miércoles, 4 de febrero de 2009

Reflexiones de un fin de semana

Cuento con vuestra benevolencia. Porque a veces uno está en dique seco. No es que falten las palabras. Pasa que bullen sin orden ni concierto. En la cabeza, en el corazón ... incluso en las tripas. Es un dique seco aparente... porque si pudiéramos rebanar el cerebro saltarían como cuando se abre un cava que se ha agitado previamente.
...
Algunos sabéis que he estado unos días fuera de casa. Un distanciamiento necesario, muy parecido a lo que nos sucede cuando tenemos que alejar de la vista las letras para poder verlas mejor. Sumergidos en la vorágine diaria se nos escapan muchas cosas. El tiempo de silencio y de reflexión es mínimo y pasa como cuando una bolita pequeña de nieve, a medida que se desliza por la montaña, va engordando con el roce de la nieve sobre la nieve. Ni te acuerdas de la bolita. ¿Qué había dentro de la bolita?...
...
Perpectiva... Para mí, necesaria. Descubrimientos que parece mentira... si lo había oído mil veces.
...
Sosiego... para vaciar y llenar. Para sanear el agua estancada. A veces te das cuenta de que llevas mucho lastre ... pesa demasiado. Con el agobio diario ni te percatas de cómo se llama cada pieza que arrastras.
...
Silencio... para que salgan fuera las resonancias internas que ahoga el ruido.
...
Quietud... para poder pararse sin que nadie empuje por detrás, por delante, por arriba o por abajo. Pararse para reencontrarse. Tú ... desnudo de todo lo que te aprieta y a veces no te deja respirar.
...
Tiempo... para afinar las notas de tu vida... para encontrar los acordes con los que bailar tu danza cotidiana... la tuya... muy distinta a las de las demás. Porque no hay nadie igual que tú.
...
Con los años sabes que volverás a la vorágine del día a día, que todo está en el mismo sitio, que tu situación es la que es... tres días separado de donde estás ubicado no cambia nada, absolutamente nada. Y, a su vez, puede cambiarlo todo. Depende de las gafas. De cómo lo ves, de cómo lo enfocas. Y depende, fundamentalmente, de aceptarte como eres y de encontrar tu confianza donde no hay vértigo ni miedo a que te suelten.
...
Reflexionaba sobre ello precisamente... la confianza. Confianza depositada en Quien te ama como eres ... si no, para rato te hubiera creado así. Así eres y así te quiere. Y saber que te quiere aunque hayas días, temporadas en que parece que todo te sale al revés es un alivo.
Más de una vez le he cantado a Dios esa parte de la letra de Baute : "Sabes que estoy colgando en Tus manos... así que no me dejes caer. (...) Sabes que estoy colgando en Tus manos ... (un leve cambio) cuídame".
...
Se me olvidaba deciros que también he colgado en Sus manos a los que entráis en esta casa y me hacéis pasar tan buenos ratos. ¡ Cuánto os lo agradezco!

17 comentarios:

pepa dijo...

Hola hedbanna rana, debo reconocer que, dadas las circunstancias, comedida has estado.

Me he pasado la vida diciéndoles a mis hijos (a voz en cuello, ya me conoces) que en algún momento hemos de parar, sentarnos y vernos a nosotros mismos tal y como somos, sin tapujos, sin disfraces, sin disculpas.

Sin ese ejercicio, no hay avance posible, hay huidas hacia adelante.

Sobretodo, encontrar la humildad necesaria para aceptar nuestras carencias, aceptar nuestros errores, asumir las consecuencias y ..... aprender.

En definitiva, aprovechas las impagables ocasiones que la vida te da para ponerte en tu sitio.

Cuando ejerces de picapleitos, te sobran las oportunidades; nada más educativo que mantener el tipo en un juicio que sabes perdido de antemano; aún más, nada más educativo que mantener el tipo cuando aquello que creías ganado, pues no...........

Y aún más, te juegas la vida y la hacienda de un tercero...... ahí es nada.

Así que, insisto con ellos, no hacer juicios de valor, no dar nada por supuesto, ejercitar la humildad y, en todo caso, trabajar mucho.

Y cuando te agobia, pararte y descansar de ti mismo, que nos llevamos como una mochila grande, colgada a la espalda y que tira sin parar.

Salud hedbanna

Sunsi dijo...

