jueves, 2 de junio de 2011

Com a la "petita rambla..."



"Parla'm de la vida que ha de vindre,

de tots els homes que estimen als altres homes.

Et pregunto si existeix la humanitat,

si hem de declarar la guerra a algun exèrcit d'ignorants.

Mira, jo ja t'he vist plorar,

i creu-me quan et dic que em passa igual,

quan em cantes les cançons mentre treballes,

assenyalant-me els dubtes com martells dins del meu cap"
 
Los he visto llorar... y he llorado en silencio con sus preguntas, escondida en el baño o en en algún lugar donde no me pudieran observar.

Después de la lluvia, un espejo limpio ... una cara limpia con la frente llena de sudor... por el esfuerzo. Trago saliva. Me sorprenden con planteamientos que nunca hubiera sospechado; son de altos vuelos y no recuerdo haberles quitado el barro de las alas. Caigo en que quizá ya es tiempo... y que no me he dado cuenta de que arrancan solos, de que ya es hora de que inventen saltos en los que no me reconozco.

No son míos... no lo son. Empiezo a ser observadora y ya no formo parte del papel que interpretan en el "Gran Teatro del Mundo". Tantos años de ensayo y ya debutan... Y resulta que se aprendieron el diálogo de un personaje que desconocía. ¿Por qué me cuesta aplaudir? Han entrado en el escenario con seguridad... y yo dudo... Un buen papel... y me cuesta respirar...

Qué asquerosamente adultos somos algunos adultos. Cobardías extrañas en las que no admito que también quise volar alto... que tampoco yo me conformé con el juego de la gallinita ciega.

Y me pregunto dónde  está el termómetro que indica los conatos de madurez... porque tal vez lo extravié con la última mudanza... cuando me preocupaba demasiado llegar a fin de mes.

Mira, jo ja t'he vist plorar,

i creu-me quan et dic que em passa igual,



Se me ha pegado esta melodía de Cesc, la que oigo tatarear a menudo.

Penso, quina sort tenir cançons

per explicar-te que a vegades sóc al fons,


Me lavo la cara, me seco al aire libre con la brisa fresca de la mañana...al alba... Y la luz estrenada es un foco que da relieve a lo que se me antojaba plano.


 
Tornarem a posar els peus damunt la sorra...
 



22 comentarios:

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Sweet sunsi, ¡no sabes cuanto te agradezco esta entrada con la que me identifico al máximo! A mí este desprendimiento de los que eran como prolongaciones de mi y ahora "me las amputan" de uno en uno, me está costando sangre, me hace sufrir mucho...
Así que te comprendo, te apoyo y...me miro en ti para aprender...
Muchísimos besos
Asun

Ana, princesa del guisante dijo...

Somos tercos, nos resistimos al devenir de la vida, y ella, con su sabiduría, nos da con la realidad en las narices. Aprende, admira. Un beso

Driver dijo...

El Señor les regaló a las gaviotas tres cosas.

La vida.
Con ella las gaviotas participan del bullicio de la playa.

Unas alas aerodinámicamente perfectas.
Con el mínimo peso consiguen la máxima capacidad sustentadora.

Y...,tercero...

La capacidad de volar.

Esta cualidad les permite buscar alimento, pareja y...

como tú bien sabes...

les enseña a ser justos con su Creador.

...
Las buenas gaviotas no dejan de rezar ni un día.

Su vuelo es la mejor oración elevada a los cielos.

Entre blacos luminosos y azules cobalto.

ana dijo...

Y me pregunto dónde está el termómetro que indica los conatos de madurez...

... y sin querer, en tu propia entrada lo has dicho. Ese principio de madurez está en ese instante en el que suben al escenario de la vida con pie firme, con los rasgos de una persona que aunque desconocida por alguno de sus matices, es totalmente cercana.

Sunseta, dale la vuelta a la tortilla, mírala por el lado positivo; ahora que empieza su libertad, tu reestrenas la tuya...

Un abrazo gorrrrrrrdooooo.

mireia dijo...

Aplaude Sunsita, aplaude con fuerza. Tienen motivo para ser aplaudidos

Leles dijo...

Creo que ya nacemos con un pie puesto en el escenario.
Amiga, apláudeles, así sentirán tu calor y verán que alguien les sigue y se alegra con y por ellos.

Moitos bicos petoneros.

sunsi dijo...

No, Asun, guapa... No aprendas de mí... que tengo muy mal genio. Mejor aprendemos juntas.

Gracias reina...
Me pilla baja. Será que todavía es primavera.

Muchos besos, tocaya.

sunsi dijo...

Sí, pesoleta. Pasa que la teoría te la sabes. Y solo se aprende conjugando el verbo en presente. Aunque el presente te llegue sin haber hecho un calentamiento previo.

Gracias, Princesa.

sunsi dijo...

Son justas con el Creador... y a Él pertenecen, Driver. Cuando buscan la Felicidad y la encuentran en el Bien, los círculos son ascendentes. Vuelan...más alto, más... Y siguen volando aunque la madre gaviota ya no los vea.

Gracias por recordarme EL CUENTO. Mi preferido... Qué pena si dejasen de volar, si prefiriesen seguir rozando el suelo por un pedazo efímero de carnaza...

Camarada. Eres sabio.

sunsi dijo...

