jueves, 2 de julio de 2009

¿Cuál es tu elefante?



"Dentro de un mes o ya, la mayoría de los españoles nos tomamos las ansiadas y merecidas vacaciones estivales. Hay gente que divide este tiempo de descanso en dos partes: durante la primera quincena se reponen y la segunda la dedican a hacer planes. Bajo la sombra de un árbol o de un parasol, degustando una bebida refrescante, nos montamos una película fantástica...Hay que ver cómo cambian las cosas cuando volvemos a la rutina. Poco a poco nuestros proyectos se van diluyendo y acaban siendo “un sueño de una noche de verano”. El “quid” de la cuestión sería averiguar por qué siempre nos pasa lo mismo y no hay manera de llegar a las siguientes vacaciones con un balance positivo.

Asistí hace poco a una conferencia de Dña.Nuria Chinchilla, profesora del IESE, especialista en gestión del tiempo. Anoté en una hoja dos interrogantes: ¿Cuál es mi elefante?... ¿Quién será ese estúpido ladrón?... Posiblemente no hayamos caído en la cuenta, pero lo cierto es que todos tenemos un elefante que nos comeríamos tan a gusto. El problema es que nuestro estómago no puede abarcar el tamaño de semejante animal. Sólo hay una posibilidad: cortarlo a filetes y engullir uno cada día. De todas formas ¡ojo con los ladrones de bistec-de-elefante! Son muy sutiles...Se filtran silenciosamente en nuestra cocina y son capaces de desvalijar la nevera. O le colocamos un candado o nos quedamos sin tan preciado plato. Elefantes hay muchos, tantos como personas a las que les ilusiona un proyecto...y la mayoría de las veces los tenemos en una jaula, hasta que se nos hacen viejos, porque no sabemos por dónde empezar. Un elefante es una tesis doctoral, un curso de formación, una oposición, o una novela que hemos empezado mil veces. Así, de entrada, asusta. Se nos antoja algo inabarcable. Pero si nos ponemos un plazo y marcamos el tiempo diario que le vamos a dedicar, si nos vamos comiendo cada día una rodaja... llega un momento en el que, por fin, nos ventilamos el elefante entero. No obstante, a pesar de nuestra firme decisión de “hoy empiezo”, se nos van colando esos malditos ladrones que nos sustraen minutos, incluso horas, con las cosas más absurdas: una llamada telefónica que podríamos perfectamente demorar; unos papeles que aparecen en la mesa, que no sirven para nada, y los podríamos tirar...o archivar; ideas peregrinas que se nos ocurren justo en el peor momento y que podríamos anotarlas en lugar de ejecutarlas ¡ya!; esa excusa que nos inventamos para interrumpir una y otra vez nuestra tarea...Definitivamente, al tiempo hay que echarle un pulso: o lo dominamos nosotros o él nos lleva por donde quiere. ¿Alguna receta para ganar?Una buena agenda, pensar cuándo comeremos el filete de elefante y dónde colocaremos lo más importante. Y anotar. Y tener claro que, casi siempre, lo muy urgente pero poco relevante puede esperar."

...

Y , por supuesto, cada uno su prioridad... Cada loco con su tema... Que cada uno es como es y cada quién es cada cuál.





Hoy, dedicado a A.P.

47 comentarios:

Modestino dijo...

Puff... vete a saber mi elefante.... lo pensaré.

Sunsi dijo...

Yo sí lo tengo, Modestino. No lo cuento hasta que me lo haya comido.

Y me faltan muy pocos filetes...

Driver dijo...

Lo tengo claro y nítido, cual cielo velazqueño.
La última vez que estuve en Florencia, todo planificado cual persona coherente.
Llego, aparco, discuto con un florentino que quería aparcar en el mismo sitio y a la misma hora que yo, nos enfrascamos en tórrido y latino conflicto, saco el plano, veo dónde está el Museo donde descansa mi chico, el David de Miguel Angel, rompo el plano y lo tiro a una papelera, memorizo el recorrido, se me olvida, Isabel me echa la bronca, entro en un bareto y me entiendo a gritos con un tal Filippo, conversación en extraño español-italiano sobre café y Sofía Loren, callejeamos, nos perdemos, nos encontarmos, nos volvemos a perder, más callecitas, fachadas revocadas con amarillos florentinos, callejones sin japoneses, una partida de cartas a la sombra de unas columnas dóricas, otro café, unos niños juegan al pañuelo en una plazuela, me cruzo con el de la discusión y nos damos la mano, las paredes rojas de la calle de la libertad con las sábanas colgadas donde se han contado cuentos dos amantes, suena Pavarotti en un patio de vecinos, una Vespa casi me atropella, encuentro el Museo, el David, desnudo, eleva la potencia del mármol a la esencia del Renacimiento.
El Tíber corre que se las pela bajo el puente Viecco.

