lunes, 10 de enero de 2011

Repito post... mientras ME FUMO UN CIGARRO


“No trates este tema. Es políticamente incorrecto”. ¿Y por qué no?. Sé que tengo todas las papeletas para que me tumben cualquier argumento. Pero también tengo razones para afirmar que la lucha contra el tabaquismo ha derivado en una especie de caza-de-brujas. La mirada despectiva de la que eres objeto cuando te enciendes un pitillo ¡en la calle! y el comentario “esto se te ha acabado” es –o parece- más una revancha al puro estilo del “chínchate” que un estímulo positivo para dejar de fumar.



Rastreo en el recuerdo de aquellos años de universidad. Pido permiso ... a nadie ... estoy sola... y enciendo un cigarrillo mientras repaso esas imágenes antiguas, amarillentas como los dedos de mi bisabuelo Arturo, fumador empedernido que murió a los 90 años. Imágenes actualmente inconcebibles, pero no menos reales. Los profesores fumaban en clase, paseándose por aquellas imponentes aulas de la vieja Facultad de Filosofía y Letras de la Central. La mayoría de los alumnos encendían un cigarrillo antes de empezar un examen. Parece mentira... pero sí. Y a nadie se le ocurría preguntar “¿te molesta el humo?”. Unos inconscientes, unos perfectos maleducados, con un atenuante: no nos habían dicho que “Fumar perjudica gravemente su salud y la de los que están a su alrededor”; “Fumar puede reducir el flujo sanguíneo y provoca impotencia”;” Fumar acorta la vida”; “Fumar provoca cáncer mortal de pulmón”. Estábamos instalados en el “mito” - o el “timo”, que para el caso es lo mismo- de que aspirar nicotina, alquitrán y monóxido de carbono era un principio básico para concentrarse. Unos pedazos de ignorantes con un eximente: por aquel entonces funcionaba la máxima "Prohibido prohibir". Al final de la clase el suelo parecía un vertedero. Colillas, cenizas y paquetes vacíos estrujados. Un asco... pero ni caer en la cuenta. Unos marranos, pero no más que los que ahora dejan las calles atiborradas de vasos de plástico rotos ... de jeringuillas y látex ... después de una noche de botellón.

Se ha avanzado mucho. Afortunadamente ya nadie ignora que el tabaco perjudica seriamente al que fuma y a los que respiran el humo no deseado. A poca gente se le ocurre sacar el mechero y prender el pitillo sin la aprobación de los presentes. Pero a partir de  Nochevieja, justo después de tomar las uvas y felicitarnos el Año Nuevo, la concienciación se ha convertido  en imposición redoblada que afecta también a toooodos los propietarios de los bares. No se ha querido estudiar la posibilidad de habilitar algún “cuchitril” –narcosalas las llaman- en los lugares de trabajo que para salir a la calle hay que hacer una excursión. Y los que habían reformado  sus establecimientos para  zona de "apestados" han tirado el dinero a la basura. Es como si se hubiera querido borrar del mapa, de un día para otro, a todos los fumadores.  A los que han decidido que quieren seguir fumando y aún les quedaba un refugio en determinados locales, porque están convencidos de que vivir en el siglo XXI ya es de por sí suficientemente perjudicial.

¿Por qué no escuchamos lo que dicen/decimos? Eso dicen/decimos...

-Es peligroso comer según qué alimentos porque no se sabe con qué han sido elaborados;

-abusar de cerdo y bollitos porque se dispara el colesterol y los triglicéridos; 

-beber agua del grifo porque está contaminada;

-tomar el sol sin pantalla total porque la capa de ozono escupe melanomas;

-cruzar la calle por un paso cebra porque ciertos conductores no lo respetan;

-viajar a lugares paradisíacos porque la tierra está crispada y se resiente de los malos tratos que le propinamos los humanos.

Y más.

