miércoles, 3 de diciembre de 2008

Educar en la espera. 2.



Espero que me perdonéis el desorden y la falta de estructura. Tampoco pretendo elaborar ninguna tesis.



Empiezo a escribir temprano, con mi hija al lado. Está estudiando porque tiene trimestrales. Ana... ésta también es una despistada. Ha aterrizado hace poco y ha descubierto que lo de los estudios tienen que ver con el trabajo diario. Esta hija se ha pegado tortas por su talante hippie (¿se escribe así?) , por dedicarle mucho a lo que le importa y dejar para el último momento lo que ni fu ni fa... y siempre con la pregunta "¿Y esto para qué sirve?". Cierro el inciso... No sé si algo ha nacido a costa de haber matado ese punto de genialidad ...





Hablábamos de educar en la espera desde niños. Porque el tema empieza desde niños y en la casa de uno. Dilatar en el tiempo un capricho se vive de la forma más natural en la familia. Quizá habría que haber empezado por ahí. Digo familia, no hostal... hospedería, hotel de más o menos estrellas. Pero éste es un tema para otro post.



Generalmente, esta gimnasia se suele practicar cuando los padres ya han pasado por ello y y su sentido común les dice que si a ellos les ha ayudado a vivir y sobrevivir ... sus hijos no tienen por qué ser menos. No pasa nada porque no acumulen exactamente el mismo número de Barbis que la compañera o prescindan de unas bota para pista de hierba o de tierra , con tacos o sin tacos... De esos sabe mucho el primogénito. No pasa nada por tener un quita y pon si resulta que durante la semana vas de uniforme. No pasa nada si te taladran todas las miradas porque vistes con la ropa necesaria; el señorío lo da la percha, no la cantidad de ropa ni la marca. No pasa absolutamente nada. Con el tiempo ayuda a distinguir entre el tener y el ser.



Sí pasa si le damos la vuelta. Es la otra cara de la moneda, la de los que creen que mi niño tendrá todo lo que yo no pude tener. A veces tienen incluso antes de que se les ocurra pedir."La vida es suficientemente dura. Ya les tocará a ellos más adelante".



El problema es que sí y no. Les tocará como a todos, pero no sabrán cómo afrontarlo. Si jamás han hecho el esfuerzo por saltar vallas que estuvieron a su altura en su momento ¿Cómo van a hacerlo cuando el listón vaya subiendo?.



La espera es un paréntesis. Durante el paréntesis , primero protestas; después el cuerpo se hace al paréntesis y cada vez piensas menos en que te hallas dentro de un tiempo en el que no cae nada; en la adolescencia los paréntesis son pulsos más o menos duros, según el carácter de cada uno; sumamos un par o tres años más y esa espera se llena de contenido porque su mente está ya preparada para sustentar la dilación con un razonamiento de base. La renuncia ya no viene desde fuera; se ha interiorizado , forma parte de la vida del joven que ha adquirido un hábito que lo hace más libre.



¿Lo hace más libre? Por supuesto. Libre para no caer en la tentación de pensar que su mundo se va al garete por un suspenso o por haber equivocado una trayectoria profesional; libre para salir de copas y aplicar la reflexión del paréntesis para decidir si me emborracho o no; libre para contestar "no, gracias, no uso" si te ofrecen "pastillas para soñar"; libre para poder desengancharte del corazón de aquél o aquélla que te lo han roto... y volver a volar; libre para controlar las emociones que te van hundiendo y reorientar los afectos hacia otros derroteros que te hacen verdaderamente feliz.


Libre, sin lastres innecesarios porque hemos sabido ver que no son necesarios, "ligeros de equipaje, como los hijos de la mar".
DIBUJO: Una alumna de 1º de Bachillerato, compañera de mi hija María.






PDTA. Pepa, te echo de menos. ¿Cómo llevas la tesina? Hedbana pastorcilla se acuerda de tus asuntos.

Os dejo esta canción de Humet. La letra, como anillo al dedo. (Gracias, Modestino. La he escuchado en tu post)

18 comentarios:

Máster en Nubes dijo...

Pues sí señor, qué bien lo has explicado.

Joe, que es ser señores, no esclavos. Y que cuesta, claro que cuesta, a los niños, a los jóvenes y a los adultos, mucho. No somos distintos.

Y hay que ver la cantidad de esclavos que hay, que podemos ser, yo también.

Se lo decía a los alumnos en la Universidad. No es que tanta cosa no os deje ver a los demás, que ni podéis verlos a menudo: es que ni podéis veros a vosotros mismos todo el santo día rodeados de cachivaches, marcas, cositas, cosas.

Por eso horroriza hoy la soledad, no la mala, que es natural, sino ese silencio y la desnudez de estar uno frente a una tipa tan limitada como una misma. Sin nada porque nada tenemos en realidad.

Sunsi dijo...

Máster, me pillas leyendo tu post. Que hoy proceso con lentitud y creo que lo voy a tener que leer otra vez. Dices muchas cosas.

Sí cuesta. A mí me cuesta, para qué engañarnos. Pero creo que si no hubiera tenido los padres que he tenido, determinados episodios de la vida se me hubieran hecho montañas inalcanzables. Recuerdo aquellos tira y afloja, clavados a nuestros actuales tira y afloja.Con otros nombres, otras marcas...

