miércoles, 31 de diciembre de 2008

Pásalo

¿Quién no ha cerrado el año viejo o ha empezado el nuevo recibiendo mensajes de móvil, la mayoría anónimos?. Dan tentaciones de responder: “Identifícate”. Desde el tradicional “Un próspero 2009” al último grito en SMS… ¿Recordáis aquél “Con deseos de paz y de alegría, nos dice una chiquilla: Antes muerta que sensilla, ay que sensilla”.? Como gracia no estuvo mal. Pero no me sale de la entraña añadir ningún chascarrillo más. El 2008 se ha ido pegando un portazo; ha anegando las pantallas de la televisión con un mar insultante y furioso de guerras y violencia. Escenas dolorosas: cadáveres, padres que lloran a sus hijos muertos, hijos que buscan desesperadamente a sus padres.

Los Belenes están todavía puestos –falta la llegada de los Reyes Magos- . Las luces navideñas alumbran aún las calles, las balconadas, el árbol... Y me viene a la memoria un anuncio en el que los mensajes se van transmitiendo como cuando lanzamos una piedra en un lago y la honda expansiva se desplaza igual que una progresión aritmética. Si tuviera la capacidad de desplegar un deseo que atravesara el planeta de punta a punta, escribiría muchos SMS:

“Empieza un nuevo año: si tú y yo procuramos ser mejores, posiblemente el resto del mundo también se empeñe en ser mejor. Pásalo”.

“Luchamos por la paz si todos y cada uno somos remansos de paz para los que viven con nosotros, los que trabajan con nosotros, los que alguna vez se cruzan en nuestra vida aunque sea un solo instante. Pásalo”.

“2009 es un día y otro y otro. Ayer ya no existe, mañana no ha sucedido. Vivamos hoy como si fuera nuestra última oportunidad de ser solidarios. Pásalo”.

Los mensajes se quedan atascados. Alguien ha roto la cadena: “¡Bah!... uno más de esos que vienen prefabricados ...”

Y entonces recurro a una canción de Serrat. Inconfundible Serrat, Serrat intemporal, con ese quiebro tembloroso tan característico:

“Hoy puede ser un gran día plantéatelo así, aprovecharlo o que pase de largo, depende en parte de ti... No consientas que se esfume ...
Hoy puede ser un gran día, duro con él.
Hoy puede ser un gran día donde todo está por descubrir si lo empleas como el último que te toca vivir...
Si la rutina te aplasta, dile que ya basta de mediocridad.
Hoy puede ser un gran día, date una oportunidad.
Hoy puede ser un gran día imposible de recuperar, un ejemplar único, no lo dejes escapar...
Pelea por lo que quieres y no desesperes si algo no anda bien.
Hoy puede ser un gran día y mañana también...”.
Es largo, pero si puedes... ¡PÁSALO!

9 comentarios:

pepa dijo...

Y tú que lo digas y yo que te vea; así es colega, hedabanna rana.

A por ellos.

¿Todo bien?

Luisa dijo...

Suma y sigue.
Y si puede ser un gran día, por extensión,también un buen año¿no?
Felicidades Sunsi.

Driver dijo...

En Palma de Mallorca hay dos cosas muy interesantes.
Una es visitar la catedral y empaparse del trabajo que hizo Gaudí a principios del siglo XIX.Un soberbio trabajo de restauración que duró 10 años, donde el modernismo y el gótico se enfrascaron en un apasionado beso. En una mañana bien aprovechada lo puedes ver.
La segunda y no menos importante es enseñarle a tus hijos y a tus ahijados la forma de conquistar una fortaleza.
Te puede ocupar toda una vida.

LOS PIRATAS DEL MEDITERRANEO.

Algunas veces no queda otra.
Saltas por la borda con el sable entre los dientes.
Nadas hacia la costa.
Escalas el risco.
Y atacas la fortaleza de Capdepera, con más valor que conocimiento.

Durante 150 años los ingleses dominaron la isla de Palma.
Ni los Reyes castellanos, ni los nobles catalanes, ni tan siquiera los sicilianos aliados con los corsos consiguieron expulsar a los infieles de la isla.
Así que fuimos nosotros.
Los piratas del Mediterráneo.
...
Nuestro bergantín es joven y rápido.
Navega que se las pela.
Surca el mar con la sublime arrogancia de su tripulación infantil.
Tenemos a Edu (mi ahijado), el capitán. Manda con destreza sobre nuestras almas y cuerpos. Las vidas de la tripulación dependen de sus ideas.
El piloto se llama Pilar. Se orienta en la noche por el brillo de las estrellas, y por el día por la altura del Sol , por el sentir de los Vientos.
La oficial de artillería naval se llama Silvia (mi ahijada). Donde pone el ojo pone la bala. Desde dos millas de distancia es capaz de acertar en un tonel lleno de ron con monedas de oro.
La oficial de asalto se llama Sara.Es la más valiente. Nada la detiene. Todos la siguen en el fragor de la batalla. Nunca se rinde.
...
Amanece en el Mediterráneo infinito.
Los ingleses duermen sin tan siquiera soñar que existíamos.
Con las primeras luces, nuestro capitán dio la orden: ¡A POR ELLOS!
De todas las estrategias posibles se inventaron la única que podía ser imaginada por cuatro niños.

