sábado, 4 de julio de 2009

Un poco de gramática bien explicada



¿Presidente o presidenta?
En español existen los participios activos como derivados de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar, es atacante; el de salir, es saliente;el de cantar, es cantante; el de existir, existente.
¿Cuál es el participio activo del verbo ser? El participio activo del verbo ser, es "el ente" ¿Y qué significa "ente"? Quiere decir "que tiene entidad". Por ese motivo, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se le agrega al final "-nte’". Por lo tanto, a la persona que preside se le dice presidente, no presidenta; con independencia del sexo que pueda tener esa persona. Se dice capilla ardiente, no ardienta; se dice estudiante, no estudianta; se dice paciente, no pacienta; se dice dirigente y no dirigenta.


Muchos políticos -y otros tantos periodistas- no sólo hacen un mal uso del lenguaje por motivos ideológicos, sino porque desconocen la gramática de la lengua española.
Pasemos este mensaje a diestro y siniestro con la esperanza de que el mismo llegue finalmente a todos (hay un insulto que omito... no me gusta la descalificación).
El que mandó éste, frustró a un grupo de personos que se había juntado en defensa del género. Ya lo habían firmado: seis dentistos, dos poetos, cinco sindicalistos, un pediatro, tres pianistos, un turisto, un taxisto, dos artistos, diez periodistos, un violinisto, un telefonisto, un fisioerapeuto, seis trompetistos, dos escayolistos, dos maquinistos, un electricisto, un oculisto, dos internautos, el policío del esquino y, el último, un machisto.
Por favor, pásalo a la Ministra de Igual-dá.

Siento no poder citar la fuente; me llegó así.

12 comentarios:

ana dijo...

Oye... me encantan estos "memos". Recordar estas cosas que o no se saben, o ya están olvidadas.

Propongo que nos dejes unas pildoritas de este tipo, para posibles constipados gramaticales. Que nunca se sabe cuando van a dar síntomas...

Buenas tardes!!!

Driver dijo...

¡Estoa pobres participios activos!
¡Tan solos ellos!
¡Así desnudos, son pasto de las conveniencias políticas!
Pero la gramática, esa señora lista que no admite el equívoco, que se rige por las leyes de la claridad y la universalidad de la lógica,¡puso el artículo junto al participio activo!, y así, cual partida de fino y elegante ajedrez, resuelve cualquier partida, por enrevesada que ésta se plantee.

Verbigracia.
El amanante. La amante.

El cantante. La cantante.

E hila más fino, transformando el hilo semántico, girándolo en el aire y sustantivando los matices.

El inconveniente.
La inconveniencia.

No contenta con esto, la gramática se alza poderosa y de un fuerte latigazo, pone los puntos sobre las íes.
Sirviendo la venganza en plato frío.
Pluralizando la vergüenza y enfatizando el ánimo, consigue que la falta de concordancia en el género, sea como una marca de desatino.

El político tontarras.
La política meapilas.

Y sin usar el insulto, con un breve juego fonético, alcanza a arrojar a los infiernos a todo aquel que mancha el lenguaje.

El político tontorrón.

La diputada ilustrada.

Tal vez sea el uso irónico del lenguaje, la más mordaz de todas las armas que humano pudiera o pudiese blandir.

El rebuscado diputado.
La iluminada señora.

Y así, sin ofender ni lanzarse a pleitos y controversias, con su fino bisturí afilado, la Gramática obra.

¡Y de qué manera!, ¡Rediós!

Driver pillado dijo...

Donde pongo "la falta de concordancia en género", debe decir "la falta de concordancia en número".

Ruego me disculpen sus voecencias, más una falta, error o "gambazo", es disculpable dados los rigores de esta canícula castellana.

Vamos, que hace "una caló", que confundo género y número.

ana dijo...

Halaaaaaaaaaaaaaaaaaaa......
Confundir género y número... cuidadín!!!

Terreno farragoso!!

A por un cafelito!!

(Driver, memorable la letra de tus canciones azules)

Sunsi dijo...