Amo Florencia.
Una ciudad donde romper el plano a las nueve de la mañana te ubica en el punto que amas.

El punto de la vida.

sarracena infiel dijo...

¿Sirven las manadas?

Sunsi dijo...

Por poco me ahogo, Driver. Trepidante escrito... como si galoparas...

Una pregunta ¿Cuál es tu elefante, Driver?

Sunsi dijo...

Que si sirven, Sarracena... Y quién no las tiene. El problema es que necesitarás más de un congelador. Y quizá el resto de bistecs se los coman tus nietos...

mireia dijo...

Driver: Te contesté en el lugar dnde dejaste tu cuento.Graciaaaas mil. Lo llevo conmigo (el cuento)
Ahora no estoy en la Conga sino en un pueblo chiquito, Piera se llama, donde se está en la gloria. Hasta hace fresquito

Gloria bendita

mireia dijo...

Driver: Acabo de ir a donde supuse que escribí y nada, que no lo debí hacer bien.
Te decía que PLASSSS,PLASSSSS,Y PLASSSSSS.
Te agradezco un montón el cuento que llevaré a la Conga cuando regrese.
También te decía ¡Que viva tu madre!

Sunsi dijo...

Mireia... si estás como en la Conga, conectada y todo... Se van a reír en el Congo cuando les expliques que no, que eso es la Conga y te pongas a bailarla....

Yo estoy con el "Cuéntalo bien" Gracias... Atinas siempre.

Abraçades.

lolo dijo...

Un elefante; ¡era eso!

Aún no he definido bien el contorno del animalote, ni siquiera sé si podré hacer filetes. Hay que contar con las ganas que cada uno tenga de comer carne dura. Porque yo me lo imagino durísimo, aunque sea a filetes.

Si lo he entendido bien hay que ponerse con orden y horario; es que la profesora dice unas cosas, como lo de la agenda...mira, no.

Cada cual baja las escaleras como puede.

Y además me recuerda demasiado a lo del queso. Gestión del tiempo, conciliación...uf! Me callo.

Bego dijo...

Ayyyyyyy Sunsi!!
A mi se me ha apoderado el elefante enterito ha sido "demasie" para mi estómago y para mi coco. Lo malo es que no sé cuándo me comeré el primer filetito o chuletón.
Crees que lo veré claro en breve??
Besitos
Bego

Driver para Sunsi. dijo...

Sunsi, contesto a tu pregunta paquidérmica.
Tengo una manada de elefantes en la cabeza.
La fotografía digital; la pintura con rotuladores de colores, ésos que por un lado tienen una punta fina y por el otro una brochita de trazo ancho, con ellos puedes tomar apuntes del natural en poco tiempo;una novela sobre una posible forma de enfrentarnos a la muerte de forma no traumática; bucear con unas simples gafas en Mazarrón; pasear por Madrid sin prisas y dibujar las preciosas fachadas mudéjares de finales del siglo XIX; escribir sobre temas eternos encontrando la forma de que las palabras tengan una estructura intemporal; escribir un par de homilías para mi amigo Eduardo, un cura de pueblo; escribir y llevar a cabo un corto con mi vecino Juan, un corto con 4 mujeres disminuidas psíquicas que tienen su alter ego en otras cuatro mujeres sanas mentalmente, se va a llamar "El juego de la Oca", y nos faltan actrices, el tema es la relatividad de la locura; terminar mis apuntes caligáficos sobre lo que he aprendido en la construcción estos últimos 20 años; un año sabático en Roma; otro año sabático en París; recorrer la A-7 sin rumbo, y parar de vez en cuando en un pueblo de la costa; dar la vuelta al Mediterráneo, costa africana y Estambul incluídos; sacarme el carnet de patrón de recreo; ver la carrera de fórmula 1 en Mónaco; asistir una vez a las 24 horas de Le Mans; regalar cuentos a cualquiera que me los pida; aprovechar las noches de verano bailando en locales decorados al estilo "coul" años sesenta, con el público correctamente vestido, pidiendo las cosas por favor, y bebiendo cava catalán mientras tras la orquesta en directo se oye el romper de las olas; vestir siempre con vaqueros cómodos y camisa blanca; participar con mi amigo el fiscal Calero en pequeños conciertos en directo, en baretos de Sevilla, donde siempre le hace falta una mano y yo voy y le ayudo con lo que sea; descubrir las estrella del hemisferio norte con mi hija Pilar; comunicarme con mi hija Sara sin palabras, tal como llevamos haciéndolo ocho años;alimentar mi mente con las imágenes que veo cada día y que enriquecen mi alma; y sobre todo, sobre todo, ser capaz de poner en práctica lo que me parece más difícil, de lo que creo que está constituída fundamentalmente la felicidad, ser capaz de transformar cada momento de la realidad con la magia que el Creador nos ha regalado, no sé nombrar ese concepto, se podría decir que anhelo constantemente la capacidad que nos ha sido regalada y que no sabemos usar adecuadamente, la capacidad de crear magia y transformar la realidad de nuestro pequeño entorno; esa facultad la tiene Sara de nacimiento, en mi tierra se usa la expresión "tener ángel"; sí, eso, mi mayor elefante sería "vivir con ángel", un concepto tan abstracto, que el que lo tiene no pierde el tiempo en explicarlo.

