martes, 13 de octubre de 2009

¿Adelante?


Lo he encontrado. Ese texto de Don Miguel de Unamuno está recogido en el libro El silencio creador. Lo visualizaba pero no lo ubicaba. Me lo ha recordado algún fleco que ha quedado del post anterior.

Escenario: una situación adversa. Cada cuál que le ponga nombre, asunto, circunstancia. Os invito a leer despacio las palabras de Unamuno:

"Me dices en tu carta que, si hasta ahora ha sido tu divisa ¡adelante!, de hoy en más será ¡arriba! Deja eso de adelante y atrás, arriba y abajo a progresistas y retrógrados, ascendentes y descentes, que se mueven en el espacio exterior tan sólo, y busca el otro, tu ámbito interior, el ideal, el de tu alma.

Forcejea por meter en ella el universo entero, que es la mejor manera de derramarte en él...

En vez de decir ¡adelante!, o ¡arriba!, di ¡adentro! Reconcéntrate para irradiar; deja llenarte para que reboses luego, conservando el manantial. Recójete en ti mismo para mejor darte a los demás, entero indiviso.

"Doy cuanto tengo", dice el generoso;
"Doy cuanto valgo", dice el abnegado;
"Doy cuanto soy", dice el héroe;
"Me doy a mí mismo", dice el santo; y di tú con él, y al darte : "Doy conmigo el universo entero". Para ello tienes que hacerte universo, buscándolo dentro de ti. ¡Adentro!"

El texto es más largo, de una hondura que se hace difícil leer a buen ritmo. La moraleja, por decirlo de alguna forma, tiene una lógica aplastante. ¿Dar? ¿Cómo dar sin ser? ¿Cómo ser lo máximo de mi ser?

Existen personas que aparentemente están estacionadas. El ojo humano las percibe inmóviles, sin cambios. Si alguien ha acumulado la curiosidad suficiente... si le han enseñado que todo es susceptible de ser admirado, tal vez se acerque con una pregunta..."¿Y tú?" Igual nos sorprendemos con su respuesta: "Yo... avanzo".

Perplejos ante la respuesta al observar que no se produce ningún movimiento... no damos crédito. "Avanza...dice".

El secreto de muchas personas que sostienen muros pesados donde se podría apoyar la humanidad entera no es más que ése. Avanzan tragando instantes de eternidad, descubriendo y cazando una perspectiva nueva, una palabra nueva, una forma distinta de abrazar... Adentro, adentro. Todavía cabe más. La hondura del espíritu tiene la frontera mucho más allá de los pies que tocan la tierra. Adentro, más adentro. Y el ancla se afianza. Unamuno lo expresa con una belleza poco común:

"Vive al día, en las olas del tiempo, pero asentado sobre tu roca viva, dentro del mar de la eternidad; el día en la eternidad, es la eternidad"

Adentro porque siempre estamos repostando. Adentro. Que la esencia de lo que alimenta el espíritu, lo que nos da energía para ser y seguir dando, se agota justo cuando más la necesitamos... cuando el peso parece que nos excede.

¿Adelante? Mejor avanzar. Aunque no se aprecie movimiento.




Para lolo, con especial cariño.

32 comentarios:

Driver dijo...

EL OLOR DE LA LIBERTAD.

De todos los olores que he conocido a lo largo y ancho de mi vida, hay uno que me vuelve loco. El olor a gasofa.
Esta mezcla de hidrocarburos saturados, motivo de guerras entre grandes potencias, me pone.
Tengo la sensación de que todos somos un poco esclavos de nuestras circunstancias, y que frente a las pequeñas esclavitudes de cada día, defendemos lo poco o mucho que nos queda de nuestra libertad, de la mejor forma que podemos.
Yo, simplemente reposto.
Gasóleo.
En cualquier gasolinera de cualquier carretera secundaria, en uno de los países que recorro con mi Volvo.
Es un extraño momento. Cojo la manguera y reposto.
Sólo soy un camionero repostando en una instalación provisional, entre dos puntos kilométricos.
Mi depósito tarda unos seis minutos en llenarse.
Seis minutos en los que con la mano derecha agarro la manguera, y con la mano izquierda no hago nada.
Pueden ser las cuatro de la mañana en Estocolmo, o las tres de la tarde en Teruel.
Por algún motivo extraño, es mi momento de paz. Mis seis minutos dorados.
Miro alrededor y los veo. Los amaneceres en Dinamarca, las puestas de sol en Villa de Don Fabrique, los reflejos de la nieve en los Alpes italianos.
Y ese inconfundible olor a gasofa, ha quedado grabado en mi cerebro, con la potencia de una marca.
La marca de mi libertad.

Atentamente:DRIVER

FRANK dijo...

