viernes, 4 de septiembre de 2009

Committed : enmienda al post anterior.


Agradezco a Máster la aportación en el post de ayer. Ahí quedan sus dos extensos comentarios, rigurosos y muy bien argumentados.


Creo que os debo una explicación. Las manifestaciones del TOC son , en sí mismas, bastante "cómicas". Lo rituales, que repiten hasta la saciedad y que enlentecen al TOCado, son muy variadas. Observar a un enfermo de este estilo sin que él lo sepa es un espectáculo. No das crédito ... Te preguntas ¿Por qué hará eso? Es ridículo. Hasta ahí lo que ofrece su imagen exterior. Evidentemente es lo único que captamos los demás. Y ésa es la pega. Sólo el enfermo conoce la cara oculta de sus acciones.


La cara oculta... Ojalá supiésemos el grado de su sufrimiento. O no... porque es de tal intensidad que nos quedaríamos pegados a la silla con super glu. Los ritos no son más que la expresión de unas obsesiones que ellos reconocen absurdas, que no pueden evitar que sean recurrentes: "morirá mi padre si..." "se acerca una catástrofe y..." "Seguro que haré daño a ..." "Todo me va a salir mal por..." Eso es lo que no se ve ni puede ser filmado... ni siquiera narrado. Y provocan sin remedio las compulsiones.


A todo lo dicho hay que añadir que el TOC es muy resitente a cualquier fármaco. La química puede atenuar los síntomas, pero no lo suficiente para que estos enfermos dejen de sufrir. La terapia es imprescindible aunque los resultados se hacen esperar. Suficiente para que el paciente haya perdido su empleo o no hayan podido superar el curso académico (exámenes... justo en primavera... cuando ellos empeoran notablemente).


La locura del cuerdo... el absurdo atrapado en una mente que sabe discernir perfectamente que sus ritos son una estupidez, que no lo dejan funcionar al ritmo de los demás... La pregunta que les podríamo formular es "¿Por qué haces esto?" . Como movidos por un resorte, su mirada se hunde en la tristeza... "No lo sé. No lo puedo evitar". No es extraño que se considere la cuarta enfermedad neurológica más discapacitante ... crónica... y en muchos casos incurable.


No soy psiquiatra pero no me he inventado nada. Si acaso, me he quedado bastante corta. Pero esto es un post, no un tratado de medicina.


Pido disculpas por el tono agresivo de mi anterior entrada. Una ocasión para rectificar. No obstante, reitero que justamente el TOC es una enfermedad demasiado compleja para llevarla a una comedia.


12 comentarios:

Bego dijo...

Tema delicado...sólo el que lo está sufriendo sabe lo mal que se pasa, rituales, manías, obsesiones...que te impiden llevar una vida "normal". Es un querer controlar...descontrolando del todo.
Me ha "tocado" el tema.
Besitos
Bego

Sunsi dijo...

Gracias, Bego. Muchísimas gracias.
A las peronas que les importa los que sufren... sólo por eso... gracias. Ellos, sin saberlo, lo intuyen...

Estáis hecho de otro material. Humanos con más humanidad. Eso es, Bego. Cierto que sufrirás más porque intuyes más. Pero gracias a gente como tú exiten asociaciones, hay acercamientos al enfermo sin prejuicios. Creo que te voy a dar de nuevo las gracias, peque.

La semana que vine tenemos una tarde con paréntesis. Me muero de ganas de estar un rato de conversación larga y tendida.

Un beso... Te traslado mucho en este beso. De entrada, mi complicidad contigo. De salida... tendremos tiempo para hablar...

Sunsi dijo...

Begoña, perdona los errores tipográficos. La "S" ya no existe en el teclado. Y las demás letras bailan.

Driver dijo...

Todos tenemos una cara vista y una cara oculta.
Todos podemos ser calificados, apuntados e incluso televisados, por las manifestaciones externas de nuestra cara vista.
Y eso produce montañas de dinero.
...
En las películas de Charlot, un tipo tropieza en una monda de plátano, se cae de culo, y la mayoría del público ríe.
Es la naturaleza humana. Necesitamos reirnos.
Mucho.
...
A casi nadie se le ocurre pensar que esa caida ha podido provocar una rotura de huesos.
...
Pero lo cierto es que todos y cada uno de nosotros somos especialmente sensibles a según que cosas.
Imposible abarcar todos los casos.
...
Pero cuando uno está sumergido en la penumbra de su cara oculta, cuando hay una limitación muy concreta que te impide vivir armoniosamente, cuando todas y cada una de tus mañanas te tienes que enfrentar a tu limitación y comértela a dentelladas, cuando tieness que explotar tu cerebro para que una parte tire de la otra, para que la zona sana arrastre a esa mancha oscura, cuando implicas sin querer a la gente que quieres, cuando te tienes que encarar con el mismísimo Dios día sí y dia también para alcanzar una normalidad mínima en el desarrollo de tu vida, entonces...
Entonces se te ocurre ver un rato una estúpida teleserie para relajarte; y por una casualidad, ponen a un personaje que tiene un problema, siendo su cara externa muy graciosa. Te sientes molesto.

