,Pepa, creo que sí se puede aprender de otros modelos educativos... aunque sean países fríos. Para empezar, devolviéndole al profesor la autoridad que le han robado y preparándolos como Dios manda. Magisterio es una carrera comn muchísimo prestigio en Finlandia.

No creo que cuaje el plan Bolonia en España. Salvo excepciones, el método de evaluación es tan simplón que vamos a ver qué alumnos asisten a conferencias porque piensan que será interesante o se ponen a investigar porque aquello les apasiona o consiguen trabajar en grupo con gabas de aportar abandonando el lucimiento personal.

Matizo... seguro que habrá excepciones. Hablo en general.

Besos a las dos

Sunsi dijo...

Anita... supongo que no sirve demasiado, pero ya que existe vale la pena recordarlo.

Besiños

Sunsi dijo...

Driver. No puedo hacer ningún comentario a tu comentario. Trago saliva. Intento tragar. Un papel y un lápiz... ¿Quién no le dio una oportunidad?¿Alguien le dio una oportunidad? Fíjate que igual tú has sido el único...

Gracias, Driver,por acordarte de ellos y por tratarles como seres humanos

Driver para anfitriona dijo...

Sunsita, somos monos repetidores.
Aprendemos un par de trucos y llegado el momento los ponemos en práctica, más por repetición e instinto que por razonamiento.

A mí ya no me gusta teorizar, prefiero contar historias por si a alguien les sirve.

Cuando tenía 12 años mi abuelo Emilio me acompañó por primera vez a ver el nuevo piso que habían comprado mis padres. Un edificio alto, de 8 plantas, que mi padre y otros 30 pardillos habían levantado formando una cooperativa en los años 70.
Mi abuelo era muy callado y nunca me mintió.
Me dijo:"Diego, un día tú levantarás edificios, sólo tienes que estudiar mucho".
Cuando me suspendían en la universidad me iba a ver edificios altos. Y la imagen de mi abuelo es la que me hacía volver a los libros.
...
Luego la vida me situó en la encrucijada en la que mi novia estaba a punto de dejar la carrera.
Y yo repetí el truco del abuelo.
Me fuí al aeropuerto junto a ella.
Y nos pegamos al enorme cristal desde el que se veían las maniobras de los aviones.
Empecé a contar en voz alta.
Uno, dos,..., trescientos noventa y ocho.
¿Qué porras cuentas?
Gente-respondí-
¿Para qué?
Para que veas que entre tanta gente aquí hay un sitio para tí, tarde o temprano.

Ahora ella es una directora de Agencia Estatal, con 400 personas a su cargo.

Hay dos tipos de personas.
Las que cuentan cuentos y las que se los creen.

Si las historias son reales, tarde o temprano logras "engañar" a alguien.

Somos cuentistas en medio de un invierno azul.

Y a veces nos toca contarnos los cuentos a nosotros mismos.

Probar los "trucos" con nuestras propias almas cándidas.

Tal vez nos lo merezcamos.

pepa particularmente pesadita dijo...

Puntualizo:

1) No es posible separar los sistemas educativos de las sociedades.

Es decir, el sistema educativo de cada país es, en cierto modo, el reflejo del carácter de la "forma de ser" de ese país.

Ergo, el ejemplo de Finlandia no es extrapolable y por supuesto que Bolonia no funcionará, en términos generales.

¿Por qué? Seguimos siendo un país papanatas, analfabeto e inculto, en términos generales.

Recomiendo vivamente el artículo de Silva en El Mundo de hoy, en Campus, absolutamente esclarecedor.

2) La nota como listón: visto lo visto ¿hay alguna otra forma de evaluar?

En la Arcadia feliz, tal vez; en nuestro sistema, lo dudo.

Salvo que sigamos acudiendo "al progresa adecuadamente" y "necesita mejorar"

¿Desde dónde progresa? ¿Hasta dónde necesita mejorar?

