lunes, 1 de marzo de 2010

La naturaleza está enfadada.

Enojada porque no hemos respetado sus ritmos.
Disgustada porque  nos hemos cargado muchos de sus ecosistemas.
Irritada porque quería llover y no nos convenía. Y ahora lamentamos tanta lluvia.
Ofendida porque arrasamos con todo lo que la adornaba.
Exasperada  porque lanzamos toda nuestra porquería por donde nadaba plácidamente. Y lo peces mueren.
Indignada porque ensuciamos por donde podía volar. Y las aves mueren.
Enfurecida porque la hemos querido cambiar e inventarnos una nueva.
Triste porque  está convencida de que ya no le decimos que es bella, que es buena, que la queremos como la concibió el Creador.


Parece como si se hubiera cansado... Como si  tuviera amnesia y ya no recordara cuándo es invierno, primavera, otoño y verano. Como si  hubiera acumulado demasiada tristeza y  su llanto incontenido anegara la tierra, inundando lo que ya había inundado. Como si tanto desafío humano la haya sublevado y ya no pude estar quieta.

La naturaleza ha despertado de un letargo paciente y no quiere seguir esperando con los brazos cruzados. Se ha enfadado.

Tormentas, Tsunamis, Terremotos...  Dolor en muchos puntos del Planeta. Ahora el hombre se pregunta alarmado qué le pasa a la Tierra, al Mar, al Cielo... Algunos quizá van más lejos y al "qué" le añade un "por qué".

Es obvio que yo no tengo la respuesta. Pero sí estoy asustada. Y me acuerdo del Creador. Y le pregunto. Y me pregunto en qué nos estamos convirtiendo los hombres que habitamos esta esfera que gira sin armonía.

Una oración por Chile, de nuevo por Haití, por los países que azota la Tormenta perfecta... Y por los hombres. Por todos y cada uno de los hombres que cohabitamos en el Planeta Tierra.

"Tenemos, ciertamente, hambre de pan –paro alarmante-, de cultura -bajísimos niveles educativos-, de bienestar -más y mejores coberturas sociales-. Pero la necesidad más urgente y general es reconocer que tenemos que dar un cambio ético radical, salir de nuestro egoísmo y entrar en la lógica del don, de la gratuidad, de la solidaridad, del respeto mutuo, de la paz social y familiar, de los conceptos de bien y de verdad." (Francisco Gil Hellín. Arzobispo de Burgos)



17 comentarios:

Nicolás dijo...

Cuidemos a la Madre Naturaleza, es una obligación que nos corresponde a todos. Cuando se desmadra es tremenda.

Una oración por todos ellos. Ah, y no nos olvidemos que en breve esos desastres nos pasarán a nosotros.

Saludos.

Sunsi dijo...

Buenas noches, Nicolás. Pues sí... Creo que estamos constatando que cuando se sale de madre es así.

¿Tú sabes lo que se dice del 2012?

Un saludo para ti y bienvenido.

Ana del guisante dijo...

Yo veo a la naturaleza como una gran madre. Las madres un día, nos enfadamos, pegamos dos gritos, amenazamos con no volver a pasar ni una... y de repente, mostramos el mismo cielo azul de siempre, la primavera vuelve a llegar, los veranos siguen siendo tan calurosos como siempre, y en invierno, hace frío, como siempre. Chica, no sé que decirte. Lamento que hayan pasado estas catástrofes, pero las han habido siempre, somos nosotros quienes estamos de prestado en su seno.

Sunsi dijo...

No , pesolet... Siempre las ha habido pero no a la vez , en todas partes y con tanta intensidad. Y no lo digo yo... lo dicen los "expertos"... y los ancianos que han visto de todo y no dan crédito.

Es cierto que la vida sigue... y ahí estamos. De prestado. Provisionales. Sumando un día y otro.Viviendo con coherencia. Lo cual no se contradice con que nos duela la Tierra y quien la habita... y quien queda engullido en sus entrañas.

Besos y gracias "pesolet"

Modestino dijo...

Ya sabes el dicho: "Dios perdona siempre, los hombres, a veces y la naturaleza, nunca".

Mariapi dijo...

Los apasionados de la montaña sabemos que a veces la madre naturaleza parece la madrastra de los cuentos, y tiene un genio de aúpa. Basta contemplar los restos de los aludes para entender eso tan sabio de "Dios perdona siempre, los hombres a veces, la naturaleza nunca".
De todos modos, sintiendo pena y compasión por tanto dolor, este tipo de desastres me actualiza cual es nuestra realidad, que estamos aquí en precario. Gracias, Sunsi, por las reflexiones. Un besote

Sunsi dijo...