Entonces te levantas y pagas la tv.
Coges la basura y la bajas a la calle.
Y cuando la tiras piensas, "basura, al cubo".
...
Tan humano es tener la necesidad de reir, como la necesidad de tirar la basura.

En cuestiones de porquería la relatividad es extrema en el género humano.

Yo no voy a ver esa serie.
Simplemente tengo cosas mejor que hacer.
Para reirme prefiero a Charlot.
Considero una falta de creatividad, un recurso fácil, usar la cara vista de la gente.

Si se tienen qie buscar la vida escribiendo guiones, que los hagan con los graciosos gestos de su progenitora.

A ver si les hace gracia.
...
Sunsi, yo no enmiendo nada.
Por mí que se vayan a comer conglomerado de carne de cerdo aglutinada en pellejo.
Osea, morcilla.

Y que se busquen un curro más digno.

¡¡Dixit!!

misideascotidianas dijo...

No me parece agresivo tu post anterior. Contundente sí. Pero ser contundente no es malo.

Seguiré informandome, que es que soy una entrometida.

Un beso

Luisa

Sunsi dijo...

Eres tan bueno, Driver, que me has hecho llorar. ¿Por qué no sé explicar las cosas como tú... tan claras, tan directas? A estas alturas sé que existe alguien de hierro con corazón grande , poroso... que quiere y no le importa que se cuele ni la alegría ni el dolor, ni la risa ni el llanto. No creo en la casualidad... lo he dicho muchas veces. Por eso no creo que hayas aterrizado en la República porque era más ancha o no tenías otro sitio mejor. Estás aquí y doy gracias por leerte todos los días. Ya sabes... hay un antes y un después desde que conocí a la gaviota...

Hoy no tengo palabras. Todos os queremos mucho. Un beso de mi parte a Isabel. A mí también me gusta ver muebles...

Sunsi dijo...

Luisa... Fue agresivo, creo, porque me formé una idea sin ver ningún episodio.
"Que tenemos que hanblar de muchas coas , compañera del Alma, compañera..."

Besos a ti y al sur.

PS. Hace tiempo que no me muestro con la letra impresa tal cual ... Me sabe mal que seas tú, precisamente tú, la víctima de mis cabreos.

Driver cabreado dijo...

Sunsi.
Estos temas me cabrean un montón.
Y sólo he dicho un poco de lo que pienso.
Apenas si he calentado motores.
...
Resulta que nos tratan como tontos.
Y somos personas.
Nos hacen consumir estúpidas comedias donde siempre hay una lesbiana y un homosexual, por la sencilla razón de que venden.
No, no y no.
Pon una historia de cómo la sexualidad es una búsqueda del camino de un ser humano.
Y de como los que le acompañan han de transitar desde unos prejuicios adquiridos hasta un equilibrio emocional con la persona que está luchando por encontrar su camino.
Ésa es la historia.
...
Nos bombardean con el mensaje de que seamos buenos, comprensivos y tolerantes.
No, no y no.
Si el que manda no da ejemplo, legisla para quedar bien con la galería y quiere quedar tan bien con todos que al final no queda bien con nadie.
La historia es que el poder se consigue, ganándose el respeto de los gobernados.
...
Tolerancia cero.
Bolsa = basura.
Prohibido fumar.
Cuatro puntos por rascarse la nariz en el semáforo.
Cuenta embargada por acumulación de multas de aparcamiento.
Incomparecencia de la parte demandada, no pasa nada monada.
El diputado está en la biblioteca, no vota y no sale la ley; no pasa nada.
El alcalde corrupto en la calle y con los bolsillo llenos. No pasa nada.
Plan Ñ para crear empleo. Ja. Requetejá.
Ayudas y subvenciones indiscriminadas. Ja y requetejá.
Ley de supresión de barreras arquitectónicas. Requetejá.
Presión fiscal por tramos, sin tocar a nadie y con buen rollito. Ja y ja.
Creación de empleo con subvenciones a fondo perdido.
¡Eso, perdido en el camino! Ja y ja.
Asociación de ayuda al pato mareado.
Ja, ja y requeteja.
...
Sí, buen rollito, muy buen rollito.
...
Pero mira hermano, si sales a la calle, procura tener a mano el número de móvil de un par de buenos amigos.
Sólo ellos te salvarán.
Sólo ellos.
...
Tengo un cabreo monumental.
Si eres bueno eres tonto.
Si eres un borde, ¡güai!, ¡un buscavidas majete!
...
Nos venden porquería.
Dependemos de vendedores de porquería, con sus decisiones políticas.
...
Nuestros abuelos, a la mínima echaban al pilón del pueblo al alcalde corrupto.
Por eso se les recuerda.
Por su sentido común.
...
Y ahora los buenos, los dulces de corazón, los pardillos y los soñadores están desfasados, no venden, no dan el tipo, están deprimidos, fuera de onda, arcaicos (como la palabra arcaica).