Hebdana excavadora. Sé que me vas a creer ... No he estado comedida. Salir unos días para entrar en el alma, porque con el follón de la vida ordinaria la llevas en la punta del pie, es más o menos lo que he escrito. Afortunadamente me sirve justo para descomplicarme, desdramatizar, pasar de todo aquello que no vale la pena detenerse ni un segundo. E insisto en algo... con el paso de los años.

Al revés de lo que piensan algunos, cumplir años es magnífico. No te planteas cosas implanteables; conoces mucho más tus limitaciones , tus carencias....también tus puntos fuertes. Y el abandono, creo, se te presenta en bandeja. Pero como bien dices, para todo esto es necesario parar. Es importante parar.

Un saludo... también para L y Katt.

Driver dijo...

Bueno, ahora que estás reflexionada, pausada, frenadita,reconfortada, introspectiva, serena, calmada,
descomplicada, desdramatizada...

Ahora es el momento de que tomes la pluma y la vuelvas a clavar sobre el papel.

¡Zas!

Sunsi dijo...

OK Tenía pensado volver a cambiar la naranja con la cáscara colgando por la pluma y el folio o por una gaviota ... Escribir... tantas veces es como dar a luz. No sabes cómo será la criatura hasta que la tienes en tus brazos.
Gracias por el comentario . Estimulante.

D para Pepa Balboa dijo...

¡Ahí la tienen, señores y señoras!

En el rincón de la derecha una picapleitos. Tozuda y realista. Con una pegada de órdago. La fuerza de un huracán que esconde la dulce brisa mañanera de una playa de Asturias.

Y en el rincón de la izquierda, la otra. La vida. Una boxeadora que se las sabe todas.

tING, TING, TONNNG!!!!

Comienza el combate.
...
¡Madre mía!, lo que todavía me va a enseñar la Pepa.
Mi Pepa.

Sunsi dijo...

No puedo evitar responder al comentario de Driver... aunque no sea Pepa Balboa.

Pepa: Pim,pam, ¡fuego! Rotunda. Fantástica. A sus pies, excavadora.

ana dijo...

De nuevo las palabras.

De nuevo el agradecimiento por la vida... sí, hay que celebrar la Vida todos los días... todos y cada uno de los días mirados.

Es importante ese ir cumpliendo años... ese ir cumpliendo camino... ese ir siendo yo, tal cual.

Gracias Sunsi, por el regreso.
Gracias Pepa.
Gracias Driver.

P p'a toos dijo...

Estaos quietos, niños ¿quién soy yo para enseñar?

Nadie.

Haced el favor y contened esa tendencia a la loa.............

¡Y no seáis cursis, por el amor de Dios!

D para P dijo...

Tá bien.
Pero insisto en que la lucha entre la parte racional y la imaginativa del cerebro de un adulto, me parece uno de los espectáculos más interesantes del mundo.
Y no me resulta fácil encontrar gente que, de forma sincera lo exprese.
Por eso me gustan tus palabras.
...
Me voy a seguir almorzando en plan cursi.
Hoy me he preparado un sandwich de jazmines.
Tal vez tengas razón.
Mañana voy a comprar embutido de Asturias.
A ver si me pone las pilas.

P p D dijo...

¡Déjame que te cuente limeño!

Airoso estás, como la flor de la canela.

Sunsi dijo...

Pues yo me voy a Reus .Acompaño a Carlos, que se matricula por la UOC de esa carrera cursi que es psicología. Afortunadamente, con la finalidad de opositar cuando termine a la escala ejecutiva de la nada cursi profesión de policía nacional. ¡Ay , Dios! Los hijos... que cuando son jóvenes creen que pueden arreglar el mundo.

Pepa... acepta los piropos. Es una demostración de que la gente te quiere así, guerrera, melena al viento y con el rifle cargado.
Y claro que puedes enseñar. De hecho lo llevas haciendo una buena temporada sin proponértelo. Todos aprendemos de todos, colega.

A sus pies

Sunsi dijo...

Graciasa ti , Ana. Te intuyo detrás de la pantalla y, sólo con eso, se respira paz.
A veces pienso que sería fantástico que se pudiera escribir con nuesros trazos personales. ¿Me podrías describir tu letra?. No te asustes. No me he apuntado a un curso de grafología. Pero la letra de cada unos dice por sí sola.

Besos, guapa

ana dijo...