Amiga leonesa. Tus palabras hoy suenan dulces, tiernas. Puedo notar tu cariño. Creo que la generosidad no está en lo que has previsto, sino en lo que te llega y aceptas, aunque notes un desgarro. Vuelos paralelos.

Aunque esté a dieta... hoy un beso obeso, mi querida Anita. Mil gracias.

sunsi dijo...

Mireita... Siempre que te hago caso me va bien. Así que, aplaudo más fuerte. Esta madrugada no se oía desde el escenario.

Mil gracias, Gran Hedbana.
Abraçades

sunsi dijo...

Leles, bonita. Me parece que ya desde que son bebés tienen un papel. Supongo que la familia ayuda a que sean capaces , a la larga , de saber interpretarlo... Pero el estreno siempre es una sorpresa. Al menos a mí me lo parece. A veces toman decisiones que no esperabas... Y te quedas pegada a la silla. Y revuelves entre papeles viejos para buscar fotografías. Qué pequeños eran. ¿Cómo es posible que hayan pegado tantos saltos?

Gracias leles. Petonets mediterráneos, galleguiña.

Marta dijo...

Hola Sunseta, ya queda poca primavera!
Siempre nos sorprenden y siempre cuesta dejarles vivir sus decisiones sin meter cucharada...
Si son elecciones equivocadas, ni te cuento, son libres para lo bueno y para lo malo. Y nosotras siempre madres para aplaudirles o recogerlos. Se acaba la primavera, continúan las mudanzas y siempre serán nuestros hijos. Casi nada!

Mariapi dijo...

Como todo, cuando lo pasamos en personal e intransferible cambia la mirada. También yo estaba convencida de todo éso de hay que dejarlos crecer, hacer su vía en libertad, que vuelen...pero cuando se va haciendo realidad...confieso que también he llorado. Y no pasa nada, y es normal. Y les digo, "cuánto te echo de menos","¡qué ganas tengo de verte, de tenerte en casa!", no me importa que lo sepan. Eso sí, les dejo, les ayudo a marchar. Soy consciente de que "igual" no volverán. Pero así podemos admirarlos más y mejor, y que se nos caiga la baba, y seguir inventando momentos mágicos para estar juntos, ya con otra distancia, como adultos que se quieren de verdad.
Lo has escrito precioso, gracias, Un besico.

sunsi dijo...

Marteta. Y lo que me gustan estos pies...
Es que ya es tontuna esto. El remate ha sido el vídeo que ha sugerido Mariapi en casa de Asun. Debe de ser que amanezco demasiado temprano y me entra la flojera.
Tú sabes ya mucho de estas cosas. Y te agradezco profundamente que lo expliques con optimismo.

Gracias, Marta. Un beso fuerte y grande, morenaza.

sunsi dijo...

Mariapi. Siempre había dicho que no querría ser "clueca" y mira tú por dónde... me voy a tener que tragar mis afirmaciones y mis seguridades sin fundamento. ¿Cómo pude asegurar con tanta certeza algo que no había vivido? Tonta de la cabeza...

No sé dónde oí o leí-vete a saber...-que la seguridad de una familia estable se nota en el vuelo de los hijos. Han comido, han bebido, se han nutrido ... y el despegue de convicciones, ideales es la consecuencia de que los has querido. No es que deje de haber amor; es que el amor tiene ya su propia identidad.

Aquí yo con mi rollete... Perdona, Mater. Gracias por ser tan sincera. Es un alivio saber que esto pasa. Un beso, Mater. Gracias de nuevo.

sarracena infiel dijo...

Despues de mucho meditar (y de borrar) sólo puedo decir Mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmpppppppppggggggggggggggggggffffffffffff

Señor, señor, hedbanna rana.

sunsi dijo...

Querida amiga Sarracena...Definitivamente tienes fiebre. Demasiado amable. Intuyo que te has reprimido... Mala señal. O señal que ibas a escribir una retahíla que me has querido ahorrar. Si es que... eres buena. Siempre lo he sabido.
YYYYYYYYYeeeeeeaaaaahhhhhhhhhhhhh

Con Dios y gracias, hedbana

sarracena infiel dijo...

Nooooooooooo, que vaaaaaaaaaaaa, na' de bueno tengo

Es que me he mordido la lengua y el veneno me ha resbalado y me ha dejado el dedillo en canne viva, así que no puedo decir nada más que mmmmppppfffff

sunsi dijo...

Ah... sarracena...¿pero tú no eras La Garrrta? Viborolla era/es MO (...desaparecida en combate). A ver si ahora resulta que vas mutando. No te imagino como los de V. ¿Recuerdas esa serie? Había una mala malísima...¿Cómo no me dijiste que antes que jurista fuiste actriz?

¿Te mando pomada por MRW?

Con Dios, sarracena. Cuida ese dedo que destila tanta sabiduría y sentido común.

lolo dijo...

Mira que me fastidia, pero voy a seguir a Sarracena... mmmmmmpppppppfffffggggrrrr.
Si además aplaudes, no sólo eres buena; más cosas, Sunsi, más cosas.

Y luego, más adelante, te lo escribo.

sunsi dijo...

Hedbanísima sintética... Me has dejado intrigada. Tu alianza con Sarracena me da miedo. Que ya se me ha pasado el arrebato del post... Lo digo por si acaso. No me empapeles, ¿eh?

Un beso, lolo.