viernes, 31 de julio de 2009

24 h.


No podía dejar escapar estas 24 h. sin una referencia a los dos atentados de ETA. En Palma dos asesinados porque eran guardia civiles. Quisiera pensar que no es el inicio de un escalada terrorista.

No puedo... no sé asumir qué provoca que un hombre aniquile a otro hombre porque sí. No lo concibo. No lo entiendo. Que la vida de algunos tenga como objetivo la muerte de otros es el absurdo, la desnaturalización de la persona. Como poco, va contra un instinto básico:la supervivencia. Como mucho, contra un principio de la ley natural, impresa en el hombre desde que es hombre: haz el bien y evita el mal.

En el límite del ser humano... se bate en duelo el valor del ser humano. Un valor sin límites.

Descansen en paz todos aquellos que murieron trabajando por la paz de los ciudadanos. Hoy -ayer- el mismo duelo para ellos ... el mismo que otros duelos. Nadie es más anónimo que nadie. La vida de todos tiene todo el sentido ... el sentido de vivir.






"Sin palabras". Gracias, Sarracena.

26 comentarios:

Alfonso Carlos dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Me resulta inimaginable apuntar con un arma a otro ser humano.

Sunsi dijo...

Acabo de entrar en tu blog. Y creo que ha sido el perfecto antídoto contra el desaliento ante la muerte arbitraria e indiscriminada. Muchas gracias.

Dyas dijo...

DESCANSEN EN PAZ ESOS 2 GUARDIAS CIVILES QUE HAN DADO SU VIDA POR DIOS Y POR ESPAÑA!

Sunsi dijo...

En paz descansen. Gracias, Dyas.

Modestino dijo...

Hoy hablamos de lo mismo: no había otra opción. En fin ... son unos canallas.

Anónimo dijo...

Un verano hortera 5)


No hay verano hortera que se precie sin un buen mercadillo. Ya sé que ahora habéis entendido por qué y cómo mando esta crónica, ya que aprovecho el desplazamiento al pueblo para pasar por la biblioteca y mandarla a través de la red. Los que veraneamos hortera no tenemos Internet en casa y tenemos que hacer cola en la entrada, ya que no admiten socios transeúntes y somos muchos los que tenemos cosas que contar. Si voy antes al mercadillo, la crónica no se manda; la bibliotecaria baja la persiana cuando se le colapsa la línea.

Un mercadillo es para un veraneante hortera el máximo exponente de sofisticación y multiculturalidad que darse pueda. Un mercadillo es un bullir de horterada en grado superlativo, y, lo reconozco, uno de mis placeres favoritos. Son muchos años y mucha experiencia la que tengo en este tipo de venta al aire libre y me resultará difícil no caer en la poesía para describirlo.

Me gusta recorrerlo con orden, después de aparcar en un terreno que pone el ayuntamiento para este sano y hortera menester. No está muy cerca del mercado en si, y el calzado más adecuado no son las chancletas de la playa porque se trata de un descampado lleno de piedras y tierra, pero es así como acudimos todos: informalmente vestidos y con la riñonera bien puesta. Decía que me gusta recorrerlo con orden pasando primero por las calles dedicadas a la ropa y calzado. En concreto los puestecitos de bañadores suelen estar muy concurridos. No es necesario un probador; allí mismo, detrás de la cortinilla improvisada, se prueban bañadores y biquinis pudiendo observar el efecto gracias a un espejito de mano que ofrece la vendedora ambulante. Tiene mucha gracia la señora y son además, según dice, traídos directamente de la pasarela Cibeles, por supuesto de primeras marcas. En esta primera vuelta no es muy beneficiosa la compra. Conviene esperar un poco, ya que cuando el sol torrefacta los plásticos que hacen de toldo a los puestos y los sufridos veraneantes empiezan a abandonar por asfixia, en ese momento en que decae la venta, empiezan a decaer también los precios. Reconozco haber adelgazado varios kilos gracias a esta manía de quedarme hasta el final, cuando doblan ya la ropa, para preguntar por el precio del mismo bañador que me gustó a primera hora. Sólo el comprobar que bajó doce euros, y se queda en cinco, es suficiente para volver a casa satisfecha. No siempre compro, desde luego. Es un tema de resistencia y apuesta, esencialmente hortera.

En este tema, estoy por encima del hortera medio, por bastante.

