lunes, 1 de diciembre de 2008

Tiempo de espera.


Falta... nada. El tiempo corre que no te das cuenta. Y el 25 es Navidad. “¿Cómo hacíamos antes, que ya no me acuerdo?.” Antes... preparábamos la Navidad; nos preparábamos para el Nacimiento. La Navidad es cristiana porque el que nace es Cristo. Si la Navidad no es celebrar, revivir que Jesús vuelve a nacer, no es Navidad. Podrán ser las vacaciones de invierno; podrá ser una oportunidad de demostrar nuestras habilidades culinarias... o el buen gusto en el diseño de los adornos, del árbol; podrán ser también los días más apropiados para comprar ese capricho o el último grito en no sé qué digital. Podrá ser eso; unos días de actividad frenética, para... ¿alguien sabe para qué? Y acabamos con estrés, con malhumor, con desasosiego y con el bolsillo vacío. No, esto no es Navidad.

Estas líneas podrían titularse “Un Rincón para la nostalgia”. Pero la añoranza a secas, la que nos paraliza y nos deja anclados en el pasado, no sirve para nada. Podemos hacer algo. Podemos llenar de contenido todos los símbolos que recorren las calles como cascadas de luces amarillas, rojas, plateadas. Estas semanas la Virgen María siente con más intensidad el peso del Niño en su vientre. Seguramente lo acaricia y José está agobiado porque aún no sabe si encontrará un lugar digno para que María pueda dar a luz. Es tiempo de espera.

Nosotros nos adelantamos y preparamos el establo lo mejor que sabemos. Buscamos la mula y el buey, la única calefacción de la que dispondrá Jesús. Hemos ido a recoger ramas, piedras, un poco de verde. Nos resistimos a llenar un cubo con arena porque la casa se pone perdida, pero al final cedemos ante la insistencia de los más pequeños. La estrella se desplaza y va dejando una estela blanca en el firmamento. También los pastores están trabajando, como todos los días, en las montañas de corcho o en ese papel rígido que se puede moldear como uno quiera. Las ovejas están esparcidas por la superficie más llana. Siempre se nos caen. En los picos más altos, los que están más alejados de la cueva, pegamos algodón o echamos un poco de harina o los pintamos con típex. Este año hace frío –hace más de dos mil años también- y pensamos cómo dar más calor al pesebre. Ideamos una fórmula para que la cuna improvisada sea blanda y el Niño no eche en falta un colchón. Cogemos un poco de relleno de una caja que lleva una pegatina donde se advierte: “Muy frágil”.

¿Qué más? Acabáramos. ¡El regalo! Que últimamente se nos olvida patearnos las calles del alma hasta encontrar un obsequio para el que va a nacer. Sí, es cierto que el 25 los pastores llevarán comida . Y el día 6 de enero los Reyes obsequiarán a la Sagrada Familia con oro, incienso y mirra. Pero tantos días de fiesta a costa del Niño y ni siquiera pensar en un detalle...

¿Cómo es el Niño? ¿Qué necesita? ¿Qué puede hacerle ilusión? Caemos en la cuenta de que el Niño es Dios. Y podría haber nacido en cualquier otro lugar más confortable, pero no ha querido. Deducimos que no espera lujos ni derroches. Entonces... ¿Qué le regalo al Niño? Tal vez nos dé alguna idea este poema de Lope de Vega.

“Yo vengo de ver, Antón,
un niño en pobrezas tales,
que le di para pañales
las telas del corazón” .

Unas telas limpias, lavadas con reconciliaciones pendientes, con cansancios que no se notan, con esas palabras hirientes que finalmente no pronunciamos. Unas telas que, después de bregar durante todo el año, tienen algún descosido. Aún da tiempo a apañarlas con un zurcido... de solidaridad, de amor compartido. “Las telas del corazón”. Contemplando en silencio el Belén es fácil descubrir cómo repararlas. Todavía quedan unas semanas. Estamos a tiempo.

Añado este vídeo que me ha mandado Driver. Muchas gracias:



15 comentarios:

Driver dijo...

Cuanto más simple, más poderoso.
Cuanto más poderoso, más trascendente.
Cuanto más trascendente, más brillante.
Cuanto más brillante, más universal.

