jueves, 14 de mayo de 2009

A propósito de la píldora del día después


No os preocupéis. Llevo la coraza puesta... Vamos, que me importa un higo que la gente no esté de acuerdo.


Aún puedo visualizar a una Lidia Falcón más irónica que nunca... "Pero si no pasa nada... Después del coito, se la toman y ya está..." Para qué recetas. Si es como una tirita...


Definitivamente están amnésicos. En otro post, si a alguien le interesa, cuelgo las 33 enfermedades de transmisión sexual que ríete de la gripe A. Porque lo que está claro es que pa qué el preservativo. Te tomas la bolita y punto pelota.


Un viejo artículo que ya tenía ganas de ventilar.


SEXO Y AFECTOS


El profesor Barrio Mestre aborda en una entrevista el tema de la afectividad en la adolescencia. Tomo unas cuantas notas.

La afectividad es «la manera en que nos vemos 'afectados' positiva o negativamente por las cosas». Las personas sentimos cosas, pero lo más importante es todo lo que hacemos de forma «sentida», todo lo que sentimos como nuestro.


Observo cómo distingue entre hacer lo que siento o se me antoja en cada momento y hacer como algo consentido lo que siento. Parece un juego de palabras. Si se lee despacio advertimos que no. Cuando el ser humano consiente, lo que hace es atrapar los sentimientos y dejarlos reposar en la cabeza y en el corazón. En la cabeza y en la medida que va madurando, calibra las consecuencias de sus actos. En el corazón, acepta o rechaza lo que lo hace ser mejor persona o no, o todo lo contrario; porque para bien o para mal, somos libres. Los únicos que dejan que los impulsos sensitivos fluyan sin límite son los animales salvajes. Entre el estímulo y la respuesta no existe el kit-kat de la reflexión; «por eso hay que encerrarlos», puntualiza Barrio.


Qué contraste con la forma con la que se trivializa la sexualidad, reduciéndola a simple genitalidad; un aspecto importante pero no el único. Nadie puede negar que el sexo lo invade todo. Se acude a él para vender un coche, un reloj o una colonia; él es el protagonista de cualquier guión cinematográfico, de los programas «rosas», de los carteles publicitarios que nos felicitan la Navidad. Eso es lo que se está transmitiendo a los adolescentes. Se les invita a que usen sus órganos sexuales como si fueran un chicle que, cuando ya no tiene gusto, se escupe. En lugar de explicarles que somos individuos sexuados y ello implica todo nuestro ser desde que nacemos, desde la cabeza hasta los pies, se insiste en todo lo que sucede de cintura para abajo.


Se infravalora la formación de los afectos y sólo se informa sobre el modo más efectivo de evitar las consecuencias no deseadas que se derivan de una relación sexual. Se nos está olvidando explicarles que la persona es «algo más que lo que come y que sus secreciones glandulares».

¿Y a quién corresponde la formación de los jóvenes en este ámbito? Me adhiero a la respuesta del profesor: «Fundamentalmente a los padres, y subsidiariamente a la escuela. Subsidiar no es suplantar sino ayudar y colaborar en la línea que desean los padres». El Ministerio de Salud debería reflexionar sobre este punto. Con sus proyectos de "Salud y Escuela", con sus teorías del menor maduro, se están apropiando... nos están robando... una esfera de la formación de los menores que compete a la patria potestad. Invasores e invadidos: ¿qué tal si repasásemos la Constitución?



43 comentarios:

Modestino dijo...

No hace falta llevar la coraza puesta: esto es un blog libre gracias al saber hacer de su creadora.

Y haces muy bien, in my opinion, en escribir lo que escribes; creo que estamos ante un error lamentable, ante una torpeza y una irresponsabilidad.

sarracena infiel y ahora cabreada dijo...

Espero que alguien me explique porqué si los menores están protegidos, como un bien jurídico superior, y como tal no pueden:

- Contratar, contraer obligaciones, prestar su consentimiento.

- Ser sancionados penalmente con todo el rigor contenido en la LECRim y, por tanto, son objeto de una ley especial´.

- Adquirir responsabilidades , en general, siendo responsables a todos los efectos sus legales repsentantes, es decir, sus padres.

- Prestar su consentimiento informado para ser intervenidos, siendo los obligados sus legales representantes, es decir, sus padres.

¿Por qué en este asunto concreto el Estado entiende que tienen plena capacidad?

¿Por qué se considera menos nocivo o dañino el consumo de alcohol, el consumo de tabaco, el consumo de sustancias estupefacientes?

¿Por qué se prohíbe y, por tanto, se sanciona, la realización de determinadas conductas que sólo dañan a quiénes las practican, sobre el argumento de "dañino para la salud" o "peligroso para la persona"?

CONCLUSION:

Son aleatorios los criterios que determinan la clasificación de concretas conductas como "peligrosas", nocivas" o "insalubres".

Son aleatorios lo criterios que fundamentan la protección de los menores sobre la base, precisamente, de su insuficiente criterio a la hora de tomar decisiones.

Son alatorios los criterios que establecen la responsabilidad de los padres para responder d elas conductas de sus hijos.

SON CRITERIOS DE OPORTUNIDAD POLITICA QUE NADA TIENEN QUE VER CON LA PROTECCION DE LOS MENORES.

Driver Inquilino dijo...

EL CEREBRO SARRACENO.