Esta es mi lista...., tú tendrás la tuya, seguro.

Saludos, casera.

Driver para Mireia dijo...

Mireia, sólo decirte que me lo pasé estupendo escribiendo tu cuento.
Realmente me divertí mucho.

Te deseo un buen verano, chiquilla.

Aclaro que lo de chiquilla no es casual.
Cualquiera que sea capaz de emprender una aventura como la tuya, debería de ser llamado chiquill@.

Los niños, los chiquillos y los adultos con ilusión, conforman la sabia que renueva las generaciones.

Y esto, lo respeto muy mucho.

Sé que cuando cuentes cuentos en la Conga ésa, te vas a divertir.

Y los críos van a sonreir.

Al fin y al cabo, Africa es la tierra donde la tradición oral de los cuentos está más arraigada.

Raices fuertes en tierras bellas.

lolo dijo...

Driver, a lo que tú no nombras, de lo que yo creo que está hecha la felicidad, yo lo llamo "alegría".

Y no hagamos listas... no hagamos listas. Que me pico y sigo teniendo las maletas a medias.

FRANK dijo...

Hola Sunsi

Tal como lo planteas la vida, además de cómo una caja de bombones, es un gran elefante.

Los proyectos buenos son aquellos que cuesta terminar, ahí es dónde se ve la calidad del trabajo y la constancia; lo fácil lo hace cualquiera.

Saludos

Sunsi dijo...

Lolo. Cómo lees entre líneas... Y no te calles ... que, en tu caso, cuando hablas estás más guapa.

Escribí este artículo después de la conferencia. Dijo muchas cosas...pero yo me quedé con el elefante y los filetes. Me pareció, y me parece, muy buena idea para algo que tengo pendiente... en absoluto para todo.

Me alargo un poco... Pero es que si no, no sé explicarme. La conferenciante tiene unas ideas que enganchan a la mujer-ejecutiva... todo lo contrario a lo que soy yo. Comprendo que la escuchen con avidez las que a las 9de la mañana están en Barna, a las 11 en Madrid, se reúnen y ¡zas! vuelo a a Valencia porque hay que cerrar un contrato... etc..
Para ellas el tiempo es oro. Aunque no concibo una vida así.

Lógicamente, se ha de hablar de lo que te quita tiempo, "los ladrones del tiempo" que no te dejan comer el "filete de elefante". Y puso el ejemplo de las mujeres que trabajan desde casa... ahí tienen su "oficina". La clave: no coger el teléfono aunque arda Troya. Si hay alguien más en casa ha de contestar: "Fulanita está reunida" Reunida consigo misma. ¿Tú sabes hacer eso? Yo no. Porque soy incapaz de no contestar a mi madre que me cuenta que mi padre ve un poco menos o que la tía no sé qué. Incapaz de no hablar con una amiga... ¿cómo le digo que estoy reunida conmigo misma? Si acaso, intento ser más breve...

Lo del elefante va bien si no te cuadricula. Porque al final, intentando no ser esclavo de los ladrones del tiempo, acabas siendo esclavo de los filetes.

