viernes, 24 de abril de 2009

Cuando no llevas coraza...



Les tengo que agradecer a Máster y a Ana su partido de tenis dialéctico. A la altura de Rafa Nadal y Roger Federer. El blog de Máster ha funcionado como una pista mental. Y la pelota ha ido viajando del hemisferio derecho al izquierdo y viceversa ; y otra vez y otra... Hasta ayer ... un poco de mareo... que no atinaba ... como en los sueños... Pero plantándole cara a Hamlet ... que la vida no es un sueño " y los sueños, sueños son". Sólo eso.

Bobada de referencia al pobre Shakespeare... y atrevimiento el mío de intentar enmendarle la plana.

Decía que se lo agradezco porque ayer me vi en una tesitura en la que tuve que aplicar teorías bonitas. ¡Ahí te quiero ver, Sunsi!. El movimiento se demuestra andando. El dardo me pilló sin coraza. Dicen que dicen y yo la diana. Qué fácil es sacar conclusiones de palabras o actitudes que se observan desde lejos, con bastante niebla que difumina y distorsiona la realidad. Y te rebelas...

Es lindo decir que el pensamiento es libre y que lo que no es cierto no debe afectarte. Pero es tan lindo como falso. Siempre quedas tocado... o herido.

Es lindo decir que cualquiera pude caer en lo mismo, que todos podemos dejar heridos de muerte a nuestro prójimo, queriendo o sin querer. Y acto seguido necesitamos echar mano del perdón... a nosotros mismos y a los demás.

Es lindo afirmar con contundencia que no vas a juzgar; que no eres quién... que el corazón del hombre muchas veces lleva puerta y candado... y sólo Aquél que penetra en lo más íntimo sabe de ese corazón, de las intenciones más ocultas...

Sí, es lindo. Son puntos cardinales del mapa. Y cuando te hieren se puede perder la brújula, aunque la hayas guardado como oro en paño.

Me ha llevado tiempo encontrar el eje. Y , como cuando se te presenta un hallazgo bien construido, pasas horas estudiando su estructura, sus fundamentos, el artesonado, los frescos que se coservan intactos ... Es el tiempo que lleva descubrir, contemplar, absorber con los sentidos hasta que el corazón y la mente quedan atrapados. Un eje para que los puntos cardinales no se desorienten, para guardar la brújula ... que no se estropee, ni la pises, ni te la pisen... que no se oxide por la brisa húmeda del mar.

Miseriordia. Descubrir la misericordia que le saca bastantes cabezas a la tolerancia, a la empatía... Misericordia... que cierra los canales del juicio negativo y agarra el corazón, lo deja en remojo hasta que se ablanda. Misericordia para amar lo que ni siquiera es amable.

Un mal rato, alguna lágrima... Se te ocurre apretar los dientes, callar porque sí. Y no. Nada es porque sí , a fuerza de puños y punto pelota. "Misericordia quiero y no sacrificio".

Por ahí ambula últimamente mi alma. Mucho trecho por recorrer. Y mucha misericordia mientras estás en ruta.






7 comentarios:

ana dijo...

Y lo que nos rondarán aún... las cosas de la vida.

A saber en qué circunstancias nos habremos de ver... por si acaso, por lo que habramos de encontrar... llevemos puestas las arrugas de la risa y quizá un poco de infancia.

Nada más cierto que eso de que el movimiento se demuestra andando. Tengo teorías muy bonitas, casi todas me las regalaron, ninguna es mía... pero yo siempre seré esa ana diminuta. Justo cuando voy a demostrar eso de que el movimiento se demuestra andando... caray... qué mal me sale lo de moverme andando.

Y caigo... y me tengo que reir a pesar del daño, de la vergüenza... como cuando a los 35 decides ponerte sobre unos patines en línea y ser ligera como el viento.

Te caes. Los patines siguen firmes en tus pies, como todas las teorías que llevamos encima, no se caen... pero tú andas por los suelos. Intentas ponerte de pie con todo tu orgullo, pero no... algo te dice que mejor no, que mejor levantate como la hija que eres. Que te olvides del orgullo. Que así dolerá menos y te sentirás reconfortada.

... Y sigues con tus patines a ver si lo consigues. Con el trasero dolorido y el orgullo en la cuneta. Pero sigues... ante la mirada misericordiosa de quien te ve con el equilibrio en la cuneta de al lado.

A saber... a saber por qué cuestas seguiremos resbalando. Y por favor, quiero seguir siendo hija, esa Hija que sigue intentando crecer, y a la que el Amor del Padre le va perdonando las diversas cunetas a las que va directa... así... como de morros.

Ainsss.... los patines!!!
Ay... todas mi teorías bonitas!!!

ana dijo...

ME HA ENCANTADO TU POST

Sunsi dijo...

Ana...pues sí. Y no estamos inmunizados.. Y aveces te coge más desprevenido o más débil...

Estoy con el corto ...exprimiéndome las neuronas. Creo que va auedar divertido... mucha intriga y un punto de surrealismo. Hoy lo presento.Quedan retoques. A ver qué tal. Lo peor, sospecho que el cásting. El afán de protagonismo que llevamos todos más o menos dentro.

Ya te contaré.

Gracias por todo.
Besos a las dos Anas.

Luisa dijo...

Cuando no llevas coraza...rompiendo la poesía y la belleza de tus palabras diría yo:nos parten la cara.

Ciertamente la misericordia es el punto de anclaje para tratar al estilo de Cristo,nuestro amigo,maestro,modelo,médico,juez y nuestro amor.

Pues nada,nada, a profundizar en el temita,que se las trae.

¿Tienes las Anas repetidas? Ahora no las distingo.

Y lo de mañana no se de qué va,pero suerte. Lo del afán de protagonismo sí se de qué va:)

ana dijo...

Somos la misma ana, Luisa, siempre... sólo que en ese ana caben dos... la madre, la hija... o tres... si contamos a la abuela... o cuatro, cinco y seis si seguimos con más familia.


Jajajaja.

Saludos.

Sunsi dijo...

Luisilla... ya veo que Ana te ha contestado.

La ota cuestión. Estoy acabando de escribir un guión para un corto... de intriga, mucha intriga como a ellas les gusta. Las actrices son niñas de 1º y 2º de ESO. Y digo lo del protagonismo... porque es imposible que todos los papeles sean iguales. Y mira que lo intento. Pero siempre hay personajes que tienen mayor peso.

Como no es el primer corto que escribo, sé que alguna se enfadará porque querrá figurar más o hablar más... Y lo primero que les explico es que todos los papeles son importantes. Que sin actores secundarios no se podría hacer una peli...

Bueno... de momento les encantó el guión. Veremos el cásting. Entre ellas está mi hija Blanca, que ya me ha dicho que no me apure, que se queda con lo que no quiera nadie. ¡Peazo Blanca! Buena chica...

Besos al Sur...

ana dijo...

A ver... a ver...
... si empieza ahora una nueva vocación.

Un saludo a todos y buen fin de semana.