Buenas tardes. Me presento. Soy el cerebro sarraceno.
Me llaman así porque siempre estoy cabreado o del mal café.
Soy un protestón y nunca estoy conforme.
Pincho a todo el mundo y me sublevo fácilmente.
...
Mi propiertario o propietaria (nunca me he interesado por saber el sexo de mi dueño)tiene, como todos los humanos, su sexualidad dependiente del hipotálamo. Es éste un órgano tan simple y primario que no lo dedicaré ni medio minuto.Funciona a base de hormonas, y hasta los humanos han conseguido manejarlo a base de química. La cosa no tiene ni mérito ni interés.
...
Soy un cerebro sarraceno que siempre estoy cabreado.
Resulta que mi Creador se esforzó por dotar a los humanos de un conjunto de tejidos neuronales, que en longitud ronda los tres mil kilómetros, que en volumen apenas ocupa 450 cm3, y encima peso poco.
Los humanos han conseguido avanzar muy rápidamente en los últimos cuatro siglos en temas científicos, pero a mí no consiguen entenderme todavía.
Son unos pardillos de tomo y lomo.
Me explico.
Del total de potencialidad que albergo, apenas si usan un cinco por ciento. Una penita.
Por más que grito, mi propietario ni se entera.
De vez en cuando le doy un dolor de cabeza, con la sana intención de llamar su atención.
Resultado más frecuente: me da un poco de ácidosalicilsalicílico y se va a dormir. Error. Ese ácido no resuelve nada. Ni me entero.
Otros se vuelven tristes y melancólicos y se meten unos chutes de antidepresivos que pa qué las prisas. Nada. Yo como si nada.
Están también los que ponen a trabajar a pleno rendimiento el sistema locomotor. Se ponen cachas, pero yo sigo allí pegando gritos.
También están los artistas y gente creativa, que se dedican a pintar, hacer música o escribir. Pasan el ratito con su entretenimiento, pero luego tienen que volver a escuchar mis lamentaciones.
Soy un incomprendido. Con la potencia que tengo y lo desaprovechado que estoy.
Cuando mi propietario se va a descansar, le entretengo con algún sueño reconfortante, y hago lo que más me gusta. Recordar a la gente que aprovechó más mis capacidades.
Recuerdo con especial cariño a Alber Einstein. Ese chaval con 22 años usaba ya el ochenta por ciento de mi capacidad. Si no fuera porque desaprovechó tres años de su vida en una estafeta de correos, habría sido capaz de entender la quinta dimensión. Como fue trabajador al final desarrolló la teoría de la cuarta. Para mí que se quedó a medias.
También le tengo gran afecto al indio Srinivasa Ramanujan. Este chico vivía en la India a principios del siglo XX, y sin tener ninguna formación académica, desarrolló de forma autodidacta el campo de las matemáticas hasta alcanzar las cumbres del conocimiento que había en su época. Como no tenía ninguna formación en matemáticas, se las ingenió para desarrollar su propio lenguaje. Treinta años después de su muerte, todavía se sorprendían de sus hallazgos.
...
En fin. Soy el elemento más completo, con más potencia, con la mayor capacidad de adaptación, rápido como una flecha, me puedo transformar, crecer, relacionar conceptos, buscar soluciones, imaginar lo imposible, consolar, amar, inventar, hacer renacer, consolar, mover al propietario para que luche, corra, se alimente, estudie, aprenda, comprenda...
Realmente soy la bomba.
Algunos de los propietarios se minusvaloran y no me dejan crecer.
Otros se refugian en la monotonía y nunca se arriesgan a usarme a plena potencia.
Otros tienen miedo de usarme.
...
Realmente estoy muy quemado.
Me conformaría con que me usaran para mejorar sus vidas, que nunca tuvieran miedo, que rieran y comprobaran como la risa hace que mis conexiones trabajen mejor
Es tan fácil para mí, que la simple obsesión que tienen para minusvalorarme, me enerva.
Hay días en los que me gustaría que mi Creador me pusiera en la cabeza de otro ser vivo.
Aunque fuese en un castor que se dedica a hacer presas en un río.
Donde fuera.
...
De momento voy a seguir protestando, aunque me llamen sarraceno, gruñón y testarudo.
Albergo la esperanza que algún día mi propietario se dé un trompazo, pierda la memoria selectiva de la cantidad de chorradas y miedos que alberga, y me utilice de foma potente.
Ese día, tal vez consiga que sea diferente.
Ese día va a descubrir que su mejor amigo lo tiene muy cerca.
Entre los ojos y el cogote, y...

Se va a llevar la sorpresa de su vida.

ana dijo...

Educación para la salud. Tocas un tema que siempre me pareció apasionante. Enseñar a las personas a cuidar de sí mismas. Educar para conseguir ese bienestar de la persona, bienestar integral que afecta a todas las dimensiones de ese su "ser persona".

Estamos ante conceptos esenciales: el de persona, el de educaciòn y el de salud. Conceptos que hoy en día se nos presentan como a medias, acotados... nunca desde toda su perspectiva. Vivimos los conceptos de manera superficial, y así los aprehendemos y luego los enseñamos.

Los profesionales de la salud en general, perciben sólo un problema en concreto, una disfunción, una patología, pocas veces se tiene en cuenta el problema relacionado con la persona, un ser con una biografía concreta. Pocas veces asociamos la persona que tenemos delante a una biografía en concreto, preferimos interpretarlos como desconocidos. Esto hace que nuestra presencia siempre sea superficial, y ninguna labor está nunca bien hecha desde esa superficialidad, desde la apariencia... claro que resulta más fácil, eso sí. Pero nunca es una labor bien hecha.

Un claro ejemplo es este tema de la pildorita del día después... una pildorita para todas las niñas que estén asustadas, y se acabó. Ahora ya no necesita la tutela de un adulto. Nada de pensar en esa niña, en su biografía, en cómo se puede sentir y como podría llegarse a sentir si al menos tuviera el apoyo de sus padres. Las niñas, asustadas, son igual de manejables, pero antes de dejar actuar, creo que deberíamos tutelar esa biografía... escuchar a esa niña en toda su dimensión, enseñarla aquello que desconoce para que llegue a su mayor nivel de autonomía como persona, a su mayor nivel de salud. Pero con la libre circulación de la pildorita nos saltamos la supervisión de cualquier adulto. La tutela. La ayuda. El apoyo. Ahora es responsable ella solita. Y lo que es el colmo, yo también soy la responsable, la única responsable de que cuando mi hija esté asustada, no acuda a mí. Mientras, la sociedad mira para otro lado... no me ayuda a educar. Porque esa es otra, la educación...

