jueves, 7 de mayo de 2009

Bitácoras


Me siento frente al ordenador. He echado un vistazo a los blogs que suelo visitar. De repente me he parado. Tener una bitácora. Si sigues alguna diariamente llegas a conocer mucho de su dueño. A veces puede incluso que no seamos conscientes de ello. Empiezas a escribir y hoy esto, aquel día que tu mente tenía una fijación y lo sueltas, aquel otro que viviste algo especial y lo escribes. No te das cuenta de que la pantalla después salta al ciberespacio y cualquiera puede olisquear.


Me planteaba ahora justamente esto. No sé escribir en impersonal. Nunca lo he hecho. Pensaba en este tiovivo que somos algunos, con emotividades a flor de piel, con resistencia natural a la opacidad. Y me acordaba de las advertencias que corren y te levantan el dedo: no cuelgues imágenes. ¡Imágenes...! Sólo son fotografías que ni siquiera puedes ubicar en un espacio concreto. Sin embargo, cuántas imágenes hay detrás de la palabra. Tantas que puedes hacer un puzzle con casi todas las piezas de un ser humano. Jamás he colgado una foto mía. En cambio, cuelgo muchas instantáneas verbales que llegan a mi retina y se acomodan en en mi pensamiento.


¿No será mi bitácora como una operación diaria a corazón abierto? ¿Es eso bueno? No lo sé. No sé con quién comparto. Sólo conozco a los que se pasan y dejan rastro.


Curioso mundo el de los blogs. Últimamente me bailan unos cuantos interrogantes.


PDTA. Nunca creí que lo haría. Incorporo al blog ese asunto de los seguidores. No por aquello de "presume de tus fans". Es por lo que he explicado más arriba. Igual dentro de unos días me olvido de esta paranoia. Gracias por vuestra paciencia.


22 comentarios:

sarracena infiel dijo...

¿Sabes que me pasa a mí? Pues que desde el principio he entrado en tu casa, nos conocíamos en carne mortal, conocidos y amigos comunes, colegios comunes, hijos en edades similares .....

Así que nunca he tenido la sensación de llegar a un mundo tan abierto.

Después, sólo he entrado en casa de la hedbanna amapola-casi-nunca-pastoril; con cuidado, al principio, cual elefante en cacharrería, después.

Solo más tarde comencé a barruntar que, tal vez, ese striptease que nos marcamos a diario, tal vez, puede ser pelín arriesgado.

En fin, no soy tan soberbia como para largar un "a mi que me importa lo que piense quien lea".

No obstante, debo reconocer que, primero, no se escribir de otra manera. Segundo, cuando pongo negro sobre blanco mis habituales tonterías, olvido el ciberespacio y me encomiendo.

Con Dios.


PS:_ No hay valor para achucharme, guapa.

Sunsi dijo...

Pepa... es que a veces me dan paranoias. Hay tantos tipos de blogs como personas. Y no dejan de ser un retrato de quien hay detrás.

Algunos son recopilaciones de noticias, artículos... que también dicen mucho de quien los cuelga. Pero lo que a mí me pasa es que escribo y me olvido de que esto es una bitácora. A veces eliminaría el post... Pero luego pienso... que no hago ningún daño a nadie ni cuando me pongo intensa ni cuando elucubro o explio cosas reales que le puedn suceder a todo el mundo

Lo que sí me pasa es que hablo con una amiga y me dice...¿Qué tal el paseo por la playa? Y contesto: ¿Y tú cómo lo sabes? Respuesta: lo he leído en el blog. Y a estas alturas supongo que saben que he sido amiga del Sr. Roca ... por poner un ejemplo y otras tantas cosas más.

Bah... total... el díaque se me vaya labola dejaré esto y me dedicaré al petit poie(¿se escribe así?)

Bueno... hasta mañana. No digo dónde, que ya sería el colmo.

lolo dijo...

