lunes, 17 de noviembre de 2008

Yo también quiero unas...

video

No sabía que Joan Emili seguía el blog. Supongo que habrá pensado: "Voy a echarle un cable a mi hermana, que está en un aprieto".

Tengo asumido que sus correos sean así, con imágenes, chistes, historias...

Pues aquí están esas gafas alegóricas vía mail desde el Somontano.

Gracias, Jou.

38 comentarios:

pepa dijo...

Villana eres, mein fraü rana.

Sunsi dijo...

Gafas metafóricas, amiga. Complemento perfecto al post.

Máster en Nubes dijo...

Así es,a veces necesitamos gafas para identificar que hay detrás: vemos demasiado lejos, demasiado cerca...

En un blog... uno puede necesitar gafas también... pero a veces sobra la intuición para vernos un poco, sólo un poco, como somos.

Por lo que decimos, por lo que callamos, por lo que comentamos, por las fotos que ponemos, la escritura, los silencios o las discusiones, por los temas que tratamos, por los que nos interesan o sobre los que pasamos de puntillas o ignoramos.

Besos, Sunsita, se nota, se siente, Sunsita está presente.

Sunsi dijo...

Las gafas. Están bien estas gafas del vídeo. Cosas de mi hermano, bastante caro de ver... Pero siempre está en estos detalles.
Me hace gracia lo que dices de los blogs.
Muy aguda, Máster. Saber leer lo que no se escribe requiere gafas o simplemente intuición.

Debiste estudiar cirujía. Tienes un bisturí de platino.

lumroc dijo...

Yo quiero una de esas gafas. Me temo, sin embargo, que 'complican' bastante la vida ...

Sunsi dijo...

Lumroc. Te has ido directo a las gafas. Inteligente opción. Los dos post anteriores han sido como un parto.

Me da que no las necesitas. Intuición...
El cascarrabias egoísta del vídeo las pedía a gritos sin saberlo. Pero no está mal tenerlas y usarlas en momentos puntuales.

Saludos

martín dijo...

"Yo también quiero unas". Todo el mundo tiene algo por lo que sufrir (cada uno tiene lo suyo) y eso nos ayuda a dejar de mirarnos el ombligo (no somos los únicos que tenemos problemas) y a hacer algo por los demás, que, en definitiva, es crecer en felicidad personal.

¿Mañana más? dijo...

yo propongo que se las pongan de serie a todos los maridos,ja, ja, ja,

pepa dijo...

Ahí, ahí........ mañana

D dijo...

¿Las lentillas también sirven?
Yo las uso.

Sunsi dijo...

Patricia ¿Cómo le gustarían a Jorge, tipo RayBan o estilo John Lennon?
Pobre marido tuyo, Pepa. Si te lee le bajrás la autoestima.
¿Seguro que las necesitas, Driver?

Pena de Mireia, que no puede comentar.

Saludos

¿Mañana más? dijo...

Al meu marit Ray Ban, no fastiguegis, prefereixo que sigui un canalla a un sant. Són més divertits.

Sunsi, ets molt transcendental tu, no?.

joder... i a sobre ens poses a l'infumable aquest d'Alejandro Sanz...

Socors!. Sou tots fatals. Massa metafísica, massa catequesi. Últimament el teu blog empesta a clericat, clericat.

Máster en Nubes dijo...

Patricia, que a algunos nos gusta Alejandro Sanz. Bonita mía, ¿te pasa algo que estás refunfuñando todo el santo día, digo entrada, digo blogs? Con perdón... y si me lo permites... que se te quiere: tranquila, relájate un poquico...

¿Mañana más? dijo...

¡Ay!, que estoy con ansia de pecado, ja, ja, ja.

Con ansia de vida, como si me fuera a morir mañana (lagarto, lagarto), como si me hubiera recién despertado de un coma. Caballo desbocado...