Gracias por valorarlo, Ana. La verdad es que a mí me gusta también que me refresquen la memoria. Una de mis lecturas de verano fue "El dardo en la palabra", de Lázaro Carreter. Capítulo a capítulo me iba sonrojando... La de pifias que cometemos... muchas veces por contagio.

Besiños

Sunsi dijo...

Driver, un obligatorio que tiene mi padre y me "deja"... sólo me presta ... y ensequida me reclama es el "Diccionario de dudas" que espero no meter la pata si digo que también es de Lázaro Carreter. Las disipa en un momento. Y siempre digo que me lo he de comprar... y siempre sale algo más urgente. Ahí va pues una sugerencia...

Otra. Ningún diccionario de lengua española le llega a la altura del zapato al de María Moliner. Ni siquiera el de la Real Academia.Eso sí... pasta gansa.
Salió una nueva edición, pero paso con la antigua. Dos señores tomos, pero vale la pena.

Otra... fundamental tener al lado uno de sinónimos. Buenísimo el de la Editorial SM. Dicho por dos filólogos amantes de este estilo de diccionarios.

Otra... Curiosísimo... Tú le sacarías mucho partido. Me lo regaló mi hermano Artur, filólogo también: "Diccionario Combinatorio del Español Contemporáneo"... también de SM

Después de todo esto, igual cobras los cuentos. Porque tela lo que cuesta tener a mano manuales que te resuelvan las dudas que van surgiendo cuando escribes. Y ahora no te agobies, ¿eh? Que tú escribes de cine y si no sale un vocablo te lo inventas y ya está... Mira Juan Ramón Jiménez... nunca empleaba la grafía "g" cuando sonaba "j".
"Intelijencia, dame el nombre exacto de las cosas"

Jesús ... vaya comentario laaargo. Perdona, Driver.

Rocío dijo...

Puff, cómo me suena todo ésto. Hace unas semanas escribí un blog al respecto.

En mi trabajo, para algunas... soy "la gerenta" ¿no suena realmente horrible????

Modestino dijo...

"El dardo en la palabra" es un libro formidable y utilísimo. Adem´s Lázaro Carreter era de Zaragoa y del Zaragoza ... jejeje

Sunsi dijo...

Gerentaaa... Suena mal. Pero si no, ya sabes... Es una batlla perdida explicar que con el artículo femenino basta y sobra. Y que una cosa es el género femenino gramatical y otra el hecho de ser mujer, hembra...

Es como si la silla, por el hecho de ser nombre femenino, tuviera ¿me disculpas? ovarios. Y la puerta y la cama y la...

En fin...Rocío. Lo de gerenta dudo que te lo quites de encima.

Un beso, princesa.

Sunsi dijo...

Modestino, ¡cómo barremos para casa! Tienes toda la razón. "El dardo en la palabra"... a ver si me compro el más actualizado... es muy bueno. Además de ameno. Fue el último regalo que le hice al padre de Jesús. Debería haber comprado dos.

Un saludo

FRANK dijo...

Hola Sunsi

Qué bueno! Ja, ja, ja ...Como se nota que en este post juegas en tu terreno. Para los que no somos lingüistas nos pueden confundir o hacer entrar en la duda, pero a los que sabéis de que va esto, os tienen que chirriar los oídos y desenfocar la vista cada vez que veis este tipo de cosas.

Por cierto cuando una palabra se usa habitualmente (aunque no sea del todo correcta) creo que al final se reconoce por la Real Academia de la Lengua y la meten en el diccionario, estas palabras de tu escrito y otras similares podrían seguir el mismo camino?

saludos

Sunsi dijo...

Perdona el retraso Frank. Tengo el blog en penumbra...

Mi opinión e que no debería recogerse en los casos en los que no es necesario porque el artículo o el determinante es suficiente. Cosa distinta es que, finalmente, se acepte. Es como el leísmo. "Le vi..." Se acepta. Pero lo correcto es "Lo vi". En cambio el laísmo siempre será incorrecto ("La dije")por mucho que se empelee en una zona concreta de España...

Creo que no hay que pasarse ni por excesivamnte purista ni por todo lo contrario. Veremos qué hacen nuestros académicos...

Un saludo, Frank