También el concepto "educar", se presenta acotado, disminuído, limitado, reducido. Una vez leí que para educar a un ser humano se necesita a toda la comunidad. A raiz de esa idea me dí cuenta de lo solos que estamos los padres ante la educación de nuestros hijos. No sólo la comunidad no ayuda, sino que a veces, dicha comunidad, parece ir en contra de sus propios componentes, en contra de esas personas a las que debe el compromiso de la educación. La educación se ve reducida a enseñar pasando por encima conceptos vitales. Todo es dado a conocer como por encima, sin llegar a las capas más profundas de los conceptos para no involucrarnos demasiado, siempre sin responsabilidad, mostrando las cosas por el lado fácil, que da la casualidad que no es el lado útil, responsable y maduro.

Nos conformamos con la mitad de todo. Callamos aunque nos den la parte por el todo. Y como si nada. La verdad es que no lo entiendo.

Y ya si hablamos de esa ciencia que es "educar para la salud", se me ponen los pelos de punta...
...esto es un país de locos.

Y sigo pensando en lo solos que estamos los padres...
... y en lo solas que pueden estar muchas niñas, una soledad heladora.

D dijo...

Cada vez que nos enfrentamos a un nuevo problema, a un nuevo reto, a una nueva disonancia, nos sentimos muy solos.
Pero tenemos un cerebro potente, sagaz e infravalorado.
Tengo dos hijas y voy a mojarme.
1.- Estoy aprendiendo a comunicarme con ellas en español. Estructura de la conversación:sujeto, verbo y predicado.
2.- Me voy a adelantar a las conversaciones de patio de colegio y les voy a enseñar los conceptos básicos de biología.
3.- Una vez que desarrollen más su personalidad voy a comunicarles mis experiencias vitales, los valores en los que se sostienen y las consecuencias de los actos.
4.- Les indicaré las posibilidaes que ofrece la ciencia, las consecuencias que tienen en mi opinión y la relación que se establecen según qué valores.
5.- Una vez efectuado este trabajo, me encomendaré a todos los santos y esperaré a que sus cerebros sean capaces de organizar sus actos.
Tengo fe en el cerebro.
Al fin y al cabo es el órgano más potente que tenemos.

ana dijo...

Driver, el problema no son tus hijas, tampoco la mía, porque ellas tienen apoyo, ellas tienen a dónde acudir, nos tienen a nosotros, y estoy segura de que lo harán, que nos buscarán cuando estén asustadas. Buscarán nuestra presencia protectora. Lo sé porque he sido hija. Y porque donde hay comunicación desde el cariño, hay cercanía.

Hacemos todo eso que dices, unas veces mejor y otras peor, pero ahí está nuestra labor día a día. Sin embargo la solución a sus problemas la tienen que inventar ellas solitas, ellas, que son las que conocen mejor la cuestión. El problema es que hacerlo sin sentir que detrás hay alguien que las quiere, eso, eso tiene que ser muy duro. Esto ya se puede ver a estas edades tan tiernas, siempre hay algo que las preocupa, que las agobia, pueden parecernos cosas pequeñas pero para ellas son muy grandes y difíciles, pero ocurre que si saben que estás detrás, allá van ellas solitas, a solucionar el conflicto en el que en ese momento se hallen, lo hacen solitas... pero sabiéndose acompañadas.

Yo sé que mi hija no está sola.
Sé que las tuyas tampoco.
Pero también sé que no todas las niñas tienen esa suerte...
... y la sociedad mira para otro lado.

Como comunidad, les estamos dejando muy solos. Y de eso somos responsables todos los que como individuos adultos formamos parte de esta sociedad tan de soluciones "exprés".

POR CIERTO, ES UN PLACER LEERTE.
YO TAMBIÉN QUIERO MUCHO A MI CEREBRO... jajajajaja

lolo dijo...

No me parece a mí que se esté pensando en absoluto en la protección del menor...ni de lejos.

Cantan los números de abortos y ahora toca mentalizar a la gente que ya está animada a practicar al tún-tún, de que la pastillita vale 20 eurines, ahí os lo tenéis que pensar, pero vamos a acabar con ésto...que luego aún es peor.

Ya no es gratis, y así una niña de 14 años se lo piensa. Es lo que vale un tún-tún...sin con-dón.
Y asunto resuelto.

Luego el chaval le da los 20 eurines a la niña, o, vete a saber, se los deja una amiga, y oye, esto es magia Borrás.

O esa otra niña, a la que en el cole le han explicado los métodos... y al final, por encima como si no...también después puedes hacer algo. Tú, tranquila.

Como Ana, creo que muchas niñas, y mayores, irán asustadas a la farmacia, que ahora será el centro de "solución de problemas" más cercano.

Qué barbaridad.
Desprogramar todo ésto es muy difícil.

Y a ver quién tiene luego las narices para desfacer estos entuertos, además.

Pues a mí, casi lo único que me queda es:

1.- replantearme, otra vez, mi voto.
2.- no perder ocasión para hablar con mis hijos.
3.- educar aquí, que confíen aquí, trabajar mucho, mucho...aquí. En casa.

Una vez me contaron que el gran truco de toda la movida ésta que nos rodea era hacernos creer que estábamos solos.
No lo estamos.

Siento el tono del comentario, pero estoy sarracena.
Y mi cerebro bulle, y se atormenta, bastante.

katt dijo...

Me parece una generalización absurda decir que "eso es lo que se está transmitiendo a los jóvenes", porque no es así.
Sí, los padres deben educarnos e incluso la escuela, pero también debemos pensar por nosotros mismos. Ningún extremo es bueno.
Lo de la píldora del día después... pues mira: responsabilidad (para asumir las consecuencias, si se da el caso) Pero aún y así, las probabilidades son de 4 entre 30.

Almendrado dijo...