Pepa, no es alabar, es gratitud. Nada más. Cuando lees algo que te gusta, que te sirve, que te hace pensar, simplemente das las gracias por haberlo encontrado, y también por el simple hecho de que alguien lo haya dejado colgado para ser leído.

A mi me encantan las historias de Driver... y no puedo por menos que dar las gracias por poder leerlas. Me gusta leer a Sunsi, a Máster, a tí...

No sé, no veo nada cursi... claro que como lo debo de llevar en el alma... quizá no esté capacitada para detectar esa cursilería. Ay!... difícil dejar de ser lo que somos... Sé que es cuestión de voluntad, pero y si no queremos cambiar?... o no podemos?... No siempre vemos lo que somos.

Un saludote norteño para tí, Pepa.


Sunsi... mi letra es inclinada hacia la derecha... y no sabría decirte más. Mi hija dice que escribo muy mal... porque no la entiende... ¿sirve esto?... ;))

Bueno, que sea este un buen día para todos.

de ana para driver dijo...

"... nadie habría podido detenernos. ¿Se da cuenta de lo que para mí representaba un automóvil echando humo por el horizonte? ¿Comprende que me lo había jugado todo sólo por tener una única oportunidad de echar humo con él, a lo lejos?.

....

... no se deje engañar por las apariencias. ¿Sabe?, la gente vive muchos años, pero en realidad está verdaderamente viva sólo caundo consigue hacer aquello para lo que nació. Antes o después no hace otra cosa que esperar o recordar. Parece triste, pero lo único que ocurre es que está un poco lejos.

...

Y usted, ¿ya ha hecho aquello para lo cual ha nacido?, me ha preguntado."

Fragemnto de "Esta historia".
Alessandro Baricco.


Para tí driver... que ni pareces triste, ni estás lejos...

Sunsi dijo...

Madre mía, Ana, lo que acabas de escribir... "Y usted, ¿ya ha hecho aquello para lo cual ha nacido?"
Pensaba en el libro de Neruda "Para nacer he nacido"... Creo que cada día naces , un nuevo día, una nueva oportunidad... con la ventaja de que, a través del cordón umbilical te has alimentado de la experiecia pasada. Pero descubrir para qué... es ya otra dimensión. Una buena pregunta porque, como dice la Mri de Chambao"no vale la pena andar por andar"

Letra hacia la derecha ¡optimista! Rara... ¡independiente, soñadora! ¿Sí?

ana dijo...

Pues no sé Sunsi... independiente para muchas cosas, pues sí, mis ratos de soledad me parecen un gran tesoro, pero ay!... cuánto necesito de la cercanía de los míos...
...¿es eso ser independiente?... Yo que sé si uno lo es o no... la soledad afectiva a mi me mataría. Así que no me tengo por independiente. Pero no necesito la presencia continua de alguien a mi lado.

Optimista, sí, creo que sí. Y valiente. Yo puedo perder todo, todo... pero ahí me quedo, sujetando a la esperanza siempre, de ahñi sale mi valentía, creo. Supongo que esta es una manera de ser optimista.

Soñadora... también. Esto me ha dado un mote muy cariñoso en casa ya desde la infancia... que no siempre me gusta... ainsss... los motes... En fin, que al igual que mi hija el hemisferio de la luna es el dominante.

Y todo lo que diga Pepa de sensiblera, cursi y pastoril... pues también, qué se le va a hacer.... ajajajajaja

Y yo que sé... somos o podemos ser tantas cosas... es tan difícil ponerle límites a la propia existencia...

Hala... y ahora voy y lo cuelgo. Con lo tímida que suelo ser. Qué cosas!... caray con los blogs...


Ah... y eso que escribí no es mío. Simplemente lo leí y me llamó la atención. Es LA PREGUNTA... eh?


Pero yo ya voy sabiendo para qué he nacido... tengo la enorme suerte de no estar lejos ni de parecer triste... aunque aún me quedan cosas por descubrir... y a las que acercarme.

D para Ana dijo...

... nadie habría podido detenernos. ¿Se da cuenta de lo que para mí representaba un automóvil echando humo por el horizonte? ¿Comprende que me lo había jugado todo sólo por tener una única oportunidad de echar humo con él, a lo lejos?...

A veces pasa.
El músculo cardíaco vibra.
Y quien tañe las campanas está tan cerca, que a veces parece que eres tú mismo.
Porque eres tú quien toca la música que más te gusta.
Eres tú quien conduces.
...
Rodeado de páramo.
Bajo la luna de invierno.