Supongo que de las teorías hay que coger lo que a cada cuál le conviene.

No sé... Ahora mismo, por ejemplo, me sirve la mitad de la mitad de lo que entonces me sirvió. Mis circunstancias son distintas...

Tienes la virtud de tirarme de la lengua... Y tú con las maletas a medio hacer. Perdona, lolo. Menudo rollo te he cascado.

Un beso

Sunsi dijo...

Bego... Yo de ti no iba ni al zoo, de momento. Me descargaría algunas sesiones de relajación... música con olas del mar incluidas... y me pondría los auriculares. Mente en blanco. ¿Filetes tú? Ni de una hormiga. Paseos lentos por la orilla del mar y relajación.... relajación...

¿Qué te viene un bistec a la mente?
Imagínate que es una mierdecilla de paloma...¡qué asco! ¿verdad? Pues eso.

Ánimo, guapíshima... Nos vemos en Larga beach???

Driver para Lolo dijo...

Lolo, antes de cerrar tu maleta mete la botella de magia.
La alegría es pasajera, hay días alegres y otros tristes.
Circunstancias festivas y meandrosde ríos melancólicos.
Pero la magia es un concepto intemporal, salta las fronteras de lo cotidiano, de lo externo.
La magia es lo que se puede transmitir a los hijos, y que entra a formar parte de su ADN.
La magia es lo que hace que no te derrumbes en un funeral.
La magia es lo que se responde cuando no hay respuestas.
La magia es la comunicación sin palabras.
Esas frases a medio acabar, que tu mente remata a su gusto.
...
Os deseo a todos que este verano metáis en la maleta una botella de magia.
Seguro que alguién os dirá que es una tontería irreal.
Pero pensad una cosa, cuando no tenéis razón, cuando la cosa se pone chunga, cuando los esquemas aprendidos no son útiles, cuando empezamos de cero patatero, la fuerza viene de la capacidad que tiene el cerebro de crear conceptos necesarios.
Pienso que el cerebro humano es el órgano más desconocido. Dios nos hizo un gran regalo al darnos un cerebro capaz de autogenerarse.
La magia no es evasión.
La magia es lo que construimos para enfrentarnos a una vida que nos merecemos.
Y éso no depende de un buen día o de un mal día.
Sólo depende de tí.

Sunsi dijo...

Respuesta paquidérmica, Driver. Por Dios la de cosas que quieres hacer. Esto sí es una manada, como dice Sarracena.

Supongo que si me pongo, me saldría una lista... pero mucho más corta.
Si me hubiera puesto hace unos años... te la doblaba.
Hace un par de años o menos hice un descubrimiento... muy tonto, muy evidente... pero fue como un fogonazo. AYER YA PASÓ...OLVÍDATE. MAÑANA NO HA LLEGADO.. SÉ UN PELÍN PREVISORA, SIN EXAGERAR. SÓLO TIENES HOY. Y DEL HOY...AHORA.

Por eso, si tuviera que hacer una lista, buscaría lo importante. Y de todo ello lo que puedo abarcar a corto plazo. A las "sufridoras" (y yo lo soy...bastante) creo que nos viene bien esa filosofía.

Pero tu lista, Inquilino, es maravillosa. Y me apunto lo de "vivir con ángel".

Sunsi dijo...

¿Qué hay, Frank? Una caja de bombones y de sorpresas... e imprevistos. Y con algún elefante que hay que comerlo poco a poco ... y que debes terminarlo. Siempre hay algún elefante demasiado grande y que no te apetece comerlo, ¿verdad?

Me ha gustado tu conclusión.
Un saludo, jurisconsulto.

sarracena infiel dijo...

Perdonad, pero me encantaría examinar un poco la vida d ela conferenciante y ver, de verdad, si es lo mismo predicar que dar trigo.

Personalmente, la conferencia que y le oí me pareció un topicazo de tomo y lomo, plagada de lugares comunes y pensamientos en titular.

Pero, claro, sólo soy una picapleitos sin brillo, sarracena y lenguaraz ¿qué sabré yo?

lolo dijo...

Gracias, Sunsi, por tu respuesta.
No es que lea entre líneas, es que he leído a N.Ch y ...puf, eso si que es un elefante difícil de tragar. Sorry.

Me voy a las maletas que a este paso no me voy.
Me voy a reunirme con mis maletas.
Pero sigo aquí.

lolo dijo...