Es peligroso ser inmigrante de según qué país, estudiar con según qué compañeros que propinan palizas y las suben a Youtube, ser maestro en determinadas escuelas, casarse con según qué tipo –o tipa- que considera al cónyuge de su propiedad... incluso entrar en una mezquita porque a según quién se le ha olvidado qué significa la palabra respeto.

Hay hábitos de vida y circunstancias inesperadas que son perjudiciales; tan perjudiciales que nos pueden causar la muerte. Visto lo visto, los fumadores-fumadores piensan que, puestos a salir perjudicados, quieren perjudicarse –sin ánimo de ofender- como les dé la gana. ¿O es que esta razón no vale? Y de ahí no los/nos sacan.













25 comentarios:

maleni dijo...

Buen artículo Sunsi....la verdad es que hay veces que apetece entrar a cenar en algún sitio y no oler a humo....y lo dice una fumadora....pero lo que está pasando ahora."demasié".Eso sí....no vayas a un parque a jugar con tus hijos, con los sobrinos....porqué entre cristales de botellas de cerveza y preservativos dan ganas de marcharse....eso no se prohibe¿verdad?besicossssssssss

tomae dijo...

...Si Sunseta, estamos condenados como las brujas, y lo peor (sólo por que lo dicen mis hijas) es que lo tendríamos que dejar... Sólo porque lo dicen mis hijas.

La Anécdota: hace unos años años fui a Andorra, y aproveché para comprar un cartón de Nobel, mientras la dependienta me lo ofrecía leía ese..
Fumar provoca Impotencia instintivamente, le pedí:
No! ese no! deme de aquel que pone
"Fumar provoca cancer y una muerte lenta"... (instintivo que es uno)

sunsi dijo...

Mª Elena, chica, yo no entiendo nada. A veces me parece que me he pegado una torta y tengo una neurona averiada. Pero no... Resulta que el otro y el de más allá tampoco. Y me siento aliviada. Mal de muchos...

Se han pasado con la Ley anti-tabaco. Veremos cómo acaba. El sector hostelero está que trina. Y no puedes fumar en un parque, pero te encuentras lo que mencionas. Tan pa'llá...

Besicos, guapa.

sunsi dijo...

Tomae...Yo he llegado a tener en la mano hasta tres cigarrillos. Uno mío y los otros dos de mamás que se esconden de sus hijos. Y luego con un chicle en la boca para que no se note. Allá ellas... Menudos dictadores son estos enanos... Pero porque los dejamos,¿eh? Fumar no es sano. Y tampoco damos buen ejemplo. Ya lo sé. Pero, ¿es sano llenarlos de cosas y más cosas que ni aprecian? ¿Es sano consentirles todo a la voz de ya? ¿Es sano que coman solo pasta porque "ay...qué asco la verdura"? ¿Es sano que levanten el dedo cuando no levantan ni dos palmos del suelo? Me tiene quemadita el tema. A mí no me dicen nada. Y que ni se les ocurra. Ya soy mayor para decidir qué momento es el oportuno para dejarlo. Y si me equivoco pues ...mira... ya me desequivocaré. ¿O qué?

Muy bueno el chiste... Ei...¿De verdad fuiste capaz de pedir que te cambiaran el cartón? Te voy a hacer una peana y te subo con letrero incluido "Aquí Tomae, el instintivo".

Ciao, broder jr.

Marina dijo...

Mi querida polilla que enfadadísima te veo. ¿Me dejas ser malita? Tú lo has querido señorita (es broma cielo)

Verás corazón, yo tb fumaba antes de los exámenes, incluso eran los profes quienes te ofrecían un pitillo si te veían nerviosa ¿Verdad? Yo fumaba en las clases, después en los pasillos, después en los servicios y después ya dejé de fumar. jamás le pregunté a nadie si le molestaba. Mal por mí.

Al contrario que a muchos exfumadores, a mí no me molesta el tabaco excepto en los embarazos que me volvía imposible. Pero entiendo ciertas cosas.