Felicidades por la entrada. "Están locos estos romanos", osea, los que mandan. Qué animalada más grande, pensar que los menores tienen tanta capacidad. Es mejor educar porque lo cierto es que un buen día se desarrollan físicamente y tienen capacidad de mantener relaciones sexuales, pero su intelecto no se desarrolla a la misma velocidad, lo que me lleva a la conclusión de que es mejor educar para que no metan la "pata" antes de hora y tengan que acudir a un remedio que por la forma en que lo venden y por la publicidad que se le está haciendo parece que más que remedio se trata de promover esas relaciones. Un adolescente hace una lectura fácil: a ligar, que son dos días, y más si no pasa nada, y total, el problema es para la "tía". (Este es otro tema que tiene que ver con la educación y con la línea que sigue el Estado, cambiar a la mujer, que es la que puede frenar y reconducir el tema, y hacerla sentir ridícula si no se muestra ante el hombre como una tigresa y con muchas ganas de dejársela "meter").

¿No pasa nada? ¿No tiene efectos secundarios esa pastillita? ¿Alguien ha informado de algo?.

No he querido ser soez ni ofender a nadie, pero por si acaso pido disculpas.

Saludos

sarracena infiel dijo...

Hedbannos todos,

Lo lamento por por vosotros, pues sois los que tenéis hijos en edad.

En mi caso, ni mis hijos ni yo, tenemos ya edad (ellos incluso porvenir)

El tema es que, aunque no quieras, el mundo te entra a raudales, ergo has de educar para ese mundo, no para otro.

Sin formación, sin educación no hay nada que hacer; has de tratar de que entiendan las reglas básicas.

Y luego, encomendarte.

Y confiar.

Difícil, por experiencia propia.

Así que, hala ánimo que, efectivamente, NO estamos solos.

De sarracena a sarraceno: me alegro infinito de tu diatriba. Que sepas que me voy a tomar la libertad de llamarte, mañana o así.

En cuanto a la nueva hedbanna, algo pastoril ella, me encanta que esté de acuerdo con "moi".

Esperemos, veremos que dice la dueña de esta casa, hedbanna rana, que hoy se ha dejado las ovejillas en casa y ha sacado la cimitarra.

K. dijo...

"Un adolescente hace una lectura fácil: a ligar, que son dos días, y más si no pasa nada, y total, el problema es para la "tía"" Ésto, Almendrado, no es cierto. Vaya, al menos, durante mi adolescencia, siempre me han dado las herramientas para utilizar mi capacidad, porque capacidad tenemos todos, seas adolescente o no. Otra cosa es que decidas decidir.

Sunsi dijo...

Sé que tú, Modestino, podrías haber elaborado una tesis sobre esa teoría del menor maduro. Un juriscinsulto de cabeza a pies.

Tan lamentable... que veremos despuésquién construye el muro de las lamentaciones para estas crías que se las empuja a la promiscuidad. Veremos después cómo vamos a recomponerlas, cómo hacemos para ayudarlas a que coloquen el corazón en su lugar y sepan pronunciar la palabra amor.

Un saludo y gracias

ana dijo...

Katt, enhorabuena!!

Yo he visto en urgencias cada soledad!!!

Y de lo que yo hablaba hoy, es de una nueva soledad que se les regala.

Sunsi dijo...

Sarracena... eso mismo me dijo ayer mi santo. Pero clavadito... y además ¡enfadado!
Eso ya es deducción mía. Supongo que tiene que hacer el pino con las orejas(porque son menores) para que luego lleguen los legisladores y hala, niñas que a los 16 van por libre. Dale que te pego estudiando entornos familiares para aplicar el 2 de la parte 3 (me lo invento) y luego salen éstos diciendo que en otras cosas son adultos. Pues mejor se aclaran porque igual a mi santo le da un infarto.

Bien por ti, sarracena. Los puntos sobre las íes. No esperaba menos en una situación de intenso cabreo.

misideascotidianas dijo...

Hola Sunsi.
A mí me dan asco los que se forran los bolsillos teñida de sangre.
Pero además es que mienten, callan, ocultan.Asco,eso es lo que me dan.
Te dejo mi nueva dirección de MIC que echo de menos a más de uno y no es por señalar:)
Patós paa tos.

Sunsi dijo...

PERDÓN, PERDÓN, PERDÓN. Tengo testigos... Toda la tarde sonando el teléfono. No me ha dado la vida para meterme a fondo en el tema... Justo hoy que estáis de lo más elocuente.

Qué gente entra en este blog... Con el cerebro sarraceno que describe Driver.

Ceno y entro. Gracias por implicaros. Luego para que digan que la gente no piensa. Pues esto debe de ser un oasis...

Sunsi dijo...

Es de lo mejor que te he leído, Driver. El cerebro que se rebela porque no lo usan. Cerebro sarraceno...
¡¡¡¡Sarracena!!! que contaminas. Esta vez, bendita contaminación.

Gracias por escribir, Driver

Sunsi dijo...

Ana. Post alternativo, como siempre. A tu Anita no le falta lo más importante: que estás.

Algo de credibilidad sí puedo ofreceros.Tengo cuatro hijos:
14,16, 19 y 20 años. Aquí me pego al comentario de lolo. ¡Qué dices del tono!. Si eres de o más suave dadas las circunstancias.
El mejor antídoto es el hogar y la familia. Pero de verdad. No esa especie de apaño que se asemeja más a un hostal...

Me caigo de sueño ... Ya no hilo. Perdonad. Mañana sigo... Me quedan pendientes Almendrado, Katt... y Ana y Driver de nuevo... y Luisa...

Un saludo y buenas noches

Blancael dijo...

Me hace gracia la frase ´educar para la salud´cuando esto no es educar, ni es nada, es ponerles a su alcance una libertad que no les corresponde, y además si es ´educar para la salud´´ , qeu les expliquen las consecuencias de tomar esta maldita píldora, me las han explicado hoy, una amiga enfermera, pero esto no lo dicen.