...
Y cuanto más universal, más simple.

Y vuelta a empezar.

http://es.youtube.com/watch?v=ShN8UIk5-mw

Máster en Nubes dijo...

Por qué no montamos una asociación de quienes nos gusta la Navidad? Es me siento en minoría... Sunsi, necesito compañía. Besos. Me encanta venir a tu casa (pero a la real ya iré, eh? que te lo he avisado)

Sunsi dijo...

Driver, ¿qué tal por las Américas?

¿Puedo hacer un comentario de texto? En este pedazo de poema tan corto has empleado, por lo menos, 2recursos estilísticos


1.- La Anáfora "Cuanto".
2.- La Anadiplosis. Tras "Cuanto",empiezas con el mismo vocablo con el cerraste el verso anterior.

Toma crítica! Y además te sirves de la Antítesis para llegar a una paradoja:
más simple/más poderoso
Más universal/más simple

Gracias . Sí, vuelta a empezar, en todos los sentidos.

Saludos desde el Mediterráneo

Sunsi dijo...

Máster, entrañable Máster. A mí me gusta la Navidad, pero me sobran demasiados adornos que la tapan.

Me encanta la Navidad, pero la Navidad. No las colonias de anuncio con acento francés ni las bubujas de Freixenet... y toda la retahíla. De eso acabo hata la coronilla.

Va, pon tú el nombre y presides la Asociación.

Besos al Bolao

Driver dijo...

Argentina es albiceleste.
El Atlántico se ve desde aquí más claro.Transparente.
Azul.

El cielo limpio.
Las distancias enormes.
Es verano.

Y vivir es más fácil.

Driver vuelve dijo...

Mi querida Señora Mireia, no tengo el gusto de conocerla, pero como usted sale en la lista que el JEFE me ha remitido, pues eso, que hoy le ha tocado a usted. Por cierto, es la única que sale en la interminable lista, caligrafiada con una letra antigua, de redondilla, con las curvitas muy bien trazadas.

Soy el conserje de La Real Academia de la Lengua. Mi trabajo consiste en guardar los abrigos de los señores académicos, recoger paquetes y avisos, atender el teléfono y cosas por el estilo.

Estoy a puntito de jubilarme; esa edad en la que has visto tantas cosas, que sabes ya más de la cuenta.

El caso es, mi señora, que al final del día me toca barrer la sala donde se suelen reunir los académicos. No vea la cantidad de tropos, metáforas, pareados y neologismos, que estos señores se dejan tirados por el suelo.

De tanto barrer letras marchitas, al final, algo se me queda; y sabe el diablo más por viejo que por diablo.

La cuestión está, mi señora, que me es muy grato comunicarle que su alumno Jordi está que se sale del pergamino.

Me explico. Después de tantos años, he aprendido a distinguir la paja del grano. Hay aficionados a la escritura, por ejemplo el Driver, que manejan las palabras con buena intención, pero al final conducen un rebaño de ovejas por mitad del campo, algunas se pierden, otras se van a beber agua al río, en fin, aficionadillos.

El caso de su alumno es diferente. El muchacho ordena las palabras y los ritmos, transmite las ideas de forma ordenada, puntúa bien, es pulcro y elegante, en fin, que me ha llamado la atención. Le auguro un futuro espléndido.

Mi más sincera enhorabuena a usted por su labor. Es fácil imaginarse que detrás de un cordero que vale, hay unos pastores que hicieron bien su trabajo.

Yo por mi parte, voy a seguir barriendo, que aquí, en la Academia, me han dejado el suelo perdido.

Perdido de letras marchitas.

Atentamente. Driver para Mireia.

Martín dijo...

¿Qué tal el respiro? Pienso que corto, pero si te ha servido me alegro mucho, espero que hayas conseguido las metas que te propusiste.

Estoy de acuerdo con tu entrada, pero no sólo yo, hay más gente que piensa igual. Hoy, como ya ha empezado la campaña de Navidad, la gente va soltando comentarios. Unos hablan del espíritu navideño, el tradicional; otros hablan del gasto que representa... y más ahora en tiempos de crisis. La Navidad es la Navidad, el Nacimiento del Niño Dios, ese Padre, Hermano, Amigo que siempre está con nosotros, que nunca nos abandona, el fruto de la Virgen María que supo ser generosa cuando se lo propusieron. Menudo ejemplo.Hay que seguirlo.

