viernes, 17 de junio de 2011

Chiquitín...



"El jardín secreto". Miguel Aranguren.
Fue el miércoles por la mañana. "Temprano levantó la muerte el vuelo..." El beso de todos los días antes de entrar en la escuela... esperando un nuevo beso de "recogida".  En una clase de P-3 los niños gatean... juegan... se ríen... mientras los cuerpecitos menudos van  trabajando la lateralidad. Uno de ellos se desploma y cae inconsciente. Montse acude y le practica los primeros auxilios mientras la ambulancia ya está de camino... Marc no responde. Son momentos críticos, de confusión... y la noticia corre por el colegio como un reguero de pólvora. La ambulancia, puntual. Marc fallece cuando es trasladado, entre el estruendo de la sirena y el sonido de la velocidad...

Muerte súbita.

Ayer, en el oratorio del colegio, se expuso el Santísimo Sacramento. Iban llegando  las alumnas de la ESO. Un misterio o dos del rosario: los Misterios de La Luz. Padres... profesoras... personal no docente.  Tenía a mi izquierda a una amiga enferma con un cáncer de pulmón, a mi derecha a la emblemática profesora de Historia que está superando una grave enfermedad diagnosticada hace pocos meses... Pilar d. A. no estaba, ya no va a estar más. Ya no la veré más. Agota los últimos días de vida en un hospital... Ahí, la profe de inglés de Bachillerato; ya le ha crecido el pelo tras las sesiones de quimioterapia. 

Y la pregunta..."¿por qué?" ... se podía leer en la mirada de todos. No es ley de vida ... Un chiquitín de tres años... Ni siquiera era previsible; ni un síntoma.  

Termina un  curso difícil,  con "estrellas caídas"en el patio de la escuela. Estos dos últimos días hay más silencios que alborotos. Un año con "manotazos duros", "golpes helados". Blanca G. no ha podido terminar 4º de ESO. Su silla vacía es el recordatorio de la amiga enferma.

La pregunta ¿por qué? estalla sin ruido de palabras  porque ya hay acumulados muchos porqués ... ¿Cómo aliviar el dolor a unos padres que se han quedado con un beso en el aire... un beso sin mejilla ... el beso de buenas tardes después de un día normal, como cualquier otro día? No lo sé. No sé si es posible. No sé si el tiempo lo cura... si lo atenúa.

Hay esperanza para creer que llegarán amaneceres de color azul cielo. En abstracto la hay. Pero hoy no puedo despegar -no podemos...- mi corazón del corazón sufriente de los padres de Marc. Y solo puedo orar... 

Descansa en paz, chiquitín.

19 comentarios:

Driver dijo...

La vida es una explosión milagrosa de materia orgánica, regida por leyes incomprensibles.

En el haber tenemos muchos amaneceres.
Y en el debe, algunas tormentas de hielo y rayos celestiales.

Y a pesar de su incomprensibilidad, hemos de dar las gracias y tratar de avanzar.

Eso sí, asuminiendo el viento que viene de cara, frío y terrible a veces.

Pero sin miedo.

Ana, princesa del guisante dijo...

Ya lo he contado alguna vez, y espero entender sus palabras a base de escribirlas a menudo.

Mi amiga, que acaba de vencer un cáncer, me explicaba un par de meses antes de su diagnóstico, que sólo podía comprender la muerte de los niños o los jóvenes para dar sentido a la vejez. Es decir, que si uno sólo pudiera morirse de viejo, ser viejo sería algo cruel y desesperante.

Y yo sigo sin entenderlo. Veo los rostros parados en el tiempo de las fotos de los que murieron demasiado pronto, y sigo sin entenderlo.

Lo siento. Por todos, por esos padres, por los niños que lo vieron, y por el que no llegará a ser.
Lo siento, y nunca, jamás quisiera tener que pasar por una experiencia así.

paterfamilias dijo...

Es cierto, es incomprensible.

Todo mi cariño y mi recuerdo para su familia y compañeros de clase. Y por él, una oración.

Modestino dijo...

Puff, estas cosas no se llevan bien. Dios sabe más¡¡¡.

Y la canción elegida, el remate para mojar la pestaña.

Todo mi cariño.

mireia dijo...

Sunsi guapa: Cuántos por qué, para qué quedan sin contestar.
Sólo queda la esperanza

Leles dijo...

Ayer estuve en un entierro. 85 años, una enfermedad "incurable" y falleció por otra tonta causa. Un palo, pese a sus 85 años. ´Todos lo echaremos de menos, pues, a pesar de su silencio, a pesar de su bendita y recatada bondad todos lo queríamos mantener vivo.

Amiga, hoy tú me das el batacazo final.
Cuando el dolor está a flor de piel. Cuando sentimos que no podemos sufrir más. Cuando nos arrancan el corazón y delante de nuestros ojos nos lo parten en cachitos, es cuando más necesitamos sentir el calor del abrazo de nuestro Señor. Es el último consuelo (y el primero).
Mejor no preguntarse el porqué. Eso nos hará mucho más daño.