Hola Sunsi. Me encanta este post.

Hay que adaptarse a los tiempos, pero sin perder nuestra identidad.

Saludos

Bego dijo...

Hola Sunsi!!
De vuelta tras el puente leo todos los post atrasados.
Especialmente la entrada de ayer...me solidarizo con todos los enfermos y sus familias. A muchos les pongo cara...y un corazón enorme.
Vaya con Unamuno!!ni adelante ni arriba...ADENTRO!!Hay mucho jugo en esas palabras, a ver si me aplico el cuento!
Te llamo pronto y paseito playero.
Besitos
Bego

Sunsi dijo...

Repostar. Le viene al post como anillo al dedo, Driver. Siempre necesitamos repostar: comer para el cuerpo, gasofa para el camión, leer... etudiar... para el intelecto, beber para hidratarnos. Y los parones de silencio diarios para reponer el espíritu. Casa día gastamos. En todos los sentidos... Y tenemos que repostar...

Gracias, Driver. Me llega el olor a gasofa...

Sunsi dijo...

Me alegro, Frank. Recurrimos poco a los clásicos. El texto de Unamuno es una maravilla. Una conjunción prfecta entre fondo y forma.

Yo me quedo con su exclamación... que parece que te quiere empujar: "¡Adentro!"

Un saludo

Sunsi dijo...

Bego, guapa... En la república el puente ha servido para estudiar...Ya ves. Cada época lo que toca.

El post que mencionas... Bueno...Era inevitable que un día u otro colgara algún reclamo para ellos, para que saquen la cabeza y se les vea, aunque sea desde este ventanuco.

Cuando quieras, repostamos a dúo.

Besicos, reina...

lolo dijo...

Sunsi...

Sí, es justo eso.
Adentro.

Cuando nada se ve desde afuera, cuando para los que miran no hay avance...adentro.
Estamos adentro, aunque no veamos el fondo de ese adentro, aunque creamos que estamos parados, adentro es donde todo encuentra reposo y crece.

Los tiempos en que no hay fuerza para avanzar son los que más ahondan, para luego salir, adelante y más adentro.

Unamuno lo dice precioso: hazte universo, dáte entero, indiviso, conserva el manantial.

Más vale recordarlo cuando no hay oscuridad de noche porque luego, allá adentro, no es fácil verlo. Pero estamos adentro, aunque nadie, ni nosotros mismos, lo veamos.

Unamuno lo pasó mal, creo.
Cuando no podemos adentro...adelante. Adentro duele mucho.


Y para no ser trágica te diré que mis merecidas vacaciones han resultado estupendas: 4 días que cundieron como 8 y parece que haga 10 que volví. Lo bueno, a veces podría durar un poco más...al menos en el recuerdo. Estaré adentro.

Tú da un paso hoy, yo también lo haré, de este camino que nos ha tocado y que es, no tengo duda, el mejor que podamos imaginar. Aunque no lo veamos.

PS; La historia de "cada día un paso hacia adelante", te la contaré otro día, te gustará.
Y gracias.

PS2; No tiene nada que ver con Operación Triunfo.

ana dijo...

El presente como eternidad en los pasos que he dado hoy; soy esto que ahora transmito... soy ese adentro que sale a flote desde su hondura, desde su peso... que sale adelante en el paso que hoy doy.

Es precioso, Sunsi.

Soy este paso que ahora doy, este paso aparentemente insignificante que sale al camino, y sale desde la hondura que hoy siento. Eso que sé que soy. A pesar de mi poco sonido.

Un beso.
Que tengas un buen día.

Modestino dijo...

Viene bien leer esto cuando a una edad uno se ve en ocasiones con las manos vacías.

Un saludo hacia Tarraco.

lolo dijo...

No, Modestino.
Si alguien se ve con las manos vacías demuestra que quisiera llenarlas, al menos.

Un recuerdo me viene, también de hace tiempo: "vacías la manos pero llenas de nombres"

Las mano deben estar desasidas, cuanto más desasidas más llenas. Si uno se encuentra pobre, tiene mucho que dar, mucho que recibir. Ese es el mejor camino que tenemos por delante.

Perdona que me meta en tu comentario.
Un saludo.

Sunsi dijo...

lolo... Preparados... disparen...¡fuego!. Ha dado usted en la diana... y me dijeron que la llaman "pardilla".

Rico, rico el comentario. Jugoso, lolo.

Unamuno lo pasó mal. Cierto. Un hombre racional en constante búsqueda. Su ansia de eternidad lo torturó durante toda su vida.
Unamuno me enternece. Sobre todo esa honestidad, a punto siempre para el hallazgo.

Fíjate en este poema... tan breve:

"Agranda la puerta, Padre,
porque no puedo pasar.
La hiciste para los niños,
yo he crecido, a mi pesar.