Me gusta entrar a los bares y no tener que tragarme el humo de mi vecino de taburete.
Me gusta que mi hija respete la norma de fumar únicamente en la cocina para no molestar (balcón en verano)
Me gusta pensar que la gente está informada de los perjuicios del tabaco, aunque me parece que el que no quiera...
Me gustaría que mi padre hubiese dejado de fumar cuando el médico le dijo que se moriría, y estuviese aquí para ver crecer a mis hijas.
Me gustan las libertades personales y el tabaco, en pro o en contra, las conjuga mal.
Me molesta que mi padre siguiese fumando en su trabajo porque una nube de humo permitida le entraba directamente por boca, nariz y oídos.

No me gustan las prohibiciones, me asustan un mucho...pero entre los pros y los contras...me quedo con los pros y continúo muy de vez en cuando sentándome con mi hija en la cocina y diciendo eso de: "¿Un cigarrín? ...pero, lo vamos dejando vale?"

Como todo el mundo tenga la misma claridad de ideas que yo, vamos listos jejejejejejeje.

Un beso con una voluta de humo en forma de corazón. (a mí que conste que sólo me salen de aros)

lolo dijo...

Dos cositas sólo (cómo me gusta ponerlo con acento)

1.- Se me está despertando mi vena rebelde de forma alarmante.

2.- Es necesario que los niños y los jovénes sepan que el tabaco NO es una droga.

Es perjudicial para la salud y eso es bueno que todo el mundo lo sepa. Me temo que lo que les importa a los que mandan es lo caro que resulta curar a los que fuman si enferman. Y que viste mucho avanzar en derechos... a base de prohibir el tabaco.
De todos es sabido que las prohibiciones incitan a la desobediencia... y demuestran además el tipo de Estado en que vivimos.
NO es una droga porque bajo los efectos del tabaco somos capaces de llevar adelante cualquier trabajo, intelectual o manual. Y eso es imposible para alguien que haya consumido droga (tiene otra explicación más larga pero no me acuerdo)

Y sí, en los bares están que trinan. Hoy he tomado café con una amiga en una terraza con los toldos levantados.. que así sí que les dejan y la pobre camarera ha salido para pedirnos que por favor no los bajáramos. En fin, ¿cómo le llamarías a esto?

Un abrazo, colega, hedbanna.

Antonio Azuaga dijo...

Desde luego, Sunsi, ¡desde luego!

A unos cien metros del instituto mío hay una chimenea niquelada que decora los pulmones de alumnos y profesores cada día con toda suerte de irrespirables residuos. Es una chimenea industrial. Hemos tenido casos de espasmos bronquiales y bajas laborales consecuentes. Pero ahí sigue, resistiendo “heroicamente” cuantas iniciativas hayamos ensayado. Eso sí, esta mañana, los señalados enemigos de la salud y moral públicas, es decir, los profesores “viciosos” del tabaco, han tenido que perderse por esquinas lejanas para fumarse un simple cigarro.

De traca es este mundo.

“Solidarias” gracias, Sunsi

Ana, princesa del guisante dijo...

Disiento con Lolo. El tabaco sí es una droga. Va a hacer 11 años que lo dejé, y sigue apeteciéndome a veces. Me costó seis meses de reducir la dosis de tabaco poderlo dejar. Los especialistas dicen que la nicotina tiene mayor poder adictivo que la heroína. Y los daños que produce el tabaco pueden ocasionar enfermedades importantes, incluso la muerte.
Y me parece estupendo que hagan respetar el ambiente de los demás, pero me parece fatal que no se respete la libertad individual de los propietarios de los locales a fumar en SU CASA si les sale de las pelotas.
He dicho.

Mariapi dijo...

No sabes las ganas que me entran de volver a fumar, sólo por rebeldía...
No puedo soportar esta manipulación que pretende inculcarnos una escala de valores en la que fumar tabaco es lo peor de lo peor, y sin embargo, fumar "maria" es totalmente aceptable...fumar mata, pero abortar no...sólo contamina el humo del cigarro...
A mi me molesta el humo, pero me indigna que ahora los fumadores sean unos apestados, no puedo entender este modo de hacer dogmas sociales sobre asuntos realmente nimios, y encima promoviendo la delación...
Ni como fumadora ni como exfumadora he tenido nunca el menor problema por el humo del cigarro, basta con algo que se llama respeto.