...petit point, se escribe (punto pequeño)

Yo tenía un miedoooooooo... y ni hablar de un blog, ni nombres ni fotos, ni nada.

Pero como estoy mogollón de horas en casa y ésto es viciosísimo, pues caí en el comentario. Primero uno, luego me atrapa Máster y va y me contesta.
Y luego ya como una forma de expresar, de contar, de reírse, de compartir.

Yo tampoco sé escribir en impersonal. Ya veremos hasta dónde me lleva. Pero es una aventura y me gusta.

Para mí es bueno, pero claro, yo no soy valiente como vosotras.

Es como si recibiera cartas y pudiera ecribirlas.
Y si las leen más personas pues no creo que diga nada que moleste o haga daño.
Es compañía para mí y para los demás no sé...

No os vayáis a las labores, por fa. Bueno, lo que queráis.

Blancael dijo...

La verdad es que muchas veces pecamos de indiscreccion, y la mayoria de la gente lo hace, es dificil ser imparcial.
Yo creo que a veces viene bien desahogarse de alguna manera, confiando en que , los que leen esto son gente de confianza.
Otras nos podemos callar cosas, pero esto ya se convierte en un diario, no nos damos cuenta y podemos escribir algo que no nos conviene.
Asi que confiemos en la gente, es dificil, pero aun queda buena gente en el mundo, que creo es la que lee esto
Un beso

Blancael dijo...

Ya estoy con mis insomnios¡¡¡¡

Modestino dijo...

Para mi el blog es como una terapia. A veces corres el riesgo de haberte creado una necesidad innecesaria, el día en que no escribes es como si te faltara algo ... y creo que no debería ser así.

Pero para mí es un descubrimiento, una ocasión de aprender y de vivir algo especial.

ana dijo...

Bueno, yo la verdad es que no soy tan valiente, no tengo blog. Así que agradezco mucho la valentía que tienes para salir al ruedo, tú y todos los blogger.

Pienso como Modestino que es una oportunidad más para ser mejor, para aprender y conocer otros puntos de vista, el que vosotros con vuestro post casi diariamente nos colgais.

Y al final es una necesidad siempre, echaros un vistacillo. Y quién sabe al final... quizá estés hablando con uno de tus mejores amigos... a saber a lo que nos llevarán estos hilos.

Que sea buen día.

Sunsi dijo...

Blanca, Modestino, Ana... Para no repetirme os contesto a los tres.

Para mí también empezó siendo una terapia, Modestino. Fue el sustituto del artículo semanal en el Diari, después de tres años en la palestra.
Ahora ya es una necesidad. Necesito escribir. Necesito expresar por escrito lo que pienso, lo que siento, lo que me contraría ... Lo que me alegra o entristece. Lo que recuerdo y las resonancias de lo que recuerdo. Y lo que amo.

Pienso que, instintivamente, nadie escribe para sí mismo. Siempre lo haces para un hipotético lector. Porque escribir también es compartir. Por eso tampoco creo que a los "propietarios"de un blog les de igual tener o no tener comentarios. No por el comentario en sí, sino por esa constatación de que no has escrito para que el viento se lleve tus palabras. Tú , Modestino, habrás comprobado en el tuyo que cuando paso dejo algo. Comento porque me apetece (excepto el fútbol y algún libro...)y porque un blog sin comentarios se queda cojo. Y el tuyo no se lo merece. Un Cajón de Sastre completísimo.

A través del blog -sí, Anita- tengo amigos de verdad. Tú lo sabes. Y Aurora. O he afianzado una amistad... lo saben Pepa y tú, Blanca.

Pero a veces pienso que soy excesivamente transparente y debería guardarme algunas cosas. La visceralidad en estado puro tampoco es buena.

Ya... que soy más larga y aburro hasta a las ovejas.

Hoy como con Pepa. La diversión está asegurada. Todo un personaje, la sarracena.