Y os leo y me recordáis al clero y a su agua bendita, a su homilía y a su incienso asfixiante. Y quiero ser un Don Juan Tenorio, para seduciros a todas con los placeres de la carne... ¡y de la vida!.

pd. está bien que os guste Alejandro Pelmazo, pero también podéis respetar que a mí no.

Sunsi dijo...

Patri, guapa. Ahí va y me pongo un casco por lo que me pueda caer.

Me encanta la filosofía y la Hª de la Filosofía. He dado clases de metafísica. Soy del gremio aristotélico-tomista aunque me encanta la vena platónica que recupera San Agustín. Me gusta , en concreto, Yepes Stork. Murió joven y por ello publicó poco.
Soy catequista de confirmación. Más complicado que comunión pero me gustan los adolescentes y sus preguntas incómodas.

De momento ya ves que has acertado.

Trascendental, siempre que puedo. Pero no tengo levitaciones, si te referías a eso. Todavía no se me han despegado nunca los pies de la tierra por mí misma.

Alejandro Sanz y El corazón partío me lo ha pedido Driver. Si pides tú también lo busco.

Ya llevopuesto el casco. Cuando quieras...

¿Mañana más? dijo...

¡Lo sabía, lo sabía!.

Máster en Nubes dijo...

De verdad, Patricia... ja ja.. pero si se te respeta, ¿alguien te ha dicho en tu blog que no nos guste la música que pones? ¿alguna vez? Pones la que quieres o te piden.... es un ejemplillo, bonica, guapa, requeteguapa, que si eres como la Campoy -en joven, encima- eres un cañonazo...

Máster en Nubes dijo...

Y perdona, cariñín, a una mujer de 47 años - a está desde luego, asumo que a la Sunsita menos- no nos vas a revelar a estas alturas del partido ningún "placer de la carne", como sugieres.

Chatina mía, que algo de la vida hemos visto ya, y vivido... Se me ocurre....

¿Mañana más? dijo...

Os lo tomáis todo al pie de la letra, ¡cómo sois!. Que no iba por lo de la carne. Es una metáfora... ¡que os divirtáis, coño!, y dejéis ya de amargaros con filosofías, metafícias, etc.

PD. Me podéis decir todas las veces que queráis que no os gusta mi música, ni mi blog, ni mi foto, ni mi forma de escribir, ni nada de nada. Eso sí, sin faltarme al respeto, que no respondo.

Oye, que no tenéis por qué tener los mismos gustos que yo. Como cuando un amigo viene a mi casa y me dice que no le gustan los libros dentro de vidrieras. Pues vale, para gustos los colores, no pasa nada, ¿eh?

D para mañana + dijo...

Pues como te veo con ganas de emociones fuertes, te prometeo que te monto enseguida con Pepa en el ferrari para que viváis una aventura "no pastoril/ no cándida / no Alexandro Sanz".
Título: LA BALA ROJA.

¿Mañana más? dijo...

Y por cierto, como me jode que me digas lo de que eres mayor que yo y has visto más que yo. Esto sí que es lo único que me revienta, de verdad, que te saltaría a la yugular si te tuviera delante, ja, ja, ja

¿Mañana más? dijo...

Driver... ¡me apunto!

Máster en Nubes dijo...

Perdona, Patrica, que te haya sentado mal lo de que al ser mayor algo más se ha vivido habitualmente.

La edad no es un grado, desde luego que no.

Pero ocurre en otras ocasiones quizás -es mi opinión, perdona otra vez- que decir a la gente que no conoces a penas que nos divertamosa.. es como asumir mucho ¿no te parece, encanto?

Creo que no hace falta demostrar que uno se divierte. No hace falta hacer alardes de si la vida de una es satisfactoria, no es plan, la verdad.

Se puede escribir de cosas serias o trascendentes, o en un tono u otro, y pasárselo uno bien y disfrutar de la vida. Cada uno tiene su tono, sus temas, no significa que porque no sean los tuyos la gente no tenga sentido del humor o no se lo pase bien y mucho.