Y tragan, y pagan...

Nos tratan como a tontos.
Y resulta que somos personas.
...
Lo tengo claro.
Hasta que no seamos capaces de tirar al alcalde al pilón del pueblo...
No seremos hombres.
Sólo seremos consumidores de porquería.
Y ésta, empieza a oler.
Mucho.

Sunsi dijo...

Es que me pillas en un mal día...

Porque ahora resulta que no te puedes fiar de nadie; eres imbécil si presupones que el resto es honesto. Un tonto laba si aún crees en la presunción de inocencia. Y, además, procuras sacarle el polvo cada día.

Hay dos opciones: Jugar con sus reglas o actuar en conciencia. Ya sabes por cuál opto. ¿Tonta? Mejor que lo crean. ¡Ay de los tontos si un día deciden asociarse...! Como Atila, que no creció la hierba por donde pisó...

Al tiempo, Driver, al tiempo...

D freeeeeeeeeena dijo...

¡Pero si sólo voy en primera!
No voy a soltar todo lo que pienso para no reventar tu post.
Frenooooooooooooo.
Reduuuuuuuuuuuzco.
Caaaaaaaaaaaaaalma.
...
Bien, imagina que ya he soltado todo lo que tengo acumulado.
¡Bien!
¡Tranquiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiilo!
...
El cuento acaba así:
"Al siguiente día se levantó el señor cabreado.
Cuando te despiertas eres lo que eres. Ni más, más; ni más menos.
Te asomas por la ventana.
Dios, tu creador te ha regalado un buen día.
Luce el sol.
Estiras el cuello.
Crac, troc. Tengo que cambiar de almohada.
Bebes un café bien cargado.
Estás peinadito y aseado.
Y entonces ocurre.
Vas a dar el primer paso del día.
El primer paso es muy importante.
Luego vienen otros.
Pero el primero es el primero.
...
Todo lo que necesitas es un café bien cargado.
Y te levantas y piensas.
¡A por él!
Una persona honesta ha dado el primer paso de un día.
Es un gesto que pasa desapercibido.
Pero se está levantando un ser humano honesto.
Que da un primer paso de gigante.
Como tantos otros.
...
Se levanta un ser humano libre para enfrentar un día duro.
...
Al fondo, vuelan unas gaviotas.
Ayer estaban enfadadas.
Les habían robado su pan.
Hoy no.
Hoy nadie les va a robar su pan.
Porque las gaviotas ayer hicieron el idiota y se dejaron robar.
...
Hoy no.
Gaviotas honestas.
Altas, libres, gloriosas.
Hoy saben más que ayer.
Volarán más alto, más rápido, con los reflejos avispados.

No son idiotas.
Son gaviotas.

Como tú".

El cuento se acaba.
La parte intermedia del cuento, con los cabreos diarios, las decepciones y los engaños, han sido suprimidas a caso hecho por el autor.
Se dan por supuestas.
Cumplieron su función; y ahora se han incorporado al cerebro de la gaviota.

Por eso, hoy, vuela que se la pelas.

Gaviotas listillas.
Aprendiendo de oficio, a base de tortas.
Pero aprendiendo.
Cada día.

Sunsi dijo...

Gracia, Driver ... Etoy cansada, duermo poco y el tema de hoy ha acabado por rematar la jugada.
-Toc-toc
-¿Quién eres?
-Yoooo
-Pasa, pero cierra la puerta. Hoy no puedo mantener una conversación a no sé cuántas bandas...
-¿Estás enferma?
-No, estoy cansada. Es algo que suele suceder, ¿sabes?.
-Preo yo tengo que contarte una cosa...
-Cuenta...¿Te importa que escuche tumbada y con los ojos cerrados?

(...)

-Driver me contó algo... ¿te lo leo?

Driver y fin dijo...

...y el cuentista acabó rematando la historia inventada´.
Él también estaba cansado.
Lo que veía a su alredor no le gustaba nada.
Así que se inventó un cuento para que sus amig@s lo escucharan.
Para intentar buscar lo que todos anhelamos.
Un poco de esperanza.
...
Y se dió cuenta que sus cuentos gratuitos, que en teoría eran encargos de alguien, realmente eran cuentos que se contaba a sí mismo.
...
El cuento acaba cuando el lector o el escritor se levantan a la mañana siguiente y son capaces de dar el primer paso, de forma amplia, segura, solemne.
Y se empecina en no dejarse engañar.
En no dejarse vencer.
En pensar que las gaviotas de los cuentos no son idiotas (a lo sumo cagonas).
Que tienen la arrogancia de la lucha aprendida.
Y los ojos azules.
Esa mirada atenta.
Que les hace ver la belleza de la vida (Florencia), y la milicia de la lucha (Roma).
Porque se pueden ver las dos cosas a la vez.

Si miras atentamente.
...
Entonces sí.
Si se logra eso, el cuento es bueno.

Depende de tí.