Un saludo con todo mi afecto

Sunsi dijo...

Lolo, perdona, que te he saltado como una comba. Se nota a la legua que tú, de impersonal, nada. Disfrutaríamos si te lanzaras a montar un blog. Estoy convencida.

Claro que no lo dejo, lolo. Ya no podría. Son más de tres años. Lo que sucede es que empecé con wordpress y no sé qué pasa que no se puede acceder.

Sólo son cuestiones que, en lugar de rumiarlas sola, las escribo. Cuando plasmo algo sobre el papel o en el ordenador me aclaro más.

Eres un solete. Le digo esto a Pepa y me zurra...

Yo también paso muchísimas horas en casa. A veces pienso que soy como una pared maestra. Que estoy para que no se caiga. Una seta, que diría Aurora.O como un semáforo... o como la hermana portera. En fin... que cada época tiene lo suyo. Así que, el "cacharro", tan pequeño que parece, es una gran ventana al mundo.

Un beso

Driver dijo...

Las bitácoras son como la vida.
Un reflejo de la luz diaria.
La lucha eterna.
Entre el bien y el mal.
Así de simple.

Heredamos un equipaje pesado.
Observamos el mal alrededor.
Y luchamos por el bien.

Básicamente luchamos.

Alguien cuelga una foto de una señora mayor paseando por una playa.
Otro ve la imagen y escribe.

“Aquella bella anciana paseaba por la playa.
Sus pensamientos rumiaban el recuerdo de una canción.
Canturreaba mientras paseaba.
Era una canción de cuna, de cuando criaba a su bebé.
El suave romper de las olas.
Una canción de cuna.
Al fondo, una inabarcable extensión del mar Mediterráneo.
Verde.
Verde y azul.

Una bella anciana pasea”.

Mientras alguien lee esto, un caminero abre la ventanilla y entra aire fresco en su cabina.

Aire fresco.

Sunsi dijo...

Driver. Me alegra tanto que hayas recalado en ésta tu bitácora. Íbamos a medias, ¿recuerdas, Inquilino?

Las bitácoras son como la vida. A veces uno necesita dormir muchos días y no teclea porque mientras duermes no puedes hacer otra cosa.

Las bitácoras son lo más parecido a una casa. Cuando alguien falta... falta algo. Notas que no está completa. Y buscas unas muletas pero no es lo mismo.

En esta bitácora hay hedbanos, primos y allegados. Y cuando hedbana Balboa, excavadora, sarracena se pone chulesca... la hedbana rana necesita refuerzos de hedbanos pastoriles. Es la ley de la compensación.

En esta bitácora hay gaviotas. Pero hedbana sarracena sólo ve sus excrementos.No me ayuda nada pero es que nada para que emprendan el vuelo. Y yo no sé soplar para que surquen el cielo.

Así que... si us plau... sopla para que entre alguna gaviota en este prado.

Estoy contenta, Driver.

sarracena infiel, ripios y contenta dijo...

Gozo con tu participación,
y me callaré, en esta ocasión,
el tipo de canción,
que la anciana canturrea.

Fluyo con aparición,
no hablaré más de la cuenta,
no te provocaré una apnea,
con mis frases malicientas.

Driver, Mc.- D, mi seductor caballero,
de estas damas tan bien servido,
si no lo fuera por picapleitos, deslenguada, descarada y atrevida.

Sunsi dijo...

Y ahora nos dejas con la intriga...¿Qué canturrea la anciana? Hala, mójate, sarracena.

Driver dijo...

A veces pasa.

Te pasas de frenada y vuelcas en una curva.
Cataplás.
Tu camión salta el guardarail y vuelca.
Baila por el terraplén y acaba con las ruedas mirando al cielo.
Sales como puedes y reptas por el sembrado.
Magullado y dolorido.
Es parte de la vida.
Cornadas, golpes y heridas abiertas.