La piloto Pilar trazó la derrota del bergantín con la maestría de una mente inocente.
La oficial Silvia pegó tal pepinazo con el cañón de 160 libras, que el proyectil, volando a través de la bahía cual gaviota, atravesó el portón principal de la fortaleza, dejándolo reducido a simples astillas.

Y así llegó el momento de los valientes. La oficial de asalto Sara escaló de forma atolondrada el risco, atravesó el portón y sable en ristre fue tomando las primeras posiciones.

Los niños piratas tomaron la Fortaleza, capturaron a todos los enemigos, enarbolaron su bandera pirata en lo alto de la torre de vigía.

Tras la victoria celebraron su día de gloria con una ronda de Chupa -Chups.
...
Tal vez, cuando crezcan recuerden su hazaña.
Seguramente, de adultos tendrán que luchar en un mundo terrible y cruel.
Pero mantengo el firme propósito de enseñarles que, los mejores sables, las más templadas espadas, los máximos honores del campo de batalla, se consiguen con armas talladas en madera.

Vieja madera de olivo mallorquín.

Madera mediterránea.

Máster en Nubes dijo...

Driver, Pata Palo, anda que no tienes buena tripulación bucanera...

pepa dijo...

Bajel pirata que llaman, por su bravura, "El Temido" ... me alegro de tu vuelta, sin bajas, espero.........

Sunsi dijo...

¡Bienvenido, Driver!. Le hs sacado jugo al viaje. Apuesto a que te da para muchas historias. Bienvenido también al nuevo año. Espero que nos esperen cosas buenas.

Saludos afectuosos

Driver pirata dijo...

Ruego a vuesas mercedes sepan disculpar el rudo comienzo de este azaroso nuevo año de Nuestro Señor, dos mil y nueve, más entre asaltos a fortalezas, sangrientos combates, cobro de rescates y demás aventuras piratas que el devenir ha tenido a bien mostrarme en su manera más cruda, olvidóseme mi mente el felicitaros la llegada de este nuevo año, pues mis entendederas eran más proclives a esquivar los envites de las tropas inglesas, huir de las implacables persecuciones de la marina real y esquivar el inevitable destino de la horca, final glorioso aunque del todo punto no deseado para esta cuadrilla de piratas mediterráneos.
Ruego asimismo disculpéis el no daros detalles sobre nuestra actual posición, pues razones de prudencia vital y de sublime amor a la vida nos aconsejan ser prudentes en detallaros tales aconteceres.
Servíos mis señoras del consuelo de saberos dueñas de nuestras mentes, pues allá donde luchemos, allá donde el destino nos depare la próxima victoria o la más cruel de las derrotas, allá donde estemos batallando por un trozo de playa o de libertad, ése será el lugar donde nuestros pensamientos y nuestras fuerzas sean siempre de vuesas excelencias.

Felicidad y fuerza para combatir, ánimo para mirar de frente a las estrellas e infinita piedad divina para aquel incauto que se cruce en vuestro camino con intenciones infieles.

Atentamente. Piratas del Mediterráneo.

Asier dijo...

Hoy me comentaba un amigo que ya los ingleses no desembarcaban en las costas levantinas y sureñas porque se habia depreciado la libra.
Quià!!! Lo que pasa es que no tienen güitos para habérselas con Don Diego "Patapalo" Driver.

Estooo... de los doblones hablamos otro rato, si es que no te caben en los bolsillos y necesitas que te ayuden a llevarlos.

Driver pirata dijo...

¡Ah, mi buen caballero Asier!
Dejemos los doblones a buen recaudo, pues el Rey nuestro señor a través de un correo secreto nos ha encomendado la tarea de reconquistar, junto a un grupo de filibusteros, presos y canalla de variada especie, la última colonia extranjera existente en sus tierras, el Peñón de Gibraltar.
Y estos dos cofres de doblones de a cien, robados al infiel inglés, han de servir para pertrechar una flotilla de bajeles, armar a la tripulación y comprar alguna que otra alma y media docena de entendederas, que nos faciliten la ardua campaña de escalar el Peñón, sin más ayuda que nuestra voluntad humana y tal vez el auxilio de la providencia divina.
Aprovecho la ocasión, caballero conquistador, para felicitarle por su campaña allá por las tierras del Rey franchute, pues soy consciente que robarle a aquella extraña gente, comedora impenitente de quesos e hígados de pato, una pieza tan valiosa como es la del corazón de una bella dama, en sus narices y a pleno día, sin más armas que su labia y sin más ejército que su potente verbo, es un golpe de mano merecedor de ser glosado por juglares y poetas.
Cuando emprendamos la campaña del Peñón, será convenientemente avisado, pues nuestro paupérrimo ejército bien ha de recibirle con vítores y jaculatorias, pues de su relato conquistador tal vez aprendamos algo más de la condición humana, pues la divina, tras haber pasado a cuchillo a una corbeta inglesa que ayer tuvo la osadía de cruzarse en nuestro navegar, está más que perdida.

El Altísimo es paciente con sus fieles creyentes, más nuestro caso perdido está, pues el mandamiento de no matarás, lo hemos transgredido de tantas y tan sangrientas formas, que ya sólo esperamos la gloria en este mundo; pues si existe justicia divina, bien es cierto que penaremos nuestras cuitas eternamente en el infierno.

Eso sí, con una amplia sonrisa.