viernes, 9 de octubre de 2009

PADRE Driver Inquilino


El socio de la república se ha lucido. Gracias, Driver




"Puede que no te acuerdes.
Que tu mente lo haya olvidado
en un momento determinado de la madurez.
Incluso pueda ser no que haya ocurrido.
Pero la sombra de un gigante siempre se proyecta sobre la llanura.

Un día tú eras pequeña.
Apenas dos o tres años.
Todo el universo, un descubrimiento diario.
Cada avatar, un castillo de fuegos artificiales.


Sorpresa sorpresiva.
Y allí estabas tú, pegada al latido de tu madre.
Unidas por un cordón invisible.
Y estaba él, que venía empujando.
Quería hacerse notar.
Pardillo total.


No pienses que fue fácil.
Le tuvo que dar vueltas a la cabeza durante varias madrugadas.
Hasta que encontró un truco.
Lo suficientemente potente para que no se te olvidara.


Te cogió de la mano y te llevó al coche familiar.
Solos tú y él.
Condujo un buen rato.
Aparcó lejos de las dunas, para no encallar el vehículo.
Dejó caer el sol.
Tu piel blanca no era la adecuada para el brillo
intenso.


A eso de las cinco y media empezó a canturrear.
Era como una nana, pero en plan padre.
Un soniquete repetitivo y grave.
Agradable y fuerte.
Aquel hombretón no tenía vergüenza cuando veía
cerca el oleaje.


Y se dio el gustazo de presentarte a su mejor
amigo.
Te cogió en brazos y avanzó tranquilo por la duna,
por el matorral, la arena húmeda.
Buscó la zona más tranquila de la bahía.
La bella bahía.


Tú estabas acostumbrada
al ritmo pausado de la luz del dormitorio.
Al dominio de las distancias cortas.


Y de pronto, él lo hizo.
Te agarró por debajo de los brazos.
Elevándote sobre su cabeza te ofreció la mejor de
las perspectivas.
Sin dejar de canturrear, lo hizo.


Con dos años vistes por primera vez el mar.
Él fue quien te lo enseñó.


Aquella avalancha de color azul se quedó prendida en tu mente.
Eternamente.
Puede que no te acuerdes.
Que tu mente lo haya olvidado en un momento
determinado de la madurez.
Incluso pueda ser que no haya ocurrido.
Pero la sombra de un gigante siempre se proyecta
sobre ti.


Así que felicítalo. Esté donde esté.


Es tu padre"



10 comentarios:

ana dijo...

Qué hermosa canción, Sunsi. Si pienso en el Atlántico, y en Lisboa... sé de esas palabra tristes que se alojan en los fados, y también de su esperanza, de toda su esperanza.

Y Driver, como siempre... con sus palabras volanderas... que dan presencia a nuestros recuerdos más preciados.

Driver... sigo sin poder abrir archivos... pero pienso, pienso en ella.

Sunsi dijo...

En el blog de Modestino, un comentarista-Brunetti-dijo que le encantó Mariza. Busqué en Youtube... No te lo vas a creer, Ana...Me tragué no sé cuántos fados de Mariza. Éste vídeo, con la voz de esta cantante y el mar, siempre el mar...me produjo como una especie de hipnosis. Igual da risa... Pero fue así. Y el mar que está presente en muchos cuentos de los que escribe Driver, en sus recuerdos, en los recuerdos y en el presente de bastantes ciudadanos que pasan por aquí.

A veces pienso que no aguanté vivir en Lérida porque no veía el mar... o porque no lo intuía.

Gracias, Ana.

Besos

(Y gracias, Brunetti)

sarracena infiel dijo...

Que bonito todo, pero que bonito; emocióname el mar, las gaviotillas, los fados, los padres, las madres, las cabras, los pájaros, los teclados, los blogs, las hedabnnas, los hedbannos, el sol, la luna, las estrellas, los planetas, el mundo, la filosofía, la gramática, la epigramática, la sintaxis, la morfología, las demandas, los demandados, las demandantes, los hijos, las hijas, los tíos, los abuelos, los primos, los parientes lejanos, el amor, la amistad, el colora azul, el verde, el rojo, el amarillo, el negro, los árboles, las montañas, los valles, los ríos, las dunas, los camellos, TODA yo emoción pura.................................................

En un arranque, lo mismo me emociona la política, incluso

D para P dijo...

Y la ópera Sarracena, que no se te olvide la ópera.
Compré en Nápoles un cosilla.
Pero para verla tendrás que venir a casa.
Bueno, para verla y para escucharla.
Y entonces...¡zas!, te haré una foto secreta e ilegal, que publicaré en toda la orbe.
¡Sarracena emocionada!
Lagrimones.
...
Además me lo tengo muy pensado.
Primero una cena ligera.
Conversación intrascendente, mientras movemos los dientes.
Vino. Blanco.
Pescado. Azul.
Y luego, cual mazazo incontrolado, cual rayo de Júpiter, caerá sobre tu misma mismidad "eso".
"Eso", que traje de Nápoles.
...
Y te pillaré.
Seguro.
No tienes salida.

p para D.- dijo...

Menos lobos, caperucita................................

Driver para Pepa dijo...

¿Lobos? ¡JA!,¡JA!,¡REQUETEJA!

Tan sólo te diré, como simple anticipo:

GAETANO DONIZETTI
MARIA STUARDA
ANTONINO FOGLIANI
TEATRO ALLA SCALA.

Tan sólo te diré, que lo que tengo no se compra, no se vende.

¿Lobos?,...., ¡Ja!

elblogdelosmudos dijo...

Enternecedor,muy emotivo de veras.
Saludos.

Sunsi dijo...

Acabo de hablar con sarracena por teléfono. Anuncia su ausencia durante unos días. ¿os la imagináis peregrinando? Pues allá que va... Objetivo: Santiago de Compostela.

Que te vaya bien, hedbana.

Bego dijo...

Qué foto más bonita!! Driver pequeñajo con su padre no??
Es un gustazo poder leer las historias de Driver, de verdad.
Sunsi me ha encantado el fado, la próxima vez que quedemos...paseito por la playa vale??
Besitos
Bego

Sunsi dijo...

Uy, Bego...La foto es del intnné. Pero es bonita,¿verdad?. Que me llamen cursi... Cómo me ha enternecido el fado y este mar de fondo. La perfecta combinación para un escrito de Driver.

Me muero de ganas de ir a la playa a caminar un poco, Bego. Somos privilegiadas. Tanta gente que no se sabe lo que daría por poder tocar el mar casi a diario...

Quedamos pues...