En cualquier caso las gafas, que era el post, que hemos invadido aquí la casa de Sunsi -perdona- vienen bien para ver... sin apresurarse a juzgar tan rápido u tan contundente, no sé, se me ocurre a mí, que estoy un poco divagante últimamente y escribo sin dar una, debe de ser eso...

pepa dijo...

Buenooooooooooooooo, me distraigo un poquito con un cliente petardo, dos amigos, mi maridín y unos vinos y me encuentro con los pecados de la carne.

Mañana +, me parto de risa. Alejandro Sanz es culpa de D y ...... mía (lo confieso) El catalán, la tuya.

Máster, picarona, picarona, picarona.

Sunsi, desde luego, pena de Mireia, se lo pasaría pipa con esta "disbauxia"

Venga,Mac, que me pirro por irme en el ferrari.

Suinsi, nos vas a tener que poner un filtro, que estas locas se desbandan.

¡Y que conste que las peores sois "les mansulines" que a mañana + (y a mi) se nos ve de leeejoooooooooooos.

D para todas dijo...

¡A tomar viento!
Lo acabo de decidir.
Mañana no quedeis con nadie.
Cogeros el primer trapito que tengais a mano y un pañuelo de colores vistosos.
Os vais las cuatro a tomar viento.
A doscientos cincuenta por hora.
Prohibido llevar móvil.
...
Luego no digais que no os lo advertí en la víspera.
Yo de vosotras me iría a dormir profundamente.
Pero sin soñar.
...
Para sueños, los de mañana.
Mañana conducís.

Sunsi dijo...

Venga, que ya está. Si lo bueno de un blog, al menos de éste, es poder intervenir sin que nadie tenga que imponer nada a nadie. Sabiendo que nadie machaca a nadie. Pero para conseguirlo existen unos principios mínimos: respetar, no juzgar ... Tampoco es tanto. Creo...

Igual no queda bien decirlo, pero es que éste es mi blog y cae por su propio peso que las entradas las suelo escribir yo ...y Driver inquilino cuando le robo con su permiso sus cuentos. Lo normal es que mis posts no tengan mucho que ver con lo que escribís los demás. Es que no somos iguales, afortunadamente.

Por mí, pelillos al mar y punto final. Un saludo a todos.

Máster en Nubes dijo...

Perdón si me he desbandado.

Pido perdón a todos, a Sunsi, a Patricia, a quien sea.

No era consciente de estar desbandándome ni ofendiendo a nadie.

Sólo intentaba la defensa de lo que cada uino es y cómo escribe o de lo que escribe sin necesidad de que lo frían, quizás lo interpreté mal.

Pero sé ve que no lo he hecho bien.

Besos y hasta otro día.

Sunsi dijo...

Máster, si te pillo te doy. ¿Perdón de qué?. Perdóname tú a mí por haber permitido que me salvaras el trasero, sí, el trasero, que has sido la única con un par que ha dicho cosas sensatas y que has defendido la libertad y el respeto PARA TODOS. Eres una señora de los pies a la cabeza y no me da la gana de que pidas perdón por nada.

Si no hay respeto este blog se va al carallo.

A tus pies

pepa dijo...

P'a la cama me voy corriendo, Mac.

Máster, genial tu entrada ¡la hedbanna rana pastorcilla se divierte a lo grande!

Je, je, je, que hoy está, sin que sirva d eprecedente, más humana que divina........

Venga, colegas, enseñemos a las jovencillas que nos siguen, cómo unas "puretas" heridas, sufrientes y creyentes, se lo pasan en grande.

¡Y eso que nos falta la de la mirada recoleta!

Anónimo dijo...

LA BALA ROJA

En el centro de mi pueblo hay una calle de nombre Juan Bravo; fue éste un noble castellano conocido por su participación en la Guerra de las Comunidades de Castilla.
Si el noble hubiera o hubiese soñado con las chicas de la bala roja, tal vez se habría quedado aquí eternamente.
Él se fue, él se lo perdió.