Si no me agrandas la puerta,
achícame, por piedad;
vuélveme a la edad aquella
en que vivir es soñar."

Por cierto, "Adelante" también es una canción de los triunfitos.

Dices algo que no es de pasada. A cada uno le ha tocado... en suerte (no como en una tómbola... sino por suerte)una ruta. No hay ninguna que se haya trazado de forma idéntica. Creo que muchas veces, cuando la bordeas o te empcinas en salir de ella, te das cuenta de que es ésta... la tuya... sólo tuya... pensada desde la eternidad para ti. Si hay más matorrales, fijo que nuestra piel es más resitente; si no hace sol, seguro que nuestros ojos se adaptan con más facilidad a la ocuridad. Pero hay baches. Hay que contar con ellos. Eso sí lo tienen todas las rutas:los baches. Y también es cierto que hay baches más profundo en algunas de ellas. El detalle es que ése que camina en rutas así es más alto, tiene la piernas más largas. El bache está calculado para su medida.

Buf. Que esto parece un post. Bueno...repuesta equilibrada, a la medida de tu comentario.

De aquello que una vez te escribí desde la república... Sí me pierdo y mucho.

Gracias por todo, lolo. Que encima veraneas en otoño... Y lo dices así, sin ningún recato, para que alimentemos más envidia cochina...

Besos

Sunsi dijo...

Anita, hija, qué capacidad para sintetizar en tanpocas líneas lo que a mí me cuesta parrafadas.

Toca comer... Sigo luego.

Primer turno... Hoy hay tres.
Que voy a montar un self-service. "Tolojoro"

Bssssss

Driver dijo...

A veces pienso que lo más grande que tenemos es muy pequeño, y claro, apenas lo vemos.
Son tantos los días estériles.
Tantas conversaciones vacías de acción y llenas de teoría.
Tantas vueltas al remolino del pensamiento.
Tantos dolores de cabeza por lo que todavía no ha sucedido.
Tanta pena por lo que nunca sucedió.
...
Y nos dejamos llevar por la marea del día a día. Envueltos en niebla y ruido.
...
Y no miramos nuestras manos.
Diez dedos dispuestos a obedecerte.
Con uno sólo puedes marcar un número de teléfono.
Con dos hacer la señal de la victoria cuando te cruzas con alguien por la autovía de la vida.
Con tres abrir una posibilidad donde sólo habían dos caminos.
Con cuatro teclear una carta.
Con cinco dar una mano.
Con seis marcar un teléfono y dar una mano, a la vez.
Con siete rasgar una guitarra.
Con ocho manejar un violín.
Con nueve pintar un cuadro imposible.
Y con tus diez dedos abrir el telón de un teatro, salir y narrar un cuento.
...
Apenas alcanzamos la alacena de la vida, estirándonos hacia el bote de alubias pintas.
Cuando la vida está en una sartén, un huevo frito y un poquito de sal.

Un poquito de sal sobre las cosas más simples.

Vertida con dos dedos.

En una sartén con aceite, al final de un día complicado.

lolo dijo...

Hablando de sal; este verano he descubierto el mundo de la sal y sus diferentes sabores.

Ayer, en una compra de esas que hago a veces, sin los atascos de mi verano hortera y con tiempo para perder por delante, estuve un buen rato delante de un estante lleno de sales diferentes.
Me traje la Maldon, aunque había muchas más: ahumada, de Camargue, especiada...
Me hace ilusión estrenarla, a ver si consigo que mis pocas recetas tengan otro sabor.
Me lo pasé muy bien mirando y tocando.

Y también me traje un molinillo de azúcar con canela: para el café, pensé.
Esta mañana lo estrené y sí, un fondo de canela que da un toque especial.

No es tan difícil encontrar el sabor a las cosas, pero cuando el paladar envejece...pues aún hay recursos, muy jet set.

Estoy diciendo chorradas, lo sé. Pero como no está Sarracena...

PS;No recuerdo esa conversación en la que te perdías algo...

Sunsi dijo...

Anita.. un poco tarde pero he llegado. Poco que añadir a lo que tú ya has dicho.

Para ti, el anuncio que más me gusta. Me imagino hablando a tu Anita así de ti:
http://www.youtube.com/watch?v=vrBD2hSdLS0

Bsssssssssssssssssss

Sunsi dijo...

Veo que lolo se ha adelantado, Modestino. Ella le ha dado la vuelta al asunto.

Vacías se puden ver a veces... porque igual no te acuerdas de lo que tenías ...porque, gracias a Dios, lo has ido repartiendo ... Y esta misma proporción eres más.

Qué paradoja... Tines menos... te has ido despojando mientras te ibas hacindo más rico.

Un saludo, Modestino.