Sunsi dijo...

Anónima...pues estarás en los huesos ... Este verano el calor es insufrible.

Curioso. Yo voy poc al mercadillo de Tarraco. Sin embargo, cuando aterrizábamos en Hueca, montábamos una expedición de cuñadas, hijas, sobrinas. El mercadillo tiene mucho más encanto ...

Oye. Que tú de hortera tienes lo que yo de marquesa. Vamos, que tu horterada es hacerte pasar por... y pasarlo como nadie sumergida en el ambientillo.

Un saludo y gracias. Están bien estos relatos. Por lo menos di dónde veraneas...

FOTELIAS dijo...

Muchas veces que me digo que es mas facil vivir en PAZ y ARMONIA con todos que el estar matando.
AMAR es muy fácil pero odiar llegando a matar al otro (como dices) eso es ya de animales.
El Genero "humano" está caduco.
BENDICIONES.

Bego dijo...

"Estos" que matan son "gente" y no personas.
En la vida hay "gente" y personas, las personas tienen una categoría moral y humana que esta "gentuza" no tiene y pobrecillos ni la han mamado.
Descansen en paz.
Besos
Bego

sarracena infiel dijo...

Sin palabras .........

http://www.youtube.com/watch?v=6TfAyX8l5-g

Trapecista dijo...

Descansen en paz.

Nada justifica que un hombre mate a otro y menos todavía en la forma que lo hacen esos.

Saludos

Trapecista dijo...

Vivan los horteras, son los más felices que conozco... bueno, si no los más, de los más.

Saludos

Blancael dijo...

Yo estoy de acuerdo con Bego, no son personas, no tienen sentimientos, no tienen nada de nada, son escoria, y no digo más porque me pondría a insultarlos y diría auténticas burradas¡¡'
Desde luego que desansen en paz, además hoy he leido que para uno de ellos,era su segundo día de trabajo como guardia civil, es una tragedia¡¡¡
A mi este tema me altera mucho, ya que también lo he vivido de cerca, y no tengo palabras para describir mi indignación¡¡¡
Bueno, espero que te encuentres mejor,
ya hablaremos.
besos.Blanca, una Navarrrica¡¡

Sunsi dijo...

Modestino... lo más suave es decir lo que tú. Son unos canallas. Te contesté en tu blog... Me alegro de que hayas vuelto.

Sunsi dijo...

Hola, Fotelias. Es difícil cuando se asesina porque sí y no hay justificación posible... pero creo que hay que hacer un esfuerzo para seguir teniendo fe en el ser humano. Es el misterio de la libertad...Cuánto bien y cuánto daño podemos causar.

Un saludo y gracias por pasarte.

Sunsi dijo...

Bego... empleas la diferencia entre gente y personas. Tiene su miga.
Creo que la persona es un bien absoluto. Pero pienso también que esa libertad que tenemos en nuestras manos para usarla puede llegar a ser un arma arrojadiza. Y la persona puede degradarse hasta límites terribles. Cuando para un hombre la vida de otro es sólo "algo" para reivindicar no se sabe qué... ¿qué grado de humanidad sustenta a esa persona? Tú los llamas gente... y es delcadísimo por tu parte no añadir una retahíla de calificativos que se han ganado a pulso. Yo no les pongo nombre. Me pasaría mil pueblos.

Un beso, guapa.

Sunsi dijo...

Trapecista... de acuerdo contigo. Nunca hay justificación. A ti, que eres del gremio de los jurisconsultos, me gustaría preguntarte qué opinas sobre esas voces que empiezan a pedir cadena perpetua y pena de muerte. No es mi caso, pero observo que cada vez hay más. La gente está harta...

Gracias por pasarte y un saludo.

¿Los "horteras"? Sin complejos... y a quien no le guste que no mire...

Sunsi dijo...

Blanca de Navarra...hoy el día está nublado como el post y tu comentario... Supongo que los que nacisteis y habéis vivido cerca de tantas muertes cada atentado es un mazazo más duro si cabe. ¿Se acabará algun día? Harta estoy de las declaraciones de los políticos...Igual se creen que somos idiotas. Ellos ven el final. Que me digan por qué agujero hay que mirar ... a ver si los demás podemos albergar también alguna esperanza...