Y…¿luego?, ¿qué pasa luego?

Puedes llorar por el dolor.
Puedes aprender a frenar a tiempo.
Puedes perderte en la niebla.

Y un día amanece.
Cuentas los dedos de tu mano, y cuando llegas al diez lo dices.
Arriba.

Miras un amanecer y das gracias por estar vivo.
Y retomas lo que amas.
Y te vuelven a parecer hermosas las gaviotas de tu cuento.
Aunque te duela el esternón.

A veces pasa.
Vivir es lo que tiene.
Una mezcla de magia y realidad.

Sunsi dijo...

La niebla no es permanente, Driver. Gracias a Dios. Si no, acabaríamos calados hasta los huesos, entumecidos... Cuando escampa, parece que el sol lo hayan inventado. ¿Dónde estaba durante este tiempo? Y el sol no contesta, pero está, que es lo importante.

Bienvenido. Gracias por aterrizar.
Lo del esternón...¿sirve un traumatólogo?

Driver dijo...

Me temo que un traumatólogo no me va a curar el esternón.
Voy a tener que contar un cuento de los de verdad.
A corazón abierto.
Con mucho amor.
Y encomendarme a todos los santos.
Y jugármela.
Y sufrir.
Perdonar.
Comprender.
Ceder.
Ponerme en el lugar del otro.
Amar.
Imaginar soluciones.
Llorar.
Priorizar.
Vivir una realidad intensa.
Luchar.

Sunsi dijo...

Lo del traumatólogo era para quitar hierro.

Todo esto, esta lista que parece intrminable pero... con paz, con mucha paz.

Dice la Señora, la Madre : "Estoy a tu lado, te recuerdo, vigilo."

Me han contado que tiene un manto inmenso donde cabe todo... guarda lo bueno, trasforma lo que nos inquieta, cura el dolor... bajo su manto.

ana dijo...

Driver... el esternón habrá de soldar solo...

Y jugármela.
Y sufrir.
Perdonar.
Comprender.
Ceder.
Ponerme en el lugar del otro.
Amar.
Imaginar soluciones.
Llorar.
Priorizar.
Vivir una realidad intensa.
Luchar.

El solito unirá sus estremos dolientes... hasta ser de nuevo una caja torácica segura.
Pues menudo es el esternón!!!!

Ah ... and with a little help from my friens.

http://www.youtube.com/watch?v=poUoCggQZd0

PARA DRIVER ESPECIALMENTE...
(lo de que te echábamos poco de menos era una mentira, lo confieso, no es cierto... anda que no se nos ha hecho un poco más frío el camino sin tus historias...)


... y para todas las presencias amigas de esta bitácora.

sarracena insistente dijo...

En realidad ¡menuda es la vida, colega!

Así que, me temo, dejarás los dientes, la piel y el almero, pero estás vivo, estás aquí y eso, al final, es lo único que cuenta.

La parte buena es que tu club de fans te hará "la ola" todas las vecs que haga falta.

Inasequibles al desaliento y con ripio y todo.

Hasta con gaviotas, si se tercia.

O cualquier otro pájaro.

O animal.

O vegetal.

O mineral.

O hedbannas ..............

Driver dijo...

Al final pasa.

Te pueden arrancar el corazón.
Vaciarte los bolsillos.
Tirarte al vertedero.
Incluso condenarte con sentencia firme y sarracena.

Y alguien te pone unas líneas.
O te besa.

Y sonríes.

A veces pasa.

sarracena dijo...

Smmmmmmmmmuuuuuuuuuuuaccccccckssssssssssssssssssss

Biela dijo...

Los libros son, entre mis consejeros, los que más me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer.
Alfonso V el Magnánimo (1394-1458) Rey de Aragón.

Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados y digeridos.
Sir Francis Bacon (1561-1626) Filósofo y estadista británico.

Libros, caminos y días dan al hombre sabiduría.
Proverbio árabe