Cuando vengáis a Madrid no dejad de ver dos de los monumentos más impresionantes y menos conocidos de la capital, ambos en Juan Bravo. Uno es de gran importancia cultural, el otro también.
La Embajada de Italia, enorme palacete de principios del siglo XIX, impresionante bandera tricolor, un volumen contundente, una especie de “¡eh, tú, fíjate amigo, esto es una señora República!”.

Y un poquito antes está el concesionario oficial de Ferrari en Madrid. La casa de los sueños donde algunos humanos han perdido la cartera y la cabeza; el corazón no, estoy seguro que el corazón, no.

Andaba entonces de realquilado en el blog de una tarraconense llamada Sunsi.
Era un aficionado a la escritura, pobre de solemnidad. Tan pobre era que ni blog propio tenía.

Mi casera me invitó junto a otros miembros y miembras del blog a unos encuentros filológicos en la Embajada de Italia en Madrid. Nunca comprendí cómo consiguió la invitación para mí, pues un simple camionero nada tiene que ver con el tema. Sospecho que detrás de la trampa se escondía una picapleitos. Estoy seguro.

El caso es que allí fui y allí tuve la suerte de verlas por primera vez. Divinas de la muerte. Se habían puesto unos trapitos de nada. Lacroix y Versaces de “andar por casa”. ¡Dios de mi vida y de corazón! Entre el cava que deglutimos con voracidad de náufragos, la música de fondo (tangos de N. Piazzola) y los ojos transparentes de las susodichas…,no sé , no sé, caí en una especie de letargo estético. Fuera de juego a la hora de conocerlas. Plum cataplumplás. A dormirla. Uno menos, tocamos a más.

Aquellas mujeres eran diferentes entre sí y eran latinas, lo cual no era impedimento para ser amigas y discutir a grito pelado a la vez. Tantas generaciones de mujeres apasionadas no iban a interrumpirse así como así.
Ellas no eran muy conscientes pero, en aquel momento eran la reserva espiritual de algo que en Europa estaba en decadencia. El libre pensamiento.

Trataré de explicarme. Allí estaban en la Embajada, haciendo relaciones públicas, en compañía de ellas mismas, pasando un buen rato, intercambiando impresiones sobre el mundo de la filología, las entradas del blog de Sunsi…; eran muy diferentes, algunas de ellas incluso contrarias. Pero algo tenían en común. En el fondo eran unas inconscientes.

Ocho de la noche. Fiesta en la Embajada. Se oye la movileta de una de las chicas Bond. Llamada de Barna. Careto serio. Contracaretos más serios todavía de las susodichas. Un comentario: “Me voy a Barna”. “Y yo”, “y yo”,”y yo”…, en aquella sala había eco.

Salida espectacular de las cinco chicas. Ahora no son filólogas, ni abogadas, ni expertas en marketing, ni profesoras, ni ná de ná. Ahora son las chicas Bond.
Mi nombre es Pepa, Pepa Bond. Mi nombre es Sunsi, Sunsi Bond. Y así todas.
Master, Mañana más y Mireia. Cinco mujeres como cinco soles.

Entre que entraron al concesionario y salieron en el Testarrossa F-600, pasaron cinco minutos. Fiu, fiu.

Anudados al cuello unos pañuelos vistosos de colores vivos. “Telma y Luise” hubiesen muerto de la envidia.

Aquella “machina” emitía a partir de las 4.500 vueltas un sonido tan sensual, que las chicas Bond tenían la sensación de estar oyendo bellas palabras de amor susurradas al oído.

De la aceleración mejor no entrar en detalles. La sensación de ser aplastada contra el asiento cada vez que aceleraba el Ferrari, sólo es comparable a…, bueno, mejor me quedo callado que igual me echan del blog.

Pero lo mejor era la sensación de libertad. El aire en la cara a 250 km por hora. Ya nadie se acordaba de la pequeñas diferencias entre sus formas de ver el mundo, los matices de comunicación, las chorradas del día a día encerrados en la monotonía.