Uy, que casi piso a Sarracena.

Consolación, que te dejé respuesta el día de marras y despedida.
Hala, besitos, mona.

lolo dijo...

"Lo del elefante va bien si no te cuadricula. Porque al final, intentando no ser esclavo de los ladrones del tiempo, acabas siendo esclavo de los filetes"

Esto sí que es verdad, y es muy bueno, Sunsi.

lolo dijo...

Driver, estoy haciendo maletas y me llevo lo de la magia, que será un gusto digerirlo en la tumbona. Gracias.

Driver para Lolo dijo...

No te vayas todavía
no te vayas podfavod
que hasta la guitaaaaaaaarra mía
llooooora
cuando dice adiooooooooooooos

Sunsi dijo...

Sarracena... que no te va nada esta postura de humildica... Yo sí te leo entre líneas. ¡Qué sabrás tú! Pues todo lo que sabes, picapleitos... que no es poco.

La conferenciante no deja indiferente... ni para bien ni para mal. Eso es viejo...

Sunsi dijo...

Lolo... yo creo que la yuppie montada en unos patines todo el día, que hace mil cosas a la vez y que además resulta que tiene hijos y va al spa y pijadas similares ... y encima tiene tiempo para comidas de negocios... está en franca decadencia. Además... algo se resiente, seguro. Es humanamente imposible estar en todos los frentes. Y si para ello has de ser más rígida que un palo, mirando todo el dí el reloj... pues , la verdad, menuda vida.

Noto que soplan aires nuevos... en los que se empieza a valorar la calidad de vida y un poco de sosiego. O quizá es que me gustaría que fuera así...

¿Ya te vas? ¿No te conectarás en dos meses? Pues te voy a echar muchísimo de menos.

Un beso. Que lo disfrutes con salud y que los ciudadanos se porten bien...

sarracena consolación dijo...

Me conoces villana hedbnna rana, me conoces.

Efectivamente, no me deja en absoluto indiferente.

Hedbanna pardilla, leíte la despedida y creo recordar que en la entrada siguiente te dejé un enlace; no obstante, por si la memoria me falla como el resto, te dejo este otro.

Con ánimo sarraceno:

http://www.youtube.com/watch?v=ynJsRBRRW3A

http://www.youtube.com/watch?v=FiJRYckB8eA

Hala, a disfrutar hedbanna.

D para P dijo...

¡Vaya Sarra cena!
!Cómo esculpe tu música el pedernal!
Se oye el golpeteo de la pasión colisionando con el alma de la tragedia.
La pena se arma, elevándose al son de la música. Sube alto, toma perspectiva, resuena hondo, para más tarde caer en picado, cual pluma al vento.

Me gustaría acompañaros un día al Real.

Y dejar que la caja de los truenos arme la estructura algebraica de las corcheas.

Esa rotundidad infinita, que nos raya las entrañas.

Música.

Sarfffffcempppppppppppfna dijo...

¿Por qué, D.- me provocas?

Tú, tan amable y encantador en encendido elogio musical y yo, aquí, que me provoca sarpullido "la estructura algebraica de las corcheas"

De verdad, yo quiero ser buena, pero me lo ponéis muy, muy difícil.

Joé.........................

D segundo intento dijo...

Bien, también sé escribir en sarracensis.
Veamos.

"Los músicos eran una pandilla de sinvergüenzas, mentirosos y borrachos.
Aquel diector de orquesta había conseguido el puesto mediante sobornos.
La subvención del ministerio de cultura quedó prendida en la cuenta corriente de algún oscuro y cretino funcionario corrupto.

Lo único que era auténtico, la partitura del maestro.

Él ya estaba muerto.
Y yo allí, tuve que aguantarme las ganas de vomitar, pues la cultura se había convertido en un asqueroso circo.

A pesar de todo me quedé a escuchar el concierto.

Por respeto al Maestro.
Sólo por eso."
...
¿Qué tal, te gusta así?...
¿Sabes lo que me pasa?
Lo escriba de una manera u otra, lo siento inténsamente.
Y disfruto.

D tercer intento y a sobar dijo...

Y ya puestos, se puede escribir en "saracenis intemsorum".
Veamos.

"Aquella orquesta estaba compuesta por lo mejor de cada casa.
Los tres violonchelos, estafadores profesionales, pasado oscuro y mezquino, impresentables sin el más mínimo de los escrúpulos.