¿Quién soy yo para privar a mis hijos de lo mejor que he heredado de mis padres?. La fuerza del ser, muy por encima del tener. Y no es una frase bonita. Es la vida de un profesor y de una ama de casa sabios. Bien lo saben ellos.

Sigo con tu post. Besos

ana dijo...

¿Quién soy yo para privar a mis hijos de lo mejor que he heredado de mis padres?... QUÉ VERDAD TAN ENORME.

... somos lo que somos gracias a ellos... me has emocionado. Siempre llevo en la mente su presencia, la de mis padres... en ella está el norte.

Sunsi... tenemos unas despistadas geniales... como decía Driver... la naturaleza sabrá encauzar.

Saludos.

Sunsi dijo...

Hola, Ana. Me hace mucha gracia que utilices también los puntos suspensivos. Yo también lo hago. Demasiado quizá. Detrás de ese recurso hay alguien... bueno, un día te lo explico que hoy proceso con lentitud.
De mis padres contaría tantas cosas... Sirve el post de Máster, el del señorío y la elegancia. Con un sueldo de profe y cuatro hijos.
Mi madre, de una familia de 9 hijos. Austera, con una gran percha, generosa, muy lista. Mi padre, autodidacta, creció sin padre, un currante que se lo ha sudado todo todo. Ella, delicada pero fuerte. Él un brutote, un mihura.

Conforme pasan los años, me doy más cuenta de por qué hacían las cosas, y por qué las hacían de esa forma y no de otra.

Nuestras despistadas... al tiempo.
Besos

ana dijo...

... suele ocurrir que detrás de los puntos suspensivos, o delante, permanece todo un mundo. Mundo difícil de capturar con las palabras. Los puntos suspensivos son el silencio que ese mundo necesita para poder ser explicado.

Si abusamos de ellos es por el demasiado mundo que percibimos y que quisiéramos poder transmitir...

... digo yo.

Driver en América dijo...

... Sarita...Pilar....Isabel...Jose María...Diego...Tere...Ana...
Antonio...Chusa...Chusina...Edu...
Silvia...Jordi...
Mari Pau...Angelines...Manolo...

Toi...Sunsi...Pepa...Mireia...
Martín...Master...Katt...
Casta Niebla...

...

Sunsi dijo...

...Ana...Driver...

Ya lo has explicado tú, Ana. Era eso.

...Mil minutos de silencio...por el hombre, por el futuro del hombre. Hoy han vuelto a matar.
...Mil minutos de silencio... Mil motivos para parase...¿Hay alguna explicación?

ana dijo...

jajajajajaja...

...eso es. Todo un mundo. Con nombre propio.

Tú sabes mejor cómo explicar el mundo con palabras. Driver, eres un contador de historias tremendo.

ana dijo...

mis risas no van bien detrás de el comentario de Sunsi... su intención era colocarse detrás de Driver.

No hay explicación...
... y sí mucho silencio.

Diego Peñas dijo...

Vida...latido...pulso...nacimiento
...correr...volar.

Muerte...reposo...silencio...muerte...pararse...descenso.

Descanse en paz.

pepa dijo...

Pues yo estaba en que estabas de respiro y no se me ocurrió mirar.

La tesina, como yo, aggggggs, corrigiendo y corrigiendo sobre la marcha.

El martes la deposito, el jueves la leo.

Gracias, hedbanna pastorcilla, por acordarte de moi.

............ D...... que alegría.

Driver dijo...

¡Qué alegría!
¡La Pepa!
No me lo digas, no me lo digas, que lo adivino.
Título de la Tesina:
"Antecedentes históricos, principios jurídicos, bases del derecho natural, desarrollo normativo en la reglamentación europea y propuesta de futura para ordenamientos comunitarios de.......................................¡chan!, ¡chan!...................
el ejercicio del libre pastoreo en las nuevas tecnologías informáticas.

Con la bibliografía que tienes acumulada, seguro que arrasas.

Suerte, chiquilla.

pepa dijo...

Que va D. algo mucho más prosaico: los obligados tributarios dle art. 35.4 LGT: sociedades en atribución de rentas, patrimonios financieros y sociedades profesionales.

Más que suerte un milagro es lo que necesito, gracias, corazon.

D dijo...

Pepa.
¡Obligaciones tributarias!
¡Por todos los santos del cielo!
¡Al enemigo ni agua!
¡Con Hacienda hemos topado!
...
¡Sácales el hígado, chiquilla!
En plan excavadora.
Tú sabes.

Sunsi dijo...

No sabes el puntito de agggg que tiene ahora el blog. Pepa, que te echaba de menos. Ya ves que Driver también.
Pues el puente ... menos mal que no estoy en tu pellejo. Ya sé a quién encomendaré tu asunto. El miércoles hará dos años que murió el padre de Jesús. Está en el cielo. Fijo. Y es el mejor corresponsal , un Ilustrísimo de los que ya no quedaban, para que le diga a toda la corte celestial que te ayude.

Un saludo. Irá bien. Ya verás...

pepa dijo...

Pastoril me pongo, oye; gracias, hedbannos, lagrimilla.

Sunsi dijo...

¡Ah!...Pepa. Es que los hedbanos pastoriles tienen eso. Se tiran a la excavadora cuando hace falta.
Te doy el nombre del corresponsal: Antonio del Cacho. Tú misma. Yo de ti, me agarraría a él cada vez que tengas asuntillos de picapleitos complicados.
Un día tengo que escribir una entrada sobre mi suegro.

pepa dijo...

Oído cocina