Monty dijo...

Deacuerdo con Ana, es droga "light-ligera-blanda" sólo por el hecho de la adicción. Lo he dejado hace 6 meses, estoy gorda como una vaca suiza, me siento libre como un pajarillo.. Detesto que no os dejen fumar... LIBERTAD, LIBERTAD, donde está vuestra libertad... este país es el oeste-zapa-franco.

lolo dijo...

Genial, vamos a disentir un poquito. Sin demasiados datos técnicos, que no me gustan.

Una cosa es la adicción al tabaco, que existe y es penosa. Y otra es que los efectos que produce el tabaco afecten a las capacidades elementales de la persona: entendimiento y voluntad.

Un ejemplo: cuando estudiaba se fumaba en clase... sí, soy muy mayor. Podía atender a la explicación del profesor perfectamente, y fumando. Al salir íbamos al bar de... bueno, a un conocido bar de la Universidad y nos tomábamos un café con leche mientras discutíamos sobre lo que habíamos escuchado en clase, mientras fumábamos. Luego el autobús; allí no, por respeto no fumábamos, aunque dudo que nadie nos hubiera dicho nada. Pero no lo hacíamos. Luego, ya en casa, seguía dándole vueltas al tema tratado por nuestro profesor, y me fumaba otro cigarrito. Cuando veía la luz, otro cigarrito y ya iban siete, llamaba a una amiga para comentar lo descubierto y hablar también de si por fin me decidía a llamar al sabiondo de clase para compartir el descubrimiento. Al terminar el día me sentaba a fumarme el último pitillin y mi cabeza funcionaba de maravilla.

Ahora imagína este recorrido a base de porros. Al segundo me hubiera quedado mirando la pizarra partida de risa. En el del bar me hubiera lanzado a discutir con el sabiondo y hubiera hecho un ridículo espantoso. En el autobús hubiera pasado del respeto y le habría tirado el humo a la cara de algún compañerito. Y al llegar a casa me hubiera puesto a llamar por teléfono a todo quisqui, riendome de la espesura con la que había hablado el profesor para luego tirarme en la cama y flipar un rato. ¿A base de cigarritos?

Un poco diferente.

Monty dijo...

Yo me las piru, piru de rebajas cerca del mediterráneoooo. Unas hierbas me irán bien: poleo and companyyyy. Un subidón de locura de hierbas o alcohol no es una adicción.

Lolo, buen guión-porrete el que relatas. Los efectos inmediatos y secundarios son distintistos en las distintas "drogas" como bien relatas. Considero/amos/an muchos/as que mientras tu cuerpo pida, dependa, piense constantemente en/de algo externo a él mismo para seguir funcionando emocionalmente equilibrado (síndromes monos de nicotina por ejemplo)...mmmm empezamos a hablar de DANGER-peligro, DEPENDENCIA-ADICCIÓN lo que es lo mismo DROGA...

Las leyes son otro cantar.
Viva la libertad...
Petons!

Monty dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Monty dijo...

... los porros corroen entendimiento y voluntad insofacto. La nicotina corroe lentamente... Hay cuerpos que aguantaran cien años más frescos y sanos que unas pascuas fumando hierbas y bebiendo alcohol, pero para el resto son mortales. PUEDEN matar.. Yo prefiero pensar que mi cuerpo tiene una reserva de radicales libres inmensa y que los más de 15 años que he fumado no dejen ni rastro. ¡Genes ayudarme!

sunsi dijo...

Mi querida Marinilla . Pues sí.¿Se nota mucho el cabreo? Aquí polilla respondiendo con cigarrillo en boca. Me hace gracia que tú también hayas vivido, estudiado, examinado con humo que se podía cortar. Aún recuerdo al Dr. Tusón enciendiéndose un piti con la colilla del anterior... Ya ves que he reconocido que éramos unos perfectos ignorantes, irrespetuosos, marranos, etc. Pero de ahí a lo de ahora...