Ojalá que sepamos independizarnos del materialismo que invade estos tiempos y montar el Belén y acercarnos al nacimiento y contemplar de cerca el Amor. Siempre me ha llamado la atención cómo los humanos fuimos capaces de Crucificar a una persona que predicó Amor. Que estos tiempos nos sirvan para que de nuevo nazca en nosotros el Amor. Os lo deseo a todos.

La Sarita dijo...

Hola Sunsita.
Quiero contarte un secreto.
Para esta Navidad tengo pensado un plan.
Se nos ocurrió el domingo al salir de misa a mi amiga china, Chulina y a mí.
Nos juntamos en la parte alta del tobogán y ¡zas!, vino la idea.
Te lo dejaremos en tu diario del ordenador cuando lo escribamos.
Es un cuento de Navidad, largo, muuuuy largo.
Como es tan largo, Chulina y yo vamos a comprar una libreta gorda para escribirlo.
Me voy a desayunar. Con un poco de suerte hoy nieva en Madrid, y podré hacer un muñecote de nieve.
Ten cuidado con los resfriados.
Y con los mamporros en las narizotas.

Me gusta que vuelvas.

Sunsi dijo...

Mireia... descuélgate que tienes un regalo.

Un abrazo

Sunsi dijo...

Hola, Martín. Sí, tal vez ha sido corto. La medida del tiempo a veces es relativa. A mí me ha dado de sí.
Ha sido el Adviento el que me ha llevado de nuevo al blog. El Adviento esperando esa Navidad que tú has explicado tan bien. Ojalá la avalancha de de anuncios, de ese materialismo que se ha instalado en estas fiestas no nos haga perder de vista lo que celebramos.

El Niño nació en crisis, la crisis de sus padres que tuvieron que huir. ¿Vamos a ser más que Él?.

Gracias por comentar. Un saludo.

Sunsi dijo...

Sarita, guapa. Estoy deseando leer tu cuento y poder leérselo a mis sobrinos pequeños como tú el día de Navidad y San Esteban.

Gracias y muchos besos de tu amiga Sunsi.

mireia a Driver y todos dijo...

Me pareció muy bien el respiro de este blog porque me parece que todos estábamos pelín agotados por una cosa u otra.
Pero ¿Quién iba a imaginar que en un plis plas ya teníais puestas las pilas?Yo todavía no.
Además, igual que las hijas de Sunsi, yo también estoy de exámenes, pero corrigiendo.
No es muy agradable cuando ves que no va la cosa como esperas; en cambio hay que ver lo que una se alegra si les va bien. En fin

Driver majote: Me avisó Sunsi "Pasa que tienes un regalo". Y pasé. Vaya regalazo.
Lo voy a multicopiar, a pasarlo a cuanto amigo, conocido, familiar encuentre, y diré ¡Esa soy yo!

Gracias, Diriver, Diego, Mc

Driver para Mireia dijo...

Hola Mireia.
Iré al grano.
Mi "regalo" es para agradecer tus oraciones.
Me han servido.
Gracias.
...
Y también porque se, aunque no te conozca en persona, que cuando das clases, vigilas.
Estás atenta al alumnado.
Pendiente de que en cualquier momento un adolescente va a descubrir la potencia de la Literatura.
Y va a salir volando a toda velocidad.
Aleteando.
Hacia arriba.
Como las gaviotas de Sunsi.
...
No se por qué, pero lo se.
Seguro que lo haces.
Vigilar gaviotas.

Bonito oficio.

Sunsi dijo...

Menudo piropo, Mireia. Bueno, piropo y realidad.

Increíble las cosas que pueden reflejar unos comentarios.

Gracias por la parte que me toca, Driver. Mireia es mi amiga y, tal vez, algo de su buen hacer se me puede pegar.

mireia dijo...

Dios de mi vida ¿Me veis flojita? Es un ánimo contínuo pasar por aquí
Gracias, gracias, gracias