¡A tomar viento!, ¡Allí estaban todas a tomar viento!

Conforme Madrid quedaba atrás sus sonrisas picaronas se fueron expandiendo en la noche, como los agujeros negros, sin prisa pero sin pausa.


La BALA ROJA atravesó los Monegros a 280 KM por hora, justo en el momento en el que se dieron cuenta que eran portadoras de una larga tradición europea.
La del libre pensamiento.

En el centro de mi pueblo hay una calle de nombre Juan Bravo.
Si el noble hubiera o hubiese soñado con las chicas de la bala roja, tal vez se habría quedado aquí eternamente.

Él se fue, él se lo perdió.

Sunsi dijo...

Anónimo Driver. Que no hace falta que te presentes. Tu cuento te delalata.

Empezamos bien el día. Chutando, casi volando a bordo de un Ferrari.

Yo también me voy chutando, pero lo mío es más ordinario. Me voy a llevar a mis chicas al cole. Y me encontraré con mamás que bla bla, bla... , de trapos, de manicuras, del examen de mi niña, del último menú de un restaurante chachi ... lo ordinario. Y la vetusta madre de María y Blanca se cuela en la conversación.
Hoy les diré que mefui con mi panda en un ferrari rojo, con conductor incluido.

Chao

pepa dijo...

Lágrimas se me saltan de tanta velocidad.

Y se me ha puesto una sonrisa larga, larga, larga: para todo el día.

Gracias, Mac, nuestro caballero.

lumroc dijo...

Lo malo es que, a veces, un inesperado guardia, de azul o rojo (qué más da el color), con un compañero, también de azul o rojo (es lo mismo), detiene en el arcen a ese Ferrari y, libreta en mano, comienza el interrogatorio:

- A ver, librepensadores: carnet de pensar libre, documentación de libertad, recibo de haber pagado el canon para pensar …

- El motivo de haberles parado es que no es posible ir tan rápido por esta carretera. Aquí hay que ir despacito. No herir. No decir lo que no conviene. No escribir lo que no sea…. “correcto” ….

Y, a ver, el conductor. Usted, de momento, nos tiene que acompañar.

pepa dijo...

¡Ay, lumroc, pero habrá valido la pena!

Y, además, nos buscamos un buen picapleitos............

lumroc dijo...

Ya lo creo que habrá valido la pena. Sin duda.

Y ... en Altafulla hay unas picapleitos que son, seguro, estupendas ...

Máster en Nubes dijo...

Joer, Driver, eres la leche: me estoy riendo y la Oli me mira alucianda, tengo que coger el coche y no voy a poder...

Tío. Haz el favor DE PUBLICAR LOS CUENTOS, por Dios te lo pido, de rodillas, please, no es my business, lo sé, pero por fa... que hay materia, joer. En fin, ya te lo diré en otro lado.

Lumroc, por experiencia te digo que le lloras al guarda, le sonríes un poquito, parpadeas y ya...

Tenemos además a Patricia que es como Concha García Campoy, perdona, es que ni guardia ni nada.

¿Mañana más? dijo...

Es verdad, que yo me pasé la ITV poniéndome monísima de la muerte y eso que no tengo luz en el piloto izquierdo de delante... Claro, que no salí con un pollazo (con perdón) de casualidad.

Tranquis, yo me camelo al guardia, que soy muy actriz cuando quiero... ja, ja, ja.

Sunsi dijo...

Corremos demasiado. Y nos han parado. Lumroc ya lo sabía. Como corremos demasiado, nos hemos saltado el STOP-comentario folio 1 guión 2 de lumroc. Y como nos lo hemos saltado, nos mandan al cuartelillo.

En lugar del poli nos interroga Sócrates y nos somete al triple filtro (por ahí anda, escondido en el blog).

Finalmente ... libertad sin cargos, "porque tienen ustedes demasiada marcha pero buena fe".
Y todos a la calle: Oé, oé, oé...