Por otra parte si nuestra hija de 16 años quiere ir de excursión , necesita nuestro consentimiento, no puede comprar tabaco, alcochol, ni votar, pero puede tomar esta pastilla y con la nueva ley aún será peor , abortar estando embarazada hasta de 14 semanas.
Es totalmente aberrante, así ya tenemos todo el trabajo en casa, y qeu no los estropeen fuera, que a este paso, los que pensamos así, seremos marcianos, de otro mundo, que a veces ya lo parecemos, pero por suerte aún quedamos muchos de estos, que podemos constrarrestar estas barbaridades.
Me voy a tomar una pastilla, para dormir,jeje, que mira que hora es, y estoy bastante despejada. No se si se entenderá lo que he escrito , espero qeu sí, me hubiera gustado escribirlo de otra forma,pero ni la hora,ni mi insomnio, me lo permiten
un saludito...

Sunsi dijo...

Almendrado... supongo que eres varón. Se nota bastante. Una lectura lineal... al pan, pan y al vino, vino. ¿Ofender? Tú no ofendes. A mí me ofenden "ellos". Desde su TRIBUNA están tiranzando con leyes contradictorias. Y por supuesto que el problema lo tienen ellas. Pero aunque no se queden embarazadas. La mujer fisiológicmente es más completa.. con perdón. No da un pedazo...Se da.El hombre, al rato...amnésico total.

Graciaspor tu aportación. Sigue entrando, por favor.

Sunsi dijo...

Voy como un cuentagotas. Hola, Kat. No sé si te das cuenta... seguro que sí. Es que tú tienes una ventaja que otros no. Tus padres. Ts padreste han educado y te han preparado para la vida... pero ESTA VIDA, la que te toca vivir. Hay muchos chicos y chicas que no pueden decir lo mismo. Aunque no lo demuestren, están muy solos.

Si he ido contestando como en cuentagotas es, precisamente, por esto. Entre ayer y hoy ... muchas llamads por un asunto que ni me va ni me viene... objetivmente hablando. Sí me va y me viene porque las personas son lo más importante.

Tú no sabes lo que es buscar refugio, querer hablar, intentar desahogarte ...y saber a ciencia cierta que en tu casa no hay oídos, ni una mano que te tire para arriba...

Tienes suerte. Y yo me alegro infinito

Sunsi dijo...

Hola, Blanca. Ahí, hija. Mil permisos para estupideces (perdón) y se pueden ir solas a abortar. Ya no digo con el consentimiento de los padres, que sería lo más natural, siquiera con el asesoramiento, con un diálogo previo... Y la píldora... tres cuartos de lo mismo. Yo creo que está claro. Si la idea es cargarse la familia... empezamos a tenerlo servido en bandeja de platino.

Cada vez veo más importante la presencia, estar.

Un beso, Blanca

Sunsi dijo...

Luisa, que sí entro. A veces no puedo dejar un comentario por prisas y demás. Espero que no sea yo la señalada.

Un beso

K. dijo...

Pero no debemos olvidar que hay gente que educada (por sus padres) no ven como malo tomar la píldora del día depués, abortar, etc.
Dejando a parte lo de la reforma, ésa es una decisión como otra cualquiera. Se puede no estar de acuerdo, pero es una decisión.
Con la reforma, vale. La probabilidad de ir por el camino fácil es mayor y demás. Pero hay millones de padres que no se oponen a métodos anticonceptivos varios y educan a sus hijos conforme a lo que piensan.
Sí, hay también niñas que no tienen adonde acudir. Pero eso ha sido así desde siempre, no ahora. Y no creo que la reforma varíe ese hecho.
Un saludo.

lolo dijo...

Sí, lo que dice K. es así.

Pero a los padres también nos preocupa lo que puedan hacer nuestros hijos. Los míos, 15, 14, 12.
Ellos son menores, no adultos.

Los que legislan son adolescentes que legislan para adolescentes y buscan votos de adolescentes. Y de paso apañan las estadísticas.

Mira, ahora veo que la campaña para usar el casco en la moto es la misma que la del con-dón: póntelo.
No te digo.

ana dijo...

Es cierto Katt, la soledad ha existido siempre. No son cosas nuevas para estos años que vivimos. Pero hoy en día a las niñas se les está abriendo la posibilidad de una soledad más, y el miedo será el que las mueva, no sus convicciones, no su decisión personal.

Por supuesto que hay jóvenes muy maduras.

Sin embargo si fuera mi hija, yo quisiera estar con ella. Especialmente si hablamos de niñas con edades entre 13 y 18 años. Ahí más especialmente quiero estar.

Quisiera que se me brindara la posibilidad de saber qué es lo que ella quiere hacer y por qué. Si yo no hubiera sabido acercarme a ella, me gustaría algún control (hablamos de menores de edad) que al menos me pudiera dar con la pista de que mi hija se siente sola, que no cuenta conmigo. Que con sus 16 años va solita a bortar. Quisiera que alguien me alertara, al menos, de lo mal que lo he estado haciendo... quisiera que si es irremediable supiera que su madre está ahí, que siempre querrá estar. Y como madre, se me está arrebatando la oportunidad de cuidar a mi hija incluso en sus momentos vitales, por mucho que yo piense que son equivocados... quiero estar allí. Quiero saber qué narices le van a hacer a mi hija y explicárselo bien. Quiero estar siempre... en sus momentos duros y en momentos alegres, pero especialmente en los duros. Y un quirófano... siempre será un quirófano. Que no es ningún paseito fácil, Y si es la pastillita... pues quiero estar con ella también. Siempre.


QUISIERA ANTE TODO...
... ESTAR AL LADO DE MI HIJA MENOR, esa que no puede trabajar sin mi consentimiento y a la que gustosamente admití en mi vida desde el principio... y hasta el final de mi tiempo.

Por supuesto que ella siempre ha de permanecer con su libertad, pero con una libertad madura... que nunca decida desde el miedo, sino desde la valentía de su libertad: se equivoque o no.