Los violines, la mezquindad de fino salón; mentirosos, aduladores, bienpensantes de doble moral y triple rasero; carroña de alto standing.

La sección de viento estaba compuesta por ladrones, violadores y asesinos; el único motivo que tenían para tocar en la orquesta, era la condonación de parte de su pena; en cuanto salieran a la calle, matarían por dinero, seguro.

La sección de percusión, usureros, sacasangres; te extraían el corazón con una mano y con la otra le daban al bombo.

Si la justicia divina fuera eficiente, mal rayo cayera sobre la orquesta y todos, y cada uno de sus malditos componentes.

Pero...
Cuando tocaban, el Maestro Mozart se elevaba sobre la carroña terrenal, y su sonido rotundo ahogaba la pestilencia de la condición humana de aquellos músicos.

Si cerrabas los ojos y obviabas la terrible condición de aquellas inmundicias humanas..., lo sentías en toda su pureza.

Mozart.
...

¡Sarracena, la ceeeeeena!
Bona nit, chiquetta.

sarracena infiel dijo...

Ay, Mc.- D, mi seductor caballero............... muuuuucho mejor así.

De verdad, juaaaaaaaaaaaaaa, afffffffffffffffff, juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Me partoooooooooooooooooooooooo

Sunsi dijo...

Pobre Driver... lo que se lo curra, Pepa.

Qué calor, por Dios.

Bona nit

ana dijo...

Ufff... yo no sé muy bien cuál es mi elefante... no lo sé muy bien. O sí, pero aún no sé no como podré comérmerlo. De filetes... ni hablamos.

Voy y vengo... esto durante todo el verano es así... "a rachas"... y os leo a carreras... y me encanta encontrar la república tan veraniega y animada.

Saludos a todos.

Driver para Sunsi I dijo...

Mi muy estimada casera, señora de los pensamientos de oficio:
Heme aquí ante cuestión nada baladí; reclamo vuesa atención y consejo pues desperteme con profunda aflicción e inquietud literaria.
Sabido es por el orbe que vuesa merced proclama en su augusto perfil de Internet, una natural querencia por mis cuentos.
Éste su más fiel inquilino lleva escritos la friolera de un centenar de cuentos personalizados.
Es una afición que, amén de gratificante y jovial, me ha servido para ponerme en el pellejo de diversos ciudadanos de éste nuestro terrenal entorno.
Bien sabe usted de mis andanzas con gaviotas, de pasajes bíblicos, de aventuras con niños piratas, excavadoras que arremeten impasibles contra las puertas de nuestro Congreso de los Diputados, halcones neoyorquinos que vuelan entre los sueños de su joven vástago, de ingenieros que hacen la prueba del nueve, de niñas que sueñan con la Conga, y así una larga y espero que interminable sucesión de agradables momentos literarios.
Pero heme aquí ante un nuevo reto.
Mi indomable espíritu me espolea incansable, arrojándome de manera atrz contra una novel y apasionante empresa.
Escribir una serie de capítulos para una novela corta, donde el enfrentamiento a la muerte y la capacidad del ser humano de regenerarse, sean la traza que discurra potente a trvés de todos ellos.
Y ahí viene mi duda.
Se la expongo con mesura, pues mi verbo indolente ha de contenerse ante la inmediata explosión literaria que va a acontecer.
A pesar de las desvergonzadas críticas de nuestra querida Pepa, ústed y yo sabemos que el ritmo y la estructura subyace en toda obra que se precie.
Tanto en la música como en la matemática, la belleza se apoya parapetada cual francotirador impasible, tras la organización de párrafos y lances.
Y heme aquí, escribiente aficionado, que me resulta sumamente placentero hacer añicos, o destrozar en su caso, los más básicos principios de orden y ritmo argumental.
¿Lo ve usted como un recurso literario de una mente atolondrada?
¿Tal vez mi noble intento de emular estructuras compositivas de alto nivel, tales como la música, el color o la sinfonía, se dejan entrever en mis alocadas muestras literarias?

Es mi intención acometer un nuevo proyecto,donde mi más ansiada pretensión sea transmitir arrogancia frente a la adversidad, fe ante las dificultades y fortaleza contra las dificultades del cotidiano acontecer.

Driver para Sunsi II y fin dijo...