Dios acoja en su Gloria a ese pequeño angelito, y llene de consuelo y esperanza el corazón de esos padres desolados que se quedaron sin su más preciado tesoro.
Señor, no te vamos a preguntar porqué, pero cura nuestros corazones heridos. Lo necesitamos.

Oraré pues por Marc. Otra estrellita en el cielo.
A veces pienso que son demasiadas.

No quisiera verme en el pellejo de esos padres.

Biquiños profe, para tí y para todos los que lloráis esa pequeña gran pérdida.

Mucho ánimo para los miembros del cole.

ana dijo...

Estas cosas no se superan, nunca.

Dios sabrá mucho, sí, pero al permitir estas cosas... no puede querer además que sonriamos. Lo siento, no puedo.

Pobres padres... con tanto en las manos por dar....

tomae dijo...

...si algo así me ocurriera, creo que me constaría pronunciar, al menos intetaría:

Padre Nuestro (me debes una) que estás en el Cielo (cuida de ella) Hágase tu Voluntad (explícame que es eso) aquí en la tierra...

Con todo el respeto de padre a Padre...

...y líbrame de este mal (espero no conocerlo)

Puede que haya momentos que no conviene meterse en entender según que cosas.

Un abrazo a los padres, y un besito para el niño.

sarracena infiel dijo...

"La vida es una explosión milagrosa de materia orgánica (...)"

Y una putada, en general ....


Manda huevos ....

sunsi dijo...

Con el tiempo, Driver... Creo que primero intentar asumir... y eso lleva mucho tiempo... He estado en el funeral. Demasiado pequeña la sencilla caja de pino. Mucho dolor. Muchísimo.

Gracias, camarada

Driver dijo...

En estos momentos difíciles sólo decirte que este verano me vas a enseñar la iglesia de los Dominicos.
Aunque sea lo último que haga este verano, quiero ver "el hangar de Dios" contigo.
Y observarte mientras te explicas.
Realmente me hace mucha ilusión.
...
Y como siempre, es gratis.

Anónimo dijo...

Animo a los padres

sunsi dijo...

Disculpad el retraso. Estos días han sido un poco movidos...

sunsi dijo...

Bon dia, pesoleta. Bueno... yo tampoco entiendo esta explicación. De hecho, creo que no entiendo ninguna. Por lo menos una explicación racional. Lo único que sé es que cuando muere un niño pesa, duele... como si fallecieran muchos adultos de vez. Todavía tengo clavada en la memoria la imagen de la madre en el funeral... hierática, como si no diera crédito... hasta que se rompió.

Gracias por todo, Princesa. Un beso.

sunsi dijo...

Pater, Modestino, Mireia, Leles, Ana, Tomae, Sarracena. Muchas gracias por haberos tomado la molestia de comentar. Esta entrada me supera. O igual me supera todo en general...

Os dejo el enlace de lo que me sirvió hace tiempo y lo releo de cuando en cuando.

http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/apost_letters/documents/hf_jp-ii_apl_11021984_salvifici-doloris_sp.html

pacita dijo...

Ke pena por Dios . me parece que mi sobrina es tutora de la otra clase, que pena para los padres¡no sabría como consolarles.mi oración para ellos

Anónimo dijo...

Es duro, muy duro, pero un creyente sabe que los caminos de Dios son inescrutables. Por azar o casualidad no ocurre nada, seguro que siempre hay un motivo. Algún día Alguien nos los explicará con pelos y señales y entonces exclamaremos ¡ es verdad, no habíamos caído ¡
En la Tierra, unos terminan su misión a una edad, otros a otra, posiblemente la de Marc era de las más tempranas en acabar.
Desde allá arriba seguro que está intercediendo por todos
Tengamos Esperanza

El Guerrero del Antifaz

sunsi dijo...

Pacita, guapa... Sí...muchísima pena. ¿Tu sobrina está en P-3? Pues las profes están muy tocadas... Mucho. Gracias, amiga. Los padres son los que realmente necesitan oraciones.

Un beso muy fuerte.

sunsi dijo...

Hola, guerrero. Suscribo absolutamente todo lo que has escrito. Lo que sucede es que la Esperanza no tiene nada que ver con el dolor...creo... El hombre, ante el misterio siempre se pregunta por qué... Y no obtiene respuesta racional; sería el mismo Dios si la tuviera. Como niños pequeños lloramos y nos acurrucamos lo más cerca posible de Jesucristo... Pienso que el creyente sufre igual, se duele igual... pero tiene una certeza: la eternidad, la resurrección. Y la fe... no es que "ayude", como se suele decir... Pienso que informa todo el ser y el hacer del hombre.

Muchas gracias por comentar.