Se me olvidaba. Hay personas y personas. Las que son como el vino de tu tierra, mejoran con la edad.

Sunsi dijo...

Oye, Driver. ¿Lo de los dedos te ha salido así...fiu,fiu... o ya lo habías pensado antes? Es magnífico.

Aprovecha... que no está sarracena para bajarnos de la nube de un plumazo.

Sunsi dijo...

lolo...te aclaro y me voy con deberes de una ciudadana. Un día te dije en plan cursi que me gustaría conocerte. Me contestaste que no me perdía nada.

Pues eso...que sí me pierdo

Driver dijo...

Sunsi, lo cierto es que pienso muy poco a la hora de escribir.
Me dejo llevar por imágenes acumuladas y por emociones.
Si es un encargo, intento ponerme en lugar del que recibe el regalo.
Y si mi alma arde, entonces..., entonces..., entonces no se lo que pasa.
Simplemente no controlo lo que pasa.

Rumbo fijo dijo...

alguien me leyó eso de Unamuno. Hace algunos años. Y hoy le he visto otro sentido. ¡Cuantas posibilidades!

Un beso*

ana dijo...

Sunsi, tú sí sabes.

Gracias. Un beso...

Rocío dijo...

Pues sí... Sunsi... adentro. Hay que mirar muy dentro de uno para poder ir hacia delante. Pero siempre hacia delante, pararse sólo para mirar dentro y tomar impulso para seguir... Vamos, así lo veo yo...
Por cierto, qué preciosísimo comentario me has dejado en el último post, muchísimas gracias.
Besos, hada madrina.

lolo dijo...

"Vendrá de noche cuando todo duerma,
vendrá de noche cuando el alma enferma
se emboce en vida,
vendrá de noche con su paso quedo,
vendrá de noche y posará su dedo
sobre la herida"

Estaba buscando algo...y me encontré ésto. Es de Unamuno; me habla de esperar, esperando.

Y un poco de sal, te mando.

Alfonso Carlos dijo...

Sunsi en estado puro, 100 % emocional, 100% adentro, 0 % maquillaje.

Un abrazo desde adentro

Sunsi dijo...

Madre mía con tu alma ardiente, Driver. Hay gente que pagaría por tener unos dedos qu teclean así , sin pensar..

Sunsi dijo...

Buenas tardes Carmina. Siempre pasa. Cada época de la vida tiene su interppretación ante el mismo texto. Supongo que se trata de las experiencias que vas acumulando.

¿Cómo te ha ido la exposición?

Bs

Sunsi dijo...

¿Lo dices por el anuncio? Parece hecho para ti... y para padres y madres como tú. A Alfonso también le va. Los dos habláis de forma similar, especial, de vuestra hija...

Me alegro de que te haya gustado, madre con referencias... Y mucho más, claro.

Bsssssss

Sunsi dijo...

Sí, Rocío. Por supuesto...avanzar. Pero creo que lo seres humanos atravesamos por etapas en las que pareces inmóvil... por muchas razones... sin embargo eso no significa que uno esté anquilosado.

¿El comentario? No...el poema. Precioso.

Bs, princesa.

Sunsi dijo...

Uno de los poema más emblemáticos de Unamuno...Y un tema de fondo que él abordaba a menudo: la muerte...¿qué habrá detrás de la muerte?. Una estrofa elegida con lupa, ¿eh, lolo?. Vamos... que no se te pasa una.

Gracias por la sal. A ver qué cocino mañana para que quede bien sazonado...

Un abrazo fuerte.

Sunsi dijo...

Me lo tomo como un piropo, Alfonso. Es que me ha encantado el comentario. Gracias...

Más me valdría maquillarme virtualmente un poco...

Un saludo "cordial" y gracias de nuevo.

Me río cuando pienso qué hace un doctor como tú en una república como ésta. Y sigo sonriendo. Qué cosas...

Modestino dijo...

Es muy profundo este post, tanto que casi me deja sin palabras.

A veces es difícil ... o al menos lo parece, mantener las convicciones, ser firme en las creencias y saber adaptarse a los nuevo.

Soy de los que se resiste a pensar que vamos a peor, y no lo iremos si aprendemos a ir hacia adelante ... espero.

Sunsi dijo...

El post viene tirando del hilo (como el nombre del blog de Ana) del anterior, Modestino.

Esta inmovilidad física, a veces es real. Las circunstncias te llevan a ello. Y no por eso dejas de avanzar porque la dirección es hacia dentro.

No puedo tirar más del hilo porque, si bien escribo en una bitácora, hay temas que los terminas en un cuaderno de tapas de plástico que guardas en tu mesilla.

¿Tú fumas? El siguiente post ya está colgado...

Un saludo, jurisconsulto.