Es un dicho, Modestino, que va tomando cuerpo. La naturaleza ni perdona ni olvida. Muchas zancadillas le habremos puesto para que ruja como un animal herido.

Un saludo, jurisconsulto

Sunsi dijo...

La madrasta de los cuentos, Mariapi. No se me hubiera ocurrido definirla así. Una metáfora muy acertada, mater. Por desgracia así se está comportando. Me acordaba de Mafalda y su globo terráqueo en cama, tapadito. Esta vez igual diría "al mundo le duele todo".

Un beso. Gracias a ti.

Anónimo dijo...

Sunsi!
Nos está pasando factura...estoy convencida, hace un rato veia las noticias con mi hija mayor, (que la tengo enfermita aquí a mi lado)y justamente ella me decía que cómo podían ser tantos desastres naturales en tan poco tiempo.
Me tienes intrigada con lo del 2012¿qué se dice?
Petons,
Eulàlia

lolo dijo...

No veo a la naturaleza como una madre. Yo les tengo mucho respeto al mar, a las montañas en invierno, a la nieve, al agua cuando se desborda... Sí, a una madre se le respeta, pero con la naturaleza se acerca más al temor.
Puede ser muy amable, pero tampoco entonces me trae el recuerdo de madre.

Más lo veo como un encargo: tratadme bien, no abuséis, porque estoy a vuestro servicio pero soy más fuerte que vosotros...

Yo no creo que esté enfadada, simplemente nos hemos pasado, y también es un ciclo.
Qué atrevida es mi ignorancia.

Desde luego que los terremotos e inundaciones tienen causas sociales y económicas (de pobreza, de injusticia) además de fenómenos naturales.

Sunsi dijo...

Hoooola, Eulàlia. Petonets a la Berta. Pasa factura. Ya lo creo... y sin hombre del frac.

¿Te ha gustado la canción de Serrat? Pare... Que el camp ja no és el camp...Que el riu ja no és el riu. Pare ...deixeu de plorar.
La Tierra nos ha declarado la guerra. Por brutos.

Lo preguntaré a quien me lo dijo... Interrumpieron la conversación. En 2012 dicen que la tierra se encabritará ... No tiene que ver con el "rollito" fin del mundo, que tanta gente se atreve a pronosticar. Hay una base científica. Te escribo en cuanto me lo cuenten con todos los datos.

Un beso, prima

Sunsi dijo...

Lolo. Es que no se te escapa una. Supongo que, a veces, reepetimos como loros lo que se nos ha quedado en el poso de la memoria.

Sigo luego... Ha venido una amiga a recoger a su hija. Bssssssss, hedbana

Marta dijo...

Es como si la tierra se quisiera sacar de encima a esas pulgas pesadas que somos los humanos... no me extraña, después de tanto descuido con la naturaleza...

Sunsi dijo...

Ya, Lolo. Madre Naturaleza es una expresión que pudo ser válida cuando el hombre la cuidó y ella, agradecida, dio el fruto para su sustento.

Ahora mismo ... yo qué sé... ¿Madrastra de los cuentos, como ha dicho Mariapi...? Pero el mensaje sí es claro. El que tú has transmitido:"Más lo veo como un encargo: tratadme bien, no abuséis, porque estoy a vuestro servicio pero soy más fuerte que vosotros..."


¿Y mi ignorancia... interpretando lo que quiere decir la Tierra con sus SACUDIDAS?

Un bssss, hedbana.

Sunsi dijo...

Querida "pulguita"... Desde que te leo en tu blosh me pasma este punto de originalidad que me hace sonreír. Mira... no está mal la comparación, Marta. Que a veces no vivimos ni dejamos vivir... y chupamos del bote que da gusto ¿Como las pulgas?

Petons

Zambullida dijo...

Es evidente que la naturaleza se rebela, pero no tanto porque no la respetemos sino por habernos olvidado de su Creador. Así vivimos o malvivimos.

Sunsi dijo...

Zambullida... Qué razón tienes. El Creador nos dio la tierra ... "Trabajadla", dijo. Sacad el fruto para vuestra subsistencia... Y la hemos machacado. La hemos utilizado... Y ahora, desnuda, reclama lo que es suyo. Dios nos perdone.

Un beso,Zambullida