Este fin de año han pasado unos días en casa mis cuñados. Ella está enferma de los pulmones. No se ha fumado en casa nada ni nadie. Ni en la cocina. A la terraza a pasar frío. En mi caso no, que estoy con esos calores que me bañaría en el mar y creo que seguiría sudando como un pollo. Si llevas razón. Soy la primera que no entiendo a la gente que no respeta las zonas prohibidas. Pero chica... ¿Qué les cuesta mantener esos locales donde había dos zonas bien diferenciadas?
Sé que tengo que fumar menos... pero ya veré yo cuál es el momento.

Lo que sí siento es lo que cuentas de tu padre.Mucho. El mío lo tuvo que dejar de forma drástica por un desprendimiento de retina que lo dejó ciego de un ojo. Y el tabaco tenía mucho que ver...

¿Quedamos en tablas o has ganado tú el pulso?jajajaja...

Un beso y gracias por pasarte, corazón.

sunsi dijo...

Lolo-Pesoleta-Monty. Buena discusión.
Sí es una droga, lolo. Tiene razón la Princesa. Y fíjate quién te lo dice.(Tus recuerdos de facultad...tan parecidos a los míos. Me ha entrado morriña... ).Desde el momento en que es una adicción y te entra el mono solo con pensar que te quedan pocos cigarros...no hay vuelta de hoja. Otro asunto es que no afecta al sistema nervioso central...creo. De eso seguro que sabe más pesoleta. Si yo bebo al mismo ritmo con el que fumo... un coma etílico fijo. O si me casco una raya de coca o me fumo algunos porretes, me vuelvo una adicta como con el tabaco, pero me parece que las neuronas empezarán a deteriorarse. Si algún día observáis que escribo tonterías, me avisáis. Será el momento de plantear que estoy tan mal de la sesera como de los pulmones.

Sé que has luchado como una jabata, Monty. Enhorabuena. Yo todavía no me veo capaz. Necesito un buen motivo que (valga la redundancia ) me motive. Ojalá lo encuentre. Mientras... una "apestada". Es que es así. Porque así nos están tratando.

Y esta actitud de control sobre las personas, lolo ... tiene un nombre que prefiero no mentar. Somos tan tontitos que papá-Estado nos dirige con "tanto cariño"... Cachis. A mí que me olviden, oye.

sunsi dijo...

Ahí, Antonio... En la bella ciudad en la que he nacido y habito hay tantas petroquímicas que no te haces idea. El cáncer es una plaga. Y te aseguro que no es por el tabaco. Conozco mucha gente que ha llevado una vida sanísima. Ni fuma ni bebe... hace ejercicio diario... es fan de la dieta mediterránea... Y un buen día ¡zaca! Con esto no me estoy justificando. Pero es todo como una especie de incongruencia que no entiendo ...O sí lo entiendo y prefiero hacerme la loca.

Gracias por pasarte, profesor.

sunsi dijo...

Mariapi. La palabra creo que es "demonizar". Parece ser que solo es nocivo el tabaco. En cambio es guay salir hasta las tantas y llegar a casa con una turca que vamos... O mejor quitarse de encima a los 16 años "un cuerpo extraño"( y tan extraño... como que es distinto al de la mujer y tiene vida propia) que fumarse un piti...

Estoy hasta el moño de demagogias, Mater. Hasta el mo-ñoooo.

lolo dijo...

Bueno, no voy a seguir discutiendo porque tú has dicho la última palabra y es tu casa.
Pero no se puede decir a los jóvenes, a los niños, que es lo mismo fumarse un porro que un cigarrillo. Vamos hombre, que ya van por ahí, y es mentira.
No sigo, vale, no sigo.

Pesoleta y Monty, encantada de haber disentido.

Ana, princesa del guisante dijo...