Leo apesadumbrado la gramática de nuestra noble Academia de la Lengua. Aquella institución que mira por el pulido, abrillantado y esplendor de ésta, nuestra lengua materna.
Y digo apesadumbrado, pues observo que, lejos de ceñirme a la disciplina de la concordancia y a las reglas sintácticas más básicas y necesarias para salvaguardar este bello instrumento del lenguaje escrito..., mis dedos se saltan todo tipo de normas y consejos académicos, y centran su atención en el asesinato de verbos, la yuxtaposición de las formas irreconciliables, el ritmo entrecortado, y la metáfora disonante.

Llegados a este punto, supongo que estará pensando, ¿pero el inquilino, qué rayos está preguntando?.
Pues bien, le pregunto mi señora, si cree recomendable emprender mi nueva aventura siguiendo los dictámenes de mi atolondrada forma de escribir, en aras de intentar alcanzar un ritmo bello y fresco.
O...
Que tal vea sea del todo punto aconsejable ceñirme a las normas de la semántica elemental, la composición clásica del párrafo, la estructura organizativa de presentación-nudo y desenlace, esculpiendo el bloque de granito de los párrafos con el cincel adecuado y prudente de la más académica de las normas del buen uso.

Su consejo lo tomaré con respeto.
Vive Dios que sus apreciaciones serán más que bienvenidas, lejos de dogmatismos y raciocinios mayestáticos.

Espero su consejo. El sábado próximo me espera un bloc azul con cien hojas en blanco, atravesadas por doble raya para guiar mi maltrecho pulso.

Y pongo a Dios por testigo que es mi intención luchar contra el argumento, dejarme la piel en el intento, y dar de mí todo aquello que nuestro Creador tuvo a bien prestarme, bien sea don o bien caos.

De la brutal batalla, tan sólo caben dos desenlaces.

O vence la novelita o caigo herido de muerte.

Dios me guíe, pues ya no hay posibilidad de retirada.

Como decía Napoleón.

"El arte de la guerra consiste en disponer las tropas de forma que la retirada sea imposible".

Atentamente. Driver.

Sunsi dijo...

Driver, disculpe usted que le tutee. A estas alturas ya no prodecde el vos.

A ver si lo he entendido bien. Novela corta. 10 capítulos. Creo que si te aconsejo que los diez capítulos sean 10 historias acertaré. Por lo mucho que te he leído, eres de historias breves pero intensas. Sólo es un consejo. Síguelo si quieres, si no, a la basura. Bueno, me aventuro a darte otro. Intenta que la descripción sea lo más breve posible. Es una historia, no una Topografía...


Desde luego, los del 61 rodamos como una pelota por los mismos senderos. Estos días estoy leyendo "CUÉNTALO BIEN. El sentido común aplicado a las historias." Autora: Ana Sanz-Magallón. PLOT ediciones.
Es corto. Tú lo devoras en una mañana. Magnífico. Claro. De sentido común. Te va ni que pintado.

Cosas varias que dice:
"El rey murió y después murió la reina": no hay historia
"El rey murió y después murió la reina de pena": Hay historia.
En un relato ls cosas pasan por algo. Siempre ha de haber una causalidad.

Más: Una historia en la que predomine el azar tiene un problema. "Van pasando cosas, sí, pero, ¿y qué?"

Más... Un objetivo fácil no es interesante, ni un objetivo predecible.

Es que explica tantas cosas y de forma tan ágil que te lo copiaría todo.

Intenta encontrarlo.

El ritmo , el tuyo... Mientras sigas las reglas básicas , mínimas, que a ti te salen innatas... no destruyas tu YO literario. No tendría sentido.

De la corrección en aspectos sintácticos o gramaticales en los que tengas dudas , ya sabes dónde estoy. Me lo mandas y retoco lo que me digas. Eso es la tarea final. El pulido... Cuenta conmigo.

¡¡¡¡AVANTI, CUENTACUENTOS!!!

Sunsi dijo...

Por cierto... mi elefante va por ahí, Driver.

Driver dijo...

Voy a leerme el libro que me recomiendas.
Vamos por partes.
Lo primero la respiración. Veo que algunos párrafos míos se olvidan del tan necesario arte de respirar.
Tengo que explorar más el ritmo de la puntuación.
¡El otro día casi te dejo exausta con las notas sobre Florencia!

Lo segundo la línea argumental. Lo que yo hago es escribir en un papelito las ideas motrices, resumidas en una sucesión de palabras.