El miedo nos puede llevar a cunetas que nunca hubieramos elegido si no hubiera sido precisamente por ese miedo que nos arrastra. Y el miedo a los 16 años tiene más posibilidades de habitar que a los 40.

PARA TODO HAY UNA EDAD...
... Y CADA EDAD SUS FLORES.

Por lo menos no olvidemos esto.

También quiero recordarte que hay muchos padres cómodos. Vamos que si los hay.

En fin... la vida, esa maravillosa oportunidad de oportunidades. Ojalá pueda ser plenamente vivida en cada uno de sus momentos, difíciles o no.


QUIERO A MI HIJA CON TODAS SUS DECISIONES...
... LA QUIERO VALIENTE.
SE EQUIVOQUE O NO.

Y para ello, mi hija, necesita a su madre. Será su madre la que esté siempre detrás de sus propósitos y despropósitos.

Así que que no me quiten la libertad de educar.
ES MI HIJA.

(UFF... KATT... que me lanzo...
y eso que entiendo perfectamente lo que quieres decir... y que viniendo de donde vienes... sé que esta retahila te sobra... un beso)


Un saludo.

Sunsi dijo...

Kat, ahí. Es precisamente eso. Al margen de que yo, el otro, el de más allá entiendan las cosa de forma distinta. Es que la historia va por otros derroteros. Aquí se trata de subir un muro desde el Estado que incomunica de forma muy sibilina dos generaciones. Ahora choca... dentro de un tiempo se podrá ver como lo más natural del mundo que los padres no ejerzan su deber/derecho de orientar, educar, formar o como lo queramos llamar... a sus propios hijos.

Todas las historias empiezan así. Luego cala como por ósmosis. Y nos hemos cargado el único ámbito donde, en teoría, se nos acepta porque existimos.

Estoy de acuerdo contigo con el tema de la soledad . Sólo quería trasladarte que tienes unos padres maravillosos. Yo a la sarracena la quiero mucho. Supongo que lo sabes. Es de Ley. Aunque sse cabree.

Un besiño. ¡Ah! Y mil gracias por intervenir. Eres la caña.

ana dijo...

Siento la retahíla... es que me pongo con estas cosas... como me pongo... ainsssssssssssss

... es que me entra un no sé qué, que me quedo en estado de plena intensad iracundo-sarracena-malhumorada e infinitamente cabreada.....
.. uns presencia que no es justamente diminuta...

...ríete tú de la anita diminuta a veces algo pastoril. De esa es que no queda ni rastro.

Sunsi dijo...

Lolo. La teoría del menor maduro....se me ocurre que es un engendro de mayores inmaduros. Las estadísticas empiezan a no cuadrar. Y una buena estrategia es crear polémica para despistar y meterse en el bolsillo a los chavales.

Un abrazo. ¿Te proponemos de Ministra de Igualdad? Tendrías mi apoyo, fijo.

Sunsi dijo...

"Y como madre, se me está arrebatando la oportunidad de cuidar a mi hija incluso en sus momentos vitales, por mucho que yo piense que son equivocados... quiero estar allí."

Una lápida, por favor. Que ahora mismo me pongo a esculpir la frase de Ana, nada diminuta-sarracena-y menos pastoril que nadie.

Anda que si te dan más cuerda...

Lolo de Igualdad y tú, Ministra de Sanidad... A Sarracena la pondría donde se sienta Teresa de la Vega.

sarracena infiel dijo...

Hedbanna rana, te voy a pponer una demanda por hacer que se me arrugue (más) el entrecejo; a mi no me vuelvas a decir esas cosas.

Y a la diminuta, hedbannita cada-vez-menos-pastoril, un consejo: lo realmente difícil es mantener, inasequible al desaliento, el tono cabreado.

Si lo consigues, la mitad del camino está hecho.

La otra mitad, no te la cuento: cada uno tiene la suya.

Andad con Dios, petardas.

lolo dijo...

Epa! no nos embalemos, que yo no quiero ser ministra de nada, y menos de igualdad.

Voy a ventilarme, que este tema me sube la tensión (emocional), se me calienta el cerebelo y dejo de ser persona pastoril y de natural amable.
Ja.

Y a hablar con los niños que ya les dije ayer que les iba a contar lo de las pastillas... "mamá, otra vez?"

K. dijo...

Me parece poco probable que un hijo que no halle en sus padres apoyo, consuelo, consejo o lo que toque durante sus primeros 12,15 o 18 años quiera la opinión de éstos en una situación tan (...).
Desde mi punto de vista, cuando un padre quiere estar, está (aunque el hijo se ofusque con el "estoy solo en el mundo" sabe que puede contar con ellos, siempre) y si está, el hijo acude (aunque le sea difícil)
Cuando los padres están, los hijos deciden. Si los padres no están se pierden. Así que, después de conversar con la mía y comprender que se es adulto para todo o para nada, entiendo que:

I. Si decides serlo, lo eres. Esando tus padres o no.
II. Sólo se puede decidir ser adulto cuando tus padres te dan ese voto -de confianza.
III. La educación es primordial, pero para eso se necesita a los padres.
IV. Cuando hay confianza, la hay.
V. Es sumamente improbable que un padre que no haya sido UN PADRE vaya a comportarse correctamente en una situación como la que se trata aquí.

Pero es mi opinión.

ana dijo...

Katt, tienes toda la razón. Absolutamente toda. Te releo y no puedo quitar ni una sola coma.

Pero el miedo, la parálisis que nos provoca el miedo, a veces nos lleva por otros derroteros. Y puede que mi hija, un día, embarazada con 16 años, tenga reparo en contarme lo que le sucede porque nunca, ni ella ni yo, pensamos que nos podía suceder algo así. O puede suceder que sencillamente tenga reparo en contarme que tiene relaciones íntimas (es algo muy personal) y que no se atreva a preguntarme cómo puede vivir plenamente y con seguridad su faceta de persona sexuada (te juro que si me suelta esto con trece años... no voy a poder controlar mi cara de cromo) precisamente porque yo, como madre, la veré siempre como la peque... y porque a los trece años, se es peque.