En fin, guapa. Ya no te digo "a ver si nos vemos" porque parece misión imposible. Un beso muy fuerte y cuídate mucho.

Alfonso Carlos dijo...

Yo tambien opino que no hay un final cercano y que posiblemente la solucion sea mucho mas a largo plazo de lo que pensamos o lo que nos quieren vender, si es que hay realmente una solucion, cosa que tambien dudo. En cualquier caso oir hablar de pena de muerte me pone los pelos de punta.Por el momento no tengo la experiencia de haber vivido la muerte de un ser querido por las armas. Supongo que es asi como empiezan las guerras. Las palabras funcionan hasta que una bala arrebata la vida de tu hijo. Despues de ahi no valen las palabras, ni las condolencias. Puedo entender esa idea del ojo por ojo desde la pasion y la visceralidad. Es mas, si me aseguraran que matando a unos cuantos asesinos etarras se terminaria la violencia en Esukadi, posiblemente aceptaria dicha medida con la excusa de " Fue por un bien mayor", pero me temo que eso no es mas que una trampa. De hecho, en paises que tienen instaurada la pena capital sigue habiendo año tras año las mismas tasas de violencia y muerte.
Posiblemente la clave de todo sea la educacion aunque eso suene a utopia

Sunsi dijo...

Gracias por tu comentario, Alsonso Carlos. Se empezó a hablar sin tapujos de la cadena perpetua y la pena de muerte tras el asesinato de Marta del Castillo. Un campo abonado para que ahora se vuelva a reivindicar desde algún sector.

Mi postura es rotundamente y sin asomo de dudas: NO.El hombre jamás puede ser el justiciero de otro hombre. Creo que he escrito en algún comentario que la persona es un bien absoluto. Y la muerte, en cualquier caso, llega cuando llega. Dios conoce el cuándo y el porqué. Nosotros, en cambio,nunca podremos saber qué oportunidades se pueden cruzar en la vida delhombre para que ésta dé un vuelco. Y esta idea que se va extendiendo de implantar la pena capital me asusta. Sería otro escalón de la "cultura de la muerte" ...aborto, eutanasia...terrorismo...violencia de género (no me gusta nada esta expresión...). Más muerte no. La cadena perpetua ¿es una muerte en vida? ¿O una vida sin esperanza? Éste es otro cantar que tampoco huele demsiado bien...

Igual Trapecista contesta....

Un saludo, Alfonso Carlos, y muchas gracias por tu reflexión.

Trapecista dijo...

Con la pena de muerte no estoy de acuerdo. Matar a otra persona se justifica únicamente en caso de legítima defensa, ante un ataque ilegítimo contra tu vida y para defenderla, la tuya o la de otro.

Tampoco estoy de acuerdo con el endurecimiento de penas, creo más en la educación, pero esto es harina de otro costal. En materia de justicia está muy de moda, frente a la finalidad retributiva de la pena, la justicia restaurativa. El problema es cuando a pesar de todo, no has conseguido el objetivo: la rehabilitación del delincuente. ¿Cabe entonces hablar de cadena perpetua para proteger a la sociedad de esos asesinos que después de estar 23 años en la cárcel salen y siguen pensando en matar -sin duda eta-, o los violadores después de cumplir una condena de 18 años?.

Antes lo tenía claro, pero ahora empiezo a dudar.

Saludos.

Sunsi dijo...

Gracias, Trapecista. ¿Entonces...para los que fijo que seguirán matando...?

Complicado, ¿no?
Un saludo

Trapecista dijo...

¿Valdría el destierro?

Saludos

Alfonso Carlos dijo...

Supongo que hay gente que merece la muerte...el problema es quien se convierte en ejecutor. El estado ? La familia del asesinado, de la niña violada ? La sociedad ?. Sin duda un tema de tremenda complejidad

Sunsi dijo...

Y ¿dónde los mandaríamos, Trapecista? Pobres... Me refiero a los lugareños que tuvieran que acogerlos.

Sunsi dijo...

Me parece que ninguna de las tres opciones... Alfonso C. La 2ª y la 3ª es lo más parecido al linchamiento, a dejar la justicia en manos de gente con demasiado dolor para actuar...

Veremos qué pasa. Doctores tiene la Iglesia. A ellos, a los que nos representan, les toca pensar y actuar. Es su trabajo. Que lo hagan bien. Si no, que dimitan.