En el caso de Mireia y el cuento sobre el Congo fue: papá cansado/ niña pequeña coge las riendas/ Kepler y la velocidad de la luz/ observación de estrellas/ la luz corre/ las enseñanzas corren / relacionar ambos conceptos.

Una vez que tengo ese esquema, me dejo llevar, permitiéndome todo tipo de licencias, pues sé dónde quiero llegar.

En cuanto a los objetivos fáciles..., ése es otro cantar.
Estoy acostumbrado a escribir para una persona. Si conozco de antemano dos o tres cosas que le gustan, es muy fácil acertar.

En el caso de tu padre estaba fácil. Las vivencias genéricas de un profesor que se preocupa por sus alumnos. La visión del alumno, quien descubre al cabo de los años la importancia de lo aprendido.Fue fácil pues era para una persona en concreto. Si el cuento es genérico creo que va a ser mucho más difícil.

De acuerdo no destruir mi yo literario, pero intuyo que tengo que avanzar en la claridad de expresión y en la "universalidad" del mensaje.

En los aspectos sintácticos y gramaticales sé que tengo que avanzar. Tengo la Ortografía y la Gramática de la Real Academia. Además me viene bien repasar con mis hijas sus asignaturas de lengua. Aprendemos juntos. Siempre es interesante y divertido.

He leído varios libros sobre la confección de relatos.
Todos ellos abundan en el orden y la claridad meridiana. Es lógico.

Lo que me pasa es que me gusta jugar mucho con las imágenes. Cuando escribo me divierto mucho tratando las palabras como si fueran pinceladas de color en un apunte rápido.
Si no tengo la sensación de juego, me aburro como una ostra.

Eso de romper los ritmos, dejar que el lector complete ciertas frases inacabadas, mostrar sólo parte de la realidad, crer tensión escénica sin culminrla del todo..., me parece un juego divertido donde el lector, si se implica,completa el cuento.

No me gustan los finales cerrados.
Me encanta que las historias raspen el cerebro, despierten una emoción, y que el lector ciga en la trampa de implicarse y completar su propia versión del cuento.

En fin, gracias por tus consejos.
Los agradezco pues en mi entorno social, hablar de literatura es imposible.

El sábado empiezo la novelita. Espero saber captar la atenciónde Ana diminuta, pues es un proyecto conjunto.

Seguro que tengo que cambiar el chip para escribir novelitas. El relato o cuento corto está pensado para contarlo en voz alta, en una conversación de café, en vivo y en directo. Esa tradición oral está muy perdida. La añoro como el respirar.

Al final...., saldrá lo que tenga que salir.

Seguro que aparecen el camionero con su brutalidad primitiva, la Sarita y su visión simple y mágica de la vida, los albañiles y su digno sentido del trabajo, el abuelo Emilio y su ternura heroica, la carretera y su amplitud de espacios, el Medirettáneo y su cultura clásica.

Al final aparecerá lo que soy.

Un cuentista, agradecido de tener una casa donde expresarme.

La casa de la amiga Sunsi.

Atentamente. Driver.

Sunsi dijo...

Driver... No sé para qué me pides consejo. Si lo tienes todo muy claro...

Me las piro, que llevo unos días de retén que ya vale.

Un saludo de tu fiel lectora

Driver dijo...

Pues te lo pido porque estoy más aislado literariamente que un aparejador en Madrid, que ya es decir.
Lo que daría por echarme un piti, o cincuenta,en tu cocina y en tu compañía; café, humo y literatura.

Una buena mezcla.

Que tengas buen día, casera.

Sunsi dijo...

¡Ah! Driver ... si es por eso... eso es otro cantar. Es necesidad de compartir, de desahogo literario.

Vamos a montar un cafetín virtual. No estaría mal. En plan foro-terulia literaria con velador, papeles y mucho humo. Ambientado como el viejo café de Oriente. Sería una buena idea. Pero no sé yo si la vida me va a dar para tanto.Recuerda que me faltan unos cuantos filets de elefante...

Un saludo de Tarraco a Madrid

D dijo...

Con la intención me ha valido.
Gracias, casera.

Ezequiel dijo...

Señora blogera

Cuando se lo dedica a A.P. a que o quien se refiere.

Saludos

Sunsi dijo...

Ezequiel... El artículo lo colgué tras escribir un comentario en el blog de una amiga cuyo nombre y apellido responde a estas siglas. El tema no tiene más misterio que tener un detalle con ella.

Saludos