Confieso que personalmente no estoy preparada para que mi hija a sus trece años me haga semejante pregunta.

Las madres no somos perfectas, yo no lo soy, tengo miedo que mis imperfecciones le hagan complicado acercarse a mí. La relación de madre-hija no siempre va viento en popa a pesar de todo el amor que hay detrás. Somos una relación de a dos. Dos personas impeperfectas.

Mi hija aún es peque... pero será mayor. Y llegará un día en que no me resultará tan sencillo sacarle las cosas. O viene ella... o me quedaré sin poder estar a su lado. Y yo quiero estar. Porque ella, aún siendo una mocita, es menor. Y lo que es más importante, es mi hija.

En fin... una cosa es que con los hijos hables de las cosas, que las dialogues... y otra vivirlas. Y en ese vivir, a veces, habita el miedo. Y no quiero que, por miedo, decida sin saber serenamente lo que verdaderamente quiere hacer y con qué ayudas puede contar para ello.

QUIERO QUE NO ME QUITEN EL DERECHO A CUIDAR A MI HIJA MENOR DE EDAD!!

Personalmente creo que ella contará siempre conmigo... pero a veces, a veces... puede uno perderse aún teniéndolo todo. El miedo es libre. Y si nos bloquea, traiciona.

ME QUITO EL SOMBRERO, KATT.

Y ya no hablo más...
... es que imagino a mi peque... y no puedo evitar lanzarme... a la retahila.

Mil perdones.

Driver dijo...

Defiendo la postura moral de que independientemenete de la mayoría de edad, del sexo, de las circunstancias personales, de las creencias y de la edad y las vivencias de cada uno, hay algo que la naturaleza humana nos dona de una forma potente y generosa.
No tengo la palabra que defina ese potencial que viene de serie al nacer.
Pero en cambio sí puedo contar un cuento.
Un cuento que exprese esa potencialidad infinita.
Una capacidad que sólo sale cuando las cosas se ponen cuesta arriba.
Que cada uno le ponga el nombre que quiera.

EL SALTO.

Érase que era, una noche de San Juan.
El Sol, estrella generosa, recorría su trayectoria de forma lenta y solemmne.
Batía el récord de permanencia en el cielo, y el solsticio de verano nos regalaba el día más largo, preludio de una noche hermosa.
En las playas de aquel país, las gentes se arremolinaban alrededor de hogueras que puntilleaban la costa con focos de calor humano.
El rito ancestral de quemar muebles viejos, de reunirse alrededor del fuego, de saltar hogueras y cantar bajo el influjo de la Luna, se repetía cada año de forma espontánea.
Si te elevas a trscientos metros y vuelas en paralelo a la costa, el espectáculo merece la pena.
Cada trecho de tierra oscura se ilumina con puntos de luz, y volando hacia el norte, ves las bahías, los golfos y las ensenadas, puntilleadas por la luz vibrante de hogueras latinas.
...
Cuanto más alto vuelas, más hogueras ves.
Parece que San Juan, el Evangelista joven, les daba alas a las gentes para quemaran sus miedos en las jóvenes hogueras plateadas de la noche mediterránea.
...
Y allí abajo estaban.
Un figura madura y otra más joven.
Desde trescientos metros de altura no se ve si el mayor es hombre o mujer.
Si el joven es chico o chica.
Pero al estar juntos se adivina cierto parentesco.
...
Soy gaviota curiosa y planeo en círculos para observarlos con detenimiento.
Echan troncos a la hoguera.
Las llamas consumen con voracidad la madera.
El fuego se eleva hasta los cinco metros.
Su lengua roja consume oxígeno y se alza viva como lo que es. Uno de los cuatro elementos fundamentales.
Aire, agua, tierra y fuego.
...
El adulto esconde en su corazón un secreto.
El joven tiene un reto jugando entre sus pensamientos.
Yo soy una simple gaviota blanca y cagona.
Pero veo.
Lo veo todo.
...
El adulto agarra la mano del joven.
Toman carrerilla.
Decididos.
Y lo hacen juntos.
Atraviesan el fuego dando un salto enorme.
...
Caen sobre la arena entre risas.
...
Crren haber saltado un fuego.
Pero esta gaviota blanca sabe algo más.
Sabe que por encima del ordenamiento jurídico, de las costumbres del lugar, de los prejuicios y de los miedos, estos dos seres han volado juntos sobre el fuego.
...
Han utilizado sus cerebros para vivir un salto.
...
Y eso está muy bien.
Han sido valientes.
...
Yo sigo planeando.
La costa sigue iluminada por pequeñas hogueras.
...
Donde los hombres libres saltan.

Atenta la mente. Driver.

ana dijo...

"...por encima del ordenamiento jurídico, de las costumbres del lugar, de los prejuicios y de los miedos, estos dos seres han volado juntos sobre el fuego."

ME QUEDO CON ESTA FRASE... (¿puedo?... yo siempre robando frases)
Y REMEMORO LAS HOGUERAS SALTADAS AL LADO DE MI HIJA...
... Y PIDO POR PODER SALTAR EN LAS FUTURAS HOGUERAS.
HASTA QUE LUEGO ELLA YA, SALTE SOLA.

Luego, ya en el tiempo del vuelo, seré cual pájaro revoloteando en círculo
... siempre en torno a ese eje de ojos imensos que llenaron de un modo tan intenso mi tiempo de tierra.

(cómo puede estar uno tan harto... y a la vez tan encantado, ¿?... jajajajajaja)

Aquí las fiestas son en San Juan. Por eso,cuando la noche del 23, cuando me acerque a alguna hoguera y recordaré tus cuentos... por el calor que dan.

GRACIAS.

Sunsi dijo...

Driver... le cogiste el puntillo al cerebro. Quizá es eso lo que tantas veces dejamos de lado. Corazón con cerebro... para volar libres como las gaviotas. El rumbo que nos indica el cerebro y y la valentía que nospresta el corazón.