Lolo, si tu mensaje es que no da lo mismo fumarse un porro, estoy de acuerdo. Cuántas psicopatologías se han desesncadenado por el consumo de sustancias psicotrópicas. No hay que desdeñar la maldad del tabaco, pero no hay que menoscabar al resto de drogas comparándolas con el cigarrillo.
Bajo del burro, porque ahí sí tienes razón, no te había interpretado en ese sentido.

sunsi dijo...

lolo... Ei... Que te he entendido perfectamente. Antes de contestarte he consultado con jefe. Claro que es una droga...porque crea adicción. Pero no aniquila las neuronas como el alcohol y demás substancias, pastillitas de colorines... ¿Por qué crees que estoy tan enfadada?
Me meto un raya de coca con toda paz en un despacho y no pasa nada... ¡Ah!... pero para fumarme un cigarro he de hacer una excursión y calcular a cuántos metros estoy de la puerta de la escuela...

Otra cosa, lolo. Da igual que diga A o Z... Aunque esté en mi casa la opinión de los demás cuenta lo mismo que si estuviera en Hawai(Bombai... laralalalalaaaa). Faltaría...

Un beso.

Antonio Azuaga dijo...

Me meto en lo que no me importa, Sunsi, pero tengo que decirlo.

Sobre la adicción, las drogas, la dependencia, la vida, el dolor, la muerte…

Si crear adicción es no poder vivir sin determinada sustancia y sustancia, aristotélicamente hablando, es lo que individualmente es además de yo (que también soy según creo), entonces –mea culpa– tengo adicción por mi familia, mi trabajo, mis libros, mis amigos, mi tierra, mi historia (sin y con mayúsculas), mis pocos aciertos, mis muchos errores, mis gustos, mis disgustos… Ah, y también, el café, el bourbon, la cerveza y los ducados. Soy un desastre, pero no un drogadicto, a pesar de vivir dependiendo de muchísimas cosas que, de una u otra forma, también me matan, pero sin las cuales sólo sería un geranio.

Conclusión: estoy de acuerdo con “lolo”. Y tendrían que revisar el concepto de droga tan centrado en la adicción: la droga estupidiza, falsifica el mundo y mata. El tabaco sólo hace lo último. Como un montón de cosas más, por cierto.

lolo dijo...

Yo también soy un desastre.
Un desastre que depende de muuuuchas cosas. Y no veas cómo deben estar mis pulmones. Pero mi corazón y mi cabeza, de momento bien, gracias.

Ana del guisante, un beso.
Sunsi, perdona, ya dije que me estalla la vena rebelde.

sunsi dijo...

¡¡¡GRACIAS, PROFESOR!!! ¿Sabes lo que has hecho? Madre mía qué peligro puedo tener con tu teoría (muy bien asentada, por cierto...) como argumento... Para que luego digan que la filosofía no es "útil".

Puestos a enumerar perjuicios de las "adicciones" según como lo has planteado, también hay amores que matan (como diría Sabina)y amistades que son más cadenas que otra cosa... y formas de educar a los hijos que es casi lo mismo que no dejar que crezcan sus alas para volar en un futuro...

De cuando en cuando , llega alguien con nombre y apellidos que te abre los ojos y te enseña una forma nueva de enfocar un tema. Esta vez has sido tú, Antonio. Te lo agradezco infinito. Y es por esto que te llamo siempre PROFESOR.

Un saludo cordial.

sunsi dijo...

Lolo, hija mía, si lo quieres llamar así...pues sea. Bienvenida a la panda numerosísima de los que somos un desastre. De todas formas, sintética hedbana, no veo yo que te vaya tan mal. Sigues dando en diana, pareces bastante equilibrada y etc...(no sigo porque luego llega sarri con el tema de los bombos mutuos...)

Y si eres de las que se rebela... menos mal. Significa que estás vivaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Desde aquí siento cómo te sube la bilirrubina o la adrenalina, da igual;-))))))))

Un beso, lolo.