Coincido con la hedbanna casi-nunca-pastoril en que hay mucho bobo sobresaliente, también mucho lerdo togado y auténticos imbéciles con bonete.

De igual modo, que hay personas que disfruten de una inteligencia natural envidiable que, además, se esfuerzan en cultivar.

3) Por último, en cuanto al tema de la disciplina y la cultura del esfuerzo.

Creo que sin un cierto grado de orden, constancia (luego disciplina) y esfuerzo no hay progreso posible.

Ahora bien ¿cómo inculcamos a nuestros hijos o alumnos valores que la sociedad en la que vivimos le dice que no son positivos?

Mendacidad calculada en en mensajes que venden que se puede aprender una lengua en un curso de 25 horas, que predican que, para dejar de fumar, sino te ayudas con hipnosis, nicotina via parches, no es posible o casi una misión imposible. Que adelgazar es fácil con los sobres milagrosos.

Y aún más, descarta lo viejo, lo feo, lo inútil; lo que te produce dolor, incomodidad o sufrimiento.

¿Qué te has quedado embarazada? Pues nada hija, si eres medio idiota y no te has enterado de la existencia de píldoras, pastillas del día después, espermicidas, preservativos, DIUS y demás, pues abortas y asunto concluido.

¿Qué tu madre, tu hermano, tu marido, tu hijo, se han quedado lerdos y no puede (no debe) existir esperanza? Lo mejor, lo "humano" es el descarte, evitar a toda costa que tú (nosotros, no ellos) sufras, desenchufa, desconecta, olvida.

Así las cosas ¿nos creemos, de verdad, que podemos inculcar que esfuerzo, trabajo, dolor son algo inherentes a la vida?

¡Por favor!

Incluso en centros educativos con un poco más de sentido común (o transcendente) se inculca la cultura del liderazgo, de la loa vana y sin sentido.

en fin, ya me callo, que esto se hace largo y, como de costumbre, me sale más amargo de la cuenta.

Con Dios, hedbanna.

Driver pesaito con el ferreri dijo...

Cuanto más leo lo de "bajo presión",más ganitas me entran de darle presión a los neumáticos del ferrari, llenar el depósito, echarme unos bocatas al macuto, un par de vaqueros, tres camisas de cuadros, la cámara de fotos, pasarme por Tarraco, recogeros, pillarnos la A-7, atravesar La Junquera sin parar ni a tomar café,tirar por las Francias, y de una tacada llegar a Montecarlo y jugarnos los cuartos en la ruleta.
Y luego, a las mil y monas, bajo la Luna de invierno, paseito por las terrazas, mirando las estrellas y riéndonos de todo lo nacido.
Con los neumáticos bajo presión.
Y las almas repletitas de aire.

Inspirar fuerte.
FIUUUUUUUUUUUUU.
¡NO SENTÍS EL VIENTO?

Sunsi dijo...

Driver... Dios mío... creo que hemos nacido bajo el influjo de una luna lunera o alguna estrella con menos o más puntas... porque yo también necesito que me dé el aire, a ráfagas...

Pepa, que sí, que a fin de cuentas siempre llevas la razón porque es lo más razonable, lo menos utópico y pastoril. Pero , please, ¿podría soñar un rato en un mundo distinto que se empeña en ser distinto desde la infancia?. A estas alturas ya sé que tu 1, 2, 3... es lo que es. No me chupo el dedo aunque lo parezca.

Pero los molinos de viento, será que me viene de serie, no los bordeo. Igual no consigo nada. Igual por eso tengo un blog.

Gracias hedbana. Coges el hilo de este globo y lo bajas al polvo de la tierra. Llámame hedbana pastoril. Hoy, por circunstancias que prefiero no relatar, estoy ubicada en el prado. Y me cuesta salir a la carretera, hacer auto-stop para que me lleven ala city.

ana dijo...

Sí Sunsi, mis pensamientos para ti siempre que los quieras... menudo lujo para ellos!!!

Sunsi dijo...

Gracias, Ana.
Besos