Gracias siempre por escribir

sarracena infiel y maternal dijo...

Una cosa debo decir, K.- piensa, a su edad, es mucho......

Babilla me resbala ...........

lolo dijo...

Hablé con los niños, y como sin querer, me oí argumentos que eran vuestros.

Aunque están acostumbrados a escuchar, me noté más segura y más valiente que otras veces.

Gracias a todos.

Por ayudarme a ayudarles...para que puedan saltar.

ana dijo...

Lolo, así me siento yo en esta casa de Sunsi, al lado de Sunsi, de Driver, y de la Sarracena infiel... ellos que me llevan delantera, saben más y sus palabras y comentarios siempre me ayudan a ir remando hacia la orilla con cierta seguridad...

Para educar a un ser humano, es necesaria toda la comunidad.

Mira que somos listos, proque nadie se tiene nunca por tonto, y sin embargo... necesitamos tantas veces de la presencia de los otros!!!!

ana dijo...

Por Dios del Sinaí... enviadle a Sarracena un juego de sábanas de hilo del Nilo... por lo menos.

Babear por unaccausa así se merece cuanto menos, el mejor lino elaborado artesanalmente, el mejor de todos los tiempos hasta hoy habidos... y por vivir.

Voy a tener que ir entrenándome para manterner el tono... porque a mí los enfados... es verdad que sólo me dura un minuto. Es que se me olvidan si veo que de repente aparece una mosca...

... he de ser más constante.

Atenta la mente... en el sarraceno cerebro. Atento el ánimo siempre... en su sarraceno sentir.




ENHORABUENA SARRACENA!!!!!

Antonio Azuaga dijo...

No he podido leer todos los comentarios, pero es evidente que tu “pensar de oficio” da mucho que pensar a todo el mundo. Quiero decir, a todo el mundo que aún puede hacerlo; porque hay una inmensidad de mundo, adolescente, joven, adulto, maduro o viejo, que no puede hacerlo y cada vez lo podrá menos. Eso es lo malo, lo auténticamente perverso de ésta y “otras píldoras” de mayor sutileza con las que se ha destronado la voluntad del hombre. Eso que era su patrimonio realmente evolutivo: el reino de la libertad. ¿Libertad he dicho…? ¡Bendito sea Dios! ¡Y dicen que Nietzsche era un vándalo porque exigía la muerte de Dios para liberar al hombre! “Éstos”, los “avanzados legisladores” de nuestros días, han podrido la libertad para reducir lo humano a una ensalada de reacciones químicas. Aquel no quería a Dios; éstos, ni al hombre quieren. Su objetivo se desarrolla en una doble fase: la primera convertir a la humanidad en un colectivo de jocosos papiones; la segunda, hacer de los papiones una inmensa plantación de lechugas.

Y no se engañe nadie: la familia de hoy no es la “familia” que se piensa; ni la educación, la cosa esa que ocurre en las aulas de este país, la “fuerza” determinante de ningún proyecto de vida. Aquélla, porcentualmente, es un calco de las mil descomposiciones de hogaño alentadas por los medios de una sociedad decadente. La otra, la educación, un intervalo molesto que hay que aguantar entre dos fines de semana sucesivos.

“Luego para que digan que la gente no piensa. Pues esto debe de ser un oasis...” En efecto, Sunsi: un “oasis”. Ojalá no lo fuera; porque, entonces, ni ésta ni las otras “píldoras” habrían intoxicado tantísimos cerebros.

En mi modesta opinión, el error está en que queremos atajar los síntomas y nos hemos olvidado del síndrome.

Desde luego, Sunsi, el título de tu blog es perfecto: “oficio de pensar”; debería ser un Ciclo Formativo de grado Medio o Superior. O de los dos si cabe.

Un saludo.

Sunsi dijo...

Ayer estuve desconectada todo el día. Viene bien... Y os leo antes de un nuevo post.

Ya se te puede caer la baba, sarracena. Por desgracia, es poco habitual tener una hija como Katt. Tú sabrás de dónde saca esa mirada crítica. Y que dure. Se me cae la baba a mí, que no soy su madre... Calcula...

Lolo. Es una suerte haberte conocido, aunque sea desde una pantalla. Qué bobada lo que te dije de Ministra de Igualdad. Si tú tienes un cargo -¿carga?- mucho más importante... Eres madre y ejerces de madre. Si te ha servido de algo las aportaciones del "oasis"... significa que un blog tiene un sentido. Un abrazo, colega.

Ana, como solemos hablar largo y tendido... no me enrollo. Pero sí me ha hecho pensar un comentario que has repetido más de una vez: necesitamos de la comunidad. Recordaba ahora un anuncio... no recuerdo lo que se anunciaba... La canción decía, con un acento muy andaluz: "No estamos locos, sabemos lo que queremos..." Ni locos ni solos.

Antonio.Tu comentario me ha hecho sonreír. Sólo al principio, por el tono. Porque el transfondo, la realidad que nos ha tocado vivir, no es para sonreír. "Aquel (Niezsche)no quería a Dios; éstos, ni al hombre quieren. Su objetivo se desarrolla en una doble fase: la primera convertir a la humanidad en un colectivo de jocosos papiones; la segunda, hacer de los papiones una inmensa plantación de lechugas" En realidad, no tiene desperdicio ni una sola frase.
Una petición: pásate por el oasis de cuando en cuando...Siempre acaba siendo un magnífico colofón. Un saludo al pensador.

Y un saludo a todos.

PDTA. Sarracena, Ana. Borré el último post. Pero leí vuestros comentarios.
Pepa, qué bien se te da ponerme a caldo...Es el precio que pago por tus agudos comentarios, siempre con los pies en el suelo. Esta vez el palo fue de aúpa... o tal vez yo tenía el cuerpo como para recibirlo... De todas formas